Brasil
Brasil despierta ante la corrupción del sistema judicial: “Los mensajes confirman que Lula es un preso político”

Los mensajes parecen comprobar lo que ya se sospechaba: el juez Moro actuó como asistente de la acusación del expresidente Lula. El hoy ministro, que juega un papel fundamental en el Gobierno de Bolsonaro, conspiró con el fiscal del caso Lava Jato para perseguir al expresidente cuando lideraba la campaña electoral de 2018.

Jair Bolsonaro y el Ministro Sergio Moro
Jair Bolsonaro y el Ministro Sergio Moro. Foto: José Cruz/ Agência Brasil
13 jun 2019 07:06

Tras un año en la cárcel, en una celda aislada, el expresidente de Brasil Luis Inácio Lula da Silva finalmente tuvo la posibilidad de dar entrevistas. Después de vencer una larga batalla judicial que le silenciaba, hace poco más de un mes recibió la visita de los primeros periodistas. Quien esperaba verlo débil y decaído se sorprendió: en los vídeos que se publicaron, un Lula altanero y determinante afirmaba su inocencia con la fuerza discursiva de un líder que no aparentaba ninguna señal de miedo, duda o timidez. “Déjame decirte alto y claro: Sergio Moro es un mentiroso. Deltan Dallagnol es un mentiroso. Todo lo que quiero es que Moro haga un discurso cada día. Cuanto más hable... Cuanto más hable, más se comprometerá.”Parece que algo de razón tenía. De hecho, en este entonces ya habían sido proferidas las palabras que pondrían en situación comprometida a Sergio Moro, el exjuez y actual Ministro de Justicia que fue responsable de su condena a prisión. Es verdad que no fueron palabras dichas en discursos para cámaras de televisión –como le suele gustar a Moro–, sino que en privado, a través de aplicaciones de móvil, justamente con el coordinador de los fiscales responsables de la acusación de Lula, Deltan Dallagnol.La filtración de mensajes que demuestran a Moro aparentemente actuando en colusión con los fiscales de la acusación ha generado un escándalo que paralizó Brasil. Las conversaciones publicadas en el sitio de noticias The Intercept Brasil dominaron los titulares y los debates políticos. No porque pusieran sobre la mesa información jamás supuesta antes, sino porque tienen el poder de comprobarla.

MORO: DE JUEZ A MINISTRO

No son novedosas las críticas a las actuaciones del exjuez Sergio Moro y del fiscal Dallagnol en la dirección de la Operación Lava Jato, que investiga relaciones de corrupción entre constructoras y políticos de Brasil. Si, por un lado, es verdad que los dos son vistos por parte de la sociedad como héroes anticorrupción, por otro son también muy cuestionados por actuar supuestamente de forma selectiva y con intenciones políticas, ignorando derechos de los acusados y repetidamente practicando acciones irregulares y arbitrarias en el ejercicio de sus funciones.Ejemplos no faltan: irónicamente, fue Moro quien, en 2016, filtró a la prensa conversaciones telefónicas sigilosas entre Lula y la entonces Presidenta de la República, Dilma Roussef. Adepto a los escenarios, micrófonos y a los espacios frecuentados por políticos de derechas, Moro no tuvo, en ese mismo año, el cuidado de evitar fotografiarse entre sonrisas al lado de acusados a los que debería juzgar –como, por ejemplo, el diputado Aécio Neves, candidato derrotado en las elecciones presidenciales del 2014, contra el Partido de los Trabajadores (PT), el partido de Lula y Dilma.

