Siete días de huelga de hambre para exigir sus puestos de trabajo

12 trabajadores de Algesa, la empresa municipal de limpieza de Algeciras, se declaran en huelga de hambre para exigir sus puestos de trabajo. 11 de ellos cuentan con sentencia judicial reconociéndoles categoría y antigüedad. 

Trabajadores huelga hambre Algeciras
Mari Carmen, emocionada al recibir el apoyo de vecinos de Algeciras, durante la concentración del sábado Alfonso Torres
@AlfonsoGTorres

publicado
2017-12-17 09:49:00

La céntrica Plaza Alta de Algeciras ha dejado de ser un lugar de paso para 12 trabajadores de la empresa municipal de limpieza de Algeciras, Algesa, y sus familias, para ser el centro de sus protestas y preocupaciones. Desde el lunes 11, a las puertas de la iglesia de La Palma que les da cobijo, este grupo de operarios de limpieza exigen su readmisión en sus puestos de trabajo tras lo que califican de “despido encubierto” en palabras de Mari Carmen, una de las afectadas. 

La concejala de Algeciras, María José Jiménez Izquierdo, que el viernes actuaba de mediadora en una reunión con el Ayuntamiento, explica resumidamente el problema. “En un momento determinado este colectivo de trabajadores ven que tienen muchos contratos eventuales concatenados en fraude de ley y deciden ir a los tribunales. La sentencia les reconoce indefinidos y su antigüedad. Este año se saca un concurso por méritos en la empresa para declarar fijeza de algunos puestos de trabajo y a ellos los echan. No sabemos porque no se ha puntuado la antigüedad que ellos tienen reconocida. Unos se han quedado directamente en la calle y a otros les han asignado plazas de fines de semana, con sueldos de 500 euros/mes, siendo padres y madres de familia”, relata. En algunos casos, los trabajadores habían sumado más de 50 contratos temporales, no en vano todos ellos vienen desempeñando labores en la limpieza algecireña desde 2002, en los tiempos en los que la empresa privada Urbaser ejercía el servicio. 

A pesar de haber judicializado el resultado del proceso de selección, ante la previsible lentitud del Juzgado de lo Social de Algeciras, los trabajadores deciden declararse en huelga de hambre para presionar al Ayuntamiento y a la empresa de limpieza. Un movimiento desesperado, según aseguran ellos y sus familiares. “Algunos han tenido que cogerse el paro. Cuando se les agote y hasta que salga el juicio, que nos han dado fecha para 2020, ¿de qué comen?” afirma el representante del CSIF José Miguel Ahumada, único sindicato que ha manifestado su apoyo a los trabajadores. “Ellos mandan sobre su hambre. Y en lugar de morirse de hambre en sus casas, sin hacer ruido, prefieren hacerlo aquí, molestando al alcalde” denuncia. La madrugada del sábado tuvieron que acudir dos ambulancias a la Plaza Alta para atender a dos de los huelguistas.

Mari Carmen, una de las trabajadoras en huelga, relata a El Salto el estado del colectivo. “Lo estamos pasando mal. Pasando mucho frio y hambre. Además de las crisis de ansiedad, los nervios. Y gracias a dios que el párroco que nos ha dejado la parroquia y descansamos pero descansamos con nervios”. Mari Carmen explica que el comité de empresa de Algesa, conformado actualmente por UGT, USO y CCOO, no le brinda su apoyo. “Los sindicatos no nos apoyan, desde un principio que empezó este conflicto, porque llevamos tres años, cuando los contratos encadenados eran un fraude de ley y nos pusimos a poner denuncias. Entonces el comité dejó de apoyarnos. Se puso del lado de la empresa. Y hasta ahora, sigue sin apoyarnos”. Una pancarta colocada a la entrada de la iglesia reza “ni Ayuntamiento ni Comité de Empresa nos apoyan. ¿Será porque se han repartido nuestras plazas?”. Lo cierto es que las acusaciones cruzadas de enchufismo entre los sindicatos han sido recurrentes desde hace bastantes años. 

Aunque el enchufismo no es la única sombra que recorre la empresa. Diversas fuentes consultadas han asegurado que el gerente de Algesa, Manuel López, tiene mucho poder y que la empresa viene siendo un foco de problemas desde hace varios años. De hecho, en mayo de 2018 se celebrará el juicio por el llamado caso Algesa. En abril de 2012, el Servicio de Vigilancia Aduanera detenía a López y a otros dos directivos de la empresa municipal tras ser sorprendidos con un vehículo de Algesa con falsificaciones de prendas deportivas incautadas cuyo destino debía ser el Punto Limpio del municipio para su destrucción. Removidos de sus cargos por el concejal de limpieza Bernabé Ramírez, en junio de 2013 se filtra una llamada entre Ramírez y la jefa de personal de Algesa en la que el primero parece admitir que la detención de los tres directivos de Algesa era fruto de un montaje político urdido desde las instancias de Alcaldía. Estas escuchas se saldan con la dimisión de Ramírez y la reincorporación, ante el blindaje de su contrato, de Manuel López como gerente de Algesa.

