Juicio del 1 de Octubre
Miedo a acudir a una manifestación en esta consolidada democracia

Han pasado dos años desde el 1 de octubre y nuestras reacciones cada vez son más tibias. No es que no nos duela, es que todo lo normalizamos; no es que no sea nuestra lucha el derecho a decidir de los otros, es que ni nuestras propias luchas estamos peleando.

Aeropuerto de El Prat Proces - 7
Una de las personas agredidas por los agentes en el Aeropuerto de El Prat en el marco de las movilizaciones convocadas por Tsunami Democràtic. Víctor Serri
Sarah Babiker

publicado
2019-10-16 09:15

Cataluyna se llenó de gente. En la calle y en los aeropuertos, amigas, compañeros, familias que se juntan a derramar su indignación por todas partes. Qué suerte tienen de que su indignación aún les movilice hacia algún lugar, de que la injusticia aún les agite lo que tenemos de humanos, qué envidia verles juntos, formando parte de algo. Algo tan fuerte que se enfrenta a pelotas de goma y porras autoritarias, algo tan vivo que desborda la indignación del tuit, una dignidad a la que no le alcanzan las palabras ni escritas ni dichas, ni tan siquiera gritadas y necesita estar ahí, interrumpir las rutinas del acatamiento por cansancio que nos dictan los defensores del statu quo, perpetrados en sus coches antidisturbios, en sus incontestables togas, en sus platós de televisión con sus discursos de grandes hombres de Estado.

A la mierda todos, les dicen en las calles cientos de miles de personas. Independentistas o no, catalanes o no, hay algo que a veces supera todo vínculo previo con los tuyos, y es el vínculo con todas aquellas con las que logras compartir un hasta aquí hemos llegado. Y es un vínculo que no pide aprobación o retuits, sosegados debates ni sesudos análisis, pide estar en la calle, pide detenerlo todo: el ritmo de los aviones y los trenes, las jornadas laborales, la preelectoral sucesión de declaraciones. Pide detenerlo todo porque todo se ha vuelto insoportable.

Independentistas o no, catalanes o no, hay algo que a veces supera todo vínculo previo con los tuyos, y es el vínculo con todas aquellas con las que logras compartir un hasta aquí hemos llegado

Es insoportable, pienso desde Madrid, bloqueada, ante la soledad de una pantalla. Gente condenada a años de cárcel por urnas y manifestaciones, por desobediencia civil y resistencia. Gente condenada a años de cárcel por una pelea de bar. El poder judicial como esa cosa intocable que nos minoriza como ciudadanas. Léete la sentencia, tú qué sabes de secesión, cuestionar el derecho es poner patas arriba el andamiaje entero de esta democracia. Qué fácil que es hablar en caliente, no sabéis nada, no lleváis toga, no os avalan nuestro lenguaje incomprensible y nuestros años de carrera.

No hay que ser jurista para entender que llevar a la cárcel a gente que motivó una votación respaldada por una parte importante de la sociedad es un error, no hay que ser un fino analista para que te duelan las entrañas viendo a líderes de organizaciones civiles en prisión por convocar movilizaciones no violentas. Es en ese dolor interno, esa ética compartida de lo inaceptable donde reside mucha más verdad que en cualquier llamada a la legalidad y la calma.

Ellos, los arbitrarios, los que emplean decenas de páginas en acomodar los hechos a la narrativa necesaria para defender sus condenas, los que filtran decisiones en el día de la fiesta nacional y escupen su sentencia en plena campaña electoral, se arrogan el poder de la neutralidad, la racionalidad científica en la exposición de los hechos. El ojo clínico y paternal del orden democrático.

Y aquí estamos, han pasado dos años desde el 1 de octubre y nuestras reacciones cada vez son más tibias, no es que no nos duela, es que todo lo normalizamos, no es que no sea nuestra lucha el derecho a decidir de los otros, es que ni nuestras propias luchas estamos peleando, nos falta esa masa de gente que en el hasta aquí hemos llegado, encuentra vertebración, hombro afines en los que apoyarse. No hay nada que movilice más que el hecho mismo de movilizarse. Eso que estamos olvidando entre decepciones electorales, estrés y precariedad. Eso que peligra bajo el imperio del miedo, cuando no hay vínculos más fuertes que la impotencia que te acompañen y saquen a la calle. 

