Vivienda
El Ayuntamiento de Madrid paralizará los desahucios de la EMVS

Marta Higueras propone suspender los lanzamientos de vivienda pública municipal. Algunas voces dentro del movimiento por la vivienda ven en este gesto un cambio de rumbo en las políticas municipales.

EMVS protesta
Tres activistas en una protesta en la sede de la EMVS. Álvaro Minguito

publicado
2017-08-08 11:10
Suspender los procesos de lanzamiento o desalojo en viviendas propiedad de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) “desde este momento y hasta nueva indicación”. Es la propuesta de la primera teniente de Alcaldía y concejala de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras que, tal y como ha confirmado el Ayuntamiento, pasará por el primer consejo de administración de la empresa municipal del mes de septiembre. La propuesta se ampara en un informe en el que se justifica la petición de proceder a la suspensión temporal de los procedimientos de lanzamiento y que pide, además, instar a las administraciones implicadas a adoptar las medidas para garantizar una vivienda adecuada para familias en situación de vulnerabilidad.

En concreto, la medida podría afectar a 67 pleitos que la EMVS tiene en curso. El Ayuntamiento reconoce la “situación de precariedad económica y laboral de gran parte de los ocupantes”, por lo que “es previsible que no dispongan de recursos para hacer frente a un alojamiento en el mercado libre”. Los datos del Ayuntamiento son claros al respecto: de los 17.000 inscritos en la EMVS para solicitar una vivienda, 9.000 cuentan con ingresos inferiores a 0’75 IPREM (lo que supondría, en el caso de una familia de cuatro miembros, unos 600 euros). Se trataría, según fuentes municipales, de una paralización sobre procedimientos de usurpación con la intención de que quienes ocupan la vivienda puedan acreditar que cumplen los requisitos para habitar en una vivienda de protección pública.

El escrito pide además “que se tramiten las iniciativas legislativas oportunas”. Es decir, recoge la sensibilidad de la Iniciativa Legislativa Popular que la Coordinadora de Vivienda y la Federación Regional de Asociaciones Vecinales presentaron en mayo en la Asamblea de Madrid con el respaldo de 76.000 firmas. 

El documento utiliza también como justificantes de su propuesta el derecho a una vivienda digna que recogen la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y la Constitución española, un gesto que algunos integrantes del movimiento por la vivienda interpretan como un guiño tras los sucesivos desencuentros que se han producido a lo largo de la legislatura.

Desde la Coordinadora, algunas voces ven en este escrito un cambio de rumbo en la política municipal de vivienda. Integrantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) creen que, aunque el número de personas afectadas sea simbólico, es positivo que el equipo de Gobierno asuma los presupuestos del movimiento después de que el Ayuntamiento incumpliese la promesa de paralizar desalojos de la EMVS.

Una medida insuficiente

Sin embargo, la postura no es compartida. Desde la Plataforma de Afectados por la Vivienda Pública y Social (PAVPS), también integrada en la Coordinadora, Angelines Díaz explica que este gesto del Ayuntamiento no supondrá de hecho un giro en las políticas de vivienda. “La paralización que pide es cautelar, es decir, hasta el 15 de septiembre”, explica Díaz, muy crítica con la gestión de Higueras. “No solo no nos parece un giro, sino que seguimos viendo cómo la paralización de los desalojos que anunció Manuela Carmena no se está produciendo”, asegura a El Salto.

La activista cree que este escrito responde a la presión que han ejercido los colectivos por el derecho a la vivienda y al impacto de casos recientes, como el de Lidia y Santi, acampados frente a la Junta Municipal de Carabanchel desde el pasado 19 de junio. “Son Lidia y Santi, pero también Pilar, Sara, y otros muchos”, explica Díaz, que espera poder mantener una reunión con el ayuntamiento en septiembre para, entre otros asuntos, aclarar qué es la “emergencia social” según el Consistorio.

