Economía social y solidaria
Enseñar el corazón: claves de transformación desde la Economía Social y Solidaria

Ante la lógica del libre mercado, es imprescindible generar mecanismos de identificación robustos, y tutelados colectivamente. Reflexiones sobre la creación del Balance Social de la XES


publicado
2019-06-07 13:14

El mercado convencional –a través del supuesto regulador que es la administración pública- no dispone de mecanismos de control y diferenciación suficientes para poder discriminar entre aquellas empresas irresponsables y aquellas que, por sus lógicas de funcionamiento, podíamos considerar que son agentes activos del cambio socioeconómico tal y como proponemos desde la Economía Social y Solidaria (ESS).

Ante la lógica del libre mercado, donde todo vale –y donde lo que acaba prevaleciendo es la ley del más fuerte-, es imprescindible generar mecanismos de identificación robustos, y tutelados colectivamente, que nos permitian ir aglutinando aquella oferta a quien merece la pena comprar. Mecanismos que nos ayuden a saber que una organización está trabajando, no para la maximización de beneficios, sino para satisfacer las necesidades de sus trabajadoras y de la comunidad donde se establece.

Estas reflexiones fueron de las principales motivaciones para la creación del Balance Social de la XES, y definimos el Balance Social como nuestra principal “cláusula” o “criterio” de compra. Y abrimos este camino empujados desde las propias prácticas de la ESS, y esperando que tanto ciudadanía como instituciones públicas se sumaran, para ir derivando su capacidad de compra –y, por lo tanto, de generación de actividad económica- hacia la ESS, alimentando el Mercado Social y cortando los flujos hacia las empresas de capital.

Llevamos ya unos años de camino, y en este artículo os desmenuzamos los Balances Sociales que se están implementando desde las distintas redes de REAS Red de Redes, con especial énfasis en el de nuestra red, la XES, y los efectos que están teniendo.

El ABC de los Balances Sociales de la ESS

Los Balances o Auditorías Sociales creadas por las redes confederadas en REAS red de redes, son herramientas de rendición de cuentas y medida de impacto social, ambiental y de buen gobierno. Evalúan de forma sistemática, objetiva y periódica seis grandes características de toda empresa o entidad que quiera ser considerada ESS y que van en la línea de los seis principios de la Carta de la Economía Solidaria: la política de lucro, la democracia interna, la equidad (con especial énfasis en la perspectiva feminista), el compromiso ambiental, el compromiso social y la calidad laboral.

Para hacerlo, se dispone de una plataforma tecnológica creada por las propias redes –basada en los principios del software libre- que da acceso a un cuestionario a llenar por parte de cada organización. La herramienta actual la ha desarrollado la XES, aunque anteriormente se usó – y fue de especial importancia para extender el uso de los Balances Sociales a todos los territorios- la herramienta y el apoyo técnico de REAS Euskadi. Además, en 2014 se llegó a un acuerdo entre todas las redes confederadas para compartir una batería acotada de indicadores, que fuera común a todos los territorios.

Partiendo de este mínimo común denominador, la plataforma tecnológica que se está usando permite que, por encima de esta batería de indicadores compartidos, cada territorio pueda desarrollar su propio itinerario de Balance o Auditoría Social. Hay itinerarios largos –no básicos ni acotados- que permiten enviar cuestionarios de evaluación a distintos grupos de interés, con especial importancia de las evaluaciones de calidad laboral por parte de las personas trabajadoras. También existen cuestionarios de evaluación para empresas y/o personas usuarias o clientas; socias; y personas voluntarias.

Al final del proceso, cada balance se revisa y se valida, para que la organización obtenga su informe de Balance Social; el documento que describe y muestra sus aportaciones sociales, ambientales y de buen gobierno.

Quién lo usa y para qué

Cómo se puede apreciar en el informe agregado de 2018, durante ese período hicieron Balance/Auditoría Social 446 organizaciones a nivel estatal, siendo Cataluña (188), Madrid (78) y Euskadi (62) los territorios con más organizaciones implicadas. En total, estas organizaciones generaron 457 millones de euros de ingresos y ocuparon 11.990 trabajadoras. En la infografía derivada del informe agregado se puede apreciar también qué información reportan las empresas y entidades, y cuáles son, por tanto, los estándares medios de la ESS española.

Cada red ha definido su sistema de incentivos alrededor de la elaboración de los balances: para algunos es obligatorio para formar parte del mercado social o la red territorial; para otras es abierto a todas las organizaciones que lo quieran hacer sin necesidad que estén adheridas a una red; algunas intentan vincularlo a la toma de decisiones por parte de las administraciones, etc.

En la pasada edición del encuentro Idearia se desarrolló un taller enfocado, precisamente, a identificar medidas que motivaran el uso de los Balances Sociales de la ESS. Se definieron cuatro grandes posibles motivaciones que desarrollamos a continuación:

• Formar parte de las redes y mercados sociales asociados: la elaboración de los Balances o Auditorías Sociales es siempre una condición para formar parte de los mercados sociales territoriales. Esto tiene distintas implicaciones en función del modelo de mercado social de cada territorio. En el caso de la XES, por ejemplo, cada balance se evalúa y se obtiene una puntuación. Si se obtiene evaluación positiva, la organización aparece en el catálogo en línea de Mercado Social. Además, también se usan los datos para hacer informes agregados que contribuyen a hacer visible la ESS y sus mercados sociales de cara a la ciudadanía.

