Hordago El Salto

Artículos

Editorial
Administraciones poco feministas

Sin dinero no hay políticas públicas que valgan. Por eso, cada vez que escuchamos promesas sin presupuestos de fundamento, se nos eriza el vello de la nuca.

Editorial
La muerte silenciosa
Las pensiones no escaparán a la rapiña de los saqueadores sin una voz enérgica, al igual que los miles de mayores que van a morir por haber respirado amianto solo serán resarcidos si exigen con firmeza lo que les corresponde.
Hordago
Salto berri bat Euskal Herrian
1

¿Todavía no conoces Hordago? Somos la cabecera de El Salto en Euskal Herria, y próximamente estaremos disponibles en los quioscos, aunque nuestras socias de Nafarroa y de la CAV ya lo reciben en sus casas. ¡Súmate al hordago comunicativo!

Oraindik ez duzula Hordago ezagutzen? El Saltoko Euskalherriko edizioa gara, eta laister kioskoetan salgai izanen gaituzu, Nafarroa eta EAEko gure bazkideek jada etxean jasotzen badute ere. Bat egin komunikazioaren Hordagoarekin!

Editorial
¿Carbón dulce para los gobiernos del cambio?
O se hacen cosas de fundamento u Olentzero se fumará su pipa y se dará un atracón de castañas en el monte... y lo mismo no vuelve a bajar de allí en un par de décadas.
Editorial
La Laponia navarra
15
Cada vez queda menos de ese paisaje de comunales, pequeños propietarios y cooperativas agrarias de transformación que, con matices, estructuró el territorio durante el siglo XX.
Editorial
Desobediencia civil: la experimentación colectiva continúa
Dejando de lado a quienes no creen ni desean los cambios fuera de la legalidad, lo sucedido en Catalunya es motivo de reflexión para quienes apostamos por esta herramienta de transformación social.
Editorial
La Navarra sin medalla
La Navarra de abajo, anónima y colectiva, ajena a oropeles institucionales, sigue trabajando con pico y pala, y soñando que el gobierno del cambio le traiga,unos presupuestos más sociales.
Violencia machista
Sanfermines, agresiones sexuales y mala prensa
De manera voluntaria o ¿involuntaria? el ansia por aportar exclusivas y detalles morbosos ha generado filtraciones, y ha contribuido al espectáculo sensacionalista y a la revictimización de la mujer agredida.

Fotos