Masculinidades
El colectivo Cala desarrolla un proyecto sobre masculinidades en Extremadura

Los diferentes talleres realizados han tratado sobre paternidad en Almendralejo, sobre amar en igualdad en Villanueva de la Serena, sobre crear nuevas masculinidades en Zafra, sobre cuidados en Olivenza y el último, sobre "soltar el poder" fue en Badajoz.


Grupo de masculinidades Extremadura
Uno de los talleres realizados Colectivo Cala
Colectivo Alternativo de Aprendizajes (Extremadura)
17 jul 2019 12:58

¿Cómo aprendemos a ser hombres?

Este es el título de nuestro proyecto, ¿Cómo aprendemos a ser hombres?, y es que es una pregunta muy importante que nos deberíamos hacer todos los hombres, al menos todos los que sabemos que nuestra masculinidad nos crea muchos conflictos. En nuestra educación como hombres y mujeres nos marcan de forma muy clara cuál es nuestra posición en la sociedad, cómo debe ser nuestra expresión de género y cuáles serán nuestros roles en este sistema binarista. Entonces, ¿cómo nos influye a nosotros mismos este papel que nos asignan? ¿Cómo nos influye en nuestras relaciones? Y en general ¿cómo influye a la sociedad la masculinidad hegemónica?

Con este trabajo queremos configurar una masa crítica de hombres que luchen por la igualdad, además de motivar la creación de grupos de hombres por nuestra región que trabajen las masculinidades desde una perspectiva feminista
Pues así se inicia este proyecto que surgió de la necesidad de que los hombres de nuestro colectivo nos mirásemos a nosotros mismos y nos cuestionáramos nuestra masculinidad, la llamada “deconstrucción”, ya que nuestras compañeras hacía tiempo que trabajan eso de “cómo aprenden a ser mujeres”. Y con este trabajo iniciado queremos configurar una masa crítica de hombres que luchen por la igualdad, además de motivar la creación de grupos de hombres por nuestra región que trabajen las masculinidades desde una perspectiva feminista.

Grupo de masculinidades Extremadura 2

Hemos tenido cinco encuentros en la provincia de Badajoz en la que organizamos grupos de discusión con hombres sobre cinco temas distintos. Estuvimos en Almendralejo hablando sobre paternidades, en Villanueva de la Serena sobre amar en igualdad, en Zafra sobre crear nuevas masculinidades, en Olivenza sobre cuidados y en Badajoz terminamos con soltar el poder.

Han  participado 37 hombres, y nos dimos cuenta que no estamos muy habituados a juntarnos y hablar de masculinidades, que nos cuesta hablar entre nosotros de ciertos aspectos íntimos o sensibles, y que es difícil parcelar las masculinidades por temas
Unos 37 hombres han participado en total en estos grupos de discusión, y nos dimos cuenta que no estamos muy habituados a juntarnos y hablar de masculinidades, que nos cuesta hablar entre nosotros de ciertos aspectos íntimos o sensibles, y que es difícil parcelar las masculinidades por temas, ya que solemos ir más a lo general, a los roles y estereotipos de género y cómo nos influye. Vimos también la necesidad de hablar entre hombres sobre estos temas, porque la realidad es que no creamos estos espacios ni en el bar ni con nuestro grupo de amigos, es por eso que en estos espacios hay unas ganas de contar, debatir, compartir nuestras vivencias como hombres, cómo vivimos dentro de la sociedad patriarcal, cómo nos influye y qué podemos hacer para transformar(nos) hacia una sociedad más feminista.

En el ámbito rural vemos que hay mayor escasez de referentes y de espacios diversos, mayor limitación para expresar nuestra diversidad o disidencia y mayor resistencia al cambio; pero en los entornos rurales también vemos más identidad de grupo y de comunidad donde se construyen menos guetos
Una de nuestras reflexiones fue que nos faltan referentes, nos faltan varones que sean modelos de igualdad, que asuman masculinidades disidentes en las que no se infravalore las características asociadas a lo femenino y que tenga una perspectiva feminista. Nos faltan esos ejemplos, esos padres, esos amigos, esas personas en el entorno rural y esos referentes en lo público, en los medios y en lo académico. Porque mujeres referentes del feminismo hay muchas, pero hombres… Las mujeres nos llevan muchos pasos por delante en cuanto a lucha por la igualdad y conciencia feminista, mientras a los hombres nos queda bastante que andar en este camino contra el machismo.

