Vivienda
El nuevo decreto del alquiler del Gobierno no contempla limitar los precios

El movimiento por la vivienda muestra su decepción con el nuevo texto que el Gobierno presentará este viernes. Denuncian que no incluye la posibilidad de poner un límite a los precios del alquiler y solo habla de un índice de precios no vinculante. Tampoco ofrece una alternativa habitacional a las personas en situación vulnerable ni aborda el problema de las viviendas vacías.

Desahucio Argumosa Rosa 1
El desahucio de Argumosa, 11, en Madrid, y la sentencia del Constitucional que valida la ley antidesahucios catalana han puesto el tema de la vivienda en el centro del debate preelectoral. David F. Sabadell

publicado
2019-02-28 06:00

Entre las medidas estrella de esta precampaña destaca la reforma de la ley del alquiler. El 23 de enero, Unidos Podemos —junto con PP, Ciudadanos, ERC y Bildu— tumbaba una norma que no recogía los “acuerdos pactados con el presidente del Gobierno”, según declaró entonces Irene Montero.

Un mes después, con unos presupuestos tumbados y con la convocatoria de elecciones generales de por medio, el Gobierno presentará este viernes una nueva versión que está negociando con la formación morada.

Después de estudiar el borrador del nuevo Decreto Ley, Jaime Palomera, portavoz del Sindicato de Inquilinos de Barcelona, señala a El Salto la “desinformación” que ha caracterizado la cobertura mediática del tema. No, el borrador no contempla, por el momento, ningún tipo de limitación a los precios de los alquileres ni abre las puertas a que las comunidades limiten los precios, tal como titulaba El País este 27 de febrero.

“En el decreto no hay nada que indique, como se está diciendo, que se vayan a regular los precios. Es completamente falso, es algo que se ha hecho llegar a buena parte de la prensa desde alguien interesado”, dice Palomera.

Lo que sí incluye el decreto, continúa este activista, es la posibilidad de que las comunidades autónomas hagan público un índice de precios, como ya hace Catalunya. Se trata de un portal inmobiliario donde se registran los precios medios de las viviendas en distintas zonas en función de las fianzas depositadas. Una medida puramente indicativa y no vinculante que “perpetúa e incluso permite incrementar unos precios que ya son de burbuja”.

“El decreto es insuficiente, por el sencillo motivo de que no va a pinchar la burbuja o a extender el derecho a la vivienda”, denuncia Jaime Palomera, del Sindicato de Inquilinos de Barcelona 
Para este activista, el borrador resulta “insuficiente” porque no atiende “a la principal demanda de la población”: fijar unos precios máximos para los alquileres, de obligado cumplimiento, vinculados con la renta de las personas que viven en el barrio y otras variables socioeconómicas. “El decreto es insuficiente, por el sencillo motivo de que no va a pinchar la burbuja o a extender el derecho a la vivienda”, denuncia. 


Desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) —que lanzó junto con otras organizaciones el 18 de febrero una campaña para hacer valer el derecho a la vivienda en el presente clima preelectoral— coinciden en calificar el borrador de “totalmente insuficiente”. Las dos principales razones de este rechazo: “No obliga a proveer de alternativa habitacional en cada desahucio como dice Naciones Unidas” y “deja fuera el límite de precio al alquiler, es decir, sigue cristalizando la burbuja inmobiliaria”.

Jaime Palomera se muestra optimista sobre la posibilidad de incluir algunas de las demandas en “las horas o días” que quedan antes de que se presente el Decreto Ley definitivo.

Avances en el nuevo decreto

El portavoz del Sindicatos de Inquilinos de Barcelona reconoce algunos avances en el texto después de la última revisión. La principal, la prohibición de los desahucios en abierto. Estas ejecuciones, sin fecha ni hora fija, explica Palomeras, provocan una “angustia terrible” en las personas que no saben cuándo serán expulsadas de sus propios hogares. El borrador del Decreto incluye la prohibición de este tipo de prácticas, “una exigencia del movimiento de la vivienda que le hicimos llegar al Gobierno y a todos los grupos”.

