Seis de cada diez becarios no cobran por el trabajo que realizan

El abuso por parte de empresas y administraciones de personas en prácticas se ha extendido en los últimos años. Un fenómeno especialmente grave en los medios de comunicación.

Estudiantes en prácticas.
Estudiantes en prácticas. David Fernández

publicado
2017-12-15 06:00:00

La cifra de trabajadores en prácticas no deja de crecer. En 2013, se contabilizaban un total de 20.000. En 2015, ya eran 70.000, un aumento del 250%, según un informe del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

También ha aumentado el número de becarios que no cobran: seis de cada diez no reciben salario ni ningún tipo de compensación económica por el trabajo que realizan, unas cifras que colocan a España a la cabeza de la Unión Europea en este tipo de contratos y convenios precarios, según la propia Comisión Europea.

Otro estudio, en este caso de la OCDE, advierte de que solo Eslovenia supera a España en la UE en la cantidad de titulados que han pasado por un contrato de prácticas después de finalizar sus estudios.

Según denuncia una campaña del sindicato CNT Gráficas, estos datos demuestran que la figura del becario ha sido utilizada por las empresas y las administraciones públicas “para emplear mano de obra barata en todos los sectores, aunque es una situación especialmente extendida en el ámbito de la comunicación y el periodismo, donde se sufren horarios abusivos y se asumen responsabilidades o tareas que poco o nada tienen que ver con la finalidad formativa de los contratos en prácticas”.

De hecho, según el informe publicado por la Comisión Europea, siete de cada diez trabajadores en prácticas reconocen que a menudo su carga de trabajo es equivalente a la de los trabajadores con contrato laboral.

El área de prensa y artes gráficas de esta central anarcosindicalista señala que esta realidad “es una tapadera para encubrir lo que realmente son relaciones laborales a precio de saldo, sin derechos, con pocas o ninguna posibilidad de un posterior contrato”.

Una de las principales causas de esta situación, según un informe de la escuela de negocios IMF, es la ley de 2013, que no obliga a remunerar a los becarios, algo que no ocurre en otros países de la UE. "No es de extrañar, entonces, que el 58% de los becarios en prácticas no reciba remuneración económica", afirman. 

En muchas ocasiones, señalan desde IMF, los peores casos de explotación se producen porque "el becario no conoce los términos” de los convenios. 

Para hacer frente a esta situación, la sección de Prensa y Medios de Comunicación de CNT ha elaborado un informe que pretende ayudar a los becarios a conocer sus derechos y denunciar las malas prácticas de las empresas.

Relacionadas

Opinión
No desistir

Hay tantas y tantos a punto de bajar la guardia... ¿Rendirse? Eso sería demasiado poético.

Precariedad laboral
El fràgil equilibri de les falles

La precarietat que assola els prop de 500 artistes fallers que donen vida a la festa valenciana amenaça una de les festivitats més importants de península.

Precariedad laboral
ETT: 25 años de barra libre

Se cumplen ahora 25 años de la legalización de las empresas de trabajo temporal en España. Se cumple un cuarto de siglo desde que el gobierno dio el visto bueno a la máxima expresión de precariedad laboral de nuestros tiempos. Sin mejorar en nada las lacras que tiene la contratación temporal efectuada por las propias empresas, se añaden ahora las consecuencias que han de pagar las personas contratadas bajo esta modalidad por la aparición de un tercero, de un intermediario, que como es lógico también quiere su tajada y que como ya es habitual va a pagar siempre la persona contratada.

2 Comentarios
#5188 7:17 20/12/2017

Sí, enlaces por favor. ¿De cuándo son esos informes?

Responder
0
1
Kynikos 14:01 15/12/2017

Estaría bien que añadiérais enlaces para alguno de los informes citados. Gracias! Saludos

Responder
3
1

Destacadas

Municipalismo
Las compras de tu ayuntamiento pueden ser feministas

Las licitaciones y compras por parte de las administraciones públicas pueden ser una herramienta efectiva para luchar contra la desigualdad de género y el machismo. Los ayuntamientos están jugando un papel muy importante en esa lucha, pese a las reticencias no solo de las empresas, sino también internas.

Vivienda
El movimiento por la vivienda consigue la primera multa por acoso inmobiliario

Con esta medida sin precedentes, el Ayuntamiento de Barcelona aplica por primera vez la ley de vivienda de 2007 que permite multar a la propiedad por acoso inmobiliario. Una “gran noticia” para el movimiento por la vivienda que ha impulsado el caso.

Feminismos
Sara Ahmed: “La felicidad es una técnica para dirigir a las personas”

Sara Ahmed, escritora feminista y académica independiente, lleva años investigando los mecanismos institucionales que dificultan e impiden que las quejas por sexismo, racismo o acoso sean escuchadas y atendidas.

Opinión
No desistir

Hay tantas y tantos a punto de bajar la guardia... ¿Rendirse? Eso sería demasiado poético.

Últimas

Tribuna
Por una política de la vida cotidiana
Que la entrada en esto de la política institucional tiene un punto de no retorno creo que es algo que no se le escapa a nadie a estas alturas. Ahora bien, caer en que las personas que han ocupado determinados cargos públicos son insustituibles es un error que no deberíamos cometer.
Ilustración
Ana Belén Rivero: “Somos una generación preparada, sumergida en la precariedad”

Esta humorista gráfica granadina con centro de operaciones en Barcelona es licenciada en Bellas Artes y agitadora de masas en Twitter, dibuja actualmente en El Jueves y tiene tres libros publicados: Somos pobres en euros pero ricos en pelos de coño, Mens Sana in corpore…¡Ni tan mal! y su más reciente, Señora.

Opinión
Participar como trabajadora sexual en el 8M
1
“Había miradas, algunas de desprecio”. “No sentí que fuera un espacio seguro”. Tres trabajadoras sexuales cuentan sus experiencias en la manifestación de Madrid.