Sonrisas y abismos

Crónica de la jornada de represión y de movilizaciones en Catalunya.

Barcelona_referendum_guardia_civil_independencia
Miles de personas se han ido acercando a la sede de la consejería catalana de Hacienda en protesta por los registros. Víctor Serri
Marc Almodóvar

publicado
2017-09-20 18:54:00

Tengo un problema.

Temo que cuando acabe este artículo, ya estará más que caducado.

Cuando los amigos de El Salto me encargaron un artículo sobre la represión 'para el miércoles', pues todo estaba bajo control.

Nada. Unos dos millones de carteles intervenidos. Decenas de imprentas asaltadas por la Guardia Civil. Otras tantas visitas a medios de comunicación. Citaciones a no emitir anuncios ni nada acerca de eso que el Gobierno ha dicho que va a hacer el día 1 de octubre.

Cristóbal Montoro anunciando, con regate dialéctico, una intervención de las cuentas catalanas. Webs clausuradas, funcionarios alertados, decenas de debates y actos públicos en toda la geografía española amenazados por la fiscalía. La misma que iniciaba diligencias contra 700 alcaldes, al más puro estilo Minority Report, por un delito que manifiestamente todavía no pueden haber cometido.

Algunos ayuntamientos mostraban cómo correspondencia que nada tenía que ver con el referéndum, había sido abierta por la Guardia Civil. Cartas que hablaban del comedor del colegio o las obras en el alumbrado del pueblo. Correos interviniendo envíos de revistas por contener artículos relacionados con el citado delito. La benemérita publicando triunfalmente fotos de los espectaculares decomisos, cual alijo de heroína o armamento terrorista.

La intensa sinfonía se culminaba con esa imagen de funcionarios custodiados por policías descolgando pancartas con la palabra democracia. Todo en nombre de ídem, claro está. Democracia versus democracia. Y tiro porque me toca.

De mis tiempos en Egipto recuerdo haber escrito sobre la detención de un burro al que habían apodado Al-Sissi. En Sabadell, el fin de semana pasado se detuvo la comparsa de la fiesta mayor porque un gigante llevaba una papeleta del referéndum en la mano. Y volvemos a la casilla de salida.

Todo eso era ayer. Hoy nos hemos levantado con 41 registros a dependencias de la Generalitat, 16 detenciones de altos cargos del gobierno catalán, varias empresas privadas asaltadas por tricornios y la sede de las CUP rodeada durante horas por policías de paisano con pasamontañas esperando una orden judicial que parece que no llega.

Montoro, sin resolución judicial de por medio, sella la intervención del presupuesto catalán anunciada días antes y según algunos informes, cerca de 300 entidades están siendo investigadas y pueden ser intervenidas por su colaboración con el referéndum. Entre ellas hay hospitales, universidades o fundaciones de investigación.

Rajoy llevaba seis años en el precipicio. Pudo haber hecho mil cosas. Optó por no moverse. Ahora parece haber dado ese paso al frente. El abismo le espera

El presidente catalán ha hablado de "estado de excepción encubierto". Ayer era el vicepresidente Oriol Junqueras quien hablaba de aplicación encubierta del 155. Y eso lo decía antes de que su gente durmiera en un cuartelillo. Otra vez triunfales, los del tricornio anuncian haber hecho el decomiso con mayúsculas. ¿Las armas de destrucción masiva? Podría ser: 9,89 millones de papeletas de voto para el uno de octubre.

Y como todo esto va de imágenes y poesía visual, mientras las patrullas de la policía militar asaltaban las sedes del gobierno catalán, en las redes su cuenta de Twitter felicitaba a la Legión por su 97º aniversario. “La bandera de la legión será la más gloriosa, porque la teñirá la sangre de sus legionarios”. Lo curioso? Que la Legión se fundó un 28 de enero. Todo muy normal, vaya.

Seguramente cuando acabe este articulo todavía habrán pasado muchas cosas más. Quizá esté caduco. Algunos sueñan con ver los tanques por la Diagonal. Uno no debe nunca subestimar la capacidad represiva de un Estado que se nota herido. Según Mariano Rajoy, todo está en orden y se actúa con proporcionalidad de acorde con la ley. Proporcionalidad, dice.

Durante años circuló ese chiste que atribuía a Franco una frase. “Estábamos al borde del abismo pero dimos un paso al frente”. Rajoy llevaba seis años en ese precipicio. Pudo haber hecho mil cosas. Optó por no moverse. Ahora parece haber dado ese paso al frente. El abismo le espera.

El famoso choque de trenes parece que ha llegado. Pero la oleada represiva, lejos de amedrentar la sociedad catalana, la ha espoleado de golpe.

Miles de ciudadanos han cortado las calles denunciando las acciones del Estado. De todas las edades. De todas las adscripciones. Se han concentrado allí donde la Guardia Civil hacia acto de presencia. Lo han hecho con tranquilidad pese a la tensión. Lanzando claveles al aire. Alzando las sonrisas. Mostrando las famosas papeletas. Festejando al grito de “votaremos, votaremos” una insurrección masiva de desobediencia activa que difícilmente va a tener punto de retorno. Gritos de desobediencia y reclamando una huelga general resuenan ahora en las calles de Barcelona y los municipios de Catalunya.

