Iglesia-Estado
¡Al ladrón! ¡Al ladrón!

Según se desprende del Informe presentado por Europa Laica acerca de las actividades económicas de la Iglesia católica, ésta opera en nuestro país como si fuera un paraíso fiscal, ajeno a las obligaciones de transparencia.

Estado confesional
20 sep 2019 18:26

Por mucho que se dé la voz de alarma y que ésta retumbe en mitad de la concurrida plaza, la sociedad en general y la ciudadanía en particular sigue haciendo oídos sordos y torciendo la vista ante el robo continuado de la Iglesia católica, a pesar de que éste es premeditado y con escalo, se comete a plena luz del día y delante de nuestras narices, con consentimiento y aplauso de la autoridad competente.
Así se desprende del “Informe sobre la Memoria Anual de Actividades del ejercicio 2017 presentada por la Conferencia Episcopal Española”, un exhaustivo documento elaborado por M. Enrique Ruiz del Rosal, miembro de Europa Laica, presentado a su vez por esta asociación en Madrid el martes 17 de septiembre.

Así, de modo torticero y sin reparo alguno, la Iglesia católica escurre el bulto a la hora de rendir cuentas, sin ofrecer una información clara de cuánto dinero público recibe del Estado, en este caso a través del IRPF
En dicho informe se desmontan, una a una, las mentiras vertidas en su memoria económica (si es que acaso merece ese nombre) por la Conferencia Episcopal, una memoria que dedica sólo 11 páginas (de un total de 93) a hablar de la gestión de lo recaudado a través de la Asignación Tributaria concedida, con patente de corso, por el Estado español, mientras que en las 82 páginas restantes se hace proselitismo mediante la alabanza de la labor evangelizadora, pastoral o supuestamente caritativa de la Iglesia católica.

Así, de modo torticero y sin reparo alguno, la Iglesia católica escurre el bulto a la hora de rendir cuentas, sin ofrecer una información clara de cuánto dinero público recibe del Estado, en este caso a través del IRPF. A sus acostumbradas mentiras, donde la más celebrada era aquella utilizada durante la campaña recaudatoria de “a ti no te cuesta nada marcar la X”, se suma el escaqueo más descarado ante las obligaciones que cualquier contribuyente contrae en cuanto al rendimiento de cuentas y satisfacción de impuestos: lo recaudado por la X (en la casilla de la iglesia) de la declaración de Hacienda no es un dinero de los particulares, sino de la ciudadanía en general, tanto de los creyentes como de los no creyentes, pues se trata de impuestos generales cuyo dinero se detrae de la hucha común de todos y de todas. Es decir, cada vez que alguien marca la X, sisa del erario común público en beneficio de una secta particular: la suya.

Lo recaudado por la X en la casilla de la iglesia) de la declaración de Hacienda no es un dinero de los particulares, sino de la ciudadanía en general, tanto de los creyentes como de los no creyentes, pues se trata de impuestos generales cuyo dinero se detrae de la hucha común de todos y de todas
La Iglesia católica y sus dueños, los señores obispos, se van de rositas a la hora de confesar los beneficios y ganancias obtenidos del pingüe negocio que es vivir a costa de los impuestos de los demás. Tan ricamente. Según el Informe elaborado por Europa Laica, fundamentado en pruebas objetivas y con las cuentas claras, esta Iglesia hurtó al conjunto de la administración estatal, autonómica y local en el año 2017, un total de 11.600 millones de euros (el 1% del PIB), sin que ningún organismo fiscal, judicial o policial le dijera nada o le pidiera aclarar las cuentas.

Ese dinero robado se pone al servicio de los intereses particulares de una confesión, la católica, que gusta de meter sus narices en los asuntos de Estado, trátese de política, economía, trabajo, educación, sanidad, justicia o cualquier otra de carácter terrenal, que es donde está su reino, mientras pone el grito en el cielo, del que están tan lejos, si son otros los que exigen fiscalizar sus cuentas. Verbigracia, cuando se trata de destapar el maloliente asunto de las inmatriculaciones, la apropiación eclesial fraudulenta de miles de bienes inmuebles pertenecientes al patrimonio colectivo, en virtud del artículo 206 de la Ley Hipotecaria, reformada por el Gobierno de Aznar en 1998. No hay Gobierno, ni actual ni pasado y por lo que se presiente tampoco futuro, que se atreva a mostrar lo que esconde la cueva de Alí Babá, un palacio de órdago que no paga IBI ni contribución que valga.

Es tal el latrocinio y tanto el poder que aún tienen los señores obispos que apenas hay medios u organizaciones que se atrevan a levantarle la voz a monseñor. Buena parte de lo recaudado del dinero de todos, que debería ser usado para mejorar los servicios públicos, acaba en las arcas financieras de una Iglesia que aún no ha renunciado a su turbio pasado nacionalcatolicista ni ha repudiado a quienes lo siguen ensalzando.

