Brasil
Disparen a Lula o cómo deshacerse de un candidato ganador a cualquier precio

La decisión del Tribunal Supremo, que deja al favorito de las elecciones a las puertas de prisión y prácticamente fuera de la carrera por la presidencia, es la última sacudida de unas élites volcadas a impedir que el PT repita gobierno.

Lula y Dilma Roussef
Los dos líderes del PT, Lula da Silva y Dilma Roussef Wikimedia Commons
5 abr 2018 13:50

El Supremo Tribunal Federal, en una sesión que duró 12 horas —acabó en la madrugada— ha negado el habeas corpus solicitado por la defensa del expresidente Lula. La decisión fue tomada por seis votos a favor y cinco en contra y abre la puerta para su entrada en prisión inmediata. Si bien es cierto que sus abogados podrían apelar el veredicto, también lo es que el juez puede ratificarlo, obligando a su implementación.

En julio de 2017, un fallo judicial condenó a Lula a nueve años y medio de prisión, acusado de corrupción pasiva y lavado de dinero. Según aquel tribunal, habría sido sobornado por la constructora Odebrecht, con el obsequio de un piso en la playa de Guarujá (São Paulo). Sin embargo, según demostró la defensa del expresidente, Lula nunca fue titular del inmueble, ni poseyó las llaves, y ni siquiera ha pasado una noche en él.

Oficia de “prueba” la declaración de Leo Pinheiro, expresidente de la empresa que, acogiéndose al beneficio de rebaja —por colaboración con la justicia— de su segura condena por corrupción activa, asegura que la firma regaló ese piso alex mandatario. A día de hoy el apartamento sigue figurando en el catastro a nombre de la constructora; incluso forma parte de un lote de propiedades embargadas a Odebrecht, como parte de otra causa, por otros delitos. Algunos meses después, y ya en segunda instancia, la condena fue ampliada a 12 años, por considerarse probada la acusación original, al habérsele acrecentado una serie de elementos considerados probatorios por el tribunal.

La defensa de Lula apeló al veredicto y solicitó el habeas corpus —que acaba de ser denegado— para que el expresidente pudiera continuar su campaña como candidato para las elecciones presidenciales de octubre próximo, en las que es claro favorito con casi el 40% de los votos. Además, vale aclarar que, aunque la defensa de Lula apelase a una tercera instancia —legalmente podría llegar hasta una cuarta— resultaría infructuoso para las expectativas electorales de Lula, dado que la legislación brasileña deniega el derecho a presentarse a cualquiera que haya sido condenado en segunda instancia. Es decir, estaría prácticamente bloqueada —por la vía judicial— la posibilidad de que el expresidente se presentase a las elecciones de octubre próximo.

El veredicto se produce en un contexto más que enturbiado por un tweet de ayer del general Eduardo Vilas Bolas, comandante en Jefe de las fuerzas armadas, que ha generado profunda inquietud. Ante la posibilidad de que el alto tribunal concediera el habeas corpus a Lula, el militar dijo que compartía “la voluntad de todos los ciudadanos de bien, de repudio a la impunidad y de respeto de la Constitución, la paz social y la democracia”. Resulta inevitable evocar a la dictadura militar de 1964 en dicha manifestación.

La exteriorización del uniformado ha merecido la reprobación del Partido de los Trabajadores y otros, de expresiones de la sociedad civil y del propio ministro Celso de Mello, el más antiguo magistrado del Superior Tribunal Federal (STF).

Un último dato a tener en cuenta: días atrás, la caravana de autobuses que forma parte de la campaña electoral de Lula fue atacada con disparos de armas de fuego —antes lo había sido de varias otras formas— en una acción definida por la policía como “intento de homicidio” sobre el expresidente.

Todo esto en un país que atraviesa su peor crisis institucional de los últimos 50 años. En un país que hace poco decretó la intervención militar del Estado de Río de Janeiro. Que, como desmentido a la supuesta pacificación que eso traería, días atrás llamó la atención internacional por la ejecución sumaria de Marielle Franco, diputada de izquierdas. Que su actual presidente tiene apenas un 7% de aprobación popular y su congreso un 70% de reprobación. Y un poder judicial también desacreditado.

A la vista del desarrollo de los hechos cabe preguntarse si el establishment brasileño pareciera haber tomado una decisión clara: Lula debe estar fuera de las elecciones presidenciales, sin importar el precio.

Relacionadas

Coronavirus
Bolsonaro, entre el coronavirus y la tentación dictatorial

El virus se ha introducido en la vida política brasileña como un torbellino perturbador, tejiendo un manto de incertidumbre y ambigüedades sobre el sentido de acciones y gestos de los actores políticos.


Brasil
Feminicidio político: los extraños vínculos del clan Bolsonaro con el asesinato de Marielle Franco

Su rostro y su nombre se han vuelto símbolos de lucha en Brasil. Socióloga y política, salida de una favela, negra y lesbiana, Marielle Franco fue asesinada hace dos años, el 14 de marzo de 2018. Los investigadores todavía buscan a los responsables del asesinato. Una de las pistas se detiene en la entrada de la residencia donde viven el presidente Jair Bolsonaro y sus hijos.