• Auto-evaluar y trabajar para la mejora continua de la organización: otra gran motivación que mueve a las empresas y entidades a hacer balance, es el uso interno que le dan para la mejora continua. Hay organizaciones que distribuyen en trabajo de recogida de datos y que, con los resultados, hacen evaluación colectiva y se marcan objetivos de mejora. En la XES, por ejemplo, hemos desarrollado mucha esta dimensión, y es por ello que evaluamos cada entidad, comparando sus resultados con los resultados medios de las organizaciones de su misma tipología. Como opción añadida, se puede solicitar un informe de recomendaciones de mejora para orientar esa reflexión organizativa interna.

• Comunicar mejor los valores de la organización a su comunidad: hacer este ejercicio de reporting también tiene una dimensión comunicativa muy clara, ya que es un ejercicio de transparencia muy efectivo de cara todos los grupos de interés. De hecho, al acabar el balance, cada organización puede obtener una infografía de resultados; un documento que resume los resultados de la organización de manera gráfica. Además, algunas entidades añaden siempre el logo de Balance Social a las facturas, e incluso en enlace a la infografía, para que las personas u organizaciones clientas puedan ver el corazón de la entidad.

• Reconocimiento como ESS por parte de las administraciones: algunas redes, como la propia XES, llevamos tiempo trabajando por el reconocimiento y la incorporación del BS en la toma de decisiones para los procesos de compra pública y gestión de subvenciones de las administraciones, y, poco a poco, se han abierto algunas brechas. Una de las más destacables es la obtención de puntuación por la elaboración del Balance Social en la concurrencia de subvenciones a la ESS del ayuntamiento de Barcelona. En esta misma convocatoria, además, es obligatorio presentar un Balance Social con la justificación, y se recomienda directamente la metodología de la XES. En esta noticia se detallan esta y otras iniciativas.

La elaboración de los Balances y Auditorías Sociales tiene un carácter anual, y el período de elaboración es, generalmente, durante los meses de primavera y verano. Así que ahora estamos en plena campaña de recogida de datos, y lo hacemos de manera coordinada desde todos los territorios del estado a través de la estructura confederal de REAS Red de redes y la plataforma tecnológica que permite ese trabajo en red. Así que, si sois una organización de ESS y queréis enseñar el corazón, ¡es el momento de hacerlo!

Relacionadas

Cooperativismo
La vía cooperativa y el apoyo mutuo

Cuando en las Facultades de Derecho se abordan las asignaturas de Derecho Mercantil, no se menciona a las cooperativas. El Derecho Societario se refiere únicamente a sociedades civiles, limitadas y sobre todo, anónimas. Incluso las sociedades comanditarias encuentran alguna mención en los manuales. Sin embargo, de sociedades cooperativas y laborales, nada de nada. Y no digamos ya de empresas de inserción, cofradías de pescadores, fundaciones, asociaciones, mutualidades u otros formatos.

Economía social y solidaria
Barcelona, sede de las economías transformadoras
En abril unas 260 personas se reunieron en la capital catalana y en julio representantes de una trentena de entidades para asentar las bases del Foro
0 Comentarios

Destacadas

Medios de comunicación
Vázquez Montalbán, periodista

Escribir deprisa, masticar despacio. El periodista Manuel Vázquez Montalbán (Barcelona, 1939-Bangkok, 2003) sigue siendo una referencia en el periodismo popular y en el discurso de la izquierda política no dogmática y zumbona. Su obra periodística, que fue compilada en 2011 por la editorial debate, y la reciente reedición de su ‘Diccionario del Franquismo’ son el pretexto para recuperar fragmentos de reportajes y crónicas que marcaron su tiempo y nos permiten mirar al nuestro con mucha menos ira y algo de tino.

Brasil
Las causas políticas detrás de los incendios en el Amazonas

Desde hace semanas, la región tropical más grande del planeta está en llamas. Entre enero y agosto, el número de incendios ha aumentado un 145% en comparación con el mismo período en 2018.

Enteógenos
La ayahuasca se abre camino en Occidente como cura de adicciones y depresión

Utilizada por comunidades indígenas amazónicas desde hace milenios, el potencial terapéutico de la ayahuasca comienza a abrirse camino en Occidente.

China
Xinjiang, China y los medios de comunicación occidentales

Tras la repercusión que tuvo hace unos días la entrevista a Carl Zha sobre las protestas en Hong Kong, El Salto publica una segunda parte sobre la China contemporánea, en esta ocasión sobre el conflicto en Xinjiang.

Palestina
Asentamientos israelíes, ciudad de vacaciones

El turismo en los asentamientos ilegales de Cisjordania promovido por el Gobierno israelí y empresas como Airbnb, Booking, TripAdvisor y Expedia perpetúa la expansión de las colonias y contribuye a normalizar la ocupación en Palestina.

Movimiento antiglobalización
El pacifismo vence al miedo en la contracumbre del G7

Más de 15.000 personas han acudido a la contracumbre del G7 para protestar ante la visita de altos mandatarios internacionales como Donald Trump o Angela Merkel.

Últimas

Ecofeminismo
¿Por qué molesta Greta Thunberg?
Asististimos una virulenta reacción contra Greta Thunberg que ignora deliberadamente el espacio Fridays for Future, niega el cambio climático y tiene su buena dosis de machismo