Economía social y solidaria
De la economía social y solidaria al emprendimiento empresarial

El ayuntamiento de Madrid no renueva el proyecto Mares, que se basaba en entender la economía a través del fomento de diversas redes solidarias en los barrios y trabajar áreas como los cuidados, la sostenibilidad medioambiental o la inmersión empresarial.

Mares
Uno de los proyectos de economía social y solidaria llevados a cabo por MARES
31 oct 2019 17:24

Una cooperativa de riders que fomente buenas prácticas laborales y garantice un reparto de comida, paquetes y objetos de forma sostenible ecológicamente y también humanamente. La Pájara es uno de los proyectos que nació de MARES, una iniciativa europea para fomentar la economía social y solidaria en Madrid. Otros han sido la academia de la energía, el mercado de la moda sostenible, la toma de ideas para implantar supermercados cooperativos en la ciudad o la capacitación profesional para personas desempleadas. Eran muchos mares que constituían entre ellos una gran marea.

Es evidente que la forma de entender la economía que tenía el consistorio de Manuela Carmena y la que tiene ahora José Luis Martínez Almeida es muy diferente. Entre los acuerdos para gobernar de Ciudadanos y el PP, están un coworking en Pan Bendito o reabrir la escuela municipal taurina. Por contra, uno de los mayores proyectos de Ahora Madrid fue el fomento de la economía social y solidaria a través de este programa, financiado casi en su totalidad por fondos europeos. De los 6 millones de euros que se invirtieron en MARES 4,4 millones procedían de la Unión Europea y 1,6 millones los puso el consistorio madrileño. Ahora el equipo de Almeida ha decidido no continuar con este gran proyecto, que se dedicaba, entre otras cuestiones, a investigar sobre la soledad urbana.

Un proyecto así tiene que fomentar el empleo digno, pero también educar en otras formas de entender la economía

“MARES ha sido un proyecto piloto en el que se pretendía experimentar a través de la implementación de la economía social y solidaria en cinco sectores”, cuenta Nacho García, uno de los integrantes de su comité de dirección. En este tiempo se han creado 48 entidades, 300 iniciativas económicas se han beneficiado de las propuestas del proyecto y 13.000 personas han participado en cerca de 1.000 eventos. Según Nacho García, “un proyecto así tiene que fomentar el empleo digno, pero también generar formas de entender la economía”. Es aquí donde difieren los dos equipos de gobierno. “El nuevo ayuntamiento no tiene la misma idea de fomentar la economía social y solidaria, más bien fomentan el emprendimiento”.

Pero MARES no es un proyecto de Carmena, como hemos leído en algunos medios de comunicación. Nunca lo fue, sino que partió de Urban Innovative Actions como vivero de iniciativas ciudadanas. Son proyectos similares a los que se realizan, también con fondos públicos, en muchas ciudades europeas como Copenhague, Berlín o París.

Las patas principales de MARES eran movilidad, alimentación, y otras como reciclaje, energía o cuidados. La cooperativa de Julio Campo participó en la parte energética del proyecto. “Esto marcará un antes y un después. Que se aborden temas tan polarizados políticamente, como la instalación de energía fotovoltaica y la vulnerabilidad energética de nuestros barrios, desde el autoempleo colectivo, no debería ser motivo de discrepancias”. Entre las cosas que se trabajaron, talleres para reducir el consumo energético o cómo cambiar la tradicional compañía eléctrica por otras que utilicen fuentes de energía renovables como La Corriente, por ejemplo.

Mares 2
Uno de los proyectos de economía social y solidaria llevados a cabo por MARES

Una de las ramas fundamentales de MARES han sido los cuidados. Tanto de personas mayores, niños o el autocuidado. Paula Moreno explica que su área “ha acogido a un mayor número de entidades, hemos cumplido con todos los indicadores”. Así que no entiende que Almeida no quiera continuar con este proyecto. “Hemos sido la primera cooperativa madrileña de consumo de atención domiciliaria y de cuidados”. Una de sus iniciativas pasaba por suplir la falta de plazas en escuelas públicas de familias de 0 a 3 años. Lo hicieron con una red de familias organizadas convenientemente. Otro de sus proyectos era para que los profesionales de la salud compartiesen gastos, recursos y servicios y que esto sirviese para ayudar a salir de la economía sumergida.

    La economía social y solidaria tiene como uno de sus principios la conciliación. Por eso una de las claves de MARES ha sido crear tejido de barrio. Guías de crianza, acompañamiento vecinal, concursos de relatos sobre el barrio y otras iniciativas para que la gente identificase que en algunos casos lo que le ocurría era que sufría soledad no deseada en una gran ciudad, algo que puede parecer increíble pero que es perfectamente posible.

GastroLab Villaverde ha puesto en marcha la primera cocina incubadora pública de Madrid. Entre sus actuaciones, una cocina para ofrecer menús sostenibles y saludables y los supermercados cooperativos La Osa y SuperCoop, que abrirán sus puertas en 2020 en Lavapiés y Tetuán. Una de las primeras consecuencias de que el ayuntamiento de Madrid no continúe con este proyecto es que a partir de hoy cerrará sus puertas.

Desde Mares no entienden la decisión de Almeida, ya que el proyecto ha tejido alianzas que han llegado mucho más allá de Madrid. La participación de MARES en ferias de economía feminista, el foro de las ciudades o la semana de la arquitectura han hecho que se interrelacionase con otras iniciativas similares y pudiese tomar ideas. “Este tipo de economía fomenta la cooperación y la interdependencia, frente a modelos como el emprendimiento empresarial, que lo que priman es la competitividad”, explica Nacho García. Y añade que “en tiempo de crisis, cooperación y competitividad son formas muy diferentes de afrontar la merma de la economía de los hogares”.

