Una croqueta menos para las niñas en comedores externalizados de Andalucía

La empresa de catering del comedor escolar del cole de mis hijos, en Sevilla, ha mandado indicaciones a las cocinas para que se sirva menos comida a las niñas que a los niños.

Comedor escolar
Comedor escolar de un centro público

publicado
2018-11-07 14:00:00

La empresa de catering del comedor escolar del cole de mis hijos, en Sevilla, ha mandado indicaciones a las cocinas para que se sirva menos comida a las niñas que a los niños. Sí, con la misma cara de incredulidad me quedé yo. Primero pensé que era un bulo. Llamé a la escuela para que me confirmaran si el cartelito de los gramajes existía en el comedor. Y me confirman que sí que existe. Y no solo en este cole, sino en varias escuelas con la misma empresa de catering: Aramark.

Tabla discriminación raciones comedores escolares Andalucía
Tabla de Aramark donde se especifican las raciones correspondientes para los niños y para las niñas

Varias madres (porque reconozcámoslo, son las madres las que se suelen estar detrás de estos temas) nos empezamos a organizar. A pensar qué vamos a hacer. Iluso de mí, pensé que cuando esto saliese a la luz, el PSOE de la Junta no lo permitiría y rescindiría el contrato... y más en campaña electoral.

Pero me equivoqué. No solo no rescinde el contrato, sino que justifica esas diferencias de cantidades para niñas de a partir tres años diciendo que necesitan menos calorías que los niños, que es una diferencia biológica. Así, como lo lees. Dadas esas diferencias, supongo que para la salud de todas las andaluzas, empezarán los bares y restaurantes a preguntar si la ración de boquerones es para hombre o mujer, para así servir más o menos cantidad.

De ahí nos ponemos a investigar, y nos encontramos con el Plan EvaCole de la Junta de Andalucía que usan las empresas de catering para elaborar los menús y nos encontramos que recomiendan diferentes aportaciones calóricas por sexo. Incluso, muestra una preocupación por el físico de las niñas a partir de 5 años.

Mientras, ante el aluvión de mensajes por redes sociales y la prensa sacando la noticia, la Junta empieza a soltar videos en Twitter de expertos en obesidad infantil, donde justifican de refilón esa discriminación. Y ante las preguntas de madres y padres, oídos sordos. Esos expertos coinciden en que hay diferencias biológicas a partir de la pubertad y que en niñas y niños de tres años son tan insignificantes que no justifican dicha discriminación en los gramajes. Incluso algunos nutricionistas ven más inteligente discriminar por el peso del niño o la niña, más que por el sexo. Pero claro, es más difícil poner una báscula en la entrada del comedor y más fácil separar niños y niñas, porque claro, todas sabemos jugar al fútbol gasta más energía que jugar a las muñecas. Y así seguimos.

Mientras tanto, Aramark, si puede ahorrarse dos kilos de macarrones o 50 croquetas por escuela, no dudes en que lo hará. Y además con el visto bueno del feminista partido socialista andaluz.

Relacionadas

Educación
Historias de diversidad e inclusión

La escuela, una única escuela, debe ser el espacio donde la diversidad de historias enriquezca a quienes forman parte de ella: tantas como alumnos y alumnas tengan el legítimo derecho a una enseñanza digna y en igualdad de oportunidades.

Educación pública
Una ley contra el calor extremo en las aulas extremeñas

El resultado de las actuaciones sobre las edificaciones tendrá como referencia la legislación laboral vigente, es decir, cumplir un intervalo de temperaturas de entre 17º y 24º en invierno y entre 23º y 27º en verano durante las horas de uso de la edificación.

Alimentación
Del sándwich de atún a la porrusalda

Las compras públicas de alimentos y la contratación de empresas para comedores determinan la economía de ciudades y comunidades autónomas. Una iniciativa madrileña recoge firmas para que esas compras introduzcan criterios sociales y ecológicos, como ya se están haciendo en experiencias pioneras en Valencia y las Islas Canarias.

8 Comentarios
Ruso 33 10:07 7/2/2019

Es súper injusto

Responder
0
0
Marisa 21:14 23/11/2018

Que fuerte me parece!! Alucino pepinillos!! Asi nos va todo!!

Responder
7
0
#26349 18:49 18/11/2018

A cuadros me he quedado

Responder
3
0
Mamen 21:05 10/11/2018

Yo trabajo como cocinera en un colegio concomedor de produccion propia y a nuestr@s niñ@s se les sirve por igual. Acabáramos vamos por muchas indicaciones q nos exigieran, su salud no tiene precio y estan creciendo, sin distincion de ningun tipo. .....INDIGNANTE OIR ESTE TIPO DE NOTICIAS.

Responder
13
0
JASB 13:43 8/11/2018

Pero cobrar seguro que cobran lo mismo por niño que por niña... ¡Es tan ridículo como indignante! ¡Los de Aramark y los del PSOE andaluz se merecen un croquetazo en toda la cara!

Responder
17
1
#25718 20:52 8/11/2018

El caso es que la comida de estos catering es tan mala que hijos se alegran de que haya poca, triste.

Responder
8
1
#25699 13:58 8/11/2018

Es lo que tiene discriminar por sexos, rara vez tiene un fundamento real

Responder
15
1
#26314 21:36 17/11/2018

Entonces que cobren menos a las niñas por menos comida

Responder
6
1

Destacadas

Arte
Bobby Baker, una artista de andar por casa con mucho que contar

Una exposición retrospectiva resume la trayectoria de la artista británica Bobby Baker, marcada por dos constantes: la preocupación por lo cotidiano y un humor irresistible.

Insólita Península
Madrigal de la Vera, el puente sin metáfora

Los romanos, convencidos de que era una buena idea comunicar su imperio con calzadas, se dedicaron a construir puentes por toda la Península. De aquel ejercicio han quedado entre nosotros puentes romanos y puentes de origen romano.

Últimas

Medio ambiente
“El concepto occidental excluye otras formas de progreso”
Entrevistamos al periodista peruano Joseph Zárate que presenta ‘Guerras del interior’, una recopilación de crónicas sobre conflictos medioambientales.
Maltrato animal
Animalistas protestan contra la ‘McCrueldad’
La asociación animalista Igualdad Animal protesta frente a un restaurante McDonalds en el Día Mundial Sin Carne.