Semillas extremeñas de contrapoder y unidad

El encuentro entre Anticapitalistas y movimientos sociales de toda Extremadura ha generado grandes expectativas tras la victoria de la candidatura de Teresa Rodríguez en Andalucía y la cercanía de la campaña de las próximas elecciones municipales y autonómicas.

Anticapitalistas Extremadura
Un momento de las jornadas. Francis Reina Corbacho
Activista

publicado
2018-07-23 12:00:00

Decía Gramsci que la cultura que se concibe como un recipiente a rellenar con datos enciclopédicos para contestar a los estímulos del mundo externo es un pensamiento dañino para la mayoría social. Una noción, explicaba, que en lugar de generar una conquista consciente del peso y la importancia que tenemos como sujetos políticos lo que conseguía, en cambio, era alimentar a una caterva de intelectualoides alejados del pueblo y, por ende, instalar barreras entre los de abajo y los demás.

El acto que Anticapitalistas Extremadura organizó el pasado sábado 21 de julio (“Unidad y contrapoder. Municipalismo en Extremadura”), arrancó con lo que fue un ejemplo de práctica gramsciana: en lugar de una caterva de aprovechados perniciosos y autoproclamados representantes de los intereses populares, una mujer junto a su hija y su nieta al frente de un auditorio con decenas de activistas en número aproximadas al centenar denunció la hipocresía del mismo Guillermo Fernández Vara, que prometió el fin de los desahucios en Extremadura el día después de ganar las elecciones. Porque sí, tres años después de aquella promesa, hay gente sin casa acampada frente a su puerta pidiendo soluciones al problema de la precariedad y la vivienda.

Seguidamente de la denuncia social con la que se dio el pistoletazo de salida al evento, la jornada continuó con el primer pleno, dedicado a la reflexión en torno al límite de las instituciones. Para ello, Rommy Arce (concejala de Ahora Madrid y militante de Anticapitalistas), Armando Cuenca (concejal de Aranzadi) y María Romay (concejala de Podemos Cádiz y militante de Anticapitalistas) explicaron sus experiencias personales en cada territorio. De la reflexión colectiva y como consecuencia de los relatos de los y las ponentes salieron los principales retos del municipalismo a debate: límites, posibilidades, capacidad real de cambio, correlación de fuerzas, necesidad de estar presentes en las calles junto a movimientos y activistas sociales y la dificultad de no abandonar la perspectiva política dentro de los órganos representativos. Una vez finalizado tanto el pleno como el turno de reflexiones y preguntas, llegaron los talleres específicos por áreas. Una hora y media de conocimiento concreto de las realidades específicas en nuestra región.

Teniendo en cuenta que el contexto de las confluencias apunta a pactos por arriba entre cúpulas regionales y con imposición a las candidaturas de unidad popular, los concejales y la concejala explicaron a los asistentes sus posicionamientos políticos sirviéndose de la experiencia en las ciudades donde participan
En el taller sobre la lucha feminista municipal, Marisa Prudencio (activista feminista de Mérida), Ana María (Círculo Podemos Feminismos de Badajoz), Amalia Molano (Plataforma 8M Badajoz) y Lisístrata (colectivo feminista de Don Benito) explicaron su trabajo y el enfoque desde el que trabajan. Coincidieron en la necesidad de construir espacios feministas propios y relataron tanto las dificultades como las potencialidades de trabajar feminismos dentro de organizaciones de partidos políticos. 

La diversidad generacional sirvió para que las feministas veteranas proyectaran ante las demás la dificultad y el desgaste que supone trabajar en partidos por la confrontación entre ejes estratégicos; asimismo, las más jóvenes reclamaron educación sexual no sexista y un lenguaje más cotidiano a la altura de los problemas de la calle para que el feminismo tenga mucho más alcance. Entre todas las reflexiones hubo un acuerdo generalizado: tener agenda y líneas políticas que se puedan defender respetando la diversidad de enfoques y erigiendo como valor fundamental el respeto por la pluralidad de pensamiento. También el comienzo de la elaboración de un estudio sobre los feminismos en Extremadura, desde sus precursoras hasta el movimiento de nuestros días.

El taller ecologista, de la mano de Paca Blanco (activista ecologista, antinuclear, Px1NME y militante de Anticapitalistas), Fernando Llorente (activista ecologista) y Carmen Ibarlucea (escritora ecofeminista antiespecista), pivotó sobre conceptos y teorías ecofeministas –detallando la doble represión y la creencia en que las luchas contra uno y otro, ecologismo y feminismo, contienen el quid de la dignidad humana y de la sostenibilidad en equidad-, ecosocialistas -integradoras de las ideas del socialismo y las del ecologismo desde una perspectiva marxista- y antinucleares, donde se especificaron las luchas en Valdecañas y por el cierre de Almaraz, explicando además las alternativas económicas viables para la zona después del cierre de la central.

