Iglesia católica
La revuelta feminista llega también a las mujeres de la Iglesia

Teólogas, integrantes de parroquias, feligresas, comunidades de base y algunas congregaciones de religiosas alzan la voz contra la profunda discriminación que viven por parte de la jerarquía eclesial. La primera concentración será este domingo 1 de marzo.

Rueda Prensa Revuelta Mujeres Iglesia
Rueda prensa para presentar la "revuelta" de mujeres en la Iglesia.

Mujeres de la Iglesia Católica, apoyadas por colectivos religiosos y laicos, han convocado una primera concentración, este domingo 1 de marzo, bajo el lema de Revuelta de mujeres en la Iglesia. Teólogas, integrantes de parroquias, feligresas, comunidades de base y algunas congregaciones de religiosas alzan la voz contra la profunda discriminación que viven por parte de la jerarquía eclesial.

A través del lanzamiento de un comunicado y la convocatoria para el próximo 1 de marzo a concentrarse en varias ciudades, estas mujeres se suman a la acción global del movimiento internacional Voices of faith (consejo de mujeres católicas) por la igualdad y dignidad para las mujeres en la Iglesia católica.

Estas mujeres dicen estar cansadas de las incoherencias y el autoritarismo que perciben, situación que solo cambiará si hay un profundo cambio a todos los niveles de la jerarquía eclesial. En su comunicado, aseguran que “la institución se está quedando al margen de las conquistas sociales en igualdad y corresponsabilidad”.

En palabras de Marifé Ramos, doctora en teología y una de las portavoces de esta revuelta, el “¡basta ya!” significa que, “esta vez, vamos a salir también al ámbito público, manifestarnos más, alzar más la voz, conectar más con las redes del Estado español, de Europa... las redes y los medios de comunicación son ahora nuestro púlpito”.

“Con el movimiento feminista hemos tenido grandes conexiones y lazos”, explica la doctora en Teología Marifé Ramos

El llamamiento de esta Revuelta en el inicio del mes de marzo, y a solo siete días del  la celebración del Día Internacional de las Mujeres, que cada año consigue globalizar las demandas del movimiento feminista mundial, no es casual. “Con el movimiento feminista hemos tenido grandes conexiones y lazos, y unas relaciones muy buenas”, explica Marifé, que añade que muchas feministas que antes les sugerían simplemente abandonar la institución ahora entienden la importancia de la fe para ellas.

Otra portavoz de la Revuelta, Pepa Torres, religiosa y educadora social, considera que “esto forma parte de un movimiento en el que muchas de nosotras ya estamos hace mucho tiempo pero que en este momento, hechos tan provocadores como el Sínodo de la Amazonía y su silencio sobre el acceso de las mujeres a los ministerios, o los últimos informes sobre la violencia sexual hacia las monjas y la explotación laboral, nos indican que hay que seguir con más fuerza”. Para ella, esta revuelta es como el 15M de las mujeres de la Iglesia. Torres estima que la iglesia ha perdido su misión pastoral porque se ha centrado en el clericalismo, es decir, que se ocupa de los que forman el clero —la mayoría, hombres— olvidando el cuidado y la atención a la gente.

Las reivindicaciones

Las convocantes de la Revuelta coinciden en señalar un hecho indiscutible como es que las mujeres suponen una mayoría aplastante. “La Iglesia está impregnada del trabajo de las mujeres y, sin embargo, la mayoría de las veces no nos ven”, subraya Ramos. “¿Qué sería de la Iglesia si dejáramos de hacer todos estos trabajos?”, plasman en el comunicado.

Reivindican que se reconozca y visibilice su trabajo, que se reconozcan sus derechos así como tener voz y voto en los mecanismos de la institución para participar directamente en  la toma de decisiones. Además, piden que se integre la teología feminista como motor de cambio; que se incorpore en todo documento la igualdad y el lenguaje inclusivo o que la Iglesia se una a denunciar las injusticias del sistema económico neoliberal que no solo expolia territorios sino que favorece la explotación laboral y sexual de las mujeres.

En Madrid, recuerdan que en el año 2000 celebraron el Jubileo de las Mujeres ante la catedral de la Almudena. Veinte años después vuelven a hacerlo. Será a partir del medio día de este domingo 1 de marzo y convocan a otras mujeres y colectivos más allá del ámbito creyente para se solidaricen con esta causa.

