Criterios éticos de nuestra publicidad

El Salto es un medio diferente. Si estás aquí, ya lo sabes. Una de nuestras diferencias principales con el resto de los medios de comunicación es nuestra forma de financiación. De dónde sacamos los cuartos. O mejor, de dónde no los sacamos.

Plenario de El Salto en La Ingobernable
Plenario de El Salto en La Ingobernable, el 9 y 10 de septiembre de 2017. David Fernández

publicado
2018-09-11 12:46:00

Te explicamos a continuación, de forma detallada, nuestras “líneas rojas” respecto a la publicidad en nuestro medio.

Cómo norma general, El Salto no admite publicidad de empresas que violan los derechos humanos, sociales, laborales y ambientales. Para garantizar la independencia de cualquier tipo de anunciante o grupo de anunciantes que comparten mismos intereses (ya sean empresas o instituciones), la publicidad nunca puede suponer más del 20% del total de los ingresos del proyecto.

El Salto se financia principalmente con las suscripciones de sus socias y socios. En un nivel muy inferior de ingresos se sitúa la publicidad.

Cómo norma general, El Salto no admite publicidad de empresas que violan los derechos humanos, sociales, laborales y ambientales

Queremos blindar la independencia que nos caracteriza y garantizar los principios éticos que hemos acordado, y para eso decidimos, como acuerdo fundamental del Colectivo Editor y de forma ratificada por todas sus socias y socios, restringir el tipo de anunciantes a los que damos cabida, así como el formato de los anuncios.

1. Limitaciones éticas generales

Ponemos límites claros a la publicidad de anunciantes que no tienen un comportamiento ético.

En El Salto nunca verás publicidad de:

  • Empresas con conflictos activos con sus trabajadoras y sus trabajadores.
  • Bancos u otras empresas que ejecutan desahucios.
  • Organizaciones cuyas sedes se encuentran en paraísos fiscales.
  • Entidades que utilizan ingeniería fiscal para evitar el pago de impuestos.
  • Todas las empresas que conforman el IBEX 35, o por lo menos, hasta que entre una compañía que consideremos ética.
  • Negocios cuya sede se encuentra en Israel.
  • Compañías que no tienen un comportamiento ético con sus trabajadoras y trabajadores.
  • Empresas que se aprovechan de cualquier tipo de explotación.
  • Todo tipo de organizaciones cuya ética esté en duda, o cuya actividad principal no consideremos ética, por ejemplo, casas de juegos, negocios altamente contaminantes, etc.

Para decidir si una empresa tiene una actividad ética o no, llevamos a cabo un análisis de la misma y tomamos las decisiones entre todas, preguntando al Colectivo Editor, conformado por unas 80 personas muy afines al proyecto, qué opina sobre un determinado anunciante. 

2. Formatos publicitarios

  • No aceptamos y nunca aceptaremos contenidos patrocinados o publirreportajes.
  • Tampoco verás nunca anuncios cuyo diseño o contenido resulte discriminatorio en algún modo.
  • No admitimos formatos invasivos en la web. Ni pop-ups, ni formatos que afecten a la lectura, que emitan sonidos, etc. En el caso de los pop-ups, sólo hemos contemplado una excepción: las promociones especiales de El Salto (nuestra propia autopromoción).
  • No ofrecemos publicidad en redes sociales: ni en Facebook ni en Twitter, salvo cuando incluimos promociones para suscriptoras. Tampoco trabajamos con Google Ads, ni con AdServer ni similares.

3. Garantías de independencia

Además de lo anterior, hemos establecido limitaciones en las cuantías que ingresamos por publicidad para evitar que nuestros fondos dependan sólo de unos pocos anunciantes.

3.1.  Limitación de los ingresos de publicidad

No permitiremos nunca que los ingresos que percibimos por publicidad sea mayor a un 20% del total anual de ingresos que percibe el medio. 

