Huelga feminista
8 de marzo de 2019: el feminismo es imparable

La sonrisa del feminismo el 8 de marzo de 2019 es el comienzo de la derrota del fascismo que ya ha venido. Y esa es la mejor noticia que un medio de comunicación como El Salto puede dar.

huelga feminsta 2019 18
Cientos de miles de personas colapsaron las arterias centrales de Madrid Álvaro Minguito

publicado
2019-03-08 19:30:00

El movimiento feminista es imparable. La segunda jornada de huelga general completa en España ha sido un nuevo éxito de la lucha de las mujeres. Millones han salido a la calle para reivindicar una agenda que se comparte en todo el mundo: que no haya mujeres asesinadas por el hecho de serlo, que desaparezca la desigualdad salarial y laboral y contra la ofensiva patriarcal que está tratando de recortar los derechos de las mujeres en todo el mundo.

Tras el fenómeno global que supuso el paro de 24 horas en 2018, la incógnita de saber si el movimiento feminista era capaz de sostener el ritmo se ha resuelto con otra jornada histórica cerrada con manifestaciones masivas en todo el Estado. Las cifras de participación se elevan por encima de los seis millones de personas —que, según los sindicatos de concertación son las que han cumplido, bien los paros de horas convocadas por UGT y CC OO, bien la jornada de huelga completa convocada por CGT o CNT y varias federaciones, como la de enseñanza—, y no cabe duda que el impacto y la asistencia a alguno de los miles de actos convocados han superado las expectativas.

Huelga feminista
Historia de las mujeres en 3.650 millones de olas

La historia del feminismo se ha contado en tres olas, pero esas olas se quedan cortas al intentar abarcar la diversidad de los movimientos de las mujeres en todo el mundo. La humanidad está llena de ejemplos de sororidad.

Hoy, el feminista es sin duda el más vivo de los movimientos de transformación a nivel mundial. La perspectiva feminista ha aportado respuestas a la crisis de varios niveles en la que está envuelta la humanidad desde el comienzo del siglo XXI: la crisis de desigualdad, ambiental, migratoria y sociolaboral. Desde esas respuestas, desde esas reflexiones, el feminismo puede construir un mundo en el que las vidas se sitúen en el centro de la acción política, un requisito imprescindible para afrontar los retos del siglo, algo, que excluye, irremisiblemente, la posibilidad de una solución por parte del feminismo liberal.

Bajo esa mirada, el grito de este 8 de marzo ha sido global. Los paros y protestas en Argentina, Brasil, Sudáfrica, Polonia —en cientos de países— y las huelgas que por primer año han tenido lugar en Chile, Bélgica, Portugal y Alemania han formado parte de un mismo grito  que incluye una transmisión de saberes y prácticas que lo hace replicable y, por eso, imparable.

Los cortes de arterias de tráfico en ciudades y vías de tren, el cierre casi completo de facultades y la incidencia cada vez mayor en escuelas de primaria, secundaria y FP, junto a los piquetes informativos en centros comerciales y vías comerciales de las ciudades de todo el territorio, han sido los instrumentos para desarrollar una huelga que, como las feministas han recordado desde hace semanas, se seguirá convocando mientras existan la desigualdad y el sistema patriarcal.

Los feminismos, a través de sus cuatro ejes de luchas —laboral, de consumo, estudiantil y de cuidados— e incluso de sus divergencias —de nuevo este año ha habido una denuncia de la primacía del “feminismo blanco”—, consiguen permear en varias generaciones de personas, muchas de ellas en su primera experiencia militante, lo que supone un factor de movilización fundamental contra los discursos de la extrema derecha y de impugnación de quienes, entre las izquierdas, reclaman un regreso a un esencialismo que nunca existió realmente, basado en el sujeto del hombre revolucionario de pelo en pecho.

El movimiento imparable del feminismo basa su fuerza y su impulso en su descentralización y horizontalidad, en el trabajo en red y el aprendizaje continuo y no jerarquizado. Desde ese punto de partida, que ha sido planteado en un movimiento que crece desde hace décadas y especialmente desde 2011, la lucha feminista sigue situando el optimismo y la esperanza de un cambio en medio de un horizonte sombrío.

La sonrisa del feminismo el 8 de marzo de 2019 es el comienzo de la derrota del fascismo que ya ha venido. Y esa es la mejor noticia que un medio de comunicación como el nuestro puede dar.

8 de marzo
La huelga feminista toma las calles de Euskal Herria

Las plazas de las principales ciudades se han llenado en una jornada de reivindicación en la que los más de 200 actos convocados en el territorio confirman la dimensión de la marea feminista

Relacionadas

Huelga feminista
El Gobierno vulneró el derecho a la huelga con los servicios mínimos de transporte el 8M de 2018

La Audiencia Nacional anula los servicios mínimos del transporte ferroviario y por carretera de la huelga del 8 de marzo de 2018 tras el recurso de CC OO. El sindicato ha interpuesto recursos también por los servicios mínimos impuestos este año.

País Valenciano
El movimiento feminista de València denuncia 8 multas durante la huelga del 8M
El colectivo recibió un total de 8 multas durante la huelga feminista del 8M. Las sanciones suponen 5.000 euros y están amparadas en la Ley Mordaza.
13 Comentarios
#31512 13:38 12/3/2019

Garcias por llenarse de valor y hacer lo correcto.