En las concentraciones de hoy las caras ya no son de esos 'friki-indepes' de la ANC, con sus camisetas fluorescentes y su kit dominguero al completo, que no se pierden ni una. Esto ya no va de eso, señores. El asociacionismo al completo está saliendo a reclamar fin a la demofobia del estado español. Del Régimen del 78. Hay pocas excepciones. Incluso muchos anarquistas andan convocando a su gente a unirse a las protestas contra la represión. Y ahí están, codo con codo. Aquellos que dudaban, que tenían reservas sobre cómo se ha llegado a esto, sobre las garantías de la votación, sobre el carácter instrumental de la ANC, sobre ir de la mano con la burguesía convergente o que simplemente les generaba urticaria estar hablando de Estados o nacionalismos, están viendo que esto no va de eso.

La gente cantándoles socarronamente a los picoletos aquello de la Trinca de “passi-ho bé i fins l'any que ve”, es la imagen gráfica de una autoridad sin autoridad

En las calles, muchas caras conocidas. Y una gran mayoría no son independentistas. O no lo eran antes del 20 de septiembre. “Tú por aquí?”. “Y qué esperabas?”. “¡Me encontré a tu madre!”. “Pues claro”. Sonrisas cómplices. Otra vez en el mismo lado de la trinchera. Si es que dejo de ser así.

El aire que se respira es de total ruptura. Aquel "que no nos representan" llevado a un conflicto en el que la sensación es que se han rebasado todas las líneas rojas. Un divorcio en toda regla. Cuando hablo de ruptura me refiero, por ejemplo, a la forma con la que se ha recibido a la Guardia Civil. Los coches de la policía militar han sido irreverentemente pintados, llenos de pegatinas y ataviados con banderas. La gente cantándoles socarronamente a los picoletos aquello de la Trinca de “passi-ho bé i fins l'any que ve”, es la imagen gráfica de una autoridad sin autoridad. De un punto de no retorno. Una clara muestra de lo que parecen infundir las fuerzas del orden españolas entre muchos catalanes que se preguntan sobre esa doble velocidad en encontrar sobres llenos de papeletas y sobres llenos de sobornos. Si uno espera una revolución pura, por supuesto que esta tampoco lo es. Pero el martillo del Estado español parece haber acabado de despertar al pueblo dormido.

Post-Data: Por cierto, otra imagen kafkiana de la jornada. No se si saben dónde dormirán las fuerzas policiales. Pues como Zoido ha decidido mandar tantos policías a controlar ese referéndum “que nunca se va a producir”, ha tenido que buscarles cobijo. Nada mejor que fletar tres cruceros turísticos para escenificar, de una vez por todas, quiénes son los guiris en Catalunya mientras se reactivan las campañas del #stopcruceros en la ciudad de Barcelona. Es realmente que ni de ésas se salvan algunos.

12 Comentarios
Yoni 10:38 22/9/2017

No hay que olvidar que ambas partes han buscado este desenlace sin tener un respaldo suficiente.
El nivel de chulería ha ido en aumento mes a mes.
Llamar a las masas a solucionarlo seguramente empeorará las cosas, vivo aquí y hace días que la crispación está a flor de piel y empieza a haber consecuencias a nivel individual o familiar/amistades.
La propaganda que se mostrado del referéndum (a favor del si) bastante mayores a las de unas elecciones corrientes.
Me pregunto si es jugar limpio vender el "si" como un camino al paraíso cuándo es obvio que no hay ninguna garantía de que vaya a serlo.

Responder
6
2
#234 9:48 22/9/2017

El chico de los sobresueldos y líder del partido de la corrupción, lerdo y tonto a partes iguales, ha logrado crear una rebelión en Catalunya. Así estamos.

Responder
6
0
gurutxurtu 21:55 21/9/2017

Una gozada de artículo... Pero si no és una revolución se le parece mucho. Saludos a los futuros nuevos vecin@s republican@s.

Responder
5
1
Angel 15:39 22/9/2017

Articulo demagogico a tope yo como supongo otros muchos vote a Podemos para echar a Rajoy.no para apoyar a Puigdemont y su corte de corruptos e iluminados.

Responder
1
2
gurutxurtu 21:17 23/9/2017

Saludos.Yo no he hablado del voto en ningún momento y sinceramente no me importa, cada cual es responsable de lo que vota y consecuente con sus propias decisiones. Simplementequería mostrar mi reconocimiento a algo que me gustaba y que era diferente,. ¿Demagogía?... Puede, pero por favor, date una vuelta por la prensa "tradicional" y verás que "nivelazo" !... Un saludo

Responder
2
0
Jose 10:43 21/9/2017

democracia es respetar las leyes, los martires de la democracia Más, Puigdemont, ec... los che Guevara de Catalunya lo sabían perfectamente lo que iba a pasar, se están haciendo las victimas, Supongo que en la Catalunya independiente se respectarían las leyes ¿no? ya está bien decidir la independencia de un país en un més, sin censo, con una junta electoral de parte, con medios de comunicación públicos no muy objetivos, saltandose todos los reglamentos de su parlamento y su estatut.
Por último, creo que uno de A Coruña llamará a su ciudad como le dé la gana.

