Especulación urbanística
Violenta recollida de firmas para Porto Cabral

“Es unha estúpida por non contribuír ao progreso”. O grupo impulsor dun macrocentro comercial en Vigo emprega técnicas enganosas e violentas na recollida de sinaturas para relanzar o proxecto.

Protestas contra o grupo promotor do macrocentro de consumo.
Protestas contra o grupo promotor do macrocentro de consumo. Pablo Santiago

publicado
2017-11-16 14:32

Irene baixou facer a compra á tardiña. Media hora despois, dous homes agarrábana e non a deixaban entrar no seu portal. Un deles esmagaba o que levaba na bolsa da compra. “Vaste enterar!”, “isto non vai quedar así!, “eu non me meto no teu traballo”. Minutos antes, eses dous homes falaban das bondades dun proxecto que crearía 4000 mil empregos en Vigo e arredores e daría un impulso definitivo á cidade. Recollían firmas para Porto Cabral.

Porto Cabral quere ser un macrocentro comercial, con instalacións de lecer tales como unha pista de esquí e un lago artificiais, campos de golf ou rocódromos. Os promotores son a joint venture –unha alianza de dúas ou máis empresas– entre as sociedades de investimento Intu Properties PLC (compañía británica que no estado xa manexa Porto Venezia en Zaragoza ou Intu Asturias en Oviedo) e Eurofund. Seus réditos económicos deveñen de construír centros comerciais e logo alugalos ás diferentes marcas. 600 millóns de euros de investimento, nos 300 mil metros cadrados de monte necesarios. “Alá co teu egoísmo” berráronlle a Mónica por non asinar. “Es unha estúpida por non contribuír ao progreso”. Son varios os proxectos das dúas empresas ao longo e ancho do estado.

O proxecto de Porto Cabral entrou na UVI hai anos, debido ao seu difícil encaixe legal. O monte de Cabral é monte comunal, polo que non se pode vender nin expropiar salvo “por causa de utilidade pública ou interese social prevalente”, de acordo coa lei de montes veciñais en man común. Ademais, en 2013 a Xunta de Comuneiros que xestiona o monte rexeitou o proxecto.

Pero, máis que iso, o principal escollo é o PXOM. O Plan Xeral de Ordenación Urbanística de Vigo foi anulado en 2015 polo Tribunal Supremo, e con el a posibilidade de que parte das hectáreas do monte de Cabral fosen destinadas para estes fins. O Concello de Vigo, que non rexeitou o proxecto ata agora, defenderíao cando se redacte a arquitectura do novo PXOM. Pero este vai para longo. A única posibilidade que queda é pór a mira en Santiago de Compostela.

En Vigo hai mar, non nos fai falta unha piscina. Non precisamos máis espazos dese tipo

No 2016, o Parlamento Galego aprobou un mecanismo para legalizar proxectos naqueles concellos co PXOM anulado se tiveran “interese supramunicipal” ou “excepcional interese público”. E aí xurdiu a recollida de sinaturas para avaliar unha Iniciativa Lexislativa Popular, coa Xunta Reitora dos comuneiros detrás, xunto a outras organizacións. Tras varias notas de prensa, Porto Cabral viviu recentemente un rexurdir mediático. Brais asinou por erro. Tras argumentar que, do mesmo xeito que Irene ou Mónica, estaba en contra de proxecto, o home que recollía as firmas cambiou o discurso, confundíndoo e facéndolle crer que era unha recollida en contra do proxecto. “A min páganme!” recoñeceu un dos homes que agrediron a Irene.

Outros homes que recollían sinaturas na porta do hospital Álvaro Cunqueiro increparon a Lara cando ela lles pediu a licenza para facelo. O mesmo ocorreu con Antía. En canto a Atenea, recollérona no mesmo instante e a cousa non foi a máis. “Están á desesperada” opina Irene. “En Vigo hai mar, non nos fai falta unha piscina, e dous dos sete centros comerciais da cidade teñen problemas, non precisamos máis espazos dese tipo”.

Relacionadas

Patrimonio cultural
El Casino de Carballo resiste, contracorriente, al tiempo

El histórico Casino 1889 de Carballo (A Coruña) continúa luchando contra la especulación inmobiliaria y se mantiene como centro cultural y social del pueblo.