Otros proyectos de economía social y solidaria, lejos de ser exclusivos del ayuntamiento de Madrid, se practican también en otros países. Algunos, como Nueva Zelanda, ya planifican sus presupuestos económicos en base a índices sobre el bienestar ciudadano. Para ello son fundamentales los indicadores de salud, medioambiente y prosperidad social en lugar de los habituales índices de crecimiento macroeconómico.

Relacionadas

Brecha salarial
Esto es la brecha salarial: un 40% menos de salario si barres en el interior

Un barrendero que escoba las calles de Bilbao cobrará este mes 1.477 euros, frente a los 1.028 euros de quien barre el interior de los edificios municipales. Ellos se ocupan del espacio público visible. Ellas, del invisible.


Economía social y solidaria
“Una economía con más economías transformadoras tiene más resiliencia”

Amaia Pérez Orozco y Silvia Piris, de la Colectiva XXK, y Álvaro Porro, del Comisionado de Economía Social, Desarrollo Local y Política Alimentaria del Ayuntamiento de Barcelona, desvelan las fallas del actual sistema y ofrecen pistas para una necesaria transición.

Brecha salarial
La desescalada sin escuelas acentúa la brecha salarial de las trabajadoras con hijos

La fase 1 de desescalada implica la vuelta con restricciones de la hostelería y una mayor reapertura del comercio, dos sectores feminizados. Las reducciones de jornada, los permisos sin sueldo y las excedencias implican una pérdida salarial que no se compensa con las ayudas por cuidado de menores propuestas por las administraciones. 

1 Comentario
#42340 19:16 1/11/2019

Ahora os dais cuenta de lo importante que era Carmena en el Ayuntamieunto, pero no dudasteis en ponerla verde y así contribuisteis a que no saliera

Responder
1
1

Destacadas

Temporeros
Los jornaleros no son bienvenidos en los hoteles de Lleida

Aunque el futbolista Keita Baldé se ofreció a pagar por adelantado el alojamiento de 200 trabajadores que duermen en la calle, los establecimientos están presentando excusas para no facilitar sus habitaciones.

Precariedad laboral
Los riders se reúnen con la ministra de Trabajo para exigir que se aplique la ley laboral

Riders X Derechos acudirán a la cita acompañados de representantes de la Unión de Autónomos UATAE y de Taxi Project. “Con la presencia de estos compañeros queremos mostrar la fuerza y unidad de la clase trabajadora”, resume Felipe Corredor.

Estados Unidos
Trump, en un búnker, señala al movimiento Antifa como el enemigo a cazar

Las protestas por el asesinato policial de George Floyd se han extendido a todo el país, en un movimiento que ya se compara con los disturbios que, a finales de los 60, impulsaron el movimiento de los derechos civiles. Al menos cinco personas han muerto en el contexto de las manifestaciones. Trump pide considerar terroristas a los antifascistas.

Sanidad
El gobierno de la Comunidad de Madrid dificulta la conciliación familiar al personal sanitario

El sindicato de enfermería SATSE denuncia que el gobierno de Ayuso ha iniciado recortes en los derechos del personal sanitario al limitar la conciliación familiar de profesionales con menores de 12 años. 

Coronavirus
Sanitarios hoy, pacientes mañana

Según las estimaciones del Consejo General de la Psicología, cerca de 150.000 sanitarios necesitarán atención psicológica tras la pandemia.

Menores tutelados
Ni familia ni apoyo social, el futuro de los menores migrantes en Andalucía

Con el verano a las puertas y el mar aún en calma, Andalucía prevé un incremento en la llegada de personas migrantes. Pese a ello, la Junta recorta 142 plazas destinadas a la acogida de menores migrantes sin referentes familiares desde el 1 de junio.


Crisis económica
Estados Unidos: coronacapitalismo y su inminente colapso

La riqueza privada siempre ha prevalecido sobre la salud pública en el manual de instrucciones capitalista. Aun así la enormidad de la crisis y el potencial explosivo de transformación que ésta encierra están cambiando las reglas y puntos de vista sobre el bien común.

Caza
Las granjas de animales para caza mayor aumentan un 40% desde 2011

Un total de 802 granjas se dedican a la cría de animales para la caza en España. Unidas Podemos denuncia el “elevado aumento” de las instalaciones que crían ejemplares de caza mayor, que han pasado de 204 en 2011 a 285 en la actualidad.

Memoria histórica
¡Amnesia y libertad!

Llamar terrorista a alguien por haber militado contra el franquismo, incluso en los grupos que postulaban el tácticamente discutible empleo de la violencia para derribarlo, puede ser un desahogo de barra de bar pero parece un argumento poco sólido si procede de alguien a quien se le supone una solvente formación académica.

Últimas

Argentina
Mendoza lucha por su agua aún en medio de la pandemia

En esta provincia del oeste argentino la sequía ha reavivado la conciencia social sobre la importancia de proteger el agua. El covid-19 ha reabierto el debate de los últimos meses.


Opinión
Cuidados sí, guerra no

El uso de terminología militar por parte de diferentes mandatarios ha sido ampliamente debatido. Lo que no ha sido tan debatido es cómo este lenguaje refuerza el imaginario patriarcal.