En los diálogos entre Moro y Dallagnol se encuentran ejemplos paradigmáticos de lo que en Brasil se suele caracterizar como antipetismo, el sentimiento que rechaza al PT, muchas veces aderezado con alguna dosis de odio y caldo ideológico de derechas
Aún así, entre alabanzas, críticas y acusaciones férreas, Moro fue el autor de la sentencia que llevó al popular expresidente a la cárcel el año pasado. La decisión, basada en la acusación presentada por Dallagnol y sus colegas, es considerada extremadamente frágil por muchos juristas. El hecho de que haya sido confirmada por tres jueces de una instancia superior no fue suficiente para borrar sospechas y teorías conspirativas. Esto se explica porque Luis Inácio Lula da Silva fue condenado en tiempo récord, en plazos que curiosamente se fueron coordinando a la perfección con el calendario electoral. Y con el pequeño detalle que es sabido por todos: Lula lideraba con considerable ventaja las encuestas para las elecciones del año pasado.Para empeorar, poco después de que se terminara el periodo electoral —en el que su actuación tuvo un papel definitivo— Sergio Moro hizo un movimiento que para muchos le desenmascaró. Invitado por el nuevo presidente, el ultraderechista Jair Bolsonaro, para asumir el Ministerio de Justicia, lo aceptó sin vacilar. Para colmo, en un error característico de su estilo no muy brillante, Bolsonaro llegó a confesar que había prometido a Moro nominarlo a la Corte Suprema de Justicia en la primera oportunidad que se le apareciera.

MORO: EL ASISTENTE DE LA ACUSACIÓN

Hasta pocos días atrás, estos hechos eran las evidencias más claras de que sí había razón para sospechar que Moro no fue un juez imparcial al condenar a Lula. Hasta que llegaron los audios con las conversaciones entre el ahora ministro y los fiscales de la acusación de la Operación Lava Jato.La filtración, publicada en The Intercept Brasil, cayó como una bomba. El material muestra a Moro dando instrucciones a Dallagnol en diferentes momentos, como un asistente de la acusación. En un pasaje critica la preparación de una fiscal: “Intente darle unos consejos. Un entrenamiento sería bueno”, escribió Moro.En otros momentos el juez sugiere cambiar el orden de las fases de investigación y hasta pide que sean hechas nuevas acciones: “¿No es mucho tiempo sin operaciones?”, pregunta, y en otro mensaje se queja: “No se puede cometer este tipo de error ahora”. Moro también indica a Dallagnol el contacto de una persona que considera que podría ser llamada como testigo: “Aparentemente estaría dispuesta a prestar información, por eso te la paso. La fuente es seria”. Y cuando el PT atacó la Lava Jato en nota pública, Moro usó el plural para preguntar a Dallagnol: “¿Deberíamos rebatir oficialmente?”.

DALLAGNOL: CONCIENCIA DE DENUNCIA FRÁGIL

Además de otros ejemplos de esta naturaleza, el material difundido también muestra los comentarios y movimientos de los fiscales cuando fue provisoriamente concedido —y rápidamente negado de nuevo— al expresidente Lula el derecho a dar entrevistas desde la cárcel antes de las elecciones. En los diálogos, se encuentran ejemplos paradigmáticos de lo que en Brasil se suele caracterizar como antipetismo, el sentimiento que rechaza al PT, muchas veces aderezado con alguna dosis de odio y caldo ideológico de derechas.“¡¡¡Qué broma!!! ¡¡¡Indignante!!! Ahí va el tipo a armar un escenario en la cárcel. Un verdadero circo. (…) Y nosotros acá haciendo el papel de payasos con una Corte Suprema como esta…”, dijo la fiscal Laura Tessler, a lo que le contestó su colega Isabel Groba: “¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Mafiosos!!!!!!!!!!!!!”La filtración también revela el sentimiento de Dallagnol pocos días antes de presentar públicamente la denuncia en contra de Lula por el caso de un apartamento “triplex” que supuestamente le fue ofrecido por el empresario de una gran constructora. El fiscal manifestaba dudas e incertidumbres sobre el caso. “La opinión pública es decisiva y es un caso construido con prueba indirecta y palabra de colaboradores en contra de un icono (Lula) que pasó incólume por el mensalão (caso de corrupción durante el gobierno Lula en 2005)”, dijo el fiscal a algunos colegas. Pasados unos días, los fiscales fueron criticados por los analistas por la fragilidad de su denuncia, en cuya presentación llegaron a admitir que no tenían “pruebas cabales” de que Lula era dueño del departamento. Sin embargo, por esta misma presentación, que tuvo amplia repercusión en medios de prensa, Dallagnol y sus colegas ganaron apoyo de una parte de la población.

