Estados Unidos
Cómo afectan a la ciudadanía los cierres parlamentarios

El bloqueo que se produce ante el cierre de los parlamentos o la falta de acuerdos de gobierno afecta de forma directa, fundamentalmente en temas económicos y aprobación de nuevas leyes.

Parlamento británico
Parlamento británico. Foto: UK Parliament

publicado
2019-09-26 07:00

La reciente reapertura del parlamento de Reino Unido tras la decisión de la corte suprema que impedía su cierre, tal como pretendía el primer ministro Boris Johnson, trae a colación un interrogante claro. ¿Cómo afecta a la ciudadanía el cierre parlamentario?

Los tiempos del “pos” han llegado. Posmodernismo es una palabra que frecuentemente se utiliza para definir la época actual desde numerosos sectores como la prensa o las redes sociales. Desde hace pocos años también podríamos usar la palabra “pospolítica”, a tenor de las situaciones insólitas que se viven actualmente en parlamentos de todo el mundo. Una de las estrategias que utilizan los líderes políticos mundiales es el cierre de sus parlamentos para redirigir una política en concreto o evitar que pasen el trámite parlamentario de rigor.

CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

El caso español es diferente, porque no se ha decretado el cierre parlamentario nunca con estos fines. Pero Pedro Sánchez no ha empezado su bloqueo institucional ahora. El líder del PSOE pasará casi un año como presidente en funciones en caso de que gane el 10 de noviembre y forme gobierno, cosa que es probable que no se produzca, como mínimo, hasta febrero o marzo de 2020.

El artículo 21 de la Ley del Gobierno dice que el ejecutivo en funciones no puede aprobar Presupuestos Generales del Estado (PGE) ni tampoco presentar proyectos de ley al Congreso de los Diputados o Senado. Debido a esto, España sigue con los presupuestos prorrogados de Cristóbal Montoro para 2018. El exministro declaró recientemente que sus presupuestos solo podrían prorrogarse hasta 2020, año en el que podrían empezar a dar problemas debido al préstamo del Estado a la Seguridad Social para pagar las pensiones o en las entregas a cuenta para las Comunidades Autónomas. Los PGE se configuran normalmente con una prórroga de menos de seis meses.

La semana pasada, el Congreso de los Diputados aprobó a trámite una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para despenalizar la eutanasia, pero al disolverse las Cortes tuvo que quedar relegada a un cajón y no podrá pasar ningún trámite parlamentario para ser discutida. Para llegar al Congreso diversas asociaciones pro eutanasia recogieron casi un millón de firmas. Tampoco se pueden iniciar los trámites para aprobar una ley climática que actúe en cuestiones como la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) que hace pocas semanas azotó la mitad meridional del país.

CÁMARA DE LOS COMUNES DE Reino Unido

El parlamento de Reino Unido es famoso por las llamadas al orden del presidente de la cámara de los comunes, John Berkow. El conservador suele gritar a viva voz: “Ordeeeeer” (orden), requerimiento que pocas veces se cumple. Los gritos, abucheos e incluso faltas de respeto son constantes. Geoffey Cox, Fiscal General, fue el encargado de responder ayer a las preguntas de los parlamentarios tras la apertura. El conservador gritó enfurecidamente ante la Cámara de los Comunes que el parlamento británico “es una deshonra”, pero advirtió que Reino Unido saldrá de la Unión Europea el 31 de octubre con acuerdo. Los gritos e insultos son una muestra de los valores que la política actual exhibe ante la sociedad. Cox dijo una frase demoledora: “Este Parlamento está muerto. Este Parlamento no tiene derecho moral para volver a sentarse y tiene que tener el coraje de aceptar unas elecciones generales”.

Este verano Westminster vivió también una situación surrealista: Boris Johnson decretó un cierre del parlamento durante cinco semanas, lo que habría supuesto que la cámara de los comunes tuviese muy poco tiempo (apenas 15 días) para debatir y aprobar un posible acuerdo de salida de la Unión Europea. Finalmente el Tribunal Supremo lo declaró ilegal y reabrió. Tras su vuelta apresurada de Nueva York, donde se encontraba para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas, Boris Johnson declaró ante los parlamentarios que “habrá Brexit el 31 de octubre, para que dejemos de retrasarlo”. Mientras, instaba al líder de los laboristas, Jeremy Corbyn, a que presentase una moción de censura para la que no tenía los apoyos suficientes.

GOBIERNO FEDERAL DE Estados Unidos

Estados Unidos vivió su particular cierre parcial del Gobierno Federal en las navidades de 2018. Esta medida de Trump se aplicó tras la falta de acuerdo para la construcción del muro que prometió incansablemente en campaña electoral, con el que dijo que frenaría radicalmente las entradas de migrantes desde México. 

Las consecuencias que tuvo fueron la suspensión de sueldo de miles de trabajadores estatales (se calculó que unos 800.000) de nueve departamentos, lo que aquí equivaldría a ministerios. También se produjo una obstrucción del tráfico aéreo y de la seguridad debido a que muchos trabajadores aéreos estaban trabajando sin cobrar y dejaron sus puestos de trabajo pidiéndose bajas. Se pospuso la adjudicación de financiación para proyectos científicos y de investigación y también se produjo un retraso en el acceso a las ayudas para la producción de los agricultores.

