Si Irlanda puede salir de los combustibles fósiles, tu ciudad también puede

Casi 900 ciudades, universidades y gobiernos han desinvertido más de seis billones de dólares en la industria de los combustibles fósiles. ¿Por qué no la tuya?

Refinería en A Coruña
Refinería de petróleo en A Coruña. Pablo Santiago

publicado
2018-08-28 05:00:00

El jueves 12 de julio, una pequeña y lluviosa isla en el Atlántico Norte demostró que estaba en el lado correcto de la historia. La República de Irlanda aprobó un proyecto de ley para desinvertir sus 370 millones en inversiones en alrededor de 150 empresas de combustibles fósiles en cinco años. Si el proyecto fuera aprobado por el Senado irlandés en septiembre, lo que se espera que ocurra, Irlanda se convertirá en el primer país en desinvertir completamente en combustibles fósiles. Esta acción señala un enorme paso adelante.

Durante años, los activistas por el clima han presionado a ciudades, universidades y gobiernos para desinvertir sus activos en compañías de combustibles fósiles. La idea es dejar sin financiación y denunciar la industria que más contribuye al cambio climático, financia la negación del cambio climático e impide las medidas respecto al clima. 

Con su proyecto de desinversión, Irlanda se unirá a un grupo de casi 900 ciudades, universidades y gobiernos que en total han desinvertido más de 6 billones de dólares en la economía extractiva de combustibles fósiles.

Como líder de una campaña de desinversión en combustibles fósiles en mi campus universitario de Massachusetts, el ejemplo de Irlanda ofrece un instrumento: si un país entero puede desinvertir totalmente en combustibles fósiles sin desmoronarse en la desesperación financiera (de hecho, los combustibles fósiles no han sido una inversión rentable durante años), seguramente mi universidad puede desinvertir sus fondos en esta destructiva industria sin dañar sus ingresos. 

El ejemplo de Irlanda también puede inspirar a los gobiernos locales a desinvertir sus fondos de pensiones en combustibles fósiles

El ejemplo de Irlanda también puede inspirar a los gobiernos locales a desinvertir sus fondos de pensiones en combustibles fósiles. Mientras que es bastante improbable que el actual gobierno federal estadounidense siga los pasos de Irlanda, las ciudades estadounidenses pueden luchar contra la industria de los combustibles fósiles de fondo de pensiones en fondo de pensiones. 

La promesa de la ciudad de Nueva York de desinvertir su fondo de pensiones de 189.000 millones de dólares en combustibles fósiles es quizás el más ambicioso de estos compromisos. La ciudad no sólo está desinvirtiendo, también está demandando a cinco compañías de combustibles fósiles por su participación en el cambio climático.

Igual peso, sin embargo, tienen las numerosas ciudades estadounidenses de menos tamaño que se han comprometido con la total desinversión en combustibles fósiles. La ciudad de Richmond (California), una de las comunidades más pobres del Área de la Bahía, de forma similar se comprometió a desinvertir y demandar a las empresas de combustibles fósiles. Rodeada de agua por tres sitios, y habitada por gente de bajos ingresos, la ciudad y su población reciben un impacto desproporcionado del cambio climático.

El principal empleador de Richmond es una refinería de Chevron, que durante décadas ha contratado a residentes mientras que a la vez contaminaba su medio ambiente, ponía en peligro su salud y contribuía al aumento del nivel del mar, lo que amenaza con desplazar a la misma población que emplea.

Otros gobiernos locales que han dado el paso son Amherst (Massachusetts), Ann Arbor (Michigan), Dane County (Wisconsin) y Multnomah County (Oregón). Todos ellos se han comprometido a una desinversión total en las empresas de petróleo, gas y carbón.

Ya seas estudiante, trabajador o vecino, puedes presionar a tu escuela, empresa o gobierno local para que defienda el planeta desinvirtiendo en combustibles fósiles. Si Irlanda, un país conocido por su conservadurismo religioso y político, puede adquirir este compromiso con la justicia climática, cualquiera puede hacerlo.


Other Words
Publicado originalmente en Other Words: If Ireland can get out of fossil fuels, your town can too. Traducido por Eduardo Pérez.

 

Relacionadas

Movilidad
Urbanismo táctico y ‘push and pull’: cómo acabar con el reinado del automóvil

Las cifras en torno al uso excesivo del vehículo privado evidencian un modelo insostenible de movilidad cuya solución es aún demasiado lenta.