LA REPERCUSIÓN

Después de la divulgación de las conversaciones, el ministro Sergio Moro y el grupo de fiscales de la Operación Lava Jato se apresuraron a publicar dos notas públicas con tonos similares. Acusan la filtración de haber sido fruto de acción criminal, un robo hecho por hackers, y afirman no ver ninguna irregularidad reflejada en las conversaciones difundidas que, según ellos, fueron “sacadas de contexto”. Sin embargo, al no negar la autoría de los mensajes, prácticamente avalaron su veracidad.Ni siquiera sus pares salieron en su defensa. La Orden de los Abogados de Brasil (OAB) afirmó que “el contenido de las conversaciones difundidas amenaza importantes fundamentos del Estado Democrático de Derecho” y pidió la destitución de los fiscales y del ministro hasta que se concluya una investigación detallada. El Consejo Nacional del Ministerio Público (CNMP), autoridad máxima de la clase de los fiscales públicos, fue por la misma senda: determinó la apertura inmediata de una investigación hacia los fiscales involucrados.El Partido de los Trabajadores fue directo: “Moro, Dallagnol y sus socios actuaron de forma coordinada para crear una farsa judicial, forjando acusaciones con el objetivo político de impedir la victoria de Lula y del PT en las elecciones presidenciales”. Acerca de la prisión de su correligionario, concluye: “Los mensajes comprueban, hasta para los que se negaban a ver los hechos, que Lula es un preso político”. Presionado, Moro tendrá que presentarse al Senado Federal para prestar sus explicaciones. Algunos diputados amenazan convocarlo también a la Cámara de Diputados con el mismo propósito. De parte del presidente Jair Bolsonaro, hasta ahora, solamente el silencio. Ayer, cuando algunos periodistas le preguntaron sobre el caso, se dio la vuelta y les dejó sin respuestas.

GREENWALD TIENE EL CONTROL: “ES APENAS EL COMIENZO”

“Sergio Moro es un mentiroso. Deltan Dallagnol es un mentiroso.” Las frases de Lula reproducidas en el inicio de este reportaje fueron dichas al estadounidense Glenn Greenwald. El periodista ganó fama en 2013, cuando publicó las filtraciones del exagente de la Agencia de Seguridad Nacional de EE UU Edward Snowden. En aquel entonces, las publicaciones de Greenwald en los periódicos The Guardian y Washington Post develaron informaciones secretas filtradas por Snowden sobre el programa de vigilancia en masa del gobierno estadounidense, con el robo de datos personales de millones de personas.Una vez más, Greenwald está encargado de abrir las cortinas del escenario. Las filtraciones de las conversaciones entre Sergio Moro y los fiscales de la Lava Jato fueron entregados a él por una fuente no revelada. Junto a su equipo de periodistas, Glenn afirma que publicó apenas una pequeña parte en su website, el The Intercept Brasil. “Este es apenas el comienzo de lo que pretendemos que sea una investigación periodística continua de las acciones de Moro, de Dallagnol y del grupo de fiscales de la Lava Jato —sin mencionar la conducta de innumerables individuos que aún tienen un enorme poder político y económico dentro y fuera de Brasil”, dice la primera parte de la nota con las filtraciones, causando escalofríos en mucha gente.En su cuenta personal de twitter, Greenwald adoptó un tono aún más épico: “La carpeta cedida por nuestra fuente sobre Brasil es una de las más grandes de la historia del periodismo. Contiene secretos explosivos en chats, audios, vídeos, fotos y documentos sobre Dallagnol, Moro y muchas facciones poderosas. Nuestros reportajes apenas empiezan.”¿Será verdad? Aún no lo sabemos, cabe esperar los próximos capítulos. De todas maneras, el exministro de educación, Renato Janine Ribeiro, lo definió bien: “Greenwald asumió el protagonismo del partido. Sus blancos están haciendo exactamente lo que quiso o predijo. Es él quien controla el tablero. Por primera vez, desde 2015, la extrema derecha perdió la iniciativa”.En un contexto donde las manifestaciones en contra de los recortes en educación ya suponían una amenaza para el gobierno de Bolsonaro, las filtraciones debilitan lo que antes fue uno de sus principales pilares: la popularidad y la legitimidad que gozaba Sergio Moro para la parte más conservadora de la población brasileña. Con apenas seis meses, el estadista de ultraderecha ve crecer mes a mes el volumen de desconfianza y críticas hacia su mandato.