En el ámbito rural vemos que hay mayor escasez de referentes y de espacios diversos, mayor limitación para expresar nuestra diversidad o disidencia y mayor resistencia al cambio; pero en los entornos rurales también vemos más identidad de grupo y de comunidad donde se construyen menos guetos y el pueblo puede ser un espacio seguro donde sea más difícil sufrir, por ejemplo, agresiones violentas. En lo rural, parece que estamos llamados al entendimiento, por lo que debemos de aceptarnos, o al menos tolerarnos, tal como somos.

Grupo de masculinidades Extremadura 3

Nos hacemos conscientes que aprendemos mucho sobre feminismo y otras masculinidades gracias a nuestro ambiente cercano, sobre todo a nuestras compañeras feministas (parejas, amigas, madres…) y que el feminismo nos empuja a cambiar, que es hora de hacer nuestra parte como hombres, de desempoderarnos y ser conscientes de nuestros privilegios para soltarlos; y decimos soltarlos porque los tenemos muy agarrados, y sin una actitud de humildad no los abandonaremos, por eso debemos de ser bastante autocríticos nos cueste más o menos.

Y es que seguimos viendo muchas resistencias, a veces nos sentimos en una posición muy avanzada con respecto a otros hombres, nos sentimos muy “progres” con respecto a otros “machirulos” y parece que lo tenemos todo hecho, pero la realidad es que nos queda mucho por cambiar y debemos de salir de ese espejismo o esa burbuja en la que nos metemos.

Reconocemos la importancia de la educación para que nuestra sociedad sea más igualitaria, pero no solo en las escuelas y en los ámbitos formales, sino una educación en nuestra sociedad, más proyectos de sensibilización y de desarrollo comunitario, y convertirnos en agentes activos en esa transformación, siendo los “agentes de igualdad” en nuestras redes, nuestros grupos de colegas, con nuestros seres queridos, nuestros grupos de WhatsApp etc., sobretodo con otros hombres de nuestro entorno.

Tal vez, para unir a más hombres en la causa, debamos de vender la idea de cómo nos afecta la masculinidad hegemónica, hablar de diferentes modelos e identidades para vivir una masculinidad más sana en la que también podamos expresar nuestros sentimientos, nuestra vulnerabilidad
Nos sigue faltando mayor educación emocional a los hombres, para poder gestionar de una manera saludable nuestras emociones y nuestras relaciones. Nos sigue faltando valorar las características asociadas al rol femenino, asumirlas como nuestras y erradicar esas conductas homófobas que no nos permite acercarnos a esos valores tan necesarios para vivir en comunidad.

El cambio en los hombres debe de ser personal, pero lo personal es político y necesitamos cada vez ser más hombres transformando nuestra masculinidad, por tanto el cambio también es social. Tal vez, para unir a más hombres en la causa, debamos de vender la idea de cómo nos afecta la masculinidad hegemónica, hablar de diferentes modelos e identidades para vivir una masculinidad más sana en la que también podamos expresar nuestros sentimientos, nuestra vulnerabilidad sin sentirnos amenazados, dejar las expresiones violentas que nos afectan personal y socialmente, etc. Pero también creemos que no debemos de perder el horizonte de dejar nuestros privilegios y nuestras posiciones de poder, porque desde aquí se mantiene el patriarcado y desde aquí podemos tambalearlo y destruirlo.

Relacionadas

Masculinidades
Paracaidistas en el 8 de marzo

Otro 8 de marzo que llegamos tarde. Y mira que el año pasado por estas fechas nos prometimos que nos pondríamos las pilas… Marzo a la vuelta de la esquina y nosotros con estos pelos. ¿Y ahora qué hacemos?

