Marruecos
“El silencio de la UE y la comunidad internacional es preocupante, y les hace cómplices”

Hablamos con Reda Benzaza, portavoz del Movimiento Popular del Rif (en adelante Hirak) en la primera entrevista que concede a un medio desde que el pasado 29 de mayo comenzaran las detenciones de los activistas rifeños.

Protestas rif
La policía marroquí carga contra los manifestantes en el Rif. Olmo Calvo
Rif

publicado
2017-07-26 09:56
Comenta que vivió las detenciones con impotencia, incertidumbre y humillación y que decidió marcharse “en un acto que busca dar una utilidad para el Hirak, con el fin de seguir luchando desde fuera”. Tal como afirma, “si hubiese permanecido allí, habría acabado como mis compañeros”.

Preguntado sobre qué suponía para él permanecer en Alhucemas, contesta que el makhzen (oligarquía o gobierno en la sombra) comete graves delitos, como lo es secuestrar activistas de madrugada: “Se está actuando de forma criminal contra una generación de jóvenes que buscan un cambio con ilusión. Una estrategia de otros tiempos”.

Tras la detención de Nasser Zefzafi el liderazgo pasó a Nawal Ben Aissa, que el pasado 20 de julio sufrió lesiones provocadas por las cargas policiales contra los manifestantes. Silya Ziani, única activista rifeña detenida en la cárcel de Oukacha (Casablanca) y para quien sus abogados piden la libertad inmediata por el maltrato psicológico y el grave estado de salud en el que se encuentra a raíz de su detención, adquirió también relevancia. La mujer rifeña ha sido fundamental en este movimiento. “Las mujeres han salido para decir no a la hogra y no a las desigualdades que les afectan doblemente a ellas. La indignación ante estas políticas ha llevado a las mujeres rifeñas a la lucha desde primera línea”, comenta el portavoz.

Benzaza, de 28 años y natural de Alhucemas, adquirió visibilidad dentro del movimiento hasta convertirse en el portavoz. Sin embargo, para él no se necesitan caras ni liderazgos. “Somos iguales y tenemos un fin, mantener la ilusión, seguir desenmascarando al makhzen”, y será a través de una lucha pacífica, enfatiza. “Lo estamos haciendo bien, sino no se entendería la cantidad de secuestros y detenciones”, remarca.

Protestas en el Rif. Foto de Olmo Calvo.

Actualmente las personas que conforman lo que se conoce como el órgano directivo del Hirak se encuentra en las cárceles de Alhucemas y Casablanca, salvo Reda Benzaza, quién consiguió abandonar el país antes de ser apresado.

¿Las detenciones responden a una persecución política?
Está claro que la estrategia que ha decidido perpetrar el Estado makhzaní es la clásica: detenciones y secuestros que buscan acabar con un movimiento que es de la población, que está integrado por todos y todas y que por eso sigue firme en la consecución de cada una de las reivindicaciones legítimas, con el añadido de la puesta en libertad de las personas a las que se les imputa unos cargos prefabricados. Es una estrategia que no llevará a la resolución de los conflictos, sino ahondar más en la brecha social, económica e identitaria del pueblo rifeño.

¿Qué piensas sobre las acusaciones de separatismo, descohesión social, financiación extranjera…?
Siempre hemos dicho que el separatismo es el que aplica el makhzen, dividiendo a Marruecos en dos: el útil y el no útil. La población ha puesto sobre la mesa una serie de reivindicaciones legítimas que hablan de hospitales, médicos y fin de la militarización. Verter esas acusaciones sobre quienes hacen reivindicaciones sociales y económicas es una irresponsabilidad. Queremos una región que vaya hacia delante. Lo que no queremos es un Rif abandonado y marginado como el que tenemos hoy.

¿Una puesta en libertad de los presos vaciaría las calles?
Hemos iniciado una lucha pacífica, la puesta en libertad de los presos políticos es la que ha cobrado ahora una mayor importancia, pero ahí permanecen nuestras demandas, que son la columna vertebral de las movilizaciones. Es lo que pide la gente y por lo que lucha. Su puesta en libertad es cuestión de justicia.