Esta tarde habrá una manifestación en Madrid y no sé si iré, tengo miedo de acudir con mis hijas. Recuerdo aquella imagen de un hombre, el día del referéndum, con un niño en brazos, rodeado de guardias civiles

Esta tarde de 16 de octubre habrá una manifestación en Madrid y no sé si iré, tengo miedo de acudir con mis hijas. Recuerdo aquella imagen de un hombre, el día del referéndum, con un niño en brazos, rodeado de guardias civiles. Las críticas que se llevó por exponerle, como si lo descabellado fuera pensar que uno puede protestar sin miedo. Yo no quiero exponer a mis hijas y sin embargo, cómo duele, cómo fuerza las costuras de nuestra fe en que esto tenga remedio, temer acudir con niños a una manifestación pacífica.

Recuerdo la primera vez, julio de 2013, aquí en Madrid, frente a la sede del PP en Génova. Se habían filtrado los mensajes de Rajoy a Bárcenas, un hasta aquí hemos llegado palpitaba en el ánimo de mucha gente harta de impunidad y cachondeo. Al final, me dio miedo acudir a una concentración pacífica con un bebé. Quizás podría pasarle algo. Es a nosotros a quienes nos pasan cosas. A ellos casi nunca les pasa nada, el mismo Rajoy puede dar fe de ello.

El lunes a un chico de 22 años le pasó algo terrible. Lo imagino despertando esta mañana. Puede ser que no se haya mirado al espejo, le falta un ojo, va a tardar en habituarse a ese vacío. Se le ocurrió que podía manifestarse, no imaginó que le iban a cambiar la vida para siempre. Ellos son los que tienen el poder para cambiarnos la vida sin que nada les pase. Nosotras cada vez nos damos cuenta de que podemos cambiar menos cosas. Esta consolidada democracia cada vez consolida más nuestra impotencia.

Relacionadas

Juicio del 1 de Octubre
Tenemos miedo al fuego

Demasiadas veces la cultura es esa torre de marfil que tanto le gustaba a Rubén Darío: el lugar elevado desde el que miramos lo sucio sin mancharnos.

Juicio del 1 de Octubre
Medio millar de juristas denuncian que la sentencia del Procés vulnera el principio de legalidad

El informe publicado por la plataforma International Trial Watch sobre la sentencia del Tribunal Supremo señala que esta viola los derechos fundamentales por falta de previsión jurídica y por menospreciar los derechos de reunión y expresión.

Opinión
Tras la sentencia: paradojas de una revuelta esperada

Si en algo destaca en el “problema catalán” es en que presenta una coexistencia contradictoria entre un mandato imperativo activo, con formas organizadas de contrapoder ciudadano, y un subsistema de partidos catalán completamente esclavo de sus apuestas en el casino de la crisis de régimen. Primera parte.

22 Comentarios
#41598 17:30 18/10/2019

pues soltemos a los delincuentes políticos. y luego a los demás, quitemos las policías y que cada uno haga lo que le salga de los santisimos como habremos quitado también a los jueces y de paso a los ejércitos.... VIVA LA LEY DEL MAS FUERTE... LOS ANIMALES SI QUE TIENEN DEMOCRACIA....

Responder
0
0
Maria de Magdala 11:28 17/10/2019

Como siempre, lo clavas, Sarah.

Responder
0
0
#41389 20:52 16/10/2019

Que triste tiene que ser la vida de un individuo para que haber nacido arbitrariamente en un territorio de fronteras imaginarias sea motivo de pensar que eres mejor que otro que también ha nacido arbitrariamente en otro lugar...que vida mas penosa que el unico gran merito y esfuerzo es el haber nacido en un territorio!

Responder
1
7
#41434 8:18 17/10/2019

tio que pesado, vas copiando y pegando el mismo mensaje en todas las noticias. Que no va de fronteras, va de democracia.

Responder
7
0
#41495 15:21 17/10/2019

democracia que se salta cuando no te conviene

Responder
1
0
doctoranimacion 20:02 16/10/2019

españa es un puto estado fascista

Responder
5
1
#41367 18:36 16/10/2019

Vete a manifestarte cerrando un aeropuerto en cualquier ciudad del mundo y a ver que te pasa. La manifestación es un derecho y está regulado, pero claro, si decides de motu propio saltártelo y abusar de las libertades y derechos de otros tendrás las fuerzas del orden en frente.

Responder
3
7
#41435 8:18 17/10/2019

vamos a manifestarnos en orden y en cuadrados de 5x5 para que se nos vea bien ordenaditos, luego copita de cava, tres visca catalunya y cada uno a su casa. VERDAD?

Responder
3
0
#41365 18:32 16/10/2019

Ayer, manifestación de pensionístas por Madrid, hasta las puertas del congreso.... hace unos meses, manifestación independentísta por Madrid, ningún procesado por sedición.....¿ehm alguien miente en este artículo?.

Responder
1
5
#41306 15:31 16/10/2019

Ha muerto un turista de infarto (padecia problemas del mismo) por tener que ir unos kilometros andando al Prat

Responder
1
7
#41325 16:20 16/10/2019

También murió un pájaro ayer. un día negro sin duda.