Vivienda
Barcelona se organiza contra los desahucios en abierto

La plataforma Basta Desahucios Abiertos reúne a 200 entidades de la capital catalana que protestan en contra de estas ejecuciones cada vez más comunes y que consideran ilegales. Frente a ello, los vecinos y vecinas se organizan y reclaman soluciones reales a las administraciones.

Otro avance del texto es el que vincula las subidas interanuales del alquiler al IPC, siempre dentro del mismo contrato. Sin embargo, una vez finalizado el contrato, nada impide nuevas subidas, indica este activista.

Otro cambio, también calificado de “insuficiente” por Palomera, es el aplazamiento de los desahucios en el caso de que el propietario sea una persona jurídica —bancos, fondos buitre— hasta tres meses y hasta un mes en el caso de que se trate de una persona física. Además, señala, “el propio juzgado encargado de decidir el aplazamiento deberá asegurarse si hay una situación de vulnerabilidad antes de decretar un desahucio”.

La ley de emergencia social catalana —otra vez vigente después del reciente veredicto del Tribunal Constitucional — muestra que hay otras formas de hacerlo. “Nosotros lo que pedimos es que se extienda esta ley a toda España, una ley que impide el desahucio sin alternativa habitacional”. Una medida, impulsada por la PAH, que “obliga a los grandes tenedores, a los bancos, a los fondos buitres, a dar una alternativa habitacional o a impedir el desahucio en caso de no tener alternativa… eso no han querido incluirlo y es, otra vez, una concesión a Blackstone, a los fondos buitres que están acaparando miles y miles de viviendas”.

Vivienda
La banca y los fondos de inversión deberán ceder sus viviendas vacías a los municipios catalanes

El movimiento por la vivienda hace honor a uno de sus lemas: “Hacer posible lo imposible”. Con la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la ley de emergencia social catalana, la banca y los fondos de inversión deberán ceder las viviendas vacías y ofrecer alquileres sociales a las familias vulnerables en caso de desahucio.


Además, Palomera destaca avances en el pago de los honorarios de intermediación, que ya no podrán recaer en los inquilinos, y en los plazos de preaviso para la finalización de los contratos: los propietarios tendrán que avisar con cuatro meses de antelación y los inquilinos con dos. Hasta ahora era un mes para ambos. 

“El hecho de que se tomen medidas legislativas de este tipo es producto clarísimo de la presión que hemos estado ejerciendo este año y medio el movimiento por la vivienda, la PAH, los sindicatos de inquilinas a nivel estatal. De no ser por la enorme movilización que ha habido, por la lucha cotidiana para garantizar el derecho a la vivienda, el Gobierno y los partidos que apoyan el decreto, no hubieran hecho estos cambios”, sostiene Palomera.

Sin embargo, continúa, el borrador deja fuera “medidas estructurales que nos permitirían cambiar este modelo de vivienda orientado a las especulación para orientarlo a un sistema homologable al de sanidad o de educación que garantice que el derecho a la vivienda sea universal”.


Relacionadas

Vivienda
PSOE, PP y Ciudadanos dan la espalda a la crisis de la vivienda en sus propuestas electorales

Colectivos de vivienda denuncian las similitudes entre los programas de vivienda del PSOE, PP y Cs y una falta de medidas para hacer frente a la crisis habitacional, al crecimiento imparable de los pisos turísticos o al aumento de los precios del alquiler.  

Vivienda
Una cita en Barcelona para relanzar el movimiento por la vivienda

La organización del Congrés d’Habitatge de Catalunya quiere que esta cita sea una oportunidad para dar un nuevo impulso al movimiento por la vivienda, buscando una mayor cohesión y unidad.

Serbia
En primera línea de la lucha de Serbia por la justicia de la vivienda

La privatización del sistema de agentes judiciales en Serbia ha dado lugar a un aumento de los desalojos: se ha formado una nueva organización para luchar por la justicia en materia de vivienda.