Responder
0
0
Jorge 12:05 10/3/2019

Prestemos atención a la VOX que corre por “la margen derecha” si no queremos que aparezca un “Trump” en la Moncloa que nos baje de la ola. Hay otros mensajes que están “calando” y organizando a la sociedad y hay que rebatirlos en su terreno compartiendo argumentos que vea su público para que, al menos, les invite a “pensar”.

https://eldebate.es/crisis-de-valores/8m-racializadas-psiquiatrizadas-y-fanatizadas-20190308

Responder
3
2
#31452 23:32 9/3/2019

Algún día nos explicáis que es esto nuevo de huelgas apoyadas por gobiernos e instituciones y manifestaciones con presencia de políticos en el poder. Salud

Responder
7
2
Flipaillo 19:42 9/3/2019

Una manifestación convocada desde el telediario, La Razón y el ABC, apoyada por Ana Patricia Botín y regada de dinero público+dinero de las fundaciones de los banqueros. Lógico que sea multitudinaria, es el equivalente exacto de las manifestaciones de la plaza de Oriente durante el franquismo o del Primero de Mayo en la URSS. Y para el que pida pruebas: https://www.burbuja.info/inmobiliaria/threads/huelga-general-vs-huelga-feminista-la-reaccion-de-los-medios.1142118/ https://www.burbuja.info/inmobiliaria/threads/nadie-sabe-quien-ha-convocado-huelga-subio-consumo-electrico-8m-convocantes-y-autores-del-manifiesto-son-secretos-y-narran-cosas-increibles.1143054/

Una manifestación de adhesión al régimen y apoyada por éste, ¡cómo no va a tener éxito!

Responder
6
3
#31440 17:24 9/3/2019

Imparable es la derecha, ¿por qué creéis que el feminismo dominante tiene el respaldo de todas las corporaciones mediáticas? Es la vacuna contra el movimiento obrero, hoy soy parte de la ideología hegemónica

Responder
4
5
#31444 18:00 9/3/2019

Parece como si el movimiento obrero fuera a asaltar el palacio de invierno. Ojalá fuera así, mientras tanto no hay que ser tan conspiranoico

Responder
2
1
#31441 17:53 9/3/2019

Anarcofeminismo

Responder
1
0
#31434 13:54 9/3/2019

Siempre unidas. Politicos, aprendan de las mujeres y ponganse en el Siglo actual

Responder
8
1
Un hombre 13:12 9/3/2019

En mi –hoy más que nunca, humilde- opinión, el feminismo es al siglo XXI, lo que el proletariado fue al XIX. Gracias compañeras por v/empoderamiento liberador, esperanza para la humanidad y para el planeta.

Responder
15
1
Mercedes 12:38 9/3/2019

NI UN PASO ATRÁS

Responder
10
1
#31429 12:09 9/3/2019

Día histórico la jornada de ayer, el trifachito tiembla

Responder
10
2
Gretel desde Argentina 11:46 9/3/2019

Hoy, ya 9 de marzo, con orgullo decimos: "Diculpen las molestias... estamos haciendo historia"

Responder
17
3
#31426 11:15 9/3/2019

Estuve en la concentración y en manifestación todo un éxito ....

Responder
10
3

Destacadas

Laboral
Las kellys llaman a la primera huelga de camareras de piso en Baleares

Camareras de piso de Ibiza y Formentera han decidido en una asamblea celebrada este lunes convocar una huelga de dos días en agosto. Piden regular la carga de trabajo de manera urgente para evitar riesgos innecesarios para las 6.000 trabajadoras empleadas en este sector en estas islas.

Literatura
“Hoy a las mujeres gordas se les permite contar sus propias historias”

La escritora Sarai Walker aborda en Bienvenidos a dietland dos cuestiones importantes: una sobre el cuerpo y otra sobre la ira de las mujeres

Literatura
“Europa no ha perdido su memoria sino su sensibilidad”

En Una vez caminé sobre la suave hierba la escritora austriaca Carolina Schutti propone, con un estilo intimista y sutil, una historia de identidad y desarraigo, un pulso por recuperar la memoria negada. La protagonista se llama Maja, pero podría llamarse de cualquier modo y estar en cualquier sitio.  

Venezuela
El ocaso de la insurrección de Guaidó

La reciente visita de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y el avance de las negociaciones en Noruega han dividido a la oposición venezolana. Mientras tanto, una vez disipada la amenaza de una intervención militar, Maduro debe enfrentar los graves problemas internos y las corrientes chavistas críticas con su gobierno. 

La Rioja
Desacuerdo entre el PSOE y Podemos en La Rioja
El gobierno de La Rioja sigue bloqueado tras una reunión in extremis entre Podemos y PSOE la víspera de la nueva votación ¿Qué ha pasado en La Rioja?
Biodiversidad
Apicultura intoxicada: agricultura, biodiversidad y plaguicidas

Es indispensable escuchar el reclamo de las organizaciones ecologistas que piden el compromiso político de todas las formaciones para reducir al 50% el uso de plaguicidas en 2023.

Últimas

Violencia machista
“Violencia intrafamiliar” y memoria del olvido

Mi padre era un monstruo, pero era un monstruo del franquismo. Era la reproducción “intrafamiliar” de la dictadura: el poder único e incontrolado de un macho, inculcado, aplaudido y avalado por el sistema político-social.