Arte
IN-SONORA, diez ediciones haciendo arte con ruiditos

La muestra de arte sonoro ha recibido propuestas de 42 países, dura casi un mes, moviliza a 50 artistas y lleva su programación a trece sedes.

IN-SONORA Martin Messier
Una imagen de Field, de Martin Messier

publicado
2018-03-05 12:55
Micrófonos en huertos y jardines, instrumentos musicales a partir de objetos mundanos, loops modificados mediante programación algorítmica en directo, instalaciones reactivas, sonido deconstruido y ondas electromagnéticas son algunos de los ingredientes de la cocina de los artistas de IN-SONORA, la Muestra de Arte Sonoro e Interactivo, que arranca hoy, 5 de marzo, en Madrid.

Pese a lo freak que pueda sonar, la directora de este festival, Maite Camacho, asegura que IN-SONORA tiene el potencial de llegar a un público muy diverso. “La experimentación sonora viene con nosotros desde que nacemos y tiene algo que engancha, es una manera de legar al arte para un público muy general”, asegura.

¿Qué tienen en común los artistas sonoros? Para Camacho, es un campo que se trata de artistas que vienen de disciplinas diversas y que, desde lo visual, lo escénico, la informática, o la ciencia, llega un punto en el que “empiezan a necesitar de esa materia sonora porque es la que está menos desgastada”, asegura.

Leer: Así se ha confirmado la retirada de Arco de la obra de Sierra sobre presos políticos

La primera edición de IN-SONORA tuvo lugar en Espaciomenosuno, un espacio de experimentación en Malasaña. Mario Gutiérrez y Maite Camacho, impulsores del espacio, dieron forma a su interés por el arte sonoro con una instalación de cuatro artistas relacionados con la Universidad de Bilbao. En su décima edición, la muestra de arte sonoro ha recibido propuestas de 42 países, dura casi un mes (del 5 a 25 de abril), moviliza a 50 artistas y lleva su programación a trece lugares distintos.

MUESTRArio de arte sonoro

Cuatro de esos 50 artistas han dado algunas claves de su trabajo en la rueda de prensa de presentación. Romina Casile, recién aterrizada desde Argentina, desplegará en Swinton Gallery sus ‘Piezas microtonales’. Se trata, en palabras de la artistas, de explorar el vínculo entre de las personas con objetos cotidianos, transformándolos con sonidos.

Federico Guardabrazo, por su parte, explora en binomio persona-tecnología y la “fascinación por la pantalla” en ‘Idle’. Comparte algo de discurso con Mit Borrás, que explora en ‘Youth Cloud’ “hasta qué punto es monstruoso” el avance de la tecnología. “Es muy útil para este sistema vendernos una idea de futuro”, ha explicado esta mañana en la presentación de la muestra. “Estros objetos ergonómicos, sexis... lo que nos están diciendo es que todo tiene que adaptarse a nosotros”. En la presentación ha hablado también de su trabajo Carlos Gárrate, que trabaja en ‘SUB’ con ondas electromagnéticas y vibraciones subterráneas para construir sus performances y sus instalaciones.

“El festival se sostiene gracias a las personas que han apoyado y han creído en este proyecto, siempre hemos tenido colaboradores fieles y potentes que creen en proyecto”, explica la directora de IN-SONORA. “Es un trabajo muy colectivo, en ese sentido, porque se hace por las ganas de las personas que estamos implicadas”.

Relacionadas

Arte
La Escocesa: un muro de contención frente a la Barcelona sin memoria colectiva

Esta antigua fábrica textil del siglo XIX del Poblenou barcelonés resiste desde hace dos décadas como un centro de creación artística autogestionado. Toda una rareza en este antiguo barrio obrero, hoy un objeto codiciado por las multinacionales tecnológicas y las garras del turismo.

Arte
Amaia Vicente: “Mi proceso de trabajo es mi proceso biológico”

En su obra, que aúna la artesanía con la tecnología, Amaia Vicente mezcla conceptos como casa, fronteras, Europa, paraísos y capitalismo, tecnología y artesanía. 

0 Comentarios

Destacadas

Portugal
Costa se arriesga a nuevas huelgas a poco más de un mes de las elecciones generales de Portugal

El Sindicato Nacional de Motoristas de Matérias Peligrosas, que puso en jaque al país durante la huelga que convocó a mediados de agosto no cuenta con el apoyo de los partidos de izquierda ni los sindicatos. Sus transportistas, no obstante, amenazan con parar el país y tienen mecanismos para hacer escuchar sus reivindicaciones.

Derecho a la ciudad
Seguridad y urbanismo, el relato perdido de las izquierdas

Un reciente estudio ha puesto de manifiesto las diferencias de criterio a la hora de medir los efectos de la gentrificación. En esta divergencia subyace un debate ideológico. La existencia de alternativas o límites a la gentrificación no se ha traducido en políticas concretas en ciudades como Madrid. La derecha y las promotoras siguen teniendo la sartén por el mango.

Ciencia
De aquellos datos, estas conclusiones

Entre científicos, la controversia sobre qué estadística es la “correcta” sigue a día de hoy. Cuál se usa en distintos campos tiene mucho que ver con la costumbre.

Últimas

Ecofeminismo
¿Por qué molesta Greta Thunberg?
Asististimos una virulenta reacción contra Greta Thunberg que ignora deliberadamente el espacio Fridays for Future, niega el cambio climático y tiene su buena dosis de machismo
Junta de Extremadura
Fruta podrida
Atanasio Naranjo es el presidente de Afruex (la patronal de la fruta). La cabeza visible de un emporio económico, Tany Nature, levantado sobre la explotación de los trabajadores, la ruina de miles de pequeños campesinos y el trato de favor constante de la Junta.