“Nos movilizaremos de manera pacífica y creativa en las puertas de las catedrales. Fuera, porque así es como nos sentimos”. Barcelona, Bilbao, Santiago de Compostela, Sevilla, Santander, La Rioja, Valencia, Zaragoza y Madrid son las ciudades en las que esta Revuelta de mujeres en la Iglesia dará comienzo. A la pregunta de si se han reunido, llevado sus reivindicaciones o invitado a la concentración a la jerarquía de la Iglesia Católica, Marifé Ramos responde: “¿Para qué? Cuando nacimos hace 36 años enviamos al episcopado una carta diciendo que habíamos nacido como grupo de Mujeres y Teología para explicar sobre nuestro papel en la Iglesia y, seguimos esperando la respuesta. Si quieren dialogar, aquí estamos”. 

A su vez, Torres apunta que “esta movilización no tiene un carácter rupturista, somos mujeres que queremos sensibilizar a hombres y mujeres para que la iglesia crezca en algo que le es intrínseco y que hasta el siglo II así fue, una comunidad de iguales”.

Al manifiesto se han unido más de 50 colectivos y decenas de personas a título individual. A la concentración de este domingo, insisten, está invitado todo el que quiera compartir con ellas, ya sea jerarquía eclesial o no.

La teología feminista como motor de cambio

Buena parte de quienes llaman a la Revuelta de las mujeres en la iglesia son estudiosas de la fe, mujeres con con décadas de experiencia en trabajo social y profesionales en distintos ámbitos. Según Marifé Ramos, “en el año 2000 la teología feminista estaba todavía invisibilizada. En esos años, “funcionábamos con las fotocopias de libros que conseguíamos en el extranjero y que traducíamos. Ahora esta teología es visible en algunos ámbitos de colectivos muy concienciados, está entrando en algunos ámbitos de la universidad —hay muy buenas publicaciones— nada más hay que ver la página web de la Asociación de Teólogas españolas y ahí estamos abriendo camino”.

Las mujeres de la revuelta son claras a la hora de señalar cómo la institución religiosa ejerce su poder. “La institución arrincona, desprecia, silencia a las mujeres que la sustentan; la hegemonía masculina se legitima y se perpetúa sin ninguna autocrítica”, mencionan en su comunicado, y enuncian la desproporción entre el número de teólogas preparadas y los puestos que ocupan como docentes en facultades de Teología u otros puestos de responsabilidad.

De la misma manera ven la imperiosa necesidad de abrir el acceso al diaconado y al presbiterado femenino. “No es que sea fácil, es que hay unos techos que son de cristal y otras veces son barreras directamente. “La pena es la descalificación que hay hacia la teología feminista sin conocerla. Se cree que es la reflexión de cuatro locas sueltas, pero no, tenemos una preparación y formación que nos ha permitido decidir. Aquí hay agua fresca, esto tiene sentido” asegura Ramos.

Estas mujeres reivindican como parte de la genealogía de las mujeres en la iglesia figuras como la de Marguerite Porette, beguina que murió en la hoguera; Mary Ward que quiso ser jesuita y fue encarcelada; la sudanesa Josefina Bakhita, o María Teresa de Jesús, entre muchas otras. Consideran la teología como motor de cambio y estiman imprescindible continuar trabajando para que se reconozca y valore su riqueza. Esfuerzo que no se detendrá, dicen,  “hasta que se elimine el lenguaje sexista de las homilías, textos litúrgicos y documentos, y hasta que la moral sexual de la Iglesia deje de culpabilizar a las mujeres”. “Se ha corrido el velo sobre mujeres tan valiosas que transformaron la iglesia y la sociedad, y muchas lo pagaron con su vida. Todo eso nos da fuerza, energía y ánimo para decir basta ya", zanja Marifé.         

Reivindicaciones
Reformas profundas dentro de la Iglesia que vaya llenando el foso de las desigualdades
Voz y poder de decisión en todas las estructuras de la Iglesia.
Acabar con la exclusión de las mujeres en tarea eclesial, incluido el diaconado y el presbiterado. 
Reconocimiento de la teología feminista ignorada incluso por por teólogos más progresistas.
Incorpiración del lenguaje inclusivo en los textos finales y los pastorales.
Cambios en el derecho canónico para reconocer esta desigualdad.
Reconocimiento de la diversidad del concepto familia y la diversidad sexual.
Reconocimiento del liderazgo de la mujeres en la Iglesia y no solo en tareas subsidiarias, auxiliares y de cuidados.
Denuncia desde la Iglesia del sistema económico neoliberal que impide que las personas vivan con dignidad.


Relacionadas

Agresiones sexuales
La herida abierta de la pederastia clerical en Navarra

El caso de José Luis Pérez, que en febrero de 2019 hizo públicos los abusos sexuales que sufrió en el centro escolar Padres Reparadores de Puente la Reina, ha originado una cascada de denuncias de abusos sexuales en la infancia en entornos religiosos en Navarra.

