Consumo
Hábitos de consumo en tiempos de pandemia: una cuestión de clase y género

Entre la primera y cuarta jornada de vigencia del estado de alarma, el Observatori d'Antropologia del Conflicte Urbà realizó una encuesta online sobre los hábitos de consumo en los primeros días de pandemia.

Desabastecimiento supermercados - 6

Observatori d'Antropologia del Conflicte Urbà (OACU)

23 mar 2020 06:23

Transcurridos los primeros días tras la declaración del estado de alarma por parte del Ejecutivo en relación con la pandemia del covid19, puede ser el momento de realizar una breve e inicial reflexión sobre la posible modificación de los hábitos de consumo producida bajo las específicas e inusuales circunstancias de confinamiento que estamos viviendo.

Durante los primeros momentos, todos fuimos testigos de la formación de largas colas a las puertas de los supermercados y de cómo un número significativo de personas hacían acopio de determinados productos pasta y legumbre, jabón y desinfectante de manos, papel higiénico y otros, de una forma que podría parecer irracional. Se ha hablado mucho estos días del por qué de dicho comportamiento; las explicaciones han ido desde la inexperiencia previa hasta la sensación inicial de pánico, pasando por la memoria, más o menos cercana, de un pasado de carencias y racionamiento.

Para tener una idea más certera de las posibles causas de este tipo de comportamiento, se llevó a cabo una encuesta online entre los días 14 y 17 de marzo, esto es, entre la primera y cuarta jornada de vigencia del estado de alarma. A ella respondieron un total de 205 personas, principalmente de Barcelona y Madrid, pero también de otros puntos de la geografía del Estado. El objetivo, principal era encontrar posibles diferencias de conducta en función de variables relacionadas con el sexo, la edad, el nivel de estudios, la clase social y otros, manejando hasta un total de 22 variables distintas. Siendo conscientes de las limitaciones y sesgos que este tipo aproximación puede tener, aún así se determinó que la encuesta podría arrojar algo de luz sobre el proceder de los distintos grupos sociales.

Los resultados nos han mostrado que, aunque nos encontramos viviendo un acontecimiento singular, la gran mayoría de los encuestados (un 79,5%) continua llevando a cabo sus compras en el lugar habitual. Además, se manifiesta una cierta promiscuidad a la hora de elegir el tipo de establecimiento, esto es, no realizamos la totalidad de la compra en el mismo tipo de sitio, sino que alternamos en función, por ejemplo, de las características del producto que estemos buscando. Esto es así, a nivel general, en un 70% de los resultados, aunque es posible ver diferencias remarcables en función de la clase social de pertenencia (Figura 1).

De este modo, las clases altas (considerando éstas aquellas con ingresos superiores a los 55 mil euros/año) alternan su visita a los diferentes tipos de establecimientos en un 90,9%, mientras que conforme bajamos en la escala de renta, esto es clases medias (entre 55 y 17 mil euros/año) y clases bajas (menos de 17 mil euros/año), los consumidores son más proclives a abastecerse únicamente en supermercados, pasando del 0,0% de las primeras al 17,4% para la segunda y el 29,5% para la tercera de las categorías. Es decir, conforme más bajo es el nivel de ingresos del consumidor, más se apuesta por superficies que priman el precio y la disponibilidad de los productos. Es curioso señalar aquí como son únicamente las clases medias las que mantienen su consumo en mercados y cooperativas de consumo, un 1,5 y un 2% respectivamente.

La encuesta nos muestra que Mercadona es la principal empresa a la cual nos dirigimos para abastecemos, hasta un 19,1%, evidenciando, de esta manera, que las imágenes y el protagonismo alcanzado por este supermercado a lo largo de los últimos días se encuentra justificado. Así, según un informe elaborado por la consultora Kantar WorldPanel para el año 2019, Mercadona fue el líder indiscutible de su sector, manteniendo un 25,5% de la cuota del mercado español, cifra esta no muy alejada del mencionado 19,1% que nos muestra la encuesta realizada.


Se ha hablado mucho estos días, también, del protagonismo alcanzado por la compra online. No obstante, los resultados de la encuesta nos indican que el 82% de los usuarios confía en el comercio tradicional frente a las compras virtuales. Este hecho no se ve significativamente alterado en función de la renta anual de los consumidores, aunque sí dependiendo del nivel formativo alcanzado (Figura 2.). Así, aquellos encuestados con niveles de estudio post-universitarios realizan únicamente el 14,7% de las compras online, mientras que aquellos con estudios secundarios suponen el 27,7% y el grupo con estudios primarios hasta el 50%.

