Coronavirus
Tres recetas distintas para el mismo virus

Ante una misma pandemia, distintos países han optado por diferentes medidas. Analizamos las decisiones políticas adoptadas por Corea del Sur, Gran Bretaña y España. 
Coronavirus día 16 centro de Madrid UME y Samur - 17
Junto con trabajar e ir al supermercado y a la farmacia, pasear a las mascotas son las únicas salidas a la calle permitidas en el estado de alarma. Álvaro Minguito

Un mismo problema está siendo atendido de maneras distintas. Corea del Sur, Gran Bretaña y España han abrazado respuestas dispares ante el virus Covid-19. Poco importaría qué hace cada país si estas decisiones no fueran más allá de lo sanitario. Es el caso, por ejemplo, de Gran Bretaña y España, donde las medidas adoptadas han trascendido a lo ético y a lo restrictivo, respectivamente. 

Corea del Sur se ha alzado como país modélico en la tensión de cómo actuar ante una pandemia: con tests masivos a la población realizados a los conductores de coche en estaciones ambulantes al aire libre, para proteger de este modo a sus trabajadoras sanitarias, una población que en el Estado español ha sido foco de infección en ambulatorios y hospitales y de descuido institucional, al forzar su jornada laboral hasta el desbordamiento

Con tests masivos a la población infectada y a la no infectada, Corea del Sur ha asegurado la detección temprana de las personas contagiadas, a las que solicita un confinamiento voluntario. 

En quince días, ha pasado de detectar 909 casos, el 29 de febrero, a solo los 74 registrados ayer. La respuesta de la ciudadanía ha acompañado las peticiones de la administración: los infectados realizan el aislamiento y los no contagiados continúan con sus tareas pero eliminando los movimientos prescindibles (actos culturales, deportivos, paseos, ocio). Pero ni escuelas cerradas, ni trabajadores despedidos, ni economía paralizada. Quizá eso sí es responsabilidad social y responsabilidad política.

En el peor escenario, con un 80% de infectados y una tasa de mortalidad de entre el 0,6 y el 1%, entre 318.000 y 521.000 personas perderán la vida en Gran Bretaña

Gran Bretaña rendida antes de la batalla

Gran Bretaña y España son polos opuestos a Corea: los tests empezaron tarde y de forma no sistematizada o ni siquiera se realizan. El primer ministro de Gran Bretaña ha decidido rendirse al virus antes de empezar la batalla, y primar la economía. Que no se frene la City, que no se cuestione el neoliberalismo de un sistema sanitario que es el segundo por la cola de Europa en número de camas hospitalarias en funcionamiento: solo 223 por 100.000 habitantes.

Quizá su paupérrimo sistema sanitario no hubiera podido hacer frente al virus ni con un plan de contención estricto y temprano, pero la propuesta del primer ministro Boris Johnson, de ni siquiera intentarlo, contempla las siguientes cifras: en el escenario más benévolo, con un 60% de infectados, morirán 277.000 personas. En el peor escenario, con un 80% de infectados y una tasa de mortalidad de entre el 0,6 y el 1%, entre 318.000 y 521.000 personas perderán la vida. 

El pasado jueves, el primer ministro realizó una controvertidísima intervención televisiva, en la que advirtió a la población de que “perderán a muchos seres queridos” en los próximos días. 

¿Cómo el equipo de asesores científicos del Gobierno de Boris Johnson puede justificar esas muertes ante la opinión pública? Alegando a la capacidad de inmunización que poseemos las personas: cuanto antes se inmuniza una sociedad, menor nivel de propagación tiene un virus. Y alegando a la economía.

Del segundo motivo, los mercados económicos no ofrecen dudas. El problema es que aún se desconoce el comportamiento del cuerpo humano infectado con el virus.

