Palestina
Gaza, luces y sombras

El pasado fin de semana la Franja de Gaza volvió a sufrir los bombardeos de Israel en la que se ha definido como una de las ofensivas más cruentas desde la guerra de 2014. Tras 48 horas de violencia, Hamás y Netanyahu acordaron el lunes un alto al fuego. La población gazatí vuelve así a una “normalidad” de miseria y desesperanza.  
Gaza Lights Sahows 1
16 de julio de 2014. Parientes de cuatro niños palestinos pertenecientes a la familia Bakr, lloran durante su funeral en la ciudad de Gaza. Maysun

publicado
2019-05-09 06:00

25 palestinos y cuatro israelíes muertos durante el 4 y 5 de mayo. Son las bajas tras 48 horas de enfrentamientos, entre el ejército israelí y Hamás, hasta que, finalmente se firmó un alto al fuego. Se trata de una de las espirales de violencia más intensas desde la última guerra en Gaza, en el 2014. Desde entonces, la Franja mantiene una imagen que ha quedado congelada en la miseria, sin opciones, y, con ella, una población que ha perdido toda esperanza de un futuro mejor.

Cinco años después del fin de la guerra que asoló Gaza en el verano de 2014, la situación de los palestinos sigue empeorando. La falta de electricidad, agua y calefacción, unida a las bajas temperaturas del invierno y el calor abrasador del verano, las lluvias torrenciales propias de las estaciones frías —que provocan inundaciones debido a la la destruida red de desagües—, la falta de empleo y el bloqueo de materiales y combustible con los que reconstruir y reactivar la dañada economía de la región, hacen de la supervivencia un verdadero desafío.

Gaza Lights Shadows 2
20 de enero de 2015. Varios palestinos se sientan entre casas destruidas por bombardeos israelíes en el barrio de Shijaiyeh, en la Franja de Gaza. Maysun
Gaza Lights Shadows 3
21 de enero de 2015. En la imagen superior, Mazen El Magani y su familia se calientan frente a una hoguera junto a los escombros de su casa, destruida durante la ofensiva del verano de 2014. Maysun

Los habitantes de Gaza, en especial los pescadores, se enfrentan, día a día, a la falta de oportunidades. Antes de 2007, las condiciones de pesca eran ligeramente mejores, ya que les estaba permitido pescar a una distancia de hasta seis millas mar adentro. Tras la guerra, el espacio en el que pueden pescar se ha reducido a tres millas de la costa. Pero a esa distancia no hay buen pescado, ya que este se encuentra en zonas más profundas. Si tratan de rebasar esa distancia en cualquier dirección, la Armada israelí dispara a sus barcas. Los pescadores en Gaza son atacados y detenidos con frecuencia, y sus barcos destruidos o confiscados por el Ejército israelí. Muchos de ellos están endeudados y desempleados después de perder sus botes. Los pescadores palestinos amanecen todas las mañanas con la esperanza de que se les permita salir al mar, pero las fuerzas navales israelíes rara vez les dejan abandonar las aguas poco profundas.

Un falso alto el fuego

A la vez, desde el final de la guerra, las facciones de la resistencia armada en Gaza han observado cómo las fuerzas armadas israelíes violaban, casi diariamente, el alto el fuego acordado. Así, la perspectiva de otra gran ofensiva israelí no consiste en preguntarse si sucederá, sino cuándo lo hará. La resistencia formada por diversas facciones afines a varios grupos políticos, pero controlada por Hamás, se prepara para ello desde entonces. La resistencia civil no se queda atrás y se enfrenta, simbólicamente, cada semana a lo largo de la frontera de la Franja de Gaza al Ejército israelí, por medio de la ‘Gran Marcha del Retorno’, que comenzó el 30 de marzo de 2018, durante el Día de la Tierra Palestina.

