Telefonía
Electrosensibilidad, medioambiente y política

Las multinacionales financian investigadores científicos y utilizan grupos de presión para mantener en el mercado sustancias o productos que tienen un impacto en la salud y en el medioambiente. Con el desarrollo surgen nuevas enfermedades, como la Sensibilidad Química Múltiple y la electrosensibilidad, que por su carácter ambiental son atacadas por las maquinarias de manipulación de las industrias. En un sistema perverso la democracia resulta secuestrada por el poder de los negocios.


publicado
2018-11-15 07:49

Hay enfermedades paradigmáticas, no solo referidas a la persona que las padece, sino por lo que dicen de la sociedad en la que se producen. Siempre ha habido problemas de salud asociados a una época o lugar, bien sea el escorbuto —por las carencias alimentarias—, el tifus —por las condiciones higiénicas— o la histeria —consecuencia de una moral victoriana demasiado estricta—.

Los cambios en el modo de vida humano han ido desterrando algunas patologías y generando nuevos problemas de salud como la obesidad por los excesos alimentarios y el sedentarismo, o la miopía, consecuencia de la mejor educación y acceso a la cultura de cada vez mayores sectores de población. El “progreso”, de manera más reciente, ha propiciado el incremento de determinadas patologías como las autoinmunes, los trastornos de la conducta infantil o el cáncer, y la aparición de nuevas enfermedades como las sensibilidades ambientales. La Sensibilidad Química Múltiple y la electrosensibilidad son enfermedades modernas vinculadas a factores ambientales asociados al desarrollo. Especialmente la electrosensibilidad es un problema de salud emergente que va creciendo al ritmo que aumenta la contaminación electromagnética procedente de aparatos e infraestructuras eléctricas y sistemas de telecomunicaciones.

En primera instancia, las sensibilidades ambientales nos están hablando del problema ecológico que se está produciendo en el planeta, consecuencia de una industrialización que no está teniendo en cuenta los efectos del abuso de sustancias químicas y las prácticas de explotación intensiva. Paralelamente al aumento de sustancias tóxicas presentes de manera cotidiana, estamos contemplando una pérdida de biodiversidad y espacios forestales a un ritmo que algunos catalogan de extinción masiva y que se clasifica dentro de la nueva era geológica del antropoceno, caracterizada por el biocidio que el ser humano está cometiendo en el planeta Tierra.

Biodiversidad
Homo sapiens, asesino ecológico en serie
La última desaparición global y masiva de biodiversidad no fue la del Cretácico y los dinosaurios. Bienvenidos a la sexta extinción.

En el caso de la electrosensibilidad nos encontramos con un ejemplo de cómo determinados intereses económicos corporativos mienten y manipulan para hacer prevalecer productos que tienen un impacto en la salud y en el medioambiente
Sin embargo lo que nos dicen patologías como la electrosensibilidad excede el marco medioambiental y alcanza una dimensión social añadida. No cabe duda que el problema ecológico es una cuestión política, relacionado con una forma de capitalismo ultraliberal que prioriza la rentabilidad económica a corto plazo y se comporta como si el patrimonio natural fuese ilimitado e indestructible. Pero en el caso de la electrosensibilidad nos encontramos con un ejemplo de cómo determinados intereses económicos corporativos mienten y manipulan para hacer prevalecer productos que tienen un impacto en la salud y en el medioambiente. Como primer gran caso demostrado de engaño a la opinión pública en este sentido tenemos el ejemplo de la industria del tabaco, que durante décadas compró investigadores y “expertos” para decir que el riesgo no estaba demostrado, cuando ellos mismos sabían desde los años 50 que su producto era perjudicial para la salud. Una parte de estos hechos se supieron por filtraciones internas que dieron lugar a condenas millonarias a las empresas productoras de cigarrillos y que narran excelentemente libros como Mercaderes de la duda, Ciencia a sueldo y películas como El dilema.

Los ejemplos de campañas de desinformación para mantener en el mercado sustancias o productos dañinos para la salud o el medioambiente se suceden a lo largo de la historia reciente. El amianto, los eftalatos; y más cercanamente el glifosato, del que desde hace años hay investigaciones que demuestran que es perjudicial para la salud. Un revelador informe elaborado por el grupo ambientalista Global2000 desvelaba los vínculos económicos con Monsanto de los investigadores que habían publicado estudios que negaban la relación entre este herbicida y el cáncer. Las presiones de la multinacional agroquímica a la UE y otras administraciones han hecho que, a pesar de la evidencia científica y las denuncias ecologistas, el glifosato siga siendo ampliamente utilizado en todo el mundo.