Quedaría pendiente por dilucidar si este hecho tiene que ver con cierta sensibilidad al respecto, ya sea política o social, con un factor como la edad, aunque la media de edad de los encuestados se halla mayoritariamente entre los 35 y 45 años, con una media 38,4, o responde a algún otro factor que ahora mismo no es posible vislumbrar. Destacar, por otro lado, que la gran mayoría de los encuestados, hasta el 53,2%, acude a abastecerse de productos dos o tres veces en semana, suponiendo hasta el 12,7% aquellos que realizan cada día esta actividad, hecho que podría responder o bien a prácticas habituales a la incertidumbre generada por el estado de alarma.


Mención singular tiene el caso, estos días, de la llamativa compra y acumulación de papel higiénico. El 91,7% de los encuestados señala no haber modificado su hábito de compra en relación a este tipo de producto durante los últimos días, hecho este que no se ve alternado por cuestiones de renta y sexo, aunque sí de edad (Figura 3).

Así, el 42,9% de los encuestados de entre 18 y 35 años manifiesta haber modificado sus hábitos, frente al 35,7% y el 21,4% de aquel grupo comprendido entre los 37 y 49 y los 50 y 66 respectivamente. A lo que, si sumamos los que han respondido “Tal vez”, demostraría que el comportamiento en torno a la compra del papel higiénico es una cuestión de edad, pero de edad joven.


Por último, para responder a la posible irracionalidad en la compra de este tipo de productos, una vez las imágenes de su acopio y escasez se volvieron altamente conocidas, virales, la investigación introducía una cuestión al respecto. Los encuestados respondieron masivamente desestimando dicho comportamiento, de forma que hasta el 63,9% negó rotundamente haberse dejado llevar por la sensación transmitida por los medios de comunicación a la hora de la compra de este producto.

Y, aunque existe una diferencia notable de comportamiento cuando vinculamos esta variable a la renta, hasta el 22,2% de las clases medias y bajas han incrementado la compra del mismo (Figura 4), la diferencia más notable se produce cuando interviene la variable sexo. Así, las mujeres han respondido más contundentemente al reconocimiento de la influencia de las imágenes, hecho que puede ser debido a tres factores fundamentales. Primero a que son ellas, mayoritariamente, las que se encargan de la compra en los hogares, en segundo lugar porque son también las encargadas de los cuidados en los entornos familiares que cuentan con personas vulnerabilizadas y, en tercer lugar, porque frecuentemente son las que tienen menos miedo a reconocer comportamientos sancionados socialmente.


En definitiva, nos encontramos en una situación en la que, aparentemente, no hemos modificado, en lo fundamental, nuestros hábitos de compra, sobre todo en aquello referido al lugar de realización, supermercados, tiendas especializadas, comercio tradicional, mercados de abastos o cooperativas de consumo. Sin embargo, sí que es posible observar cómo, conforme descendemos en la pirámide social, esto es, en la clase determinada en función de los ingresos, se mantiene una mayor disposición a comprar en los supermercados, establecimientos reconocidos por su competitividad a nivel de precios y la disponibilidad de productos.

Mercadona, siendo líder del sector del gran consumo, se nos muestra como principal referente a la hora de llevar a cabo las compras, algo que probaría el significado y la visualización alcanzada estos días. La compra, además, se sigue llevando a cabo de forma presencial y, aunque es posible que la virtualidad se vaya imponiendo conforme pasen los días, también es verdad que pueda suceder precisamente lo contrario; hacer la compra se presenta como una de las justificaciones posibles para abandonar temporalmente el encierro.

En relación a los productos de limpieza corporal y, en particular, al papel higiénico, aquel grupo que tiene a cargo personas dependientes, esto es, vulnerabilizadas como consecuencia de la edad y la clase, podrían haber sido las protagonistas de su acopio. Esto da cuenta del reposicionamiento de los cuidados en una situación como esta. La gente no compra papel WC por alguna especie de motivación irracional, sino que, más bien, actúa protegiendo a los suyos y a uno mismo. El tratamiento psicologicista que los medios hacen de este hecho intenta dibujar un escenario de irracionalidad y caos, pero no parece que este sea el dibujo real de la situación.

Relacionadas

Agroecología
600 organizaciones piden salvar la producción agroalimentaria de pequeña escala

600 colectivos exigen que se revise el cierre generalizado de los mercados y ferias agroalimentarias de proximidad ante lo que consideran una interpretación “excesivamente restrictiva” de las prohibiciones decretadas por el Ejecutivo estatal ante la pandemia del covid19.

Andalucía
Rechazo social al “decretazo” de la Junta de Andalucía
Ecologistas, sindicatos, consumidores, pymes y expertos en Derecho lamentan el contenido del decreto-ley convalidado en el Parlamento andaluz que modifica 27 normas y reduce controles en sectores sensibles.
Tribuna
Reinicio: un modelo ecológico tras la crisis del coronavirus

En el caso del covid19 ha habido una “alarmante inacción” de semanas. En el de la emergencia climática se trata de una alarmante inacción de años que no puede esperar más.