Masculinidades
El irlandés

Qué hacemos los hombres, qué nos sucede, realmente estamos cambiando, cómo es ese cambio, qué dirección tiene, cuál es su intensidad.

Masculinidades
Supervivencia de la masculinidad violenta

Ante la pujanza del movimiento feminista los hombres cada vez tienen más complicado justificar actitudes violentas.

1 Comentario
#37309 17:28 17/7/2019

fundamentales esos talleres, tenemos que deconstruir nuestras masculinidades hegemónicas

Responder
5
0

Destacadas

Biodiversidad
El peligroso vínculo entre destrucción de ecosistemas y enfermedades infecciosas

Los ecosistemas sanos suponen una barrera natural contra patógenos que afectan a los seres humanos, pero vamos en la dirección contraria. El índice Planeta Vivo alerta de una disminución de las poblaciones de vertebrados del 60% entre 1970 y 2014, fruto de la paulatina destrucción de hábitats, la contaminación, la sobreexplotación de recursos y la emergencia climática.

Historia
Anticuerpos históricos

La relación entre odio al diferente y enfermedad ha tenido una dimensión más perversa que la mera elaboración de teorías conspiranoicas sobre el origen de las plagas. Se ha utilizado como arma de guerra y ha sido la base sobre la que se han producido “conquistas” como la del continente americano.

Trabajo sexual
Cómo usar el covid19 para estigmatizar a las putas

Algunos sectores feministas están utilizando la pandemia del covid19 como forma de justificar políticas prohibicionistas desde una supuesta perspectiva de salud pública. Negar a las trabajadoras sexuales su condición de trabajadoras supone dejarlas fuera de cualquier ayuda mientras los propietarios de clubs y pisos pueden beneficiarse de las medidas del Estado.

Coronavirus
Un abismo bajo los pies

Las medidas adoptadas hasta ahora por el Gobierno de coalición parten de dos supuestos dudosos: que la crisis no se alargará más allá de seis meses y que no hacían falta medidas estructurales para frenar los problemas que iba a enfrentar la sociedad española.

Coronavirus
Si está el enemigo, que se pase por la retaguardia

Esta situación evidencia el protagonismo de todas las personas que “sostienen” y “cuidan”: cuando se habla de guerras, a menudo olvidamos que existen en ellas esos otros actores que curan, alimentan, sostienen, animan, limpian, comunican.

Coronavirus
El Marruecos que aprende a vivir confinado

Encerrados en sus casas los marroquíes ven como cada día aumentan los casos de coronavirus que a día de hoy suma 735 detectados y ya ha dejado 47 muertos. Unas cifras que han sido suficientes para que las autoridades impulsen restrictivas medidas.

Laboral
La izquierda sindical asturiana reclama una renta básica

CSI, SUATEA, CGT y CNT denuncian el riesgo para salud de quienes trabajan en los “sectores esenciales”, y piden al Gobierno asturiano extender la protección social a los sectores excluidos, como las personas migrantes.  Los cuatro sindicatos también critican la falta de medidas de seguridad en los centros de trabajo que siguen abiertos, así como el hecho de que algunas actividades laborales sigan “sin paralizarse bajo el paraguas de ser sectores esenciales.

Coronavirus
De las calles a las ventanas: Chile y la crisis sanitaria

La crisis del coronavirus llega a un país que atraviesa desde octubre de 2019 una profunda crisis social y una oleada de protestas que solo la emergencia sanitaria ha conseguido sacar de las calles. Con más de un millón de personas bajo cuarentena, la consigna del movimiento popular ha pasado de salir a tomar las calles a quedarse todos en casa.

Últimas

Coronavirus
Una teoría de la conspiración, detrás del incendio de postes de tecnología 5G en Reino Unido

Un bulo sobre la propagación rápida del covid19 a través de la tecnología 5G preocupa a Reino Unido. En los últimos días se han registrado ataques contra torres de telefonía en tres ciudades británicas.

Música
Canciones infantiles: hay vida más allá de los CantaJuego

Buenas noticias: bandas e intérpretes, históricos y presentes, llevan décadas haciendo canciones y música infantil con una lógica diametralmente opuesta a la industria de canciones para niños.