Editorial
Jornada laboral: mejor partida

La jornada continua castiga a las familias con rentas bajas —ese 60% de trabajadoras y trabajadores que cobra menos de 1.000 euros mensuales— y a las mujeres en particular

Educación escuela niñas
Los programas de compensación de las desigualdades han sido los grandes perjudicados del ciclo 2009-2016. Álvaro Minguito

publicado
2018-10-29 16:24:00

La jornada continua en educación es preferible cuando se cumplen los requisitos de algunos países europeos: reconocimiento social de la docencia (por encima de las profesiones liberales), recursos económicos inmensos (gracias a las políticas fiscales), modelos pedagógicos avanzados (cada vez menos autoritarios, más intergeneracionales y con un aprendizaje más basado en la autonomía del individuo) y unos equipos pedagógicos estables e integrados en la comunidad del barrio o pueblo al que pertenece el centro escolar. Así sí.

Aquí no existe eso y sí el agravante de que se detraen recursos ingentes para la educación privada-concertada. En consecuencia, la jornada continua castiga a las familias con rentas bajas —ese 60% de trabajadoras y trabajadores que cobra menos de 1.000 euros mensuales— y a las mujeres en particular. Las familias precarias son segregadas en las actividades extraescolares necesarias para completar el horario —para quien no tiene más remedio que dejar a su hijo o hija en el centro—. Mientras las de clase media se apuntan a las ofertas de pago, las de clase popular van a las gratuitas o, directamente, al patio controlado por cuidadoras. En parejas en las que los dos progenitores trabajan, las mujeres se empobrecen, porque son ellas las que mayoritariamente reducen su jornada laboral o las que abandonan el trabajo para el cuidado del niño o de la niña que sale de clase a las dos de la tarde. Acaban cotizando menos que los hombres a lo largo de la vida laboral, lo cual supone menos derechos contributivos, peores bajas y peor jubilación.

Sin embargo, la jornada continua es defendida, también, por sectores progresistas de clase media. Se reivindican las bondades de compartir más tiempo con la familia y se denuncian los horarios desmesurados de una institución disciplinaria. El problema es que ambos son argumentos ideológicos que no abordan los problemas centrales que atraviesan la educación actual. Y, no pocas veces, hay mucho de proyección sobre la descendencia biológica. Se trata de una mirada individualista que no considera que sea el hijo o la hija propia quien necesita una escolarización más intensa, y que no pone en el centro el apoyo mutuo en la comunidad (carece de propuestas para las familias de la escuela/ikastola amenazadas por un desahucio, o cuyos niños y niñas van a clase en ayunas).

Porque la jornada continua, además, se inserta en las lógicas reaccionarias de sobreprotección y control de la infancia. En la escuela pública actual hay problemas graves, pero también, en un sentido profundo y bien entendido, procesos de crecimiento compartidos con semejantes. En la escuela la diferencia se anuda a principios igualitarios como en pocos ámbitos de la vida. Por eso, la infancia, la niñez y la adolescencia, mejor cuanto menos atadas a la familia nuclear. Cuanta más compañía de otros niños y niñas —lo más diversos posible—, más libertad, y más posibilidad de desarrollarse plenamente.

Relacionadas

Editorial
Antes da tormenta

A desvantaxe competitiva na tecnoloxía 5G e o interese de Trump por chegar ás eleccións sen ter defraudado a quen o votara pola súa aposta proteccionista fixo que os republicanos volvan a súa mirada a Europa.

Editorial
28A, el yo contra el nosotras

La derecha plantea soluciones simples a problemas complejos para capitalizar las incertidumbres. La feminización de la política no ha cambiado el modo de hacerla, pero no todos son iguales.

Editorial
És temps d’idees pròpies
1
Ocórrega el que ocórrega hui, demà o el 28 d’abril, una cosa han de saber: al País Valencià, no passaran. No els deixarem passar.
0 Comentarios

Destacadas

Polución
45 millones de personas respiraron aire contaminado en España en 2018

El informe La calidad del aire en el Estado español 2018 señala que, pese a que la inestabilidad atmosférica alivió la polución, el 97% de la población y el 92% del territorio estuvieron expuestos a niveles superiores a los recomendados por la OMS.

Salud mental
La ONU señala el sindicalismo como “fundamental” para la salud mental
El último informe del relator especial para la salud de la ONU afirma que las medidas para combatir la desigualdad son más efectivas para promover la salud mental que las terapias medicinales.
Fronteras
“Si no hubiésemos estado ahogándonos en la frontera, hubiesen venido a salvarnos”

El colectivo Caminando Fronteras publica su informe Vida en la Necrofrontera, una denuncia contra las políticas fronterizas que recupera la memoria de más de un millar de personas muertas o desaparecidas en su intento de llegar al Estado español por la Frontera Sur.

Polución
Madrid Central: nuevo récord de aire limpio en los 22 primeros días de junio

Con los datos de junio, Madrid Central habría conseguido por tercer mes consecutivo reducir los niveles de dióxido de nitrógeno a mínimos históricos.

Argentina
Macri se asocia al peronismo xenófobo para contener el “Frente de todos” de Kirchner y Fernández

En el peor momento de su gobierno, Macri va por su reelección y elige al peronista Pichetto para que lo acompañe en la fórmula. El binomio Alberto Fernández- Cristina Fernández busca evitarlo y volver al poder.

Últimas

Antifascismo
Imputados por manifestarse contra la Lega
1

Dos episodios graves ocurridos en Salerno y que afectan de diferentes maneras a la vida universitaria, vistos en conjunto, resultan muy indicativos del período que estamos atravesando.

Tecnología
La red 5G: un paso más hacia la sociedad telegestionada

Con suma celeridad las administraciones públicas han concedido los permisos a la nueva red de telecomunicaciones 5G, para la que no están disponibles herramientas de medida. Hay información científica que dice que añadirá nuevos perjuicios a la salud además de los ya existentes por la actual contaminación electromagnética.

Movilidad
Rebelión ciudadana en defensa de Madrid Central

La recién creada Plataforma en Defensa de Madrid Central convoca una manifestación para el sábado 29 y solicita una reunión urgente con el nuevo alcalde, así como con todas las fuerzas políticas del Consistorio. Si se revierte la zona de bajas emisiones, anuncian acciones legales.