Relacionadas

Coronavirus
El impacto de la covid-19 sigue creciendo en Brasil, que sumó el jueves 844 nuevos fallecidos

En las últimas 24 horas, España ha mantenido las cifras de contagios y fallecimientos en los mismos parámetros que en el informe del jueves. El número de fallecidos descendió pero los contagios aumentaron ligeramente.

Movimientos sociales
Movimientos en la pandemia: desobedecer en tiempos de cuarentena

La red de cooperativas de Barquisimeto (Venezuela), los proyectos de apoyo mutuo en las favelas de Río Janeiro (Brasil) y las experiencias frente a la virus en las comunidades del norte del Cauca (Colombia) son los escenarios de esta nueva entrega de “Movimientos ante pandemia”, una serie realizada por el periodista y analista uruguayo Raúl Zibechi. 

11 Comentarios
Nina Richi 18:53 1/10/2019

Creo todo lo que ha escrito este periódico, lo que dicen no creer que Lula es inocente,con todas estas pruebas los ciega el odio el cual no les permite ver los verdaderos malvados,que son el Juez Moro y los fiscales que le seguían el juego, para beneficiarse porque querían dinero y lujos, todos sabemos de la inocencia de Lula Da Silva, ellos fueron pocos inteligentes y dejaron ver sus costuras por sacar a Lula de las elecciones, porque tan rápido actuaron y en medio de las elecciones donde el tenia las encuestas ganadas, eso estuvo muy claro para nosotros y para todo el mundo, lastima que una población de Brasil no vio claro ese juego macabro de estos mentirosos sin escrúpulos y sin decencia

Responder
0
0
#36110 16:06 20/6/2019

tudo mentira; informem-se o juiz é inocente!!!!

Responder
1
0
#36107 15:22 20/6/2019

Muito tendencioso o artigo. Lula como sempre na frente dos jornalistas internacionais usa o seu carisma, carisma porém que não há mais aqui no Brasil

Responder
0
0
#35859 23:26 14/6/2019

Yo no sé q país vive ese periódico es un ladrón robó todo un país dejo un país en banca rota para favorecer su familia e un bando de ladrones dejo un país tiene q queda por resto de la vida preso sus hijos multimillonario quebró las empresas de mi país

Responder
1
4
Weberson divino Pereira 15:05 14/6/2019

Por mais que Tente dizer que o ministro esta errado não vai consegui explica onde esta o dinhero do povo brasileiro. Porque tanta falta de investimento.porque nunca fizeram nada?por mim não tem um político do PT limpo nesa historia, todos são corruptos......

Responder
2
4
#35841 14:37 14/6/2019

Quiero dejar aquí mi repudio a este periódico sensacionalista, tendencioso, soy brasileña y harta de ler tantas notícias totalmente distorcidas a respeto de la política brasileña actual, nunca jamás en mi vida, he visto un gobierno realmente luchando por nuestro país, sin vender nin comprar cargos políticos, e/o apoios en proyectos, por eso incluso están parados a la espera de votación, porque aún queda resto de la pandilla, y también la mala costumbre de llevar propina en todo, todo,, somos una nación en reconstrucción, gracias al presidente Jair Messias Bolsonaro. Y vamos a rumbo cierto, sin la corrupción de siempre.... Gracias a Dios

Responder
4
8
#35861 23:30 14/6/2019

No tiene ni idea q pasa en Brasil robo todo un país moral quería quitar nuestro orgullo Sergio moro es un héroe puso en riesgo su vida de su familia todos aquellos dispuesto a luchar contra la corrupción y el crimen organizado son todos unos terroristas quería destruir mi país la dignidad de un pueblo

Responder
3
5
#35824 10:19 14/6/2019

Hola,
Creo que el reportaje se olvida de citar todas las pruebas que fueron presentadas en el caso específico (del piso triplex) y que el caso ya fue juzgado en trés otros niveles del poder judiciário, todas confirmando la decisión del juez Moro.

