Siete días de huelga de hambre para exigir sus puestos de trabajo

12 trabajadores de Algesa, la empresa municipal de limpieza de Algeciras, se declaran en huelga de hambre para exigir sus puestos de trabajo. 11 de ellos cuentan con sentencia judicial reconociéndoles categoría y antigüedad. 

Trabajadores huelga hambre Algeciras
Mari Carmen, emocionada al recibir el apoyo de vecinos de Algeciras, durante la concentración del sábado Alfonso Torres
@AlfonsoGTorres

publicado
2017-12-17 09:49:00

La céntrica Plaza Alta de Algeciras ha dejado de ser un lugar de paso para 12 trabajadores de la empresa municipal de limpieza de Algeciras, Algesa, y sus familias, para ser el centro de sus protestas y preocupaciones. Desde el lunes 11, a las puertas de la iglesia de La Palma que les da cobijo, este grupo de operarios de limpieza exigen su readmisión en sus puestos de trabajo tras lo que califican de “despido encubierto” en palabras de Mari Carmen, una de las afectadas. 

La concejala de Algeciras, María José Jiménez Izquierdo, que el viernes actuaba de mediadora en una reunión con el Ayuntamiento, explica resumidamente el problema. “En un momento determinado este colectivo de trabajadores ven que tienen muchos contratos eventuales concatenados en fraude de ley y deciden ir a los tribunales. La sentencia les reconoce indefinidos y su antigüedad. Este año se saca un concurso por méritos en la empresa para declarar fijeza de algunos puestos de trabajo y a ellos los echan. No sabemos porque no se ha puntuado la antigüedad que ellos tienen reconocida. Unos se han quedado directamente en la calle y a otros les han asignado plazas de fines de semana, con sueldos de 500 euros/mes, siendo padres y madres de familia”, relata. En algunos casos, los trabajadores habían sumado más de 50 contratos temporales, no en vano todos ellos vienen desempeñando labores en la limpieza algecireña desde 2002, en los tiempos en los que la empresa privada Urbaser ejercía el servicio. 

A pesar de haber judicializado el resultado del proceso de selección, ante la previsible lentitud del Juzgado de lo Social de Algeciras, los trabajadores deciden declararse en huelga de hambre para presionar al Ayuntamiento y a la empresa de limpieza. Un movimiento desesperado, según aseguran ellos y sus familiares. “Algunos han tenido que cogerse el paro. Cuando se les agote y hasta que salga el juicio, que nos han dado fecha para 2020, ¿de qué comen?” afirma el representante del CSIF José Miguel Ahumada, único sindicato que ha manifestado su apoyo a los trabajadores. “Ellos mandan sobre su hambre. Y en lugar de morirse de hambre en sus casas, sin hacer ruido, prefieren hacerlo aquí, molestando al alcalde” denuncia. La madrugada del sábado tuvieron que acudir dos ambulancias a la Plaza Alta para atender a dos de los huelguistas.

Mari Carmen, una de las trabajadoras en huelga, relata a El Salto el estado del colectivo. “Lo estamos pasando mal. Pasando mucho frio y hambre. Además de las crisis de ansiedad, los nervios. Y gracias a dios que el párroco que nos ha dejado la parroquia y descansamos pero descansamos con nervios”. Mari Carmen explica que el comité de empresa de Algesa, conformado actualmente por UGT, USO y CCOO, no le brinda su apoyo. “Los sindicatos no nos apoyan, desde un principio que empezó este conflicto, porque llevamos tres años, cuando los contratos encadenados eran un fraude de ley y nos pusimos a poner denuncias. Entonces el comité dejó de apoyarnos. Se puso del lado de la empresa. Y hasta ahora, sigue sin apoyarnos”. Una pancarta colocada a la entrada de la iglesia reza “ni Ayuntamiento ni Comité de Empresa nos apoyan. ¿Será porque se han repartido nuestras plazas?”. Lo cierto es que las acusaciones cruzadas de enchufismo entre los sindicatos han sido recurrentes desde hace bastantes años. 

Aunque el enchufismo no es la única sombra que recorre la empresa. Diversas fuentes consultadas han asegurado que el gerente de Algesa, Manuel López, tiene mucho poder y que la empresa viene siendo un foco de problemas desde hace varios años. De hecho, en mayo de 2018 se celebrará el juicio por el llamado caso Algesa. En abril de 2012, el Servicio de Vigilancia Aduanera detenía a López y a otros dos directivos de la empresa municipal tras ser sorprendidos con un vehículo de Algesa con falsificaciones de prendas deportivas incautadas cuyo destino debía ser el Punto Limpio del municipio para su destrucción. Removidos de sus cargos por el concejal de limpieza Bernabé Ramírez, en junio de 2013 se filtra una llamada entre Ramírez y la jefa de personal de Algesa en la que el primero parece admitir que la detención de los tres directivos de Algesa era fruto de un montaje político urdido desde las instancias de Alcaldía. Estas escuchas se saldan con la dimisión de Ramírez y la reincorporación, ante el blindaje de su contrato, de Manuel López como gerente de Algesa.

