Iglesia-Estado
¡Al ladrón! ¡Al ladrón!

Según se desprende del Informe presentado por Europa Laica acerca de las actividades económicas de la Iglesia católica, ésta opera en nuestro país como si fuera un paraíso fiscal, ajeno a las obligaciones de transparencia.

Estado confesional

publicado
2019-09-20 18:26

Por mucho que se dé la voz de alarma y que ésta retumbe en mitad de la concurrida plaza, la sociedad en general y la ciudadanía en particular sigue haciendo oídos sordos y torciendo la vista ante el robo continuado de la Iglesia católica, a pesar de que éste es premeditado y con escalo, se comete a plena luz del día y delante de nuestras narices, con consentimiento y aplauso de la autoridad competente.
Así se desprende del “Informe sobre la Memoria Anual de Actividades del ejercicio 2017 presentada por la Conferencia Episcopal Española”, un exhaustivo documento elaborado por M. Enrique Ruiz del Rosal, miembro de Europa Laica, presentado a su vez por esta asociación en Madrid el martes 17 de septiembre.

Así, de modo torticero y sin reparo alguno, la Iglesia católica escurre el bulto a la hora de rendir cuentas, sin ofrecer una información clara de cuánto dinero público recibe del Estado, en este caso a través del IRPF
En dicho informe se desmontan, una a una, las mentiras vertidas en su memoria económica (si es que acaso merece ese nombre) por la Conferencia Episcopal, una memoria que dedica sólo 11 páginas (de un total de 93) a hablar de la gestión de lo recaudado a través de la Asignación Tributaria concedida, con patente de corso, por el Estado español, mientras que en las 82 páginas restantes se hace proselitismo mediante la alabanza de la labor evangelizadora, pastoral o supuestamente caritativa de la Iglesia católica.

Así, de modo torticero y sin reparo alguno, la Iglesia católica escurre el bulto a la hora de rendir cuentas, sin ofrecer una información clara de cuánto dinero público recibe del Estado, en este caso a través del IRPF. A sus acostumbradas mentiras, donde la más celebrada era aquella utilizada durante la campaña recaudatoria de “a ti no te cuesta nada marcar la X”, se suma el escaqueo más descarado ante las obligaciones que cualquier contribuyente contrae en cuanto al rendimiento de cuentas y satisfacción de impuestos: lo recaudado por la X (en la casilla de la iglesia) de la declaración de Hacienda no es un dinero de los particulares, sino de la ciudadanía en general, tanto de los creyentes como de los no creyentes, pues se trata de impuestos generales cuyo dinero se detrae de la hucha común de todos y de todas. Es decir, cada vez que alguien marca la X, sisa del erario común público en beneficio de una secta particular: la suya.

Lo recaudado por la X en la casilla de la iglesia) de la declaración de Hacienda no es un dinero de los particulares, sino de la ciudadanía en general, tanto de los creyentes como de los no creyentes, pues se trata de impuestos generales cuyo dinero se detrae de la hucha común de todos y de todas
La Iglesia católica y sus dueños, los señores obispos, se van de rositas a la hora de confesar los beneficios y ganancias obtenidos del pingüe negocio que es vivir a costa de los impuestos de los demás. Tan ricamente. Según el Informe elaborado por Europa Laica, fundamentado en pruebas objetivas y con las cuentas claras, esta Iglesia hurtó al conjunto de la administración estatal, autonómica y local en el año 2017, un total de 11.600 millones de euros (el 1% del PIB), sin que ningún organismo fiscal, judicial o policial le dijera nada o le pidiera aclarar las cuentas.

Ese dinero robado se pone al servicio de los intereses particulares de una confesión, la católica, que gusta de meter sus narices en los asuntos de Estado, trátese de política, economía, trabajo, educación, sanidad, justicia o cualquier otra de carácter terrenal, que es donde está su reino, mientras pone el grito en el cielo, del que están tan lejos, si son otros los que exigen fiscalizar sus cuentas. Verbigracia, cuando se trata de destapar el maloliente asunto de las inmatriculaciones, la apropiación eclesial fraudulenta de miles de bienes inmuebles pertenecientes al patrimonio colectivo, en virtud del artículo 206 de la Ley Hipotecaria, reformada por el Gobierno de Aznar en 1998. No hay Gobierno, ni actual ni pasado y por lo que se presiente tampoco futuro, que se atreva a mostrar lo que esconde la cueva de Alí Babá, un palacio de órdago que no paga IBI ni contribución que valga.

Es tal el latrocinio y tanto el poder que aún tienen los señores obispos que apenas hay medios u organizaciones que se atrevan a levantarle la voz a monseñor. Buena parte de lo recaudado del dinero de todos, que debería ser usado para mejorar los servicios públicos, acaba en las arcas financieras de una Iglesia que aún no ha renunciado a su turbio pasado nacionalcatolicista ni ha repudiado a quienes lo siguen ensalzando.