Este ambiente parece justificar las duras palabras de María Teresa, madre de Ingrid, otra de las trabajadoras afectadas. “En Algeciras hay mucho miedo, mucho mucho miedo. El porqué no lo sé, porque yo no he visto a nadie con pistolas pero por lo visto utilizan otras armas. Es muy penoso que algunas personas hayan venido a deshora en estos últimos días, cuando en la Plaza Alta ya no circula gente. En una democracia yo pienso que la gente debe andar por la calle a la luz del día y diciendo lo que piensa”. Aunque agradece el apoyo popular recibido el sábado, cuando 300 personas se concentraron en la Plaza Alta, incluido el combativo colectivo de la estiba y cargos locales del PSOE. Una concentración que coincidía con una boda celebrada en la Iglesia de La Palma a la que asistía como invitado el alcalde José Ignacio Landaluce.

La resolución del conflicto pasa ahora por la asesoría jurídica municipal, que está elaborando informes personalizados acerca de los casos de cada uno de los trabajadores afectados, según informa María José Jiménez. A pesar de ello, Mari Carmen se muestra desconfiada. “El concejal está intentando negociar pero el ayuntamiento va por un camino y la empresa por otro. ¿El gerente de la empresa tiene mucho poder? Sí, y no le cuenta toda la verdad al concejal, o el concejal nos miente. Porque nos dice que no están saliendo prejubilaciones [otra posible salida al conflicto] después del concurso. Y nosotros sabemos que sí porque conocemos a personas que las han firmado” comenta la trabajadora. La madre de Ingrid, María Teresa, sí se muestra más esperanzada en una resolución rápida para que “la huelga no se vaya a prolongar, porque tememos por la salud de nuestros hijos. Si realmente se toman en serio el asunto y miran los documentos, no me cabe ninguna duda de que esto se va a solucionar. Si hacen lo mismo que un señor juez ha hecho, reconociéndoles antigüedad y categoría”.

Sobre el proceso de negociación, el consistorio algecireño ni confirma ni desmiente ningún extremo. Contactado por El Salto para conocer su posición al respecto, el Ayuntamiento de Algeciras ha aseverado que “en este y cualquier conflicto, el Ayuntamiento prefiere mantener la mayor discreción para encontrar la solución mejor para todas las partes”.

2 Comentarios
#5062 7:57 18/12/2017

Sin palabras...mucho animo! Espero que las ruedas de este sistema podrido no termine de atropellaros...

Responder
3
0
Elbarruso 23:32 17/12/2017

Mucha fuerza y ánimo de los barrenderos de madrid , seguir luchando...
http://elbarruso.simplesite.com/

Responder
4
0

Destacadas

Barcelona
¿Sigue siendo Barcelona una ciudad muerta?
La transformación de Barcelona en un resort de lujo para asistentes a los grandes eventos que se celebran allí ha alterado profundamente el paisaje de la ciudad y la relación con quienes viven en ella.
Brecha salarial
Hombres banqueros: más y mejor pagados

Las retribuciones máximas del Banco Santander multiplican por 600 el salario mínimo. Los hombres ganan un 23,31% más que las mujeres.

Líbano
Refugiadas en la cancha

Chatila es el campo de refugiados palestinos más importante del Líbano. Allí, un equipo de baloncesto juvenil femenino lucha contra el machismo y el racismo hacia los palestinos que existe en la sociedad libanesa.

Últimas

Ciencia ficción
“Es posible escribir ciencia ficción sin usar préstamos del inglés”

AnsibleFest, el primer festival de ciencia ficción feminista a nivel estatal, arranca hoy en Bilbao, y una de sus organizadoras, la crítica cultural, editora y traductora Arrate Hidalgo evalúa el panorama de un género con buena salud, aunque recalca que “también ha habido muchas iniciativas en el pasado”.

Música
Talk Talk, en el árbol de la sabiduría

En el díptico esencial de los británicos Talk Talk se escucha pop de corazón sacro, confundido entre tics jazz, aura góspel y la abnegada motivación por encontrarse con la espiritualidad de Alice Coltrane y el Miles Davis azul.

Economía social y solidaria
VI Feria del Mercado Social: mucho más que un fin de semana
En esta feria, además de ser consumidoras conscientes, vamos a demostrar que también estamos orgullosas de contribuir a la construcción de otra economía más justa y más ecológica. Hagamos que todo el año sea Feria.
Caza
La caza volverá este curso a las escuelas extremeñas

Por tercer año consecutivo, el programa de Promoción y ayuda al deporte escolar (PROADES) de la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura volverá a incluir la caza entre sus actividades deportivas a promocionar en los colegios de la Comunidad.

Cine
Más muescas en la estirpe de los Kennedy
‘El escándalo Ted Kennedy’ (2017) sigue el camino de ‘Jackie’ (2016) indagando en lo más parecido a una familia real que ha existido por EE.UU.