El Ejército israelí ha asesinado al menos a 300 palestinos, incluidos médicos, periodistas, discapacitados físicos y 40 niños. Aproximadamente 29.000 manifestantes han resultado heridos —entre ellos, 370 médicos y enfermeros durante la realización de su trabajo— en territorio gazatí y, de ellos, más de 7.000 han recibido impactos de bala. Más de 120 manifestantes han sufrido amputaciones a causa de las heridas causadas por las llamadas ‘balas de mariposa’, que explotan en el impacto, causando la destrucción de huesos y triturando órganos internos.

Gaza Lights Shadows 4
29 de julio de 2014. Un grafiti dice “Gaza vencerá” en una pared de la mezquita de Al Murabeteen, destruida también en el verano de 2014. Maysun
Gaza Lights Shadows 5
29 de mayo de 2018. Jóvenes pescadores protestan e intentan romper el bloqueo Israelí. Maysun

Pero, a pesar del dolor, la pérdida y el bloqueo absoluto por mar, tierra y aire que ahoga a la región y dura ya más de doce años, de la profunda desesperanza y del estrés postraumático crónico, los habitantes de Gaza no solo sobreviven, sino que resisten con la dignidad propia de quien ya no tiene nada que perder, o quizá demasiado. En cualquier caso, la capacidad de resistir se ha convertido en una verdadera seña de identidad del pueblo palestino tras décadas de ocupación, guerra y represión militar. Hasta las flores más delicadas aprenden a sobrevivir en climas agrestes.

Gaza Lights Shadows 6
4 de junio de 2018. En la imagen inferior, Amal sostiene una vela en el dormitorio principal de su casa en Beit Lahia, en la que viven 17 personas. No tienen agua potable y beben agua salada del grifo, lo que afecta a su salud. Maysun
Gaza Lights Shadows 7
29 de mayo de 2018. Jóvenes pescadores protestan e intentan romper el bloqueo Israelí. Maysun

Palestina
Elecciones israelíes y una Palestina convulsa
La población palestina llega al aniversario de la Marchas del Retorno tras una semana que empezó con bombardeos israelíes sobre la franja. De fondo, las inminentes elecciones en Israel.
Ocupación israelí
Israel masacra a decenas de palestinos en Gaza

Más de 40 palestinos muertos y 2.000 heridos es el balance provisional tras la represión por parte del Ejército israelí de una manifestación en Gaza en protesta por la inauguración de la embajada estadounidense en Jerusalén.

Palestina
“En la Palestina que queremos cuentan las personas, los animales y también la tierra”

Ahlam Tarayra (Hebrón, 1980) es activista interseccional y vegana, vive en Ramala y ha visitado Euskal Herria para visibilizar la labor que realizan desde 2011 en defensa de los derechos animales en Palestina. Defender los derechos humanos y animales hasta erradicar la violencia contra todos los seres vivos, es el reto que enfrenta la Liga Animal Palestina, organización que dirige.

Relacionadas

Ocupación israelí
Microsoft no debería financiar el espionaje israelí sobre los palestinos

La periodista estadounidense Olivia Solon ha informado sobre la financiación de Microsoft de la empresa israelí AnyVision, que utiliza el reconocimiento facial “para vigilar de forma secreta a los palestinos de Cisjordania”.

Ocupación israelí
Dátiles palestinos frente a la ocupación israelí

El bloqueo del cultivo de dátiles y champiñones y de la producción textil es un ejemplo de cómo Israel asfixia a la industria y la agricultura palestinas, territorio que ve limitado el uso de sus materias primas y de sus importaciones y exportaciones.

4 Comentarios
#34057 2:12 10/5/2019

Vaya porquería de artículo.
Se te ve el plumero Mohamed.
Viva Israel y sus 71 años de independencia!

Responder
1
12
#34047 14:31 9/5/2019

Parece como si el sufrimiento del pueblo judío durante el holocausto se destilara ahora en las carnes de sus vecinos forzosos. A veces se siente vergüenza de nuestra propia especie.

