“El silencio de la UE y la comunidad internacional es preocupante, y les hace cómplices”

Hablamos con Reda Benzaza, portavoz del Movimiento Popular del Rif (en adelante Hirak) en la primera entrevista que concede a un medio desde que el pasado 29 de mayo comenzaran las detenciones de los activistas rifeños.

Protestas rif
La policía marroquí carga contra los manifestantes en el Rif. Olmo Calvo
Rif

publicado
2017-07-26 09:56:00
Comenta que vivió las detenciones con impotencia, incertidumbre y humillación y que decidió marcharse “en un acto que busca dar una utilidad para el Hirak, con el fin de seguir luchando desde fuera”. Tal como afirma, “si hubiese permanecido allí, habría acabado como mis compañeros”.

Preguntado sobre qué suponía para él permanecer en Alhucemas, contesta que el makhzen (oligarquía o gobierno en la sombra) comete graves delitos, como lo es secuestrar activistas de madrugada: “Se está actuando de forma criminal contra una generación de jóvenes que buscan un cambio con ilusión. Una estrategia de otros tiempos”.

Tras la detención de Nasser Zefzafi el liderazgo pasó a Nawal Ben Aissa, que el pasado 20 de julio sufrió lesiones provocadas por las cargas policiales contra los manifestantes. Silya Ziani, única activista rifeña detenida en la cárcel de Oukacha (Casablanca) y para quien sus abogados piden la libertad inmediata por el maltrato psicológico y el grave estado de salud en el que se encuentra a raíz de su detención, adquirió también relevancia. La mujer rifeña ha sido fundamental en este movimiento. “Las mujeres han salido para decir no a la hogra y no a las desigualdades que les afectan doblemente a ellas. La indignación ante estas políticas ha llevado a las mujeres rifeñas a la lucha desde primera línea”, comenta el portavoz.

Benzaza, de 28 años y natural de Alhucemas, adquirió visibilidad dentro del movimiento hasta convertirse en el portavoz. Sin embargo, para él no se necesitan caras ni liderazgos. “Somos iguales y tenemos un fin, mantener la ilusión, seguir desenmascarando al makhzen”, y será a través de una lucha pacífica, enfatiza. “Lo estamos haciendo bien, sino no se entendería la cantidad de secuestros y detenciones”, remarca.

Protestas en el Rif. Foto de Olmo Calvo.

Actualmente las personas que conforman lo que se conoce como el órgano directivo del Hirak se encuentra en las cárceles de Alhucemas y Casablanca, salvo Reda Benzaza, quién consiguió abandonar el país antes de ser apresado.

¿Las detenciones responden a una persecución política?
Está claro que la estrategia que ha decidido perpetrar el Estado makhzaní es la clásica: detenciones y secuestros que buscan acabar con un movimiento que es de la población, que está integrado por todos y todas y que por eso sigue firme en la consecución de cada una de las reivindicaciones legítimas, con el añadido de la puesta en libertad de las personas a las que se les imputa unos cargos prefabricados. Es una estrategia que no llevará a la resolución de los conflictos, sino ahondar más en la brecha social, económica e identitaria del pueblo rifeño.

¿Qué piensas sobre las acusaciones de separatismo, descohesión social, financiación extranjera…?
Siempre hemos dicho que el separatismo es el que aplica el makhzen, dividiendo a Marruecos en dos: el útil y el no útil. La población ha puesto sobre la mesa una serie de reivindicaciones legítimas que hablan de hospitales, médicos y fin de la militarización. Verter esas acusaciones sobre quienes hacen reivindicaciones sociales y económicas es una irresponsabilidad. Queremos una región que vaya hacia delante. Lo que no queremos es un Rif abandonado y marginado como el que tenemos hoy.

¿Una puesta en libertad de los presos vaciaría las calles?
Hemos iniciado una lucha pacífica, la puesta en libertad de los presos políticos es la que ha cobrado ahora una mayor importancia, pero ahí permanecen nuestras demandas, que son la columna vertebral de las movilizaciones. Es lo que pide la gente y por lo que lucha. Su puesta en libertad es cuestión de justicia.

¿Cuáles han sido los desaciertos del Hirak?
Nacemos de la espontaneidad que viene de un cúmulo de hechos y políticas. Hemos recorrido mucho camino, pero hemos pecado porque pensábamos que ante la comunidad internacional, y en los tiempos que corren, no se haría lo que se ha hecho siempre: las políticas del pasado de represión y secuestros. Eso se nos ha escapado. No podemos obviar, sin embargo, que hay aspectos positivos que pasan por la lucha pacífica y el haberle cerrado la puerta a los “chiringuitos políticos”, las marionetas que son los partidos políticos. Reda Benzaza, portavoz del Movimiento Popular del Rif. Foto de Youssef Ouled.

Torturas, violaciones sexuales, represión, silenciamiento de los periodistas. ¿Dónde está la comunidad internacional?
Poner por delante los intereses económicos a las vidas humanas es un peligro y eso es lo que estamos viendo. El silencio de la Unión Europea y la comunidad internacional es preocupante, y les hace cómplices, porque es un silencio que pone en riesgo las vidas de las personas en la región. 


Desde el comienzo de las movilizaciones se crearon comisiones de apoyo y ayuda al Hirak que han organizado actos, concentraciones y manifestaciones por todo el continente europeo. ¿Cuál ha sido su función desde que comenzaron las detenciones?
La diáspora es parte indivisible de este movimiento y lo conseguido hasta hoy no se entendería sin la aportación de los rifeños y rifeñas migrados como consecuencia de unas políticas del Estado marroquí. Nuestro movimiento no se puede permitir tener a compañeros desaparecidos, en las cárceles del terror [marroquíes] o en Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) dentro del territorio europeo. Para eso nacieron estas comisiones y su papel ha sido, es y será fundamental.

Desde el inicio hubo un discurso institucional que reconoce la legitimidad de las demandas y se compromete a respetar las garantías legales de los activistas arrestados, pero por otro lado se impiden y se reprimen las protestas.
Tenemos unas políticas que lo único que hacen es aumentar las desigualdades de quienes vivimos allí y que buscan enfrentarnos entre nosotros, es una estrategia que quiere dividirnos. Por eso agradecemos los apoyos de todas partes del país marroquí y les llamamos a que se sumen a nuestra lucha pacífica. En cuanto a los apoyos de los de los diferentes partidos políticos los agradecemos, pero nos desvinculamos de cualquier alianza que venga del régimen.

Por otro lado, en Marruecos no podemos hablar de Gobierno, más bien de desgobierno, sus prácticas evidencian unas políticas que llevan al desastre a través de la represión de nuestros hermanos y madres, como demuestran los videos y los informes de diversos organismos que recogen abusos que nos llevan a establecer que estamos ante un Estado que si sigue ese camino permanecerá en espiral, sin salida. Desde aquí hacemos un llamamiento a la responsabilidad y velar por la seguridad de la región. Para ello hay que poner en libertad a las presas y presos políticos e iniciar un diálogo real que conduzca a soluciones para la ciudadanía. 

El 30 de julio es una de las fiestas más importante la Fiesta del Trono que conmemora la entronización de Mohamed VI y es una jornada que incluye el discurso del monarca. ¿Qué esperáis de este día?
Es un día importante y personalmente espero un discurso que haga justicia, que otorgue la libertad de todos y cada uno de los detenidos y que suponga el inicio de un camino que nos lleve a buscar la soluciones de forma conjunta.

Relacionadas

Marruecos
“En Marruecos cuanto más rico eres, más libre eres”

¿Qué le pasa en Marruecos a una joven si —estando soltera— se queda embarazada? Sobre esta pregunta la cineasta Meryem Benm'Barek-Aloïs traza el argumento de Sofía (2018). La película, primer largometraje de la directora, fue galardonada en el festival de Cannes y aún puede verse en algunas salas del estado.  

Acuerdos comerciales
Marruecos y la UE ultiman un acuerdo pesquero ilegal

El Parlamento Europeo vota esta semana un acuerdo de pesca con Marruecos que la jurisprudencia europea ha considerado ilegal al afectar al territorio ocupado del Sahara Occidental.

Marruecos
El cierre de una asociación cultural profundiza la crisis de la libertad de expresión en Marruecos

El reino de Marruecos ha disuelto la organización Racines por su vinculación con el programa “Un diner, 2 cons”, que era un soplo de aire fresco y una excepción en el panorama mediático marroquí, cada vez más cerrado a la libertad de expresión. La sentencia de disolución ha dado lugar a una campaña de solidaridad internacional con reacciones de Anmistia Internacional o Human rights watch entre otros.

0 Comentarios

Destacadas

Economía
Guerra contra el dinero en efectivo

Dinero digital, dinero de plástico, criptodinero y otras versiones de dinero no físico parecen estar dejando a un lado las clásicas monedas y billetes. En un mundo de oligopolios bancarios y tecnológicos ¿cuáles son las ventajas y los inconvenientes de este fenómeno?

Cárceles
Encerrados sin luz ni calefacción en una prisión federal de EE UU

Las protestas en una prisión de Brooklyn exponen la impunidad, la negligencia y la deshumanización del sistema penitenciario estadounidense.

Literatura
Sergio del Molino: “El nacionalismo me parece una cosa como las mantillas de Semana Santa, de otro tiempo”

El escritor de La España Vacía recorre en su último libro las ‘esquinas dobladas’ del mapa de España, de la Llívia rodeada de territorio francés a los pueblos partidos por la Raya, pasando por enclaves como el Condado de Treviño o el Rincón de Ademuz.

Derecho al agua
El mundo está al borde de guerras del agua generalizadas

De continuar la actual tendencia, regiones situadas alrededor de ríos primarios en Asia y el norte de África, como el Tigris y Éufrates, el Indo, el Nilo y el Ganges-Barahmaputra, sufrirán conflictos motivados por la escasez de agua.