Feminismos
Techo de cristal y mujeres en el Brasil de Bolsonaro
El 55,3% de los personas cuya fuerza de trabajo tiene formas informales de explotación laboral en el país sudamericano son mujeres
15 Comentarios
kalahasen 9:05 8/4/2018

La justicia está por encima de todo, Hoy es un día feliz para vencer la corrupción en brasil, un bandido está preso. Las pruebas son evidentes, ya inclusos series en neflix ,(tunel de corrupción) Son dos sentencias basadas en pruebas contundentes, Brasil se debe a los brasileños y no a personas que se creen dioses. Le quedan 6 procesos más y su hijo rico sin oficio ni beneficio. Ser de izquierda no es defender a bandidos, es defender a los trabajadores , las ideas no se encarcelan , se encarcela a corruptos.

Responder
0
9
#13270 15:10 10/4/2018

Tus pruebas son una serie de Netflix? Qué nivel, Maribel...

Responder
3
0
#13119 14:57 8/4/2018

No interactuar con el Trol. Luego no hay quien se lo saque de encima.

Responder
4
0
#13115 14:53 8/4/2018

Por idiotas asi que apoyan que haya una justicia corrupta tenemos el mundo que tenemos

Responder
3
0
#13062 15:28 7/4/2018

El Cóndor no pasa.

Responder
3
1
jononaf 12:59 7/4/2018

tanto en América del sur como en el estado español se han puesto de moda los golpes de estado realizados por fiscalías y jueces a las ordenes de las élites económicas y con la razón de la fuerza: militares, guardia civil, etc. El realizado contra Cataluña es paradigmático.

Responder
13
1
José Antonio 19:05 11/4/2018

No sólo en Latinoamérica y en España. La involución democrática se está generalizando por todo el mundo.

Responder
0
0
#12989 18:04 6/4/2018

La alianza de El Salto con el capitalismo de estado es ya un hecho

Responder
1
14
#13002 19:41 6/4/2018

¿Mande?

Responder
6
1
#12919 25:15 5/4/2018

Hola!! Españoles,vivo en Brasil hace 44años, les comento algo cortito y al pie,estos no son lo que dicen. Aclaro que no apoyo a ningún político,les tengo fobia.

Responder
3
12
#12917 25:15 5/4/2018

Hola!! Españoles,vivo en Brasil hace 44años, les comento algo cortito y al pie,estos no son lo que dicen. Aclaro que no apoyo a ningún político,les tengo fobia.

Responder
3
12
Fernando 23:36 6/4/2018

Los medios de comunicación te nublan la realidad, hermano brasilero. Te quieren hacer creer que Lula es corrupto para que pierdas la esperanza en un gobierno popular.

Responder
7
1
Paula 20:13 5/4/2018

Latinoamerica bajo nuevas dictaduras con los mismos fines Un nuevo Plan Condor.

Responder
18
2
#12921 2:02 6/4/2018

Así parece. Trite

Responder
4
0
#12872 16:12 5/4/2018

Pero de eso no hablan los telediarios. Del golpe de Estado en Honduras y en Brasil no se habla eso sí de Venezuela todo el rato

Responder
17
0

Destacadas

Coronavirus
La crisis del coronavirus deja al descubierto el insostenible modelo de cuidado de mayores

Trabajadoras y expertas señalan que las muertes en las residencias son la punta del iceberg de un sistema de cuidados que prioriza lo económico sobre los derechos de las personas en el final de sus vidas e invitan a repensar el modelo.

Coronavirus
Los psicólogos recomiendan: apaga la tele, o al menos modera su uso

La crisis del covid19 ha provocado una saturación informativa que afecta de forma determinante al estado de ánimo y a la salud mental de la población. Los profesionales del sector recomiendan limitar nuestra exposición al bombardeo mediático.

Argentina
Coronavirus, cuarentenas y derechos laborales: el caso argentino
El país latinoamericano está a la vanguardia en la región en lo que respecta a la protección de los trabajadores en medio de la pandemia.
Coronavirus
Confinamiento a oscuras en la Zona Norte de Granada
Miles de personas se ven afectadas por los repetidos cortes de luz en los barrios durante la cuarentena.
Coronavirus
Debajo de casa, la vuelta del pequeño comercio

El comercio de barrio ha florecido en esta pandemia frente a las grandes superficies. Sin embargo, su clientela más fiel, las personas mayores, se han convertido en invisibles. Muchos ancianos no se atreven a salir a la calle, pero los comerciantes no dudan en llevarles la compra a la puerta de casa

Sanidad
Paco, técnico del Summa: del 11M a la crisis del coronavirus

El personal de emergencias sanitarias del Summa realiza cada salida como si fuera a enfrentarse a un positivo por coronavirus. 96 ambulancias circulan todos los días en el pico de avisos que se produce entre las 12 y las 17h. Paco es uno de los técnicos que va tras el volante de una de ellas.

La semana política
Eternamente separados

España, Italia y Francia se topan con la versión alemana del liberalismo. Comienzan a dibujarse las dos salidas a la crisis económica abierta por el coronavirus: el despliegue en forma de rescate social o el cierre por arriba que plantean los Estados del norte de Europa. 

Últimas

Coronavirus
¿Hay alternativas al estado de alarma y al confinamiento?
El pasado domingo se anunció la prolongación del estado de alarma durante 15 días más y, nuevamente, las críticas a la medida han sido escasas.
Coronavirus
Inmunidad comunitaria frente al autoritarismo de balcón

Hay otras formas de pensar la inmunidad, una inmunidad comunitaria que maneje de otro modo las relaciones en tiempos de pandemia —y no—, que reformule nuestra noción de defensa, de contagio, de relación, de cuidado y hasta de nuestra propia identidad.