Son diversos los ejemplos de la persecución que ha padecido la electrosensibilidad por ser un problema de salud que está poniendo en tela de juicio la seguridad desde un punto de vista de la salud de un negocio billonario como el de la telefonía móvil. Quizá el caso más representativo sea lo ocurrido en el CESE a principios de 2015. Durante el 2014 este organismo consultivo europeo decidió elaborar un dictamen sobre la electrosensibilidad del que se encargó como ponente el español Bernardo Hernández Bataller. Tras consultar tanto a la industria como a diversos expertos y asociaciones de afectados, Bataller elaboró una propuesta de dictamen en la que se planteaba que el derecho a las telecomunicaciones debía contrapesarse con los derechos de las personas afectadas por el síndrome de intolerancia a los campos electromagnéticos, que se encuentran vulnerados al tener dificultades para el acceso a servicios y necesidades que se consideran básicas y universales. En la propuesta de dictamen se pedía el reconocimiento de la electrosensibilidad como enfermedad de carácter ambiental y la asistencia a estas personas en muchos casos en situaciones de gran precariedad. La propuesta de dictamen se aprobó en la sección TEN a la que pertenecía Bataller, pero dos días antes de su votación en el pleno, otro miembro del CESE, Richard Adams, presentaba una propuesta alternativa de dictamen en la que se negaba la existencia de la electrosensibilidad y se afirmaba la seguridad de los campos electromagnéticos utilizados en las telecomunicaciones. La propuesta de dictamen elaborada por Bataller y aprobada en la sección TEN fue rechaza y en su lugar, con el apoyo principal del grupo de empresarios, aprobada la propuesta de dictamen alternativo presentada por Adams. El dictamen sobre electrosensibilidad presentado por Adams se apoyaba en un informe del SCENIRH y el punto de vista de la OMS de que no hay evidencia científica que demuestre efectos en la salud dentro de los niveles legales de emisión de campos electromagnéticos. Sin embargo tanto la comisión del SCENIRH como el grupo de campos electromagnéticos de la OMS han sido acusados de falta de preparación, conflictos de interés generalizados y excesiva cercanía con la industria de telecomunicaciones.

Durante el proceso de aprobación del dictamen sobre electrosensibilidad en el CESE pudo saberse que Richard Adams, a pesar de pertenecer a la sección de organizaciones ambientalistas, tenía vínculos con dos empresas de telecomunicaciones, lo que hizo que varias organizaciones europeas entre las que estaban La PECCEM y EQSDS de España presentasen una queja al CESE y posteriormente al defensor del pueblo europeo, el cual acabó dictaminando que se había producido mala administración por parte del CESE en el proceso del dictamen. Sin embargo, la solicitud de anulación y un proceso para la elaboración de un nuevo dictamen no fueron tenidos en cuenta y Richard Adams, a pesar de haber quedado patente que actuó en nombre de la industria aunque figuraba como ambientalista, fue renovado por su gobierno como miembro del CESE y asignado a nuevas funciones como consejero dentro del mismo.

Hoy día si quieres mentir con éxito lo tienes que hacer científicamente. Esto lo saben las empresas multinacionales, que no solo financian a investigadores, sino que ejercen su control en el campo de la divulgación científica. La industria química, la farmacéutica, la alimentaria y la de las telecomunicaciones tienen a su servicio a científicos, periodistas especializados y expertos sobre las distintas áreas de su interés. De este modo puedes encontrar artículos de corte científico en los cuales por un lado se denuncian prácticas como la publicidad engañosa pero por otro se te dirá que no hay que preocuparse por los aditivos alimentarios si están aprobados por la EFSA o por las sustancias tóxicas de la agricultura, ya que están reguladas por las administraciones sanitarias y demostrada su seguridad por investigaciones científicas. Sin embargo si te informas un poco sobre algunos de estos aditivos alimentarios o sobre sustancias de uso agrícola como los pesticidas encontrarás estudios y opiniones científicas que contrastarán con esa visión tranquilizadora. Desde conocidos medios que aluden a la palabra ciencia en su nombre se hace una feroz crítica a las terapias alternativas, calificándolas de pseudocientíficas, sin embargo nada se dirá acerca de las dudas respecto de la efectividad de los tratamientos o de los efectos secundarios que hacen que las intervenciones médicas sean una de las principales causas de muerte en los países occidentales. Hay grupos organizados que auspiciados por algunos de estos periodistas y expertos, mal denominadas escépticos o por el pensamiento crítico, en nombre de la ciencia y en contra de la superstición y las “magufadas”, se dedican a expandir un estado de opinión favorable a los intereses comerciales de estas grandes empresas.

