Crisis climática
Amigos de la Tierra y Greenpeace llevan a Shell ante los tribunales por su contribución al cambio climático

Varias organizaciones ecologistas acusan a Shell de negligencia por su inacción ante el cambio climático y argumentan que la compañía viola los artículos 2 y 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos: el derecho a la vida y el derecho a la vida privada y familiar.

Shell Australia
Instalación de gas natural flotante de shell en Australia.

publicado
2019-04-05 16:01

La organización ecologista Amigos de la Tierra ha demandado a la empresa de hidrocarburos Shell para obligar a la compañía a abandonar las actividades que perjudican el clima. La organización ecologista se ha presentado en la sede de Shell en La Haya para entregar la citación judicial e iniciar el proceso legal contra la misma por su inacción ante el cambio climático, en nombre de más de 30.000 personas de 70 países.

La campaña de Amigos de la Tierra para sentar a Shell en el banquillo de los acusados se inició hace un año, cuando avisó a la multinacional de sus intenciones y le exigió medidas para poner fin a la destrucción climática que estaba ocasionando con su actividad empresarial. Sin embargo, Shell hizo caso omiso a estas demandas. “Los directores de Shell aún no quieren decirle adiós al petróleo y al gas; arrastrarían al mundo a un colapso antes de renunciar a sus operaciones. Ahora la justicia puede evitarlo”, ha señalado Donald Pols, director de Amigos de la Tierra Países Bajos.

En la citación judicial se detallan los motivos por los que se demanda a Shell. Amigos de la Tierra y el resto de organizaciones querellantes, entre ellas la sección de Greenpeace en Países Bajos, argumentan que la compañía es consciente desde hace tiempo del cambio climático así como del rol que ha desempeñado a la hora de provocarlo. En Países Bajos, la ciudadanía, incluidas las empresas, tiene el deber legal de no causar daños innecesarios de forma consciente si se pueden tomar medidas preventivas de forma razonable para evitar los daños, lo que jurídicamente se conoce como “negligencia perjudicial”.

Las organizaciones ecologistas consideran que Shell sigue sin actuar pese a haber reconocido la contribución de la industria de los combustibles fósiles al calentamiento global, y aseguran que continúa presionando en contra de las medidas que favorecen al clima y el interés general, e invirtiendo miles de millones en la extracción de petróleo y gas.

En el documento aportado en la demanda se afirma que los objetivos climáticos de Shell no solo no garantizan ninguna reducción de las emisiones, sino que sus actividades contribuirían a traspasar el umbral de 1,5ºC. En este sentido, los demandantes sostienen que Shell está violando su deber de proteger los derechos humanos al socavar las oportunidades de mantener el calentamiento por debajo de 1,5°C. Los demandantes consideran que Shell viola los artículos 2 y 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos: el derecho a la vida y el derecho a la vida privada y familiar.

“Si esta demanda llegase a buen término, sería la primera vez que una de las multinacionales más grandes del mundo se vería obligada a modificar sus operaciones empresariales”, ha afirmado Roger Cox, quien se encarga de esta demanda contra Shell.

Relacionadas

Crisis climática
La COP25 y la emergencia climática

Ante el estallido social que se está produciendo en Chile como consecuencia de las desigualdades sociales y del continuo ataque a los derechos humanos y medioambientales que padece la sociedad chilena, consecuencia de la política depredadora del neoliberalismo más salvaje, que sigue vigente en el país como resultado de la no derogación de la Constitución chilena impuesta por la dictadura de Augusto Pinochet, con el asesoramiento de los EE.UU. a través de la Escuela de Chicago (Chicago Boys); el presidente chileno Sebastián Piñera cancela la COP25 en un intento de ocultar de la atención internacional la crisis de pobreza y desigualdad que sufre el 90% de la sociedad chilena. Muchas organizaciones de la sociedad civil de Chile habían manifestado su voluntad de que este evento internacional sirviera como oportunidad para aumentar la presión sobre el gobierno chileno frente a las vulneraciones de sus derechos.

Incendios
Una tormenta perfecta: California en llamas

Sin acción global para combatir el cambio climático, California va a tener que acostumbrarse al humo. Como en los últimos años, el escenario de esta tormenta perfecta va a replicarse: un ambiente seco después del verano, vientos impredecibles y violentos, y líneas eléctricas en estado decadentes.

6 Comentarios
#32747 14:00 7/4/2019

Buena iniciativa en la buena dirección: pedir cuentas a los causantes directos de la crisis climática.

No creo que se pueda cuestionar el compromiso de Greenpeace. Hay muchas fake news a su alrededor precisamente porque solo dependen de sus personas socias.

Responder
0
0
#32719 12:41 6/4/2019

No sé yo si greeenpeace es una organización en la que se pueda confiar.