Responder
7
3
#34046 13:11 9/5/2019

Por favor, es que no tienen ni un ápice de humanidad estos israelíes para masacrar de esta manera al pueblo palestino?.

Responder
5
1
#34072 13:47 10/5/2019

A tí también se te ve el plumero sionazi. Celebras el 71 aniversario de la limpieza étnica de Palestina.
Boicot al Estado de Apartheid Israelí!!!

Responder
5
1

Destacadas

Salud
Las víctimas de la talidomida en España se sienten estafadas por el Estado

Es un caso histórico inédito globalmente que se ha arrastrado desde el franquismo a los sucesivos gobiernos democráticos. Los afectados que aún viven, siguen reclamando justicia mientras muchos fallecen sin resarcimiento, con graves malformaciones, tras una existencia condenada a la dependencia y a la invisibilidad.

Corrupción
El juez pide juzgar a Ignacio González por desviar 1,6 millones de euros

El ex presidente de la Comunidad de Madrid podría sentarse próximamente en el banquillo por el caso Lezo, debido a una posible malversación y fraude a las arcas públicas en la compra de la empresa brasileña Emissao por el Canal de Isabel II en la que supuestamente hizo desaparecer 1,6 millones de euros.

Bolivia
Del golpe a la dictadura: las balas del ejército provocan decenas de muertos en Bolivia

La presidenta de facto, Jeanine Áñez, decreta la impunidad de los militares que usen armas de fuego contra la población civil mientras la respuesta al golpe de Estado se generaliza en todo el país.

Pensamiento
William Davies: “La mentalidad de la guerra se ha convertido en una forma habitual de organizar la sociedad”

El autor de Estados nerviosos, William Davies, estuvo en Madrid presentando un libro que explica cómo las redes sociales se están convirtiendo en un campo de batalla de emociones y sentimientos antes que de ideas o hechos.

Juicio del 1 de Octubre
Tenemos miedo al fuego

Demasiadas veces la cultura es esa torre de marfil que tanto le gustaba a Rubén Darío: el lugar elevado desde el que miramos lo sucio sin mancharnos.

Sanidad
Nuevos horizontes para hacer reversible la multirresistencia antimicrobiana

Son muchos los puertos desde los que parten mareas de responsabilidad, pero la investigación médica pone de manifiesto que es posible el jaque a las súperbacterias.

Últimas

Chalecos amarillos
El legado imborrable de los chalecos amarillos

Un año después de la irrupción explosiva del malestar, el número de manifestantes ha decaído de forma significativa en Francia. Pero la solidaridad y la construcción de lo común persisten como herencia de las protestas.

Senegal
Encontrar ‘El Dorado’ sin salir de Senegal

La asociación Hahatay, sonrisas de Gandiol, es una entidad 100% senegalesa creada por Mamadou Dia, un senegalés que hizo el camino hasta España en cayuco y decidió retornar a su tierra para informar a sus compatriotas de lo que hay tras la dura travesía. El objetivo es fomentar migraciones conscientes y seguras, así como alternativas de futuro en su entorno.

Laboral
Los veterinarios toman las calles de Madrid para exigir ser considerados profesionales sanitarios

En torno a 2.200 personas procedentes de todos los puntos del Estado se han unido para llevar al Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad una larga lista de demandas para dignificar su profesión.

Refugiados
El Estado español incumple sus compromisos en materia de protección internacional

Una plataforma integrada por 16 organizaciones que participan en el sistema de acogida señala en un informe falencias en todas las fases de los procedimientos de protección internacional.

Sanidad
Multirresistencia en la compra y en el medio ambiente
Más vale prevenir que curar, por lo que evitar las infecciones supondría una contención de la proliferación de cepas resistentes a los antibióticos.
Sanidad
Antibióticos, armas de doble filo
Los antibióticos insuflan enormes dosis de esperanza diaria. Si bien, la paradoja se adueña de un nuevo paradigma. Su eficacia queda entre las cuerdas por la proliferación de bacterias invulnerables a sus efectos.