El cierre afectó también a quienes esperaban recibir ayudas al alquiler y cuyos contratos vencían esos días. El coste directo para la administración de Trump fue de 1.200 millones de dólares semanales. Volvió a reabrir el 25 de enero, un mes después, pero las consecuencias económicas que tuvo en esas semanas se sintieron en todo el país. Ahora Donald Trump se enfrenta a un juicio político para la destitución (o impeachment) por encargar presuntamente al presidente de Ucrania que espiase al candidato a liderar a los demócratas en las elecciones de 2020, Hunter Biden. Como es habitual, Trump habló de una particular “caza de brujas” contra su persona. Ninguno de los impeachments anteriores prosperó en Estados Unidos, salvo el que estaba destinado a destituir a Nixon por el caso Watergate. No se produjo porque el mandatario dimitió antes de que se llevase a cabo. 

Relacionadas

Congreso de los Diputados
Pedro Sánchez condiciona su plan frente al Brexit a la buena voluntad de Reino Unido

El ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez ha declarado que trabaja en un plan que explora la posibilidad de un ‘Brexit duro’, con una batería de medidas fundamentalmente en el ámbito económico.

Política
Agroturismo en el Congreso
Entre las frutas y verduras es posible vislumbrar una realidad más cercana de lo que podemos imaginar: el panorama político español.
Vox
El Congreso todavía no ha exigido a Espinosa de los Monteros su declaración de bienes

El resto de nuevos parlamentarios hicieron pública su declaración de bienes y rentas en mayo, pero tres meses después, Espinosa de los Monteros aún no ha presentado la suya.

0 Comentarios

Destacadas

Salud
Las víctimas de la talidomida en España se sienten estafadas por el Estado

Es un caso histórico inédito globalmente que se ha arrastrado desde el franquismo a los sucesivos gobiernos democráticos. Los afectados que aún viven, siguen reclamando justicia mientras muchos fallecen sin resarcimiento, con graves malformaciones, tras una existencia condenada a la dependencia y a la invisibilidad.

Pensamiento
William Davies: “La mentalidad de la guerra se ha convertido en una forma habitual de organizar la sociedad”

El autor de Estados nerviosos, William Davies, estuvo en Madrid presentando un libro que explica cómo las redes sociales se están convirtiendo en un campo de batalla de emociones y sentimientos antes que de ideas o hechos.

Agricultura
Las cinco crisis del olivar

El olivar está en peligro. A la caída del precio en origen del aceite de un 44% en año y medio se le suma la imposición de un 25% de aranceles en EE UU, la llegada al mercado de los fondos de inversión, la introducción del cultivo en intensivo y superintensivo, y el uso del aceite como producto reclamo de las grandes superficies. El sector ha dicho basta.

Juicio del 1 de Octubre
Tenemos miedo al fuego

Demasiadas veces la cultura es esa torre de marfil que tanto le gustaba a Rubén Darío: el lugar elevado desde el que miramos lo sucio sin mancharnos.

Chalecos amarillos
El legado imborrable de los chalecos amarillos

Un año después de la irrupción explosiva del malestar, el número de manifestantes ha decaído de forma significativa en Francia. Pero la solidaridad y la construcción de lo común persisten como herencia de las protestas.

Senegal
Encontrar ‘El Dorado’ sin salir de Senegal

La asociación Hahatay, sonrisas de Gandiol, es una entidad 100% senegalesa creada por Mamadou Dia, un senegalés que hizo el camino hasta España en cayuco y decidió retornar a su tierra para informar a sus compatriotas de lo que hay tras la dura travesía. El objetivo es fomentar migraciones conscientes y seguras, así como alternativas de futuro en su entorno.

Últimas

Laboral
Los veterinarios toman las calles de Madrid para exigir ser considerados profesionales sanitarios

En torno a 2.200 personas procedentes de todos los puntos del Estado se han unido para llevar al Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad una larga lista de demandas para dignificar su profesión.

Refugiados
El Estado español incumple sus compromisos en materia de protección internacional

Una plataforma integrada por 16 organizaciones que participan en el sistema de acogida señala en un informe falencias en todas las fases de los procedimientos de protección internacional.

Sanidad
Multirresistencia en la compra y en el medio ambiente
Más vale prevenir que curar, por lo que evitar las infecciones supondría una contención de la proliferación de cepas resistentes a los antibióticos.
Sanidad
Antibióticos, armas de doble filo
Los antibióticos insuflan enormes dosis de esperanza diaria. Si bien, la paradoja se adueña de un nuevo paradigma. Su eficacia queda entre las cuerdas por la proliferación de bacterias invulnerables a sus efectos.
Fascismo
Hacia un nuevo espacio neofascista global

El neofascismo actual se diferencia del fascismo clásico en que puede convivir, al menos por el momento, con las instituciones representativas del modelo liberal y con las instituciones jurídicas del Estado de Derecho. Eso sí, vaciadas de contenido y reenviadas a la esfera estrictamente formal.