6 Comentarios
#31079 14:02 28/2/2019

¿Qué sería de este Régimen decadente y corrupto si no tuviera como muletas a ERC y PdeCat en Catalunya, el PNV en EH y Podemos en España? Controlar los medios y la represión es importante pero mucha más lo es adormecer a la disidencia y llevarla hacia la nada.

Responder
1
2
#31107 10:25 1/3/2019

¿Y cuál es la solución?

Responder
0
0
#31075 12:02 28/2/2019

El PSOE siempre con sus trampas y con su propaganda, no toman medidas serias para atajar el problema de la vivienda

Responder
4
1
#31076 13:13 28/2/2019

El PSOE...Y Podemos que tambien lo apoya

Responder
1
2
#31087 18:53 28/2/2019

Lo apoya porque no hay más remedio. Al menos pasaremos de los contratos de 3 a 5 años y alguna otra migaja más. El PSOE tiene toda la culpa, no jodamos, que todavia nos quedaremos peor que cuando estaba Rajoy

Responder
1
2
Que se vayan todos 25:08 28/2/2019

El PSOE grán parte de culpa y Podemos la misma o más por secundar unas medidas destinadas a la inacción que son una nueva condena a la calle para miles de familias, madres, padres y niños pequeños. Y luego seguid intentando tomar el pelo a la gente con el fantasma de la derecha o de Rajoy que Gloria Elizo todavia se está secando las lagrimas por el discurso de Ana Pastor entre baile y baile de Irene Montero con Rafael Hernando. Os queda cada muy poco de chupar del chiringuito del Régimen. El hartazgo con TODOS los partidos es total

Responder
0
0

Destacadas

Racismo
El antirracismo volverá a las calles una semana después de las elecciones
En una semana marcada por la escalada electoral de Vox, activistas migrantes y racializadas se preparar para salir a las calles en su tercera marcha antirracista
Elecciones 10N
El ascenso de Vox en los ensanches urbanos y otras cuatro claves de las elecciones

Los votantes de los bloques de los Programas de Actuación Urbanística fueron los que dieron un impulso electoral decisivo a Ciudadanos el 28-A y ahora, casi siete meses después, se han repartido entre PP y Vox.

Elecciones 10N
El gobierno al final del arcoíris

Vigésimo segunda entrega de las colaboraciones especiales de Mauro Entrialgo para El Salto.

Bolivia
La jura como presidenta de Jeanine Áñez confirma la deriva ultraderechista de la revuelta contra Morales

Sin el necesario apoyo de la Asamblea Legislativa, con la línea sucesoria dimitida tras amenazas y coacciones, asume la presidencia de Bolivia la vicepresidenta del Senado, Jeanine Áñez, política conservadora y ultrarreligiosa. Mientras, continúan las movilizaciones de sectores sociales que claman contra lo que llaman un “golpe de Estado”.

Ayuntamiento de Madrid
La policía desaloja el centro social La Ingobernable en Madrid

Pasadas las tres de la mañana, la Policía Municipal ha procedido al desalojo del edificio de La Ingobernable, en pleno centro de Madrid y sede de decenas de colectivos sociales. La asamblea del centro ha convocado una concentración de repulsa para este miércoles a las 19 horas frente al edificio.

Militarismo
Alemania se militariza reforzando su ejército

La nueva ministra de defensa quiere que el Bundeswehr (ejército alemán) lidere misiones internacionales. El parlamento celebra la refundación del ejército. Se busca normalizar el militarismo.

Últimas

Elecciones 10N
Enemigos de Vox

Ningún proyecto de convivencia en común puede basarse en la criminalización de quienes soportan los efectos de políticas que les afectan negativamente y a los que se impide que puedan expresar su indignación o articular una resistencia.

Medios de comunicación
Segundo ataque a Pikara Magazine y a Irantzu Varela

Por segunda vez en dos semanas, el local que comparten el medio de comunicación y Faktoria Lila ha amanecido con mensajes firmados por las juventudes de un partido falangista. 

Italia
Nápoles: repensando el espacio público

Las economías transformadoras de Italia se han dado cita este fin de semana y han creado un mapa para visibilizar las propuestas que existen en el país