¿Cuáles han sido los desaciertos del Hirak?
Nacemos de la espontaneidad que viene de un cúmulo de hechos y políticas. Hemos recorrido mucho camino, pero hemos pecado porque pensábamos que ante la comunidad internacional, y en los tiempos que corren, no se haría lo que se ha hecho siempre: las políticas del pasado de represión y secuestros. Eso se nos ha escapado. No podemos obviar, sin embargo, que hay aspectos positivos que pasan por la lucha pacífica y el haberle cerrado la puerta a los “chiringuitos políticos”, las marionetas que son los partidos políticos.Reda Benzaza, portavoz del Movimiento Popular del Rif. Foto de Youssef Ouled.

Torturas, violaciones sexuales, represión, silenciamiento de los periodistas. ¿Dónde está la comunidad internacional?
Poner por delante los intereses económicos a las vidas humanas es un peligro y eso es lo que estamos viendo. El silencio de la Unión Europea y la comunidad internacional es preocupante, y les hace cómplices, porque es un silencio que pone en riesgo las vidas de las personas en la región. 


Desde el comienzo de las movilizaciones se crearon comisiones de apoyo y ayuda al Hirak que han organizado actos, concentraciones y manifestaciones por todo el continente europeo. ¿Cuál ha sido su función desde que comenzaron las detenciones?
La diáspora es parte indivisible de este movimiento y lo conseguido hasta hoy no se entendería sin la aportación de los rifeños y rifeñas migrados como consecuencia de unas políticas del Estado marroquí. Nuestro movimiento no se puede permitir tener a compañeros desaparecidos, en las cárceles del terror [marroquíes] o en Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) dentro del territorio europeo. Para eso nacieron estas comisiones y su papel ha sido, es y será fundamental.

Desde el inicio hubo un discurso institucional que reconoce la legitimidad de las demandas y se compromete a respetar las garantías legales de los activistas arrestados, pero por otro lado se impiden y se reprimen las protestas.
Tenemos unas políticas que lo único que hacen es aumentar las desigualdades de quienes vivimos allí y que buscan enfrentarnos entre nosotros, es una estrategia que quiere dividirnos. Por eso agradecemos los apoyos de todas partes del país marroquí y les llamamos a que se sumen a nuestra lucha pacífica. En cuanto a los apoyos de los de los diferentes partidos políticos los agradecemos, pero nos desvinculamos de cualquier alianza que venga del régimen.

Por otro lado, en Marruecos no podemos hablar de Gobierno, más bien de desgobierno, sus prácticas evidencian unas políticas que llevan al desastre a través de la represión de nuestros hermanos y madres, como demuestran los videos y los informes de diversos organismos que recogen abusos que nos llevan a establecer que estamos ante un Estado que si sigue ese camino permanecerá en espiral, sin salida. Desde aquí hacemos un llamamiento a la responsabilidad y velar por la seguridad de la región. Para ello hay que poner en libertad a las presas y presos políticos e iniciar un diálogo real que conduzca a soluciones para la ciudadanía. 

El 30 de julio es una de las fiestas más importante la Fiesta del Trono que conmemora la entronización de Mohamed VI y es una jornada que incluye el discurso del monarca. ¿Qué esperáis de este día?
Es un día importante y personalmente espero un discurso que haga justicia, que otorgue la libertad de todos y cada uno de los detenidos y que suponga el inicio de un camino que nos lleve a buscar la soluciones de forma conjunta.

Relacionadas

Marruecos
As que quedan
Precariedade, disidencia e fronteiras: Amad fuxiu de Marrocos por enfrontarse ao réxime, pero a súa familia aínda permanece alí
Marruecos
Las que se quedan

Precariedad, disidencia y fronteras: Amad huyó de Marruecos por enfrentarse al régimen, pero su familia todavía permanece allí

Urbanismo
Agricultura, seca e turismo de luxo en Marrocos
Fadesa construiu complexos turísticos de luxo nunha das zonas máis afectadas polo cambio climático en Marrocos despois de que o seu plan urbanístico en Miño fora criticado por organizacións ecoloxistas.
0 Comentarios

Destacadas

COP25
Los ecologistas cifran en 500.000 personas la asistencia a la Marcha por el Clima

La protesta, acto central del movimiento de contestación a la falta de ambición climática de los líderes globales, busca presionar para que la COP25 termine de cerrar un Acuerdo de París realista que contribuya a frenar la emergencia climática.