Responder
7
3
#41428 5:16 17/10/2019

Si hubiera sido un familiar tuyo, ya veríamos si te lo tomabas con tanta guasa.......el del pajarito. Ja ja ja....... la gracia que haces

Responder
1
1
#41445 9:39 17/10/2019

Todos los días mueren gente por culpa de las políticas de tus amiguitos, su corrupción y usura. Y no veo tus comentarios. Así que a hacer el hipócrita a tu casa.

Responder
2
0
#41496 15:23 17/10/2019

Que politicas hacen tus amos en cataluña? me parece que ninguna aparte del monotema que no ayuda en nada a la gente en subdia a dia

Responder
0
1
#41249 11:54 16/10/2019

Hay un patrón: En el caso Altsasu, en Catalunya, en el cierre de Egin, etc... Hayna herramienta: Un Tribunal de Excepción, la Audiencia Nacional, único en su especie de paises supuestamente comparables. Y hay una arquitectura blindada de cuadros: Jueces, políticos, técnicos de la Administración, militares, religiosos, etc...
He visto pocos análisis tan certeros cómo el publicado después de la sentencia por el Prof. Pérez Royo:
https://www.eldiario.es/contracorriente/ACUSACION-REBELION-COARTADA_6_952664747.html

Responder
14
2
#41266 12:52 16/10/2019

Hay un patrón, como nunca he sido nadie, ante cualquier suceso espero a ver la postura oficial de los de mi bando y sin razonar secundo todas las consignas que me propongan y las defiendo ya que me siento integrado y me mola sentirme apoyado y escuchado!

Responder
3
0
#41222 10:27 16/10/2019

Breve reflexión de 2 minutos sobre la violencia para conseguir un fin.
https://www.youtube.com/watch?v=BrVkhpPBNyQ
Espero que sirva de ayuda.

Responder
0
0
#41221 10:24 16/10/2019

Consolidada timocracia

Responder
3
0
#41267 12:53 16/10/2019

Cuba? Venezuela?

Responder
0
1
#41326 16:21 16/10/2019

la Guarida Civil?

Responder
3
0
#41210 9:38 16/10/2019

...si por parte de los manifestantes fuera realizar la protesta con el objeto de recitar tus consignas, visibilizar tu protesta haciendo piña con otros pues no pasaría nada. El tema aunque muchos en este medio digan lo contrario es que en las primeras lineas se insulta, se escupe, se ponen agresivos para poco a poco forzar las cargas que es lo que se busca. Hay mucha gente que le va esto y lo pasa bien, entiendo que eres joven y te sube la adrenalina y mola mucho pero los demás vemos esto y algunos nos avergüenzan

Responder
5
7
#41234 11:09 16/10/2019

Vamos un manifestódromo a las fueras para ir a hacer picnic los domingos y llevarse la tortilla de patata. Luego llegan los ecuatorianos y en 12 días le doblan el brazo a su gobierno.

Responder
4
1

Destacadas

Régimen del 78
Duelo al sol y navajazos en las cloacas

Los papeles de las empresas de Villarejo siguen poniendo bajo sospecha las prácticas de baluartes del Ibex 35. En esta ocasión las sospechas se vuelcan sobre Iberdrola. Sus ejecutivos estarían detrás de un intento por desacreditar a Florentino Pérez, presidente de la constructora ACS.

Sistémico Madrid
Los Gallardo, raíces profundas

La tercera fortuna de Catalunya aloja en un piso de Madrid la sociedad que articula su imperio farmacéutico y sanitario, valorado en más de 3.000 millones de euros.

Dependencia
Los fondos de inversión desembarcan en el cuidado de mayores

En Madrid existen 426 residencias para la tercera edad, de las que 25 son 100% públicas y 18 tienen su gestión externalizada. El resto son privadas, un pastel que no pasa desapercibido a las empresas que buscan maximizar la rentabilidad del cuidado de personas mayores.

Últimas

Chile
Chile, un legado de acumulación de luchas
Haití, Ecuador, Chile... Las revueltas populares contra las medidas neoliberales saceden latinoamérica con características comunes y algunas diferencias.
Europa
Europa, la fragilidad del capitalismo y la construcción del contrapoder: entrevista con Toni Negri

Marco Baravalle entrevista al pensador y politólogo Toni Negri. Una conversación que tocó temas de construcción política y estratégica actuales para los movimientos sociales, de la nueva conformación de la gobernanza europea a la guerra contemporánea, de la centralidad de la "justicia climática" a la necesidad de determinar formas de contrapoder y organización política transnacional.