Responder
7
4
#183 5:46 21/9/2017

Lo mejor que he leido desde fuera de Catalunya. LLevava tiempo preguntandome si existia algun canal fuera de Catalunya que explicara lo que està pasando aquí, y por fin lo encontré. Gracias por vuestra labor.

Responder
7
2
Xabi 1:34 21/9/2017

Empieza por respetar los topónimos, A Coruña. Y sí, todas y todos a una contra el gobierno corrupto y represor del PP, por la libertad. Vivir es tomar partido que diría Gramsci :)

Responder
2
1
#193 12:40 21/9/2017

Para mí entre unos y otros lo están echando a perder. Lo digo desde la distancia.. y lo el topónimo perdóname la licencia, pero coloquialmente aquí decimos, especialmente al hablar castellano, tanto A Coruña como La Coruña o incluso Coruña a secas. Según la ley de normalización lingüística del 1983 es A coruña, pero tb la ley dice una cosa en Catalunya y se está haciendo otra, salvando las distancias.

Responder
3
3
Roi 20:53 20/9/2017

"Todos a una contra ellos por la libertad", entiendo que viene a decir este artículo... Me parece bastante demagogo y reduccionista.. Pero vamos, lo dice uno de La Coruña, disculpen que me entrometa

Responder
4
11
LUI 23:46 20/9/2017

¿Te parece demagogo y reduccionista? Dime qué lees, a mi me parece un articulazo

Responder
13
1
Roi 12:45 21/9/2017

"el martillo del Estado español parece haber acabado de despertar al pueblo dormido", no me gusta esta retórica. No creo que Rajoy sea un dictador, ni que Puigdemont esté jugando limpio. Lo que no quita que me solidarice con el dolor que los catalanes deben estar pasando...

Responder
4
2

Destacadas

Democracia participativa
E-democracia: la innovación democrática que no termina de arrancar

Varios países han avanzado mucho en la participación ciudadana a través de mecanismos de e-información, consulta y toma de decisiones. Sin embargo, sus expertos alertan de la dificultad de implicar a la ciudadanía en herramientas que pueden hacer de dique ante la progresiva reducción a lo representativo de la política institucional.

Culturas
Los últimos templos de la Barcelona canalla

La transformación urbanística y comercial de Barcelona en los últimos años, agravada por la masificación turística y la gentrificación, pone en peligro la idiosincrasia de la ciudad. Los bares tampoco han sido inmunes a la capitulación del dinero y a los cambios en los gustos y hábitos de los ciudadanos.

Global
Pierre Rousset: “La globalización neoliberal no es una herencia de Mayo del 68, sino de nuestra derrota”

Pierre Rousset, uno de los protagonistas de Mayo del 68, activista hasta el día de hoy, miembro de la Cuarta Internacional y especialista en los movimientos de lucha asiáticos, habla sobre los éxitos, derrotas y herencias de 1968.

Trabajo doméstico
Empleo abre una puerta a que las trabajadoras domésticas reduzcan su brecha de cotizaciones en 2019
El ministerio estudiará las propuestas de las trabajadoras domésticas para aumentar sus tramos de cotización un mes después de que una enmienda en los Presupuestos retrasara la equiparación plena a la Seguridad Social hasta 2024.
Partidos políticos
Casado, nuevo presidente del PP
El vicesecretario de comunicación del PP se impone a Soraya Sáenz de Santamaría en las primeras primarias del Partido Popular.

Últimas

España no es (solo) blanca
Lucía Asué Mbomío: “Que al feminismo se le tenga que apellidar ‘interseccional’ significa que no cuentan con nosotras per se”

Camino de convertirse en una de las caras más conocidas de la comunidad afroespañola, aunque rehúya esa condición, la periodista Lucía Asué Mbomío indaga en la comunicación.

Deportes
Ahora Madrid y la remunicipalización simulada de los polideportivos público-privados
1

Alegando el mantenimiento de los puestos de trabajo —que continúan precarios— y la ficción de colocar un administrador público al frente de cada entidad, el ayuntamiento simula una inexistente remunicipalización de servicios en cinco polideportivos municipales.

Arte
Una artista denuncia al director del CAC de Málaga, que ya fue señalado por “abuso de poder”
La artista plástica Marina Vargas ha interpuesto una denuncia contra Fernando Fernando Francés, director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC).
Falsos autónomos
Huelga indefinida en Sueca tras la inspección que declara Servicarne falsa cooperativa
Inspección alega que la empresa principal en la que prestan servicios ha utilizado los servicios de Servicarne para evitar la contratación directa de las trabajadoras.