Iglesia católica
Miguel Hurtado: “Mi nueva religión es proteger a los niños de los pederastas”

Los abusos sexuales que sufrió de adolescente en la Abadía de Monterrat le hicieron perder su fe en dioses y buscarla en los Derechos Humanos. Miguel Hurtado ha publicado un libro sobre cómo el silencio mueve y mantiene a la Iglesia Católica.

Iglesia católica
La punta del iceberg desmembrado

La Asociación de Víctimas de Abusos en centros religiosos de Navarra celebró el viernes 14 de febrero las primeras jornadas de pederastia eclesiástica, a las que acudieron abusados de varias regiones y con los que acordaron crear la Federación estatal de víctimas. Desde la creación de la asociación hace diez meses, 32 personas han hecho público su caso.

0 Comentarios

Destacadas

Coronavirus
Caída histórica del empleo en marzo: más de 300.000 nuevos parados, sin contar los ERTE

Marzo cierra con 302.365 nuevos desempleados, el mayor incremento histórico en cualquier mes. El número total de parados alcanza la cifra de 3.548.312. La Seguridad Social pierde más de 800.000 afiliados en este mes.

Coronavirus
Bomberos denuncian la ineficiencia y alto coste de la intervención de la UME

El pasado año, un soldado de la Unidad Militar de Emergencias tuvo una media de 0,017 intervenciones; mientras que las de los bomberos de Madrid se elevan a 13,7; a 34,5 en Barcelona, y 13,4 en Bilbao. 

Coronavirus
Liberan a los últimos internos del CIE de Madrid

Continúan abiertos los Centros de Internamientos de Extranjeros de Murcia, Valencia, Algeciras y Gran Canaria, donde la tensión ha ido en aumento al ver que otras personas son liberadas y los CIE cerrados en cumplimiento de la planificación estipulada ante el avance de la pandemia de coronavirus.

Coronavirus
El coronavirus y la caída de las remesas amenazan la economía en África occidental

Casi la mitad de las familias gambianas, y una de cada cuatro en Senegal, reconocen que dependen del dinero que les envía un familiar desde el extranjero. En España, muchos migrantes pierden su empleo y con ello la opción de hacer llegar remesas a sus familiares, una dificultad añadida para la supervivencia de miles de personas en sociedades que viven al día y donde el confinamiento se hace más difícil.

Tribuna
Qué mundo queremos

Antes de la llegada del inesperado virus, filósofos y sociólogos nos avisaban de que nos encontrábamos ante los estertores de la segunda modernidad. De repente lo normal se ha vuelto extraño, nos empezamos a plantear qué es lo verdaderamente útil, funcional, importante.

Coronavirus
Coronavirus y lucha de clases: una justicia de clase

Las consecuencias de la crisis de coronavirus se reparten en función de la posición de cada persona en el escalafón social. También en todo lo que se refiere a una de las columnas vertebrales del clasismo: la impartición de justicia.

Últimas

Obituario
Fausto Sánchez García: una vida comprometida con la clase obrera

Fausto Sánchez García (1928-2020) militante comunista y uno de los impulsores en Asturias de la Querella Argentina ha fallecido esta semana.

Coronavirus
Una política exterior europea a prueba de pandemias

La Unión Europea que entró en la pandemia del covid19 no va a ser la misma que salga de ella. Esta afirmación parece evidente, pero también es cierto que quizá aún no seamos conscientes de todos los ámbitos en los que esto va a ocurrir.

Opinión
El trabajo sexual en tiempos de pandemia

Nos cuesta más atender a aquellas que se han quedado colgadas en los márgenes del sistema, por eso poco o nada se ha dicho sobre las trabajadoras sexuales, que a la fuerza han desarrollado estrategias de resistencia y lucha de las que podríamos extraer muchas lecciones.

Coronavirus
Denuncian al Defensor del Pueblo los insultos a personas durante sus salidas terapéuticas

La organización Plena inclusión recibe a diario quejas de personas que son víctima de “un hecho incívico e intolerante inhumano” y recuerda que la norma permite determinadas salidas, entre ellas a personas con trastornos del espectro autista. Colectivos rechazan la polémica propuesta, difundida por redes sociales, de que estas personas vayan marcadas con un pañuelo azul.

Opinión
Minutos de esperanza

Esta situación, que no es una guerra, pero tampoco es solo una crisis sanitaria, está poniendo en cuestión todo aquello que dábamos por hecho.

Coronavirus
Una cura de solidaridad
Granada vuelve a la carga en defensa de la salud y la asistencia sanitaria pública. Distintas iniciativas ciudadanas preparan materiales de protección.
Tecnopolítica
Viralidades
Sobre el virus, la hostilidad, la necesidad de los cuidados y el deber de inmunizarnos ante el odio y la intolerancia