Sus vínculos con la industria petrolera de los usa es de sobra conocida, tal y como cuentan en otros comentarios. De hecho, cada vez desconfío más de las orgas "estrictamente" ecoloistas-políticas tipo Equo; aunque el programa político contyra el cambio climático es obligatorio, estoy muy decepcionado con este tipo de orgas, que siempre acaban actuando como peones de intereses político-económicos.

Recuerdo, por ejemplo, a "galiza non se vende" en 2009, cuando estaba súper activa en contra del gobierno bipartito de PSdG-BNG en Galicia. Encastrados en los "movimientos alternativos", sirvieron de quintacolumna de la derecha, no sé si de forma consciente (como hace Izquierda Unida en Galicia) o por torpeza y falta de previsón (una falta demasiado grave si se quiere jugar a la política). Hoy en día, con amenzas gravísimas contra el medio ambiente y la sociedad, como el proyecto minero de Touro-O Pino, esas gentes están más que desaparecidas, así com el "movimiento organizado" del ecologismo en Galicia.
Así que agenda contra el cambio climático y contra las energías fósiles (lo dela nuclear hay que hablarlo), por supuesto. Grupetes y asociaciones exclusivamente ecologistas con ambiciones político-económicas? No, gracias.

Responder
2
2
#32709 22:53 5/4/2019

Moore ha trabajado para la industria minera, la industria maderera, los fabricantes de PVC, la industria nuclear y en defensa de la biotecnología. En octubre de 2008, Greenpeace emitió un comunicado en el que se distanció de Moore y dijo que "explota los lazos que ya existían con Greenpeace para venderse a sí mismo como orador y portavoz pro-corporativo, generalmente tomando posiciones a las que se opone Greenpeace".

fuente: Greenpeace.org. “The Founders of Greenpeace.”
3 Febrero 2007.

Responder
3
0
#32708 22:50 5/4/2019

Aunque el Sr. Moore desempeñó un papel importante en Greenpeace Canadá durante varios años, fundo a Greenpeace. Phil Cotes, Irving Stowe y Jim Bohlen fundaron Greenpeace en 1970.

Responder
1
1
#32689 17:56 5/4/2019

Ha dicho el co-fundador de greenpeace que lo del cambio climático es un cuento chino, una gran mentira.

Responder
1
3
#32717 11:26 6/4/2019

Aunque el Sr. Moore desempeñó un papel importante en Greenpeace Canadá durante varios años, no fundó a Greenpeace. Phil Cotes, Irving Stowe y Jim Bohlen fundaron Greenpeace en 1970.

Responder
3
0

Destacadas

Derecho al agua
Gestión pública del agua: del “palo” judicial a Barcelona a la gestión excelente de Valladolid

Esta semana el Tribunal Supremo tumbó el plan de municipalización de aguas de Ada Colau en Barcelona, avalando una concesión franquista de 95 años que no obtuvo licitación pública.

Violencia machista
Mapa: todas las concentraciones de este 25N, Día contra la Violencia de Género

Miles de mujeres se preparan para mostrar su rechazo a las violencias machistas con motivo del Día por la Eliminación de la Violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo.

Francia
En la ZAD, el mañana nos pertenece

¿En qué situación se encuentra la ZAD (Zona a defender) de Notre Dame des Landes dos años después del abandono del proyecto para construir un aeropuerto en sus tierras? Tras haber desmontado las barricadas y con el campo en calma, sus habitantes trabajan sin descanso en la construcción de una utopía de lo concreto, con ramificaciones en otras resistencias locales e internacionales. Sin que por ello se hayan terminado los debates dentro del grupo.

Pista de aterrizaje
Manuela Lucena: “Los señoritos no quieren llevar mujeres”

Manuela Lucena Aragón lleva toda su vida recogiendo aceitunas. A sus 60 años, explica cómo las mujeres siguen sin ser reconocidas en esta profesión.

Últimas

Bolivia
El poder y sus perpetuidades

En las últimas semanas diferentes medios y personas en redes sociales vienen hablando de Evo Morales y cómo los políticos de la izquierda llamada bolivariana tienden a aferrarse de forma autoritaria al poder. Venga, me sumo que está interesante la cosa.

Régimen del 78
Duelo al sol y navajazos en las cloacas

Los papeles de las empresas de Villarejo siguen poniendo bajo sospecha las prácticas de baluartes del Ibex 35. En esta ocasión las sospechas se vuelcan sobre Iberdrola. Sus ejecutivos estarían detrás de un intento por desacreditar a Florentino Pérez, presidente de la constructora ACS.

Sistémico Madrid
Los Gallardo, raíces profundas

La tercera fortuna de Catalunya aloja en un piso de Madrid la sociedad que articula su imperio farmacéutico y sanitario, valorado en más de 3.000 millones de euros.