Es tal el latrocinio y tanto el poder que aún tienen los señores obispos que apenas hay medios u organizaciones que se atrevan a levantarle la voz a monseñor
La Televisión episcopal, 13 TV, la de la caverna mediática, una cadena que apenas ve nadie y que acumula pérdidas millonarias desde tiempos inmemoriales, se sostiene con el dinero recaudado a través de la X de la declaración de la Renta. A fecha de hoy, no sabemos cuánto de nuestro dinero sirve para financiar esta cadena privada pues se precisa una auditoría del Tribunal de Cuentas que ni está ni se la espera. Como se dice en el Informe presentado, debemos tener en cuenta que la campaña de agitación y propaganda de la “modesta” Corporación que es la Iglesia católica se vertebra a través de 67 publicaciones diocesanas, 145 programas de radio, 256 revistas, 13 programas de TV, cadenas de radio (Cope –a cuyo grupo pertenecen Cadena 100, Rock FM y Megastar FM-, Radio María, etc.), de televisión (Trece, antes 13 TV) y agencias de noticias, el semanario Alfa y Omega, encartado en ABC, además de una presencia creciente en Internet y en las redes sociales, que en 2015 presumía de haber llegado a más de 10 millones de personas. Dime de qué presumes y te diré de qué careces.
La Televisión episcopal, 13 TV, la de la caverna mediática, una cadena que apenas ve nadie y que acumula pérdidas millonarias desde tiempos inmemoriales, se sostiene con el dinero recaudado a través de la X de la declaración de la Renta
Experta en escurrir el bulto, lavar trapos sucios en casa y comer el tarro a una feligresía aborregada que gusta de parecerse a los sepulcros encalados, la Iglesia católica goza en este país de unos privilegios, sobre todo fiscales, que no tienen parangón en la Europa democrática. No es de extrañar que a su profeta Jesucristo lo crucificaran entre ladrones.

Relacionadas

Agresiones sexuales
La herida abierta de la pederastia clerical en Navarra

El caso de José Luis Pérez, que en febrero de 2019 hizo públicos los abusos sexuales que sufrió en el centro escolar Padres Reparadores de Puente la Reina, ha originado una cascada de denuncias de abusos sexuales en la infancia en entornos religiosos en Navarra.

Iglesia católica
La revuelta feminista llega también a las mujeres de la Iglesia

Teólogas, integrantes de parroquias, feligresas, comunidades de base y algunas congregaciones de religiosas alzan la voz contra la profunda discriminación que viven por parte de la jerarquía eclesial. La primera concentración será este domingo 1 de marzo.

Iglesia católica
Miguel Hurtado: “Mi nueva religión es proteger a los niños de los pederastas”

Los abusos sexuales que sufrió de adolescente en la Abadía de Monterrat le hicieron perder su fe en dioses y buscarla en los Derechos Humanos. Miguel Hurtado ha publicado un libro sobre cómo el silencio mueve y mantiene a la Iglesia Católica.

2 Comentarios
#39624 20:48 20/9/2019

Hablará algún partido político en campaña de los privilegios de la Iglesia?

Responder
2
0
#39618 19:21 20/9/2019

Es un escándolo, y todo sigue igual, ya gobierne el PSOE o el PP

Responder
8
0

Destacadas

Coronavirus
El documento que condicionó los traslados de enfermos al hospital
Una orden enviada a los ambulatorios en pleno pico de la pandemia incluye criterios para no derivar a hospitales a pacientes afectados por covid-19.
La semana política
Estado profundo
Semana marcada por el cese del jefe de comandancia de la Guardia Civil y la presión sobre Fernando Grande-Marlaska, un hombre al servicio del Estado. Escalada retórica y aumento de la violencia en el ambiente. El Gobierno aprueba el Ingreso Mínimo Vital pero a partir de junio vuelven a estar permitidos los desahucios.
Elecciones
Mertxe Aizpurua: “Cada vez es menos imposible ganar las elecciones vascas y el PNV es consciente de ello”

La diputada Mertxe Aizpurua, de EH Bildu, es una de las tres firmas que sellaron la pronta derogación laboral y saltarse el techo social del gasto municipal legislado por el ex ministro de Hacienda del PP, Cristóbal Montoro.

Tortura
Más allá de Pérez de los Cobos, la oscura sombra de la Guardia Civil

El caso de Pérez de los Cobos no es peculiar, ni una excepción en la Benemérita. En los 176 años del cuerpo, las prácticas de torturas, asesinatos y corruptelas han estado presentes.

Coronavirus
Las armas de Vietnam contra el “celoso” coronavirus

La propagación del virus en el país ha sido especialmente baja gracias a un firme sistema de zonas de cuarentena donde se traslada a cualquier persona que pudiera estar infectada.

Renta básica
No es un debate sencillo, pero el miedo y la contención no son el camino

Fueron muchas las llamadas que recibimos ayer de amigos y amigas preguntando si podrían acceder al ingreso mínimo vital. Lamentablemente, en la totalidad de ellas la respuesta fue la misma. No podéis acceder. Aunque lleves desde febrero sin curro, el año pasado tuviste un empleo