No faltó la mirada a las identidades que existen en Extremadura, sobre todo las del mundo rural
El taller LGTBI+, que se titulaba “Orgullo y resistencias del colectivo en Extremadura”, abordó diversos temas, desde experiencias de incidencia y empoderamiento LGTBI locales, como Pizarro, las posibles políticas en materia LGTBI para llevar a cabo a nivel local, hasta el proceso de mercantilización de los Orgullos. También se hizo un recorrido histórico de las luchas del colectivo en Extremadura detectando de manera crítica las fortalezas y debilidades de la acción en la región. Víctor Casco y Jesús Murillo (activistas LGTBI y miembros de la Comisión 19M) junto a Noelia Vargas (Círculo Podemos Feminismos Badajoz), dinamizaron el espacio junto a otros activistas de la comunidad.

En su caso, el taller sobre municipalismo sirvió para dilucidar cómo afrontar posibilidades de cambio en una confrontación con el PP y el PSOE desde la acción local. Laura Arroyo (Portavoz Reacciona Talaveruela), Pedro Tena (Coordinador IU Miajadas) y Rocío Van der Heide (Secretaria Municipalismo Podemos Andalucía y militante de Anticapitalistas) escudriñaron los desafíos para afrontar las nuevas apuestas municipalistas y las herramientas que se están empezando a desarrollar en cada territorio. Se abordó la posibilidad de democratización de los municipios con este tipo de estrategias señalando la importancia de los mecanismos de encuentro y cooperación así como la coordinación para superar la hegemonía territorial y política del PSOE en la región extremeña. No faltó la mirada a las identidades que existen en Extremadura, sobre todo las del mundo rural.

Por último, y no menos importante, el taller de juventud en el que Abrir Brecha (colectivo juvenil antifascista, feminista, ecologista y anticapitalistas), la CEB (Coordinadora Estudiantil de Badajoz) y La Algarroba (Okupa de Badajoz) tomaron parte fue un encuentro para compartir experiencias de organización y del movimiento juvenil en la comunidad. Se articularon redes entre todos los movimientos que ofrecieron sus recorridos para acciones futuras en Extremadura. Los ámbitos de acción abarcan desde la Universidad hasta los Orgullos Críticos pasando por el movimiento feminista y el antifascismo.

Tras la finalización de los talleres y después de la comida popular, el último pleno entre concejales y concejalas de Extremadura -Fernando de las Heras (Concejal de Podemos Recuperar Badajoz), Abel Izquierdo (Concejal de Plasencia en Común), Amparo Guerra (Concejala de IU Mérida) e Idelfonso Calvo (Concejal de CáceresTú)- fue una discusión en torno a la unidad popular como estrategia política útil en las coyunturas actuales. Teniendo en cuenta que el contexto de las confluencias apunta a pactos por arriba entre cúpulas regionales y con imposición a las candidaturas de unidad popular, los concejales y la concejala explicaron a los asistentes sus posicionamientos políticos sirviéndose de la experiencia en las ciudades donde participan. La mayoría de los participantes del pleno y buena parte de las intervenciones del público confiaron en esta opción táctica para superar al PSOE y sus redes clientelares.

Exposiciones, pues, protagonizadas por movimientos, colectivos, asociaciones y activistas extremeños para tejer redes a través del debate en aras de construir un bloque que propicie el empoderamiento popular de las resistencias. Es decir, la puesta en práctica del empoderamiento popular y de la organización como un proceso histórico específico que debe adquirir forma en la participación reflexiva y horizontal, entre iguales y sin supeditaciones, en la necesidad de dispensar un sentido transgresor a la acción colectiva. La cristalización de la idea organizativa como un poder constituyente que no quede relegado sino ejercido activamente; el procedimiento radical e ilimitado de la democracia en mayúsculas.

Con este capital humano y político, espero que la semilla que se plantó durante el sábado pasado se riegue con tantísimo entusiasmo y valentía como movimientos, ponentes, actores políticos, asociaciones, colectivos y activistas demostraron ayer poseer. Porque, parafraseando al marxista italiano, instruirse, agitarse y organizarse es necesario para avivar la inteligencia, el entusiasmo y toda nuestra fuerza en pos de una transformación real en nuestra región.