Además, Lula está en juicio por otros ocho casos de corrupción, que no están sendo juzgados por Moro.

Decir que el objetivo de la Lava Jato fue prender Lula por fines políticos no tiene ninguna base en los hechos, visto que la operación ya envió a la carcel otras 73 personas (donde sólo 14 son politicos).

Responder
5
6
#35842 14:40 14/6/2019

Nº me dejan escribir lo que pienso de e de te periódico, y la verdad sobre la política de Brasil, pero me alegro que hay más gente aquí, dispuesto a difundir la verdad

Responder
1
2
#35862 23:34 14/6/2019

Me alegro q hay gente q quire un Brasil mejor arisca sus vidas las personas de bien lo mejor q podía pasar después de 500 años hay esperanza para mi gente vamos construir un país serio sin ladrones y corrupción ese Lula es preso ladrón tengo vergüenza desde honbre toda su pandillas q saqueó nuestro país

Responder
0
3

Destacadas

Brecha salarial
Esto es la brecha salarial: un 40% menos de salario si barres en el interior

Un barrendero que escoba las calles de Bilbao cobrará este mes 1.477 euros, frente a los 1.028 euros de quien barre el interior de los edificios municipales. Ellos se ocupan del espacio público visible. Ellas, del invisible.


Actualidad
De Colombia a India. Ciclones y totalitarismos

Un resumen visual de la actualidad mundial. Todo imagen, sin comentarios. Un nuevo formato de El Salto TV: el Plano Maestro.

Coronavirus
La mascarilla, nuestra nueva frontera

La obligatoriedad de la mascarilla simboliza lo que me atrevería a calificar de mutación antropológica: nuestros gobernantes, con el apoyo de pensadores de la altura de Byung-Chul Han, parecen estar decididos a que la cara no enmascarada comience a parecernos obscena.

Drogas
Más opioides, más alcohol y cannabis al doble de su precio: las drogas durante el estado de alarma

¿Qué ha cambiado en el mundo de las drogas durante los dos meses de confinamiento? Javier Sánchez Arroyo, coordinador de Consumo ConCiencia, responde a las dudas sobre el uso y posible abuso de sustancias en este tiempo.

Antifascismo
Salir del armario de la patria

Hablar de patria en la izquierda es casi tan jodido como salir del armario, y mira que suele ser tortuoso. Pero la realidad es que, una vez que sales, se está bastante mejor.

Coronavirus
Sanitarios organizan la primera protesta de la desescalada en Madrid
El lunes 25 de mayo a las 20 horas trabajadoras y trabajadores llaman a secundar una protesta en las puertas de todos los centros de Madrid
Teatro
Cuando en el teatro se representaba la huelga

La huelga fue protagonista, principal o secundaria, en numerosas obras de teatro escritas y representadas en España en la bisagra entre los siglos XIX y XX. El hispanista Gérard Brey ha analizado en profundidad lo que denomina “teatro de la huelga”, un subgénero hoy olvidado y desaparecido de la escena actual.

África
La comunidad sostiene las vidas vulnerables en Nairobi durante la pandemia

Ante las medidas del gobierno de Kenia por el covid-19, muchas familias que viven al día se enfrentan a graves dificultades para acceder a productos de necesidad básica y a una violencia policial estructural que pone en riesgo su vida.

Últimas

Centros de Internamiento de Extranjeros
CIE de Zapadores, prisión privativa de dignidad vacía por primera vez

La vulneración de derechos, los abusos policiales y la falta de garantías vitales convierten los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) en espacios de deshumanización. Con la pandemia del covid-19 y la declaración del estado de alarma, todos los centros del Estado han quedado vacíos por primera vez en más de treinta años.

Historia
Vasco Núñez de Balboa y el consenso del pueblo

Las cacerolas que estos días reclaman en la calle Núñez de Balboa el fin de un supuesto golpe de Estado nunca habrían tolerado que un Vasco Núñez de Balboa existiese.