La electrosensibilidad, como dolencia que directamente señala una situación de falta de seguridad de la población frente a un elemento —los campos electromagnéticos— utilizado en las telecomunicaciones, ha recibido el ataque por parte de la maquinaria de manipulación de la industria. La primera consigna es que no se hable de ello, algunos grandes medios de comunicación tienen bien presente que no deben contrariar a sus anunciantes de telefonía y mucho menos a los accionistas que forman parte de conglomerados en los que están estos negocios. La segunda consigna es que la electrosensibilidad no es real, si se habla de ella es para decir que se trata de un problema psicológico ”causado por el miedo” y no un trastorno consecuencia de la exposición electromagnética. Este “punto de vista” se apoya en algunos estudios de provocación en los cuales las personas electrosensibles no han sido capaces de detectar cuando una fuente electromagnética estaba encendida o apagada. La principal referencia citada por los defensores de la industria para negar la electrosensibilidad es un psicólogo inglés, financiado por las compañías de telefonía, llamado James Rubin. Poco importa que sus estudios de provocación no cumplan con unas mínimas condiciones experimentales y que sus revisiones estén sesgadas en la muestra y en las conclusiones, que algunos de sus estudios sean claramente tramposos en su afán por desprestigiar a la electrosensibilidad; James Rubin ha sido elevado a la categoría de autoridad y que la electrosensibilidad no es real se ha convertido en un mensaje repetido por estos periodistas y divulgadores al servicio de la industria y difundido desde estas organizaciones supuestamentamente defensoras del pensamiento científico.

El que gracias a la labor de científicos a sueldo y del trabajo de los lobbies elementos o sustancias perjudiciales para la salud y el medioambiente sean utilizados de manera perfectamente legal y sin conciencia de la población acerca de sus riesgos, no es nuevo. Sin embargo, el hecho de que estos elementos —los campos electromagnéticos— produzcan una enfermedad y que se realicen esfuerzos por negar esta patología sí que convierten a la electrosensibilidad en una pequeña parábola de nuestro tiempo. La situación es que en nombre de la ciencia y a veces desde un punto de vista aparentemente crítico la opinión pública está siendo aleccionada según los intereses de la industria. Vivimos en una sociedad en teoría democrática y de libre información, sin embargo con un sistema capitalista pervertido lo que en realidad tenemos es una prensa y una democracia al servicio de las corporaciones.

Sobre este blog
El blog de tecnología de 'El Salto'
Ver todas las entradas

Relacionadas

Consumo
La subida de la luz y la telefonía impulsan el aumento del IPC
La tasa de variación anual general del IPC se sitúa en un 1,1%. País Valenciano y La Rioja, las regiones donde más aumenta el coste de la vida.
Precariedad laboral
El call center como lugar de control y resistencia
En vez de ver definidos a los call centers sólo por sus métodos tecnológicos de control y vigilancia, pueden ser entendidos como un lugar de lucha y rabia.
Telefonía
Phonegate y la seguridad electromagnética

El escándalo Phonegate nos da pie para interrogarnos sobre el tema de la seguridad electromagnética. ¿Es la tasa de emisión SAR una medida fiable para descartar posibles efectos en la salud?

10 Comentarios
Jorge 18:39 29/7/2019

Has referenciado un estudio en contra de la hipersensibilidad. Según tú es poco fiable, y me lo puedo creer perfectamente. Sin embargo, ¿podrías proporcionar algún (o algunos) estudios concluyentes que demuestren que la hipersensibilidad existe?

Demostrar que un estudio en contra de la hipersensibilidad es erróneo no demuestra la veracidad de la hipersensibilidad, al igual que demostrar que "dios no existe porque entonces le veríamos en el cielo" es un argumento falaz no demuestra que dios existe.

Por favor, pruebas ante todo. Acusar a la industria y a los científicos de manipulación es perfectamente válido porque hay muchos precedentes, pero eso no demuestra la validez o falsedad de algo.