Relacionadas

Con f de facha
Rodolfo Martín Villa: el hombre del traje gris o la porra de la Transición

En ConFdeFacha nos gusta la gente polivalente, esos tipos versátiles que pueden cumplir en los sindicatos verticales franquistas y en la dirección de la guerra sucia en la Transición, dirigiendo las principales empresas españolas o como prófugos de la justicia internacional.

Mérida
Echa a andar en Mérida el proyecto “La Enredadera”

Un grupo de personas vinculadas al activismo cultural, social y político se une con la intención de fortalecer el tejido social emeritense. 

Insumisión
La insumisión en Extremadura

El 20 de febrero de 1989, hace ahora 30 años, cincuenta y siete objetores de conciencia en búsqueda y captura, prófugos por no haberse incorporado al ejército en su llamada a filas, se presentaron públicamente en el Estado español para expresar su desobediencia al servicio militar obligatorio (SMO). La insumisión había comenzado.

4 Comentarios
Anónimx 23:18 23/7/2018

Una maravillosa forma de llegar a cualquiera, y sobre todo a los jóvenes. Un gran evento. Enhorabuena!!!

Responder
7
0
#20912 19:08 23/7/2018

Es fundamental hacer mas actos conjuntos entre los colectivos y paridos de izquierdas y llegar y actuar sobre puntos comunes

Responder
7
0
#20910 16:45 23/7/2018

Es fundamental y clave ante el ciclo de elecciones que se avecina que en Extremadura seamos generosos y tengamos una perspectiva amplia para poder llevar a cabo confluencias que agrupen al mayor número posible de partidos, colectivos e individualiades. Ya no estamos en el 2011 ni en el 2015, no estamos en un momento de desborde ni tan ilusionante como antes, toca reagruparse y volver a ilusionar con una confluencia amplia realizada desde abajo

Responder
7
0
Sí se puede 11:31 23/7/2018

👏👏👏👏👏👏👏👏

Responder
10
0

Destacadas

Pobreza energética
6,8 millones de personas sufren pobreza energética en España

Con motivo de la Semana Europea de Lucha contra la Pobreza Energética, organizaciones como la PxNME, la PAH y EeA reclaman el derecho fundamental y humano a la energía. La última reforma del bono social de electricidad, que entró en vigor el 1 de enero, rebaja sus potenciales beneficiarios de 2,3 a 1,1 millones de personas.


CIE de Aluche
El caso de la muerte de Samba Martine irá a juicio en junio

El Juzgado Penal número 21 de Madrid celebrará los próximos días 3, 4 y 7 de junio el juicio por la muerte de Samba Martine, que falleció en 2011 en el CIE de Aluche.

Migración
El juego que hay que superar para entrar en la Unión Europea

En Šid, un pequeño pueblo serbio fronterizo con Croacia, viven cientos de migrantes que prueban suerte cada día para entrar en la zona Schengen, pero son pocos los que lo consiguen.

Marruecos
“En Marruecos cuanto más rico eres, más libre eres”

¿Qué le pasa en Marruecos a una joven si —estando soltera— se queda embarazada? Sobre esta pregunta la cineasta Meryem Benm'Barek-Aloïs traza el argumento de Sofía (2018). La película, primer largometraje de la directora, fue galardonada en el festival de Cannes y aún puede verse en algunas salas del estado.  

Últimas

Almería
Dos décadas de acuerdos incumplidos
La revuelta del año 2000 forzó una negociación para sortear los costes de la huelga.
Ocupación de tierras
Nueva acción en el Cerro Libertad a diez días de que acabe el acuerdo con el BBVA

Desalojado en abril de 2018 por 300 guardias civiles, el Cerro Libertad, en Jaén, se enfrenta a un posible nuevo periodo de abandono a escasos días de que el acuerdo con el BBVA, propietario de la finca, deje sin acceso al colectivo que reivindica la defensa de la tierra andaluza. 

Insumisión
La insumisión en Extremadura

El 20 de febrero de 1989, hace ahora 30 años, cincuenta y siete objetores de conciencia en búsqueda y captura, prófugos por no haberse incorporado al ejército en su llamada a filas, se presentaron públicamente en el Estado español para expresar su desobediencia al servicio militar obligatorio (SMO). La insumisión había comenzado.

Fotografía
Paula Artés retrata a la invisible Guardia Civil
Paula Artés ha trabajado desde 2015 retratando las dependencias de la Guardia Civil en Catalunya para su libro ‘Fuerzas y cuerpos’.