Medio ambiente
España no protege sus humedales
El tercer país del mundo con más humedales protegidos puede avergonzarse de que el 100% de ellos esté sometido a altas presiones, ya sea por sobreexplotación, usos agrícolas, falta de caudal, exceso de nutrientes o impactos humanos. A pesar del panorama, se han hecho algunos avances y existen las leyes y herramientas técnicas para restaurar estos espacios.
Medio ambiente
Cada vez hay menos insectos: ¿debería preocuparnos?

En los últimos dos años se han difundido numerosos estudios que nos han dejado titulares mundiales sobre un armagedón de insectos. La realidad tiene más matices pero, probablemente, es igual de perturbadora.

2 Comentarios
#22347 20:58 31/8/2018

¿6 billones o six billions?
Si queremos sobrevivir, lo primero no es desinvertir sino saber de que estamos hablando y luego ... pensar en que invertir.

Responder
0
0
#22267 15:23 29/8/2018

Si queremos evitar el colapso climático y económico, desinvertir en fósiles es un imperativo para la buena vida.

Responder
0
0

Destacadas

Elecciones
Finaliza el Gobierno de la moción de censura: habrá elecciones generales el 28 de abril

El Gobierno opta por el adelanto electoral, con la convocatoria de elecciones generales el 28 de abril. Las elecciones serán un mes antes de las europeas, autonómicas y locales de mayo.

Tribuna
¡A las urnas! Pedro Sánchez y el final del ciclo progre
4

La convocatoria electoral anticipa un nuevo movimiento para la restauración del régimen del 78. El autor considera que no resolverá la incapacidad del sistema representativo para solucionar los problemas de fondo provocados por la desigualdad económica, la pérdida de derechos sociales y la crisis de legitimidad.

Huelga feminista
“UGT empieza a distorsionar la huelga feminista”

La Confederación General del Trabajo, que ayer pidió a los sindicatos mayoritarios no confundir sobre la huelga general del 8M, cree que el anuncio de UGT de convocar huelga de 24 horas crea confusión a pocas semanas de la huelga feminista.

Deuda
Deuda 2018: Gobierno suspende, ayuntamientos aprueban

Las cifras del Banco de España sobre deuda de las administraciones públicas confirman que las corporaciones locales son las únicas capaces de disminuir sus cifras. 

Sanidad pública
La indignación por el deterioro de la sanidad pública vuelve a las calles

En Santiago, Vigo, Teruel, Madrid y diversas ciudades de Andalucía y País Valencià, las movilizaciones contra los recortes sanitarios señalan, una vez más, el calculado deterioro de la sanidad pública como paso previo a la privatización.

Últimas

Oriente Próximo
Cinco cosas importantes que están pasando en el mundo árabe

El presidente argelino se presenta para un quinto mandato. Migrantes africanos intentan alcanzar las costas de Yemen. Arabia Saudí continua su política de sustitución de trabajadores extranjeros por nativos. Los palestinos protestan por una autopista dividida por un muro de 8 metros que Israel ha construido en Cisjordania. Los activistas del Hirak siguen pagando por su rebelión en Marruecos. Estas son algunas de las cosas que están pasando en el mundo árabe

Música
Mecano, ¿fraude o genio?

Más allá de la honestidad de sus fines, la capacidad de Mecano para trascender géneros estaba en sintonía con genios como ABBA, donde el fin último era tan subjetivo como vibrante: moldear la canción pop perfecta.

Crímenes del franquismo
El último tirón en las fosas franquistas en Andalucía

Andalucía tiene más desaparecidos que los provocados por la dictadura de Videla en Argentina y multiplica los números del régimen de Pinochet en Chile.

Memoria histórica
El niño que cantaba el “Cara al Sol” para hacer rabiar a su abuela

Nunca había comprobado tan de cerca cómo la mala leche con la que se decidía fusilar a unos jóvenes y se humillaba a sus mujeres en los años treinta mantendría viva su eficacia durante más de ocho décadas.

Periodismo
“Podemos estar orgullosos de nuestros medios de comunicación”

El documentalista burkinés Abdoulaye Diallo repasa el rumbo de los medios de comunicación en su país desde el asesinato del periodista Norbert Zongo hace dos décadas.