Es tal el latrocinio y tanto el poder que aún tienen los señores obispos que apenas hay medios u organizaciones que se atrevan a levantarle la voz a monseñor
La Televisión episcopal, 13 TV, la de la caverna mediática, una cadena que apenas ve nadie y que acumula pérdidas millonarias desde tiempos inmemoriales, se sostiene con el dinero recaudado a través de la X de la declaración de la Renta. A fecha de hoy, no sabemos cuánto de nuestro dinero sirve para financiar esta cadena privada pues se precisa una auditoría del Tribunal de Cuentas que ni está ni se la espera. Como se dice en el Informe presentado, debemos tener en cuenta que la campaña de agitación y propaganda de la “modesta” Corporación que es la Iglesia católica se vertebra a través de 67 publicaciones diocesanas, 145 programas de radio, 256 revistas, 13 programas de TV, cadenas de radio (Cope –a cuyo grupo pertenecen Cadena 100, Rock FM y Megastar FM-, Radio María, etc.), de televisión (Trece, antes 13 TV) y agencias de noticias, el semanario Alfa y Omega, encartado en ABC, además de una presencia creciente en Internet y en las redes sociales, que en 2015 presumía de haber llegado a más de 10 millones de personas. Dime de qué presumes y te diré de qué careces.
La Televisión episcopal, 13 TV, la de la caverna mediática, una cadena que apenas ve nadie y que acumula pérdidas millonarias desde tiempos inmemoriales, se sostiene con el dinero recaudado a través de la X de la declaración de la Renta
Experta en escurrir el bulto, lavar trapos sucios en casa y comer el tarro a una feligresía aborregada que gusta de parecerse a los sepulcros encalados, la Iglesia católica goza en este país de unos privilegios, sobre todo fiscales, que no tienen parangón en la Europa democrática. No es de extrañar que a su profeta Jesucristo lo crucificaran entre ladrones.

Relacionadas

Iglesia católica
La punta del iceberg desmembrado

La Asociación de Víctimas de Abusos en centros religiosos de Navarra celebró el viernes 14 de febrero las primeras jornadas de pederastia eclesiástica, a las que acudieron abusados de varias regiones y con los que acordaron crear la Federación estatal de víctimas. Desde la creación de la asociación hace diez meses, 32 personas han hecho público su caso.

Especulación urbanística
La PAH denuncia por fraude a una sociedad católica implicada en desahucios en Guadalajara

Según la denuncia presentada a la Justicia, la Sociedad de San Vicente de Paúl ocultó información para recibir más dinero en subvenciones del Ayuntamiento de Guadalajara. La organización está implicada en varios desahucios de familias sin recursos en el barrio de Alamín, en Guadalajara.

Religión
Ninguna religión

“La religión es muerte, muerte de los instintos,
muerte del pensamiento, de la razón y de los sentidos.
Ha convertido el miedo a lo desconocido
en su mejor aliado, en su campo de cultivo…
Creer en la religión hizo nuestro su engaño
de protegernos de los miedos que ella misma habría creado”.
(Habeas Corpus)

2 Comentarios
#39624 20:48 20/9/2019

Hablará algún partido político en campaña de los privilegios de la Iglesia?

Responder
2
0
#39618 19:21 20/9/2019

Es un escándolo, y todo sigue igual, ya gobierne el PSOE o el PP

Responder
8
0

Destacadas

Justicia
La guardia malpagada y a la carrera de una abogada del turno de oficio

El trabajo de los letrados encargados de la justicia gratuita es hoy en día inabarcable en una precaria profesión de la que depende la defensa de los acusados con menos recursos. El sector prepara protestas en varias comunidades.

Sector del juego
Garzón prohibirá las campañas que “regalan” dinero

El Ministerio de Consumo anuncia que prohibirá los bonos regalos y otras promociones utilizadas para captar nuevos jugadores y un listado para que los adictos no puedan acceder a créditos fáciles.

Redes sociales
Gab, la red social a la que se ha pasado Vox

Gab, la “red social sin censura” a la que se ha pasado el partido ultraderechista Vox es una especie de safe area (espacio seguro) para la extrema derecha donde puede compartir libremente sus mensajes y organizarse lejos del escrutinio de los supervisores de contenidos de otras redes sociales y, por descontado, de otros usuarios.

Racismo
La xenofobia en América Latina se expande más rápido que el coronavirus

Mientras en España los españoles de origen chino, o chinos de segunda generación se coordinaban por medio de las redes sociales para lanzar la campaña #Nosoyunvirus, al otro lado del charco la crisis del coronavirus afectaba a un colectivo en una sociedad también atravesada por el racismo, pero de manera diferente.

LGTBIQ
Jarana y activismo queer se unen en el Sarao Drag de Futuroa

El Sarao Drag, organizado por el colectivo Futuroa, ha celebrado ocho ediciones de una fiesta a la que cada vez acude más gente dispuesta a pasarlo bien y desafiar la normatividad.

Últimas

Pista de aterrizaje
Marta Meneu: “Son necesarios más 'booktubers' en valencià”

Marta Meneu se dedica a publicar contenido relacionado con la literatura en su especio de YouTube La prestatgeria de Marta, uno de los pocos canales de BookTube en valencià en todo el territorio. También publicó recientemente su primera novela El senyal (Bromera, 2019).

Jimmy Morales
Guatemala tras el gobierno de Jimmy Morales

El gobierno de Morales ha significado graves retrocesos en cuanto a la defensa de derechos humanos, una grave erosión y debilitamiento a la institucionalidad lograda y una regresión en la mayoría de los indicadores sociales en Guatemala, lo que genera que el país vaya encaminado hacia el autoritarismo.

Huelga general
Detrás de las banderas de la huelga

Debemos mantener una posición combativa al margen de nacionalismos, donde no se utilicen luchas que son de todas, ni se quiera jugar a ver quién tiene la bandera mas grande.