3.2. Limitación de publicidad de anunciantes concretos

Como medio de comunicación, estamos presentes y somos parte de la realidad social y política. Por ello, podemos hacernos eco de publicidad concreta de partidos políticos, sindicatos e instituciones. ¡PERO...! (es un gran pero) estipulamos una serie de limitaciones claras y tajantes respecto al tipo de publicidad que aceptamos de esta clase de anunciantes.

3.2.1. PUBLICIDAD DE PARTIDOS POLÍTICOS

  • Admitimos publicidad de actividades, eventos y campañas de tipo social y otras similares (pobreza energética, ecología, etc.). En caso de duda, esto también lo decidimos entre todas en el Colectivo Editor.
  • No admitimos publicidad para promocionar campañas electorales, pidiendo el voto para un determinado partido político.
  • No admitimos publicidad de un partido político que critique a otro partido político.

3.2.2. PUBLICIDAD DE SINDICATOS

  • Admitimos publicidad de sindicatos (éticos) de actividades, eventos, campañas sociales, autopromoción, llamado a la huelga. Lo que es un sindicato ético o no, ya sabes, lo decidimos entre todas.
  • Campañas de filiación a sindicatos. Estos casos, sí o sí, los decidimos entre todas, dependiendo de la campaña y del sindicato.

3.2.3. PUBLICIDAD INSTITUCIONAL

  • Admitimos publicidad institucional de eventos, actividades, campañas sociales y autopromoción de las instituciones, aunque claro, depende de qué evento sea, aunque ya sabes, si tenemos dudas, lo decidimos en el Colectivo Editor.

Porque El Salto es un medio participado donde las personas más implicadas pueden opinar y donde la Asamblea, máximo órgano de representación, tiene la última palabra. Únete a El Salto, porque El Salto es otra cosa.

Hazte socio/a 

Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas
0 Comentarios
Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas

Destacadas

Huelga
Conflicto de Amazon: “Aquí se está juzgando el derecho a la huelga”
La huelga de Amazon el pasado mes de julio, durante la campaña del Prime Day, acabó con dos detenidos acusados de atentado contra la autoridad.
Editorial
Tierras de frontera
El verdadero territorio fronterizo en disputa es la legislación española, sometida a tensiones sociales que, atrapada entre su herencia franquista y el régimen del 78, no sabe resolver.
Franquismo
Apología económica del fascismo en El Confidencial
2

Una columna del catedrático de economía Roberto Centeno en su blog en El Confidencial alaba el crecimiento económico de la dictadura franquista, mientras en otro acusa al “totalitario” Sánchez o a los “comunistas bolivarianos de Podemos" de “expoliar a las familias”.

Racismo
Dinamarca: cuando las ideas de Viktor Orban calan en un Estado de bienestar

Aunque Dinamarca copa los estándares de desarrollo y calidad democrática, la reciente prohibición del velo islámico en sitios públicos, la ley que castiga con la cárcel a los indigentes o el rechazo a acoger migrantes reflejan la deriva xenófoba que ha adquirido el país.

Últimas

Economía social y solidaria
La Economía Social y Solidaria muestra su músculo en Madrid

Este fin de semana se ha celebrado en Madrid la IV Feria de Economía Solidaria de Madrid Bajo el lema “Dale vida a otra economía: Consume consciente”.

Educación
Encerrados a 38 grados en un aula

La falta de acondicionamiento de las aulas a las altas temperaturas pone en pie de guerra a la comunidad educativa en Extremadura.

Creaciones morales
Ovnis en Alcorcón
El fenómeno de los extraterrestes del planeta UMMO en los años 50 fue un precedente a la española y con difusión internacional de las ahora llamadas ‘fake news’.
Energía nuclear
Lo que hay detrás de la energía nuclear
Abordamos brevemente el negocio de los residuos radiactivos para el oligopolio patrio: cómo definir "residuos", su gestión y quién paga los costes que se generan.