Sobre la actuación de la EMVS, Díaz puntualiza que, cuando se produzca el sorteo previsto para septiembre, la entidad se quedará sin viviendas hasta que construya o compre nuevas. Ante esta situación, el Ayuntamiento ha planteado una alternativa habitacional a varios distritos, a los que propone instalar viviendas prefabricadas en los barrios que puedan servir como solución temporal.

Relacionadas

Vivienda
Idealista, Look & Find y otras cinco investigadas por pactar precios

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha iniciado un expediente sancionador contra siete empresas vinculadas al mercado de intermediación inmobiliaria por coordinación de precios y otras condiciones comerciales.

Especulación urbanística
La PAH denuncia por fraude a una sociedad católica implicada en desahucios en Guadalajara

Según la denuncia presentada a la Justicia, la Sociedad de San Vicente de Paúl ocultó información para recibir más dinero en subvenciones del Ayuntamiento de Guadalajara. La organización está implicada en varios desahucios de familias sin recursos en el barrio de Alamín, en Guadalajara.

0 Comentarios

Destacadas

Vivienda
Idealista, Look & Find y otras cinco investigadas por pactar precios

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha iniciado un expediente sancionador contra siete empresas vinculadas al mercado de intermediación inmobiliaria por coordinación de precios y otras condiciones comerciales.

Catalunya
El juzgado de Figueres decreta el secreto de sumario en los cortes de la AP7 de Tsunami Democràtic

Más de 200 personas han sido citadas a declarar por la movilización en la Jonquera contra la sentencia del Procés. Los abogados denuncian indefensión y, al menos diez de los investigados, han expresado su intención de no comparecer ante la Policía como acto de desobediencia civil. 

Industria armamentística
Las armas que golpean Rojava vuelan desde Sevilla

Una concentración denunciaba el 18 de febrero ante la planta de Airbus de Getafe la venta de aviones militares de esta compañía a Turquía. Trabajadores y colectivos que apoyan a Rojava recordaban que la guerra contra el Norte de Siria persiste, y que, en gran medida, es así gracias al armamento que procede de Europa.

Sanidad
Sergi Castillo: “Puerta giratoria se queda corto para definir lo sucedido en la sanidad valenciana”

El periodista alicantino Sergi Castillo revela en su investigación La batalla per la sanitat valenciana los entramados de una corrupción sistémica que, durante veinte años, hizo de un derecho un negocio.

Crisis climática
La Ciudad de México se propone construir uno de los parques urbanos más grandes del mundo

Un arquitecto y responsables políticos esperan que un enorme parque en la Ciudad de México pueda restaurar los sistemas de agua de la región y servir como modelo para otros en todo el mundo. El gobierno espera abrir la primera parte del proyecto de parque para 2021.

Últimas

Huelga general
Todavía queda mucha huelga por hacer

Las movilizaciones durante el día 30 fueron masivas, un completo éxito. Sin embargo, la valoración como huelga general es más difusa. Es evidente que los sindicatos no estamos llegando a todas las capas de la clase trabajadora, y esto va en detrimento del modelo de huelga general clásico.

8 de marzo
El movimiento feminista de Sevilla ultima los preparativos para el 8M

La Asamblea Feminista Unitaria de Sevilla desarrolla acciones previas al 8 de marzo y ya ha realizado la convocatoria de la manifestación para la jornada de Huelga Feminista.

Fiscalidad
¿Por qué es buena la Tasa Tobin?

El Consejo de Ministros acaba de dar luz verde a la tasa Google y la tasa Tobin, iniciando con ello la tramitación parlamentaria de estos dos nuevos impuestos que desearía ver en funcionamiento cuanto antes.

Humor
Terraplanismo

Colaboración de Yeyei Gómez para El Salto.

Humor
La letra pequeña

Trigésimo octava colaboración de Mauro Entrialgo para El Salto.

Centros de Internamiento de Extranjeros
Un menor permanece ingresado en el CIE de València a pesar de probar que tiene 16 años

El colectivo CIEs No denuncia que el juez no ha admitido el documento de identidad del ingresado porque llegó partido desde Argelia, aunque la familia asegura que la envió en perfecto estado.