Responder
0
0
Nuria Marin 13:00 23/11/2018

Administracion, grupos de presión y medios de comunicación repiten hasta la saciedad los conceptos Desarrollo sostenible, "smart", progreso, económia...relacionados entre ellos, y van configurando un cierto pensamiento de complacencia y seguridad en el insonsciente colectivo, de forma que nadie va a plantearse nunca la veracidad de todo ello.
Tus articulos son imprescindibles y tenemos los demás la obligación de darlos a conocer . De nuevo muchas gracias

Responder
1
0
#26251 22:50 16/11/2018

Es totalmente cierto. Compruebo cada dia como los intereses economicos egoistas prevalecen frente a una sociedad engañada y manipulada. Cambiara alguna vez esta historia de ciegos guiados por sombra? . Gracias por tu claridad¡¡

Responder
6
0
Dori 16:37 16/11/2018

Gracias compañer@ y te felicito por este articulo, la lucha continua a pesar de los años y seguiremos en ella hasta conseguir lo que nos pertenece por derecho.
Algunas muestras de esta lucha de años e invisibilidad para la sociedad y los medios de desinformación

EL HOLOCAUSTO SUMERGIDO CONTRA LOS ENFERMOS INVISIBLES
https://afaramos.blogspot.com/2014/01/el-holocausto-sumergido-contra-los.html

Fibromialgia: dolor, consunción y feminicidio
https://afaramos.blogspot.com/2015/08/fibromialgia-dolor-consuncion-y.html

Responder
6
0
Dori 15:47 16/11/2018

Enferma de Sensibilización Central, es decir fibromialgia, Encefalomielitis mialgica/Síndrome de fatiga crónica, sensibilidad química múltiple, electrosensibilidad, aparte de otros efectos colaterales, a lo que voy leer e informarse es vital para opinar, criticar ... voy a dejar información sobre el tema, cada cual que saque sus conclusiones.
Mi opinión personal sobre el colectivo de enfermos, mayoritariamente mujeres invisibles, el patriarcado es lo que tiene y no creo en casualidades, si seria mayoría de hombres, apuesto que la investigación estaría en marcha hace años.
La salud publica, al estado le importa nada, cuando los intereses de este capitalismo salvaje, antepone sus ganancias e intereses, tanto los estados como la UE se pliegan a sus intereses, como se esta demostrando esto que llaman crisis y es una estafa.

La Defensora del Pueblo Europeo reconoce que hubo conflicto de interés en el CESE para evitar el reconocimiento de la EHS
https://afaramos.blogspot.com/2016/10/la-defensora-del-pueblo-europeo.html

Electrosmog: el enemigo invisible que nos rodea y que amenaza nuestro organismo
https://afaramos.blogspot.com/2018/10/electrosmog-el-enemigo-invisible-que.html

CURSO GRATUITO “5G y salud en la sociedad de la información”
https://afaramos.blogspot.com/2018/10/curso-gratuito-5g-y-salud-en-la.html

“La SESSEC está elaborando una guía para unificar criterios diagnósticos de sensibilización central”
https://afaramos.blogspot.com/2018/10/la-sessec-esta-elaborando-una-guia-para.html

Petición Internacional No al 5G en la Tierra y el espacio
APELACIÓN INTERNACIONAL
Parada 5G en la Tierra y en el Espacio
A la ONU, OMS, UE, Consejo de Europa y gobiernos de todas las naciones.
Nosotros, los científicos, médicos, organizaciones ambientales y ciudadanos de ...
https://afaramos.blogspot.com/2018/11/peticion-internacional-no-al-5g-en-la.html

Esto es solo una pequeña información sobre el tema y lo que nos espera, que conste que no estamos en contra del progreso, solo exigimos el principio de precaución para evitar males mayores y el derecho a la salud.
Salud
Dori Ferández
Activista

Responder
6
0
AlbertM 10:13 16/11/2018

Que barbaridad de articulo.
Es una vergüenza las argumentaciones para defender la electrosensibilidad.
Desde: como antes han mentido pues ahora también porque lo digo yo, citando casos como el del amianto o el glifosato, pasando
por una critica a toda la ciencia porque haya habido casos de malas practicas en el pasado.

Quizá lo más grave del articulo es cuestionar a la medicina en general.
"Desde conocidos medios que aluden a la palabra ciencia en su nombre se hace una feroz crítica a las terapias
alternativas, calificándolas de pseudocientíficas, sin embargo nada se dirá acerca de las dudas respecto de
la efectividad de los tratamientos o de los efectos secundarios que hacen que las intervenciones médicas sean
una de las principales causas de muerte en los países occidentales"

Por último decir que no se debe permitir que periodistas viertan opiniones sin fundamento y anticientíficas por
simple ignorancia y por no tener interés en la labor periodéstica de investigar y contrastar.

"si te informas un poco sobre algunos de estos aditivos alimentarios o sobre sustancias de uso agrícola como
los pesticidas encontrarás estudios y opiniones científicas que contrastarán con esa visión"

Esa deberia ser la labor del periodista que no ha hecho.

