Temporeros
Situación actual de la campaña de la aceituna

Sobre los graves hechos acaecidos en esta intermedia campaña.

Responsable de la campaña de Jaén Acoge.


publicado
2020-01-03 06:00

“Arrestado tras abandonar sin vida a uno de sus temporeros” Diario Jaén. 17-12-2019.
“Libre de cargos el dueño de una finca acusado de agredir a un trabajador inmigrante”Diario Ideal. 19-12-2019.

Un año más asistimos a la situación de precariedad e indefensión del colectivo de temporeros inmigrantes en la campaña de aceituna en Jaén.

Condenamos enérgicamente los hechos acontecidos en estos últimos días como son la muerte de un trabajador, la explotación laboral, la falta de seguridad en el trabajo y la deshumanización, hechos que, ni son la generalidad pero tampoco realidades puntuales.

A través de nuestra observación y experiencia en los sucesivos años que llevamos recorriendo los pueblos y albergues en nuestro trabajo de campo haciendo entrevistas a responsables de albergues, directores de servicios sociales, así como a los propias personas migrantes, extraemos conclusiones evidentes y que venimos reflejando en todos y cada uno de los informes de campañas sucesivas.

Independientemente del dispositivo puesto en marcha desde las distintas administraciones, con foros locales de inmigración, foro provincial y los recursos y servicios que se derivan de los mismos y donde se coordinan acciones, hemos de señalar una vez más que se evidencian los siguientes hechos:
1. La falta de vivienda digna para los trabajadores en activo.
2. La falta de responsabilidad ética y moral por parte de algunos empleadores sin escrúpulos, abusando de parte del colectivo indefenso ante su situación administrativa irregular.
3. La desconfianza y la hipocresía de la sociedad en general al que por una parte dice no necesitar mano de obra foránea y por otra vemos como se evidencia año tras año las contrataciones que en ocasiones se hacen a inmigrantes en situación de irregularidad para maximizar sus beneficios a costa de la dignidad humana.
4. La exigencia a las administraciones en implicarse en la necesidad de campañas de sensibilización para desmontar con cifras reales y oficiales los bulos y los rumores acerca de la inmigración en general y de los temporeros en particular y ante la ola de odio auspiciada por determinados sectores de nuestra sociedad.
5. La más que mejorable implicación de las organizaciones agrarias en los Foros Locales de Inmigración creados para mejorar la situación de los trabajadores temporeros, sean o no inmigrantes e insistiendo en la obligación moral y ética de dar cobijo en condiciones dignas a las personas que contratan y que no residan en la zona donde se les contrata.
6. Por otra parte no es suficiente que exista una Normativa Laboral ( Convenio, Salud Laboral, Formación, etc..) si no hay medios suficientes para la vigilancia y estar expuestos a situaciones y hechos como por desgracia ocurren todos los años. Si no es en una vivienda, es en el tajo y si no en el rechazo en acceso a la vivienda temporal para con los temporeros. No es casualidad, sino causalidad la que produce que todos los años tengamos episodios como los vividos con la muerte de un trabajador y el abuso y la agresión física a otro.

No es casualidad que sean migrantes.

Poner por otra parte de manifiesto, que una gran parte de la sociedad civil a través de decenas de organizaciones y entidades sociales de Jaén y su provincia ponen a disposición tiempo y recursos para mejorar las condiciones de vida de las personas migrantes que se acercan a la campaña en busca de una oportunidad laboral y de vida.

Sobre este blog
Espacio para las luchas sociales en Andalucía abierto a la participación
Ver todas las entradas

Relacionadas

Temporeros
¿Otro año de abusos contra las temporeras marroquíes?
Ante el regreso de las temporeras marroquíes a Huelva, surge el interrogante de si esta vez se podrán garantizar sus derechos.
Explotación laboral
Virginia Piña Cruz: “O que está acontecendo coas xornaleiras de Huelva non é novo, pero ten que cambiar”

Falamos con Virginia Piña Cruz, militante do SAT (Sindicato Andaluz de Traballadoras), sobre a situación das mulleres marroquís que denunciaron abusos por parte dos empresarios dos campos de amorodos de Huelva.

Temporeros
Explotación y lucha de pura cepa

Durante años, la vendimia se constituyó en el corazón de la lucha de clases en el campo extremeño. La recolección de la uva será la trinchera donde se diriman el salario y los derechos.

0 Comentarios
Sobre este blog
Espacio para las luchas sociales en Andalucía abierto a la participación
Ver todas las entradas

Destacadas

Iglesia católica
La punta del iceberg desmembrado

La Asociación de Víctimas de Abusos en centros religiosos de Navarra celebró el viernes 14 de febrero las primeras jornadas de pederastia eclesiástica, a las que acudieron abusados de varias regiones y con los que acordaron crear la Federación estatal de víctimas. Desde la creación de la asociación hace diez meses, 32 personas han hecho público su caso.

Educación
“La posesión es una manera muy perversa de pensar en otra persona”

Psicólogo, profesor e investigador, Lucas Platero recuerda que la Educación ha sido siempre un lugar en disputa y pide al Gobierno de coalición le pide que sea valiente, porque se pueden hacer políticas públicas queer, antirracistas y feministas. O, al menos, intentarlo.

Servicios de inteligencia
La mayor operación de espionaje de la historia

Las agencias de inteligencia alemana y estadounidense espiaron a más de cien países, entre ellos España, durante décadas, hasta los años 90. Torturas, asesinatos, ataques terroristas fueron ignorados si servían a sus intereses.

Antiespecismo
Primer plato: sufrimiento animal

El movimiento Animal Save busca la transición alimentaria frente a las macrogranjas y mataderos, que sacrifican 95 millones de animales al año en el País Valencià.

Gentrificación
La cultura de club en Berlín, contra las cuerdas por la gentrificación

La subida de alquileres se está llevando por delante una de las señas de identidad de Berlín: la cultura de clubs y su célebre vida nocturna. Quienes ven en las discotecas berlinesas meros lugares de ocio probablemente desconocen su dimensión socioeconómica.