1 Comentario
#52680 14:36 25/3/2020

Ya no hay paciencia para esto, ok?
no os bastó con que para vuestro 8M el gobierno permitiera durante la semana una apariencia de normalidad y atrasara las medidas hasta el 9M?

Responder
1
3

Destacadas

Coronavirus
Sánchez adelanta al Congreso que pedirá una nueva prórroga del estado de alarma

El Congreso ha debatido la prórroga del estado de alarma, que durará hasta el 26 de abril. Sánchez, no obstante, ha avanzado que, si no cambian las condiciones, no será la última prórroga que solicita a la Cámara baja.

Chile
El Salto estrena el documental ‘Rescatistas de la dignidad’, rodado por Javier Corcuera en las protestas en Chile

El Salto estrena Rescatistas de la dignidad, un documental dirigido por Javier Corcuera y rodado en las calles de Santiago de Chile acompañando las protestas de los últimos meses, con especial atención a las llamadas brigadas de primeros auxilios, que asisten a los manifestantes heridos y representan una suerte de fuerza de los cuidados del conjunto de la sociedad chilena.

Coronavirus
La UE observa impotente el giro autoritario en los países del Este

El primer ministro húngaro, Víktor Orban, se ha otorgado poderes casi absolutos para combatir la emergencia sanitaria continuando con su tendencia autoritaria, sin que Bruselas ni el Partido Popular Europeo, del que forma parte, tomen medidas. El apoyo del PP español ha resultado clave para que el coronagolpe de Orban no tenga consecuencias.

Comunidad El Salto
Carta a nuestras lectoras
Cada día nos leéis más gente y eso es muy importante para nosotras pero, ahora más que nunca, necesitamos que des el salto.
Coronavirus
Una red de cuidados antirracista vuelve a ser multada por repartir alimentos a migrantes en Barcelona

La Guardia Urbana del Ayuntamiento de Barcelona multa de nuevo a la Red de Cuidados Antirracistas. El grupo estaba concluyendo una de las rutas por las que distribuyen alimentos a un centenar de personas migrantes.

Coronavirus
Póliz (CGT): “Tememos que los nuevos Pactos de la Moncloa sirvan para eliminar derechos laborales y sociales”

El secretario general de la Confederación General del Trabajo denuncia que las medidas tomadas hasta ahora repercuten en el bolsillo de la clase trabajadora y reclama una renta básica como solución inmediata a la crisis abierta por el coronavirus.

Coronavirus
Colectivos sociales denuncian la falta de intérpretes en el sistema sanitario

Organizaciones sociales denuncian que la inexistencia de un servicio eficaz de intérpretes en el ámbito sanitario pone en riesgo la vida de personas migrantes ante la imposibilidad de comunicarse con la asistencia telefónica dispuesta para consultas sobre el coronavirus.

Coronavirus
Muchos clientes, poca empatía

Las empleadas de los supermercados denuncian la falta de compromiso en los consumidores ante los protocolos contra el covid-19.

Coronavirus
Rafael Correa: “Pagar ahora las deudas externas significa perder vidas”

Líderes políticos de Latinoamérica como Dilma Rousseff, Jorge Taiana, Gustavo Petro, Camila Vallejo, Maximiliano Reyes, Álvaro García Linera y Rafael Correa exigen la condonación y reestructuración de las deudas externas para luchar contra el Covid-19

Últimas

Coronavirus
Crónica de un confinamiento valenciano

Solo al principio se nos permitió reflexionar, hasta cierto punto, sobre la gravedad del asunto. La segunda fase fueron los reproches, las maldiciones y las culpas individuales e individualizadas. Después las calles se vaciaron y la enfermedad se extendió, y con ello el sentimiento generalizado de que, aunque podríamos estar peor, estamos mal.

Feminismos
Crack Up! Feminismo, pandemia y después
Pensamos, desde una perspectiva feminista, las posibles salidas a la crisis actual en relación a la deuda, la vivienda y los modos de producción
Literatura
Un paseo con Las Sin Sombrero por Madrid

Domingo, un grupo de mujeres recorre las calles de Madrid siguiendo el rastro de aquellas que cambiaron la historia.

Coronavirus
Balcones y rosas

Estamos dotando de un nuevo significado a ciertos trabajos, o mejor dicho, rescatando un antiguo significado para ellos que nunca debimos dejar que desaparecieran.

Coronavirus
“Nos han robado la oportunidad de vivir juntos el nacimiento de nuestro hijo”
Las matronas y madres ganan su particular batalla y logran tumbar una directriz de la Generalitat Valenciana que prohibía el acompañamiento durante el parto. Aunque llega tarde, el nuevo protocolo sirve de aviso para hospitales y otras comunidades autónomas: quienes vulneren los derechos de las embarazadas tendrán a las matronas enfrente.