Este ambiente parece justificar las duras palabras de María Teresa, madre de Ingrid, otra de las trabajadoras afectadas. “En Algeciras hay mucho miedo, mucho mucho miedo. El porqué no lo sé, porque yo no he visto a nadie con pistolas pero por lo visto utilizan otras armas. Es muy penoso que algunas personas hayan venido a deshora en estos últimos días, cuando en la Plaza Alta ya no circula gente. En una democracia yo pienso que la gente debe andar por la calle a la luz del día y diciendo lo que piensa”. Aunque agradece el apoyo popular recibido el sábado, cuando 300 personas se concentraron en la Plaza Alta, incluido el combativo colectivo de la estiba y cargos locales del PSOE. Una concentración que coincidía con una boda celebrada en la Iglesia de La Palma a la que asistía como invitado el alcalde José Ignacio Landaluce.

La resolución del conflicto pasa ahora por la asesoría jurídica municipal, que está elaborando informes personalizados acerca de los casos de cada uno de los trabajadores afectados, según informa María José Jiménez. A pesar de ello, Mari Carmen se muestra desconfiada. “El concejal está intentando negociar pero el ayuntamiento va por un camino y la empresa por otro. ¿El gerente de la empresa tiene mucho poder? Sí, y no le cuenta toda la verdad al concejal, o el concejal nos miente. Porque nos dice que no están saliendo prejubilaciones [otra posible salida al conflicto] después del concurso. Y nosotros sabemos que sí porque conocemos a personas que las han firmado” comenta la trabajadora. La madre de Ingrid, María Teresa, sí se muestra más esperanzada en una resolución rápida para que “la huelga no se vaya a prolongar, porque tememos por la salud de nuestros hijos. Si realmente se toman en serio el asunto y miran los documentos, no me cabe ninguna duda de que esto se va a solucionar. Si hacen lo mismo que un señor juez ha hecho, reconociéndoles antigüedad y categoría”.

Sobre el proceso de negociación, el consistorio algecireño ni confirma ni desmiente ningún extremo. Contactado por El Salto para conocer su posición al respecto, el Ayuntamiento de Algeciras ha aseverado que “en este y cualquier conflicto, el Ayuntamiento prefiere mantener la mayor discreción para encontrar la solución mejor para todas las partes”.

2 Comentarios
#5062 7:57 18/12/2017

Sin palabras...mucho animo! Espero que las ruedas de este sistema podrido no termine de atropellaros...

Responder
3
0
Elbarruso 23:32 17/12/2017

Mucha fuerza y ánimo de los barrenderos de madrid , seguir luchando...
http://elbarruso.simplesite.com/

Responder
4
0

Destacadas

Refugiados
El duro invierno de las personas solicitantes de asilo
Los solicitantes de asilo dependen de las redes de solidaridad ante una administración que dificulta cada vez más su acceso a derechos
Cambio climático
Eléctricas e industrias extractivas lideran el aumento de emisiones en España

La economía española aumentó un 2,6% sus emisiones de gases de efecto invernadero en 2017 respecto al año anterior, con 344 millones de toneladas.

Violencia machista
Mapa: todas las concentraciones contra la violencia machista para este 25N
Cerca de 100 marchas recorrerán este domingo las calles con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.
Audiencia Nacional
La Audiencia Nacional declara nulos los estatutos de OTRAS al considerar que su actividad no puede ser objeto de un contrato
Las demandas de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres y la Plataforma 8 de Marzo de Sevilla argumentaban que contar con un sindicato supondría reconocer como lícita la actividad del proxenetismo.
Opinión
Quemar los Objetivos de Desarrollo Sostenible para abonar una nueva agenda común global
2

Una minoría creciente de los movimientos sociales creemos que estamos frente a una auténtica crisis sistémica y global o, para ser más exactos, ante una civilización fallida en fase de colapso. ¿Cómo debe ser la agenda para afrontar el futuro?

África
África: el ascenso del imperialismo de las fronteras

Más de un siglo después del originario Reparto de África, los líderes europeos están imponiendo hoy nuevas formas de colonialismo en el continente, en forma de controles fronterizos militarizados.

Últimas

Pobreza
La Renta Mínima como Campo de Batalla
Los cambios en los criterios en la tramitación de los procedimientos relacionados con la RMI se traducen en mayores barreras burocráticas
Libertad de expresión
España indemnizará con 8.000 euros a un activista del centro social Casas Viejas que denunció torturas
El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena a España por vulnerar la libertad de expresión del activista, que fue condenado al denunciar en rueda de prensa que sufrió torturas durante el desalojo del centro social de Sevilla.