“No comparto en absoluto la postura de Gran Bretaña, es muy arriesgada. No sabemos cómo son las tasas de inmunización, si serán rápidas, ni la cantidad de anticuerpos que generaremos. No sabemos siquiera si las personas recuperadas pueden volver a reinfectarse”, explica la microbióloga de la Universidad del País Vasco, Miren Basaras.

En lo que sí coinciden los científicos, por lo que es probable que el Gobierno británico lo haya valorado, es que a más edad, los pulmones presentan más receptores a los que este virus se une para progresar. Es por ello que, en los niños, el virus apenas se replica y pasa por un catarro, mientras en la población más envejecida, la que ya está en los márgenes de la producción, puede generar neumonías bilaterales.

Laboral
Dudas laborales en época de coronavirus
¿Puedo imponer el teletrabajo a mi jefe? ¿Me pueden obligar a coger vacaciones? ¿Puedo negarme a acudir a mi puesto de trabajo en plena pandemia mundial? Aclaramos estos y otros interrogantes

Un aislamiento real

Los modelos matemáticos están de parte de la postura restrictiva del Estado español, que pasa establecer el estado de alarma y el confinamiento de la población. Un aislamiento que debe ser “real”, recuerda la microbióloga. “No es necesario bajar al supermercado todos los días”. 

En el primer día laboral de confinamiento, ayer lunes, pudieron verse las primeras fisuras del plan dibujado por el Gobierno de Pedro Sánchez: metros y trenes a rebosar de trabajadores, piquetes en las empresas para frenar la actividad, como en la planta de Mercedes de Gasteiz. 

Al mismo tiempo, la semana pasada empezó una cascada imparable de Ertes y las medidas económicas anunciadas por el Gobierno aún no han sido detalladas. Pedro Sánchez lo hará hoy, en una comparecencia pública muy esperada y en la que se resolverá la pugna interna de su Consejo de Ministros, en la que el sector neoliberal pretende endeudarse sin atender a las necesidades de las clases trabajadoras, mientras el sector más social prevé endeudarse pero con una inversión que las atienda. 

Corea, con una población de 51 millones, realizó 210.000 tests en tres semanas; España, con 46 millones de habitantes, ha llevado a cabo algo más de 30.000 pruebas en dos semanas

Agravio comparativo

Aunque no tanto como Gran Bretaña, España también es polo opuesto a Corea del Sur en cuanto a la detección precoz: los tests empezaron tarde y se abandonaron pronto. Responde a unas preguntas en internet aquí y quédate en casa si no estás fatal. Incluso los centros de salud de la Comunidad de Madrid y Catalunya anunciaron el pasado viernes que solo practicarían las pruebas a los pacientes con sintomatología más severa y al personal sanitario, saltándose la recomendación de la Organización Mundial de la Salud. 

Corea, con una población de 51 millones, realizó 210.000 tests en tres semanas. España, con 46 millones de habitantes, ha llevado a cabo algo más de 30.000 pruebas en dos semanas, desde los primeros tests del 27 de febrero hasta el domingo 15 de marzo, informó el ministro de Sanidad.

Por mucho turismo sanitario inglés que presente España en la costa malagueña, alicantina y en la isla de Mallorca, las cifras indican que el sistema sanitario español, víctima de los recortes neoliberales de la crisis económica de 2008, solo le avanza en tres puestos en camas hospitalarias disponibles. 

Es por ello que una contención inicial potente de los focos del virus para frenar la pandemia quizá hubiera evitado las posteriores medidas más restrictivas, y que conducen el colapso económico, si no de Amazon, que sigue funcionando a pleno rendimiento en sus centrales españolas, al de cientos de miles de trabajadoras de la economía sumergida, las trabajadoras precarias que ya están en Ertes y los autónomos que difícilmente podrán remontar este trimestre. 

No es una crisis sanitaria, recordaba ayer el movimiento feminista vasco, es una crisis de cuidados y las personas más vulnerables y las familias más empobrecidas volverán a pagar las consecuencias de unas decisiones que son políticas, como las pagaron, y la factura llega hasta hoy, en la crisis económica de 2008.