COP25
Greta Thunberg, en Madrid: “Necesitamos más activistas climáticos”

La  joven activista sueca, instigadora de las protestas Fridays for Future que hoy se reproducen por todo el planeta, ha pedido a las naciones que se pongan de acuerdo de una vez por todas y cierren un Acuerdo de París ambicioso.

COP25
La sociedad civil se rebela contra la falta de ambición climática en la COP25

Colectivos y asociaciones se organizan para desplazarse a la Marcha por el Clima de Madrid que tendrá lugar este viernes, una protesta que se espera multitudinaria. La Cumbre Social por el Clima reunirá del 7 al 13 de diciembre a los movimientos que cuestionan la agenda oficial de los gobiernos y exigirá una mayor ambición climática a la COP.

Multinacionales
Tour tóxico contra el lavado verde en la Cumbre del Clima

La COP25 ha sido patrocinada por compañías como Endesa o los bancos Santander y BBVA. Son multinacionales que destinan miles de millones de euros cada año a proyectos que están destruyendo la tierra.

Soberanía alimentaria
La alimentación como vínculo con la tierra

La crisis del Mar Menor muestra los extremos que deben alcanzarse para que una sucesión de agresiones llegue a la opinión pública y se tomen medidas.

Cine
‘El cuarto reino’ y los apocalipsis de ahora mismo: de los plásticos y el reciclaje de cosas o personas
‘El cuarto reino’, un inusual documental sobre un centro de recuperación de envases ubicado en Nueva York y las personas que lo frecuentan, recuperadores de residuos que rondan la exclusión social, adquiere un cierto aire de distopía real en los márgenes del delirio productivista.

Últimas

Extrema derecha
El detenido con el mayor arsenal de explosivos caseros hacía apología franquista y propaganda de Vox en redes sociales

La persona detenida en Miranda de Ebro con 17 explosivos de fabricación casera dispuestos para ser utilizados hacía propaganda de la dictadura franquista en un perfil de Facebook que varios vecinos de la localidad burgalesa identifican como gestionado por él. La Guardia Civil considera que, para la investigación, “es irrelevante que el detenido hiciese apología en redes sociales de partidos políticos legales, ya sean de extrema izquierda o extrema derecha”.

América Latina
Arantxa Tirado: “Venezuela es el paradigma de lo que le espera a cualquier gobierno que desafíe al neoliberalismo”

Arantxa Tirado es politóloga y experta en América Latina. Es autora de Venezuela: más allá de mentiras y mitos, un libro con el que quiere romper con las falsas verdades y bulos creados en torno al chavismo y la situación en Venezuela.

Menores migrantes
Desatendidos por la administración y señalados por las derechas

La irresponsabilidad no solo pasa por quienes van a hacer campaña política a un barrio señalando a los menores migrantes como causantes de inseguridad y falta de convivencia, sino que también pasa por quienes durante años han estado estigmatizando a estos menores.

Literatura
Realidades atópicas

Tras ganar una beca de creación literaria, un equipo de once personas ha escrito el primer libro de rol en euskera en el que intentan superar la realidad con disparatada ficción

Medio ambiente
De la "Transición ecológica" ecocida a una ética para este milenio
Las montañas son un refugio sin duda, escenarios que proteger, islas de diversidad. También se han de proteger porque las amenazan proyectos y planes con beneficios lejanos.
COP25
La Marcha por el Clima tomará Madrid y Santiago de Chile este viernes

La protesta, que se prevé masiva, dará inicio a una Cumbre Social por el Clima paralela a la COP25 en la que la sociedad civil se organizará con el fin de presionar a los mandatarios del mundo para que pongan en marcha una mayor ambición climática.

Crisis climática
Saber si estamos dispuestas a intentarlo


No sé si podemos cambiar las cosas. Le dijo.
No podemos. Contestó. No podemos cambiar todo lo que se debería cambiar.
¿Entonces qué?
Se trata solo de saber si estamos dispuestas a intentarlo.