Especulación urbanística
El lobby inmobiliario lleva a juicio el derecho a protestar por la subida de los alquileres

Los grandes intereses del sector inmobiliario promueven una campaña mediática y judicial contra el derecho a la denuncia y el modelo de negociación colectiva que practica el Sindicato de Inquilinos de Catalunya y el movimiento por el derecho a la vivienda.

Especulación urbanística
Valdecañas: corrupción estructural
Valdecañas es nuestro Gürtel, nuestra Púnica, nuestro Bárcenas, nuestro ERE. La más reciente radiografía del estado de Extremadura, la demostración de cuánto abuso la somete todavía.
0 Comentarios

Destacadas

COP25
La Cumbre del Clima se acerca al abismo ante la falta de acuerdos

Los principales contaminantes bloquean las negociaciones en las últimas horas de la COP. Fridays for Future llama a una sentada masiva en la entrada del Palacio de Congreso del Ifema este viernes para presionar a los gobiernos a que firmen una acuerdo ambicioso.

Corrupción
El Supremo confirma la nulidad de la venta de vivienda de la Comunidad de Madrid a Goldman Sachs

Paso importante para la reparación del daño causado al erario público y a miles de familias con la venta por parte del PP de Madrid de casi 3.000 viviendas a un fondo de inversión.

Burbuja inmobiliaria
El nuevo informe del CGPJ revela que una familia es desahuciada cada 12 minutos

Los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) revelan un descenso general en la cifra de desahucios. Sin embargo, los datos siguen siendo propios de “una brutal emergencia habitacional”, según el Sindicato de Inquilinos de Catalunya. 

Reino Unido
El laborismo sueña con una remontada para ganar las elecciones del Reino Unido

Desde las siete de la mañana, la población de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte vota a la nueva cámara de los comunes. Los laboristas, dirigidos por Jeremy Corbyn, aspiran a una victoria cimentada en la diversidad étnica y la recuperación de los valores socialistas.

Enfermedades laborales
Las deudas pendientes del caso Ardystil

Seis personas murieron y 72 enfermaron trabajando en fábricas de aerografía textil en Cocentaina, Alcoi y Muro d’Alcoi (Alacant) hace 27 años. El síndrome Ardystil vuelve ahora a la actualidad: la Generalitat Valenciana ha cumplido, más de dos décadas después, su compromiso de sufragar los gastos jurídicos derivados del caso.

Asturias
Absueltas las “cinco del Naranco” que intentaron parar un desahucio en 2012

La justicia da por probado que las cinco personas acusadas de atentado a la autoridad durante un intento por parar un desahucio no son culpables.

Últimas

La Manada
El Tour de La Manada: la banalidad de la vanguardia y el dolor de la víctima
Homo Velamine intentaba hacer reflexionar a la sociedad sobre la presencia de noticias falsas en unos medios de comunicación con la web del tour de La Manada.
Honduras
Miriam Miranda: “Honduras se convirtió en un laboratorio político después del golpe de Estado de 2009”

Miriam Miranda, defensora de derechos humanos garífuna de Honduras, es una de las voces que advirtieron de que el desarrollo que prometen las empresas que explotan bienes naturales no significa progreso para las comunidades. Hoy que la crisis del clima está aquí, resulta indispensable poner de nuevo en primer plano esas voces.

Política
¿Se puede pensar políticamente Castilla?

Cualquier intento de transformación seria del Estado español, ya sea cultural, territorial, económica, social o política, pasa necesariamente por Castilla.

Transfobia
La Federación Trans acusa al Partido Feminista de cometer delito de odio

Los mensajes tránsfobos del partido liderado por Lidia Falcón provocan que la Federación Trans reclame a Izquierda Unida su expulsión de la coalición y eleve el caso a la justicia.

Renta básica
Feministas presentan un manifiesto a favor de la renta básica universal

Las firmantes consideran urgente situar la renta básica en la agenda del movimiento feminista con el fin de potenciar herramientas que apunten a la igualdad material y aporten autonomía a todas las mujeres.

Crisis climática
Algo huele mal en la Cumbre del clima
Estos días se celebra en Madrid la Cop25. A nosotros siempre nos da por desconfiar de aquello a lo que da cancha el telediario y Coca Cola.