Coronavirus
Coronavirus y lucha de clases

La expansión de la pandemia del coronavirus, que ha provocado la declaración en nuestro país del Estado de Alarma, la intromisión más acusada en los derechos individuales de los ciudadanos desde la caída del franquismo, está mostrando, en su más palmaria brutalidad, las contradicciones sociales principales del capitalismo terminal. 

Relacionadas

Política
Feijóo, o PPdeG e a hegemonia
A esquerda galega parece conforma-se com ser a aristocracia cultural duns sectores subalternos aos que reganhar eternamente.
Filosofía
Individuo social: el carácter colectivo de la subjetividad marxista
Karl Marx desarrolló una concepción social del individuo divergente del modo en que hasta ese momento lo habían concebido las teorías liberales.
Renta básica
Alternativas a la renta básica

Una renta para los colectivos que la necesiten, una reducción drástica y reparto del tiempo de trabajo asalariado, ampliar servicios públicos y empleo promovido por los poderes públicos: existen alternativas a la renta básica.

0 Comentarios

Destacadas

Coronavirus
Decenas de trabajadores siguen acudiendo a su centro de trabajo sin saber que allí se originó el rebrote de Madrid
Un inmueble de oficinas fue el lugar en el que se dio el rebrote de la capital mientras decenas de trabajadores tienen que seguir acudiendo a él. La Consejería de Sanidad no quiere dar explicaciones al respecto, al mismo tiempo que la empresa dueña del edificio asegura desconocer cuántos trabajadores están contagiados.
Especulación urbanística
Un fondo buitre anida en el centro de Vigo

El fondo norteamericano Autonomy Capital, del que es fundador el ex directivo de Lehman Brothers, Robert Gibbins, compró la deuda del proyecto del Barrio do Cura en 2018. Ahora los vecinos y vecinas piden no ser abandonados ante la especulación urbanística e quiere garantizar su derecho a la vivienda frente a una posible expropiación del gobierno local.

Crisis económica
Estados Unidos y China, en rumbo de colisión

La construcción de China como enemigo es la apuesta política de Donald Trump para su reelección en noviembre. Los movimientos en inteligencia militar dibujan el rastro de una escalada del conflicto desde su faceta comercial y mediática.

La semana política
Colchones y suelos

Fomento anuncia un plan para poner suelo público a disposición del sector privado a coste cero. Ada Colau ofrece 1.200 euros mensuales a los propietarios de pisos turísticos para solucionar temporalmente la necesidad de familias vulnerables. El sector de la inversión inmobiliaria no se inmuta con la crisis, convencido de que nadie va a tocar sus privilegios.

Últimas

Elecciones 12 de julio (País Vasco y Galicia)
El Gobierno vasco impide votar a al menos 200 personas en las elecciones del domingo

Tanto si presentan síntomas activos como si se encuentran asintomáticas, las 200 personas que actualmente tienen covid-19 no podrán acudir a los colegios electorales el 12 de julio. Los contactos estrechos de los positivos, otras 500 personas, deberán ir con la papeleta desde casa, si es que la tienen.

Urbanismo
El hotel de cala San Pedro recibe un dictamen ambiental negativo
El proyecto, que supondría la construcción de un complejo de casi 600 metros cuadrados con 11 habitaciones y 22 plazas, se considera “inviable”.
Contigo empezó todo
Los españoles antifascistas presos de la Inglaterra antifascista

En 1945, 226 presos españoles que habían pasado por campos de concentración en Francia acabaron siendo acusados por las autoridades británicas de colaborar con los nazis.

Sanidad
Médicos MIR del País Valencià irán a la huelga desde el 21 de julio

El colectivo de Médicos Internos Residentes (MIR) de los servicios públicos sanitarios valencianos anuncia huelga indefinida a partir del 21 de julio.