Responder
2
15
#29978 18:11 31/1/2019

No tienes ni idea de lo que hablas.

Sólo te diré una cosa: ¡¡¡¡larga vida con la calidad de vida de los millones de personas HIPERSENSIBLES, por estar HIPERINTOXICADAS!!! ¡¡¡Y QUE LA DISFRUTES!!!, pero, si es posible, no se la legues a tu prole que no tiene la culpa de tu indignidad

Responder
1
0
Francisco 21:17 15/11/2018

Gran verdad. Se me ha intentado incapacitar por sufrir EHS, vean mi video de la vergüenza y como el ¿alcalde? quien tiene la franquicia de Masmovil, osa mofarse de mi persona cuando se le leen los informes falsos que firman.

Luego tengo a una diputada de Bienestar social para mas INRI exalcaldesa de ese puedo, grabada diciendo: apuntad su número para no cogerlo más a este "loco".

ir al final, son 5 min.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=7106&v=inSr3uU3834

Responder
4
0
Angels 20:19 15/11/2018

Molt bé l'article. Moltes gràcies!. Jo soc electrosensible i se el que això representa!

Responder
8
1
#26101 19:21 15/11/2018

Clarificador y necesario artículo. Gracias

Responder
10
1
Sobre este blog
El blog de tecnología de 'El Salto'
Ver todas las entradas

Destacadas

COP25
Los ecologistas cifran en 500.000 personas la asistencia a la Marcha por el Clima

La protesta, acto central del movimiento de contestación a la falta de ambición climática de los líderes globales, busca presionar para que la COP25 termine de cerrar un Acuerdo de París realista que contribuya a frenar la emergencia climática.

COP25
Greta Thunberg, en Madrid: “Necesitamos más activistas climáticos”

La  joven activista sueca, instigadora de las protestas Fridays for Future que hoy se reproducen por todo el planeta, ha pedido a las naciones que se pongan de acuerdo de una vez por todas y cierren un Acuerdo de París ambicioso.

Feminismos
Ana Bernal Triviño: “Los bulos y la desinformación ponen en riesgo el apoyo social a las víctimas”

A principios de otoño Ana Bernal Triviño, reconocida periodista feminista, presentaba el libro No manipuléis al feminismo: una defensa contra los bulos machistas. En ese marco conversamos con ella sobre el rol de los medios en el auge y blanqueamiento de discursos misóginos. Pero también abordamos un debate nada fácil, el que enfrenta a los feminismos en torno a la prostitución.

Las Kellys
Las kellys impulsan una organización internacional contra las subcontratas

Con el nombre de We end outsourcing, un grupo de kellys españolas junto a sindicalistas de Reino Unido y Francia trabajan en la creación de un colectivo internacional contra las subcontratas abusivas.

Marruecos
El amor no es un crimen, la lucha por reformar el Código Penal marroquí

Nace una iniciativa popular para “forzar” al Parlamento a debatir sobre la legislación que castiga las relaciones sexuales fuera del matrimonio o entre personas del mismo sexo, el adulterio y el aborto.

Cárceles
De la celda al estigma social

La prisión no acaba cuando un recluso cumple su pena. Ya en la calle, las personas que han pasado por los centros penitenciarios se enfrentan a la falta de trabajo y al estigma social. Los voluntarios de asociaciones como Darse o Cupif explican las dificultades que encuentra una persona presa a la hora de reinsertarse y el trabajo que realizan para allanar el camino.

Últimas

Racismo
Hortaleza distorsionada

Alguien dibujó una diana gigante en la paredes del centro de primera acogida de Hortaleza, y otros han ejecutado.

Extrema derecha
El detenido con el mayor arsenal de explosivos caseros hacía apología franquista y propaganda de Vox en redes sociales

La persona detenida en Miranda de Ebro con 17 explosivos de fabricación casera dispuestos para ser utilizados hacía propaganda de la dictadura franquista en un perfil de Facebook que varios vecinos de la localidad burgalesa identifican como gestionado por él. La Guardia Civil considera que, para la investigación, “es irrelevante que el detenido hiciese apología en redes sociales de partidos políticos legales, ya sean de extrema izquierda o extrema derecha”.

América Latina
Arantxa Tirado: “Venezuela es el paradigma de lo que le espera a cualquier gobierno que desafíe al neoliberalismo”

Arantxa Tirado es politóloga y experta en América Latina. Es autora de Venezuela: más allá de mentiras y mitos, un libro con el que quiere romper con las falsas verdades y bulos creados en torno al chavismo y la situación en Venezuela.