Coronavirus
Paradojas de la actitud política ante la pandemia

Es hora de instaurar una renta básica incondicional, que dote a todas las personas de la capacidad para disfrutar de una vida digna. Llevarlo a cabo solo depende de la voluntad política. Una voluntad que conduzca a implementar todas aquellas medidas políticas y económicas que sean necesarias.

Castellana varios pobreza - 2
Militante de Argilan-ESK
26 mar 2020 18:15

Se oyen muchas voces que afirman “no es momento para las críticas”, o “hay que actuar unidos ante la epidemia”. No seré yo quien contradiga estas afirmaciones. Apruebe o no todas las decisiones adoptadas por las autoridades, comparto el grueso de las mismas y asumo mi cuota de responsabilidad en su realización.

Pero ello no impide contemplar con cierto estupor, y bastante indignación, algunas de las razones que se esgrimen para ordenar esta o aquella medida, así como la absoluta falta de reflexión que va más allá de lamentar el parón económico. Más allá de las medidas sanitarias imprescindibles, lo económico ha colonizado el eje de las reflexiones y se ha convertido en el motor de una gran parte de las decisiones.

No es que me parezcan mal, todo lo contrario, confinar a la población, para evitar en lo posible el contacto entre las personas para cortar la cadena de contagio. Cerrar centros de ocio, deportivos y culturales, así como centros de estudio. Cancelar eventos culturales. Priorizar la cadena de suministros vinculados a la sanidad o a la alimentación. Expropiar determinados productos médicos, llegado el caso.

O establecer determinadas prestaciones económicas para la gente asalariada que se ve sometida a despidos o Ertes, provocados por la situación, y para los autónomos, hombres y mujeres, obligados a cesar en su actividad. Todo ello es muy acertado.

Más allá de las medidas sanitarias imprescindibles, lo económico ha colonizado el eje de las reflexiones y se ha convertido en el motor de una gran parte de las decisiones

La subordinación a lo económico

Sin embargo, parece evidente que se han quedado cortos, más bien timoratos, al enfrentarse a las grandes corporaciones financieras, inmobiliarias, energéticas, de comunicación o automovilísticas. Las obligaciones, en estos casos, han mutado en recomendaciones.

Me interesa remarcar la subordinación de lo humano a lo económico. Estamos ante un asunto grave de salud. Pero aún así, no hay que olvidar que los datos más pesimistas prevén, para el Estado español, unas cifras de entre 30 ó 40.000 infectados, y alrededor de 3.000-5.000 fallecimientos. Toda una pandemia que debemos y tenemos que parar.

Ahora bien, ¿acaso más de 3.000.000 de desempleados, en el Estado, o más de 160.000 personas en riesgo de exclusión en la CAV, no es una pandemia? ¿Por qué no se limitan algunos derechos —por ejemplo, el de propiedad privada— para evitarlo? ¿Por qué no se toman decisiones económicas —reforma fiscal y laboral— que corten y protejan a las personas de esta pandemia?

¿Por qué no se expropia aquello necesario para cumplir ese objetivo?

El interés general

Todas las medidas adoptadas contra el covid-19, sustentan sus razones en el “interés general”. Pues bien, es hora de que en base a ese interés general se deje de fiar las soluciones a las políticas de pobres (RGI), o a la caridad ciudadana para enmascarar los inaceptables índices de pobreza, precariedad y exclusión que sufrimos.

Es hora de instaurar una renta básica incondicional, que dote a todas las personas de la capacidad para disfrutar de una vida digna. Llevarlo a cabo solo depende de la voluntad política. Una voluntad que conduzca a implementar todas aquellas medidas políticas y económicas que sean necesarias.

Como se está haciendo, pero sin cortapisas, sin subordinaciones a los poderes económicos. Poniendo a la persona en el centro de la política y de la economía.

Sobre este blog
Un espacio de encuentro y debate para personas que participan o están en los alrededores de ese difuso cuerpo conocido como Movimientos Sociales.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Coronavirus
Entre el confinamiento y la inseguridad económica: malos tiempos para la salud mental

El impacto de esta crisis económica empieza a ser considerable y las cifras de paro en este mes de marzo se han disparado. Hay economistas que pronostican que llegaremos a los seis millones de desempleados en pocos meses. Sus efectos seguramente serán devastadores en salud mental.

Corpos Incómodos
Prostituiçom. Feminismo. Quarentena. Umha receita explosiva?
Se as prostitutas trabalham, estám em risco de contrair o virus, se nom trabalham, estám em risco de ficar na rua.
Coronavirus
Si el Gobierno es feminista que decrete una renta básica

Comprometerse con la autonomía de las mujeres y la igualdad, pero también con no dejar a nadie atrás ni permitir que la crisis la paguen los de siempre, pasa por blindar el derecho a una base material innegociable. Para que nunca más el acceso a recursos dependa de un jefe, una pareja, o lo que venga publicado en el último BOE.

0 Comentarios
Sobre este blog
Un espacio de encuentro y debate para personas que participan o están en los alrededores de ese difuso cuerpo conocido como Movimientos Sociales.
Ver todas las entradas

Destacadas

Coronavirus
Los mil obstáculos para acceder a las ayudas de vivienda

Asociaciones de consumidores y el movimiento por la vivienda denuncian que el “escudo social” frente al covid19 no está funcionando como debería. La burocracia, las dificultades añadidas en tiempos de confinamiento, la brecha digital y unos requisitos “excesivos”, según denuncian, hacen que buena parte de las personas que las necesitan no puedan acceder a las ayudas.

Coronavirus
Antigitanismo y emergencia económica: la crisis sanitaria se ensaña con el pueblo gitano
El colectivo gitano llega a su Día Internacional denunciando el recrudecimiento de discursos estigmatizantes y prácticas discriminatorias durante la crisis del covid19. También señalan cómo la situción económica de gran parte de la población gitana está en una situación límite a causa del confinamiento.  
Coronavirus
Los grupos de apoyo mutuo plantan cara a la crisis del coronavirus

Las iniciativas en Sants, Ciutat Vella, el Raval o el Poble Sec beben directamente de la experiencia de las plazas durante el 15M. En este último barrio se ha generado una red de apoyo de 500 personas. El Sindicato de Manteros cose material sanitario mientras en Nápoles funcionan iniciativas para pagar la compra a los vecinos que lo necesiten.

Economía feminista
Jule Goikoetxea: “En una economía feminista, el cuidado sería obligatorio y rotatorio”
Profesora de ciencia y teoría política en la Universidad del País Vasco, esta experta en gestión pública dice estar cansada estos días de leer opiniones socioeconómicas y políticas “infumables” a raíz del covid-19 y defiende una república feminista.
Música
Chicho Sánchez Ferlosio: pasado y presente de un legado contestatario

Cigarro en mano y guitarra bajo el brazo, José Antonio Sánchez Ferlosio, conocido popularmente como Chicho, compuso decenas de canciones de historia viva repletas de libertad, denuncia e ironía que desde los años 60 se han incrustado en el imaginario colectivo de varias generaciones.

Opinión
Caracoles en cuarentena

Hace un mes que mi hija perdió la mayor parte de sus referencias. En su lugar, llegaron otras. Ahora, a los dragones les ponen multas. A ella, su madre le miente a la cara diciendo: “Todo irá bien”.

Andalucía
Rechazo social al “decretazo” de la Junta de Andalucía
Ecologistas, sindicatos, consumidores, pymes y expertos en Derecho lamentan el contenido del decreto-ley convalidado en el Parlamento andaluz que modifica 27 normas y reduce controles en sectores sensibles.
Coronavirus
Encarnación Burgueño, la gestora de la crisis de las residencias casi sin experiencia sociosanitaria

María Encarnación Burgueño, hija del artífice de los planes privatizadores en la sanidad madrileña, mantiene su currículum en Linkedin, que se resume en tres áreas: teleoperadora, jefa de ventas y directora de desarrollo y proyectos en una consultoría.


Últimas

Opinión
El patriarcado está muerto

Hoy, en medio de la pandemia del coronavirus, el patriarcado está muerto y en descomposición y un bichito ha puesto sus despojos en la periferia, para ver qué sucede cuando la fuerza de la vida y la muerte se ponen en el centro de la convivencia.

Agroecología
600 organizaciones piden salvar la producción agroalimentaria de pequeña escala

600 colectivos exigen que se revise el cierre generalizado de los mercados y ferias agroalimentarias de proximidad ante lo que consideran una interpretación “excesivamente restrictiva” de las prohibiciones decretadas por el Ejecutivo estatal ante la pandemia del covid19.

Migas
El menú del día

Hacer la compra, bajar a la tienda, como quien burla un encierro y recobra su libertad. Pero, ¿cómo se viven estos días raros trabajando de ese otro lado? Desde la panadería de un hipermercado vizcaíno, aquí van unas pequeñas anécdotas, migas cotidianas, para alimentarnos y entretenernos mientras dure esta pandemia.

Maltrato animal
Salvar al ternero Pepe
La Conselleria impide rescatar a los animales de una granja escuela clausurada, a pesar de la voluntad de la granja escuela y el santuario de colaborar.
Coronavirus
Europa recurre a los ERTE y la UE se divide en las primeras semanas de la crisis económica provocada por el covid19

Los países europeos coinciden en las primeras medidas para tratar de evitar el colapso económico, pero se muestran distanciados en torno a las soluciones a medio plazo. Hoy, martes 7 de abril, el Eurogrupo se reúne y discutirá la posibilidad de mutualizar las deudas como piden los países del sur.

Confines del suroeste
Éramos

Ni inteligente, ni siquiera bueno; había que ser un valiente explorador (colonial) en la necesaria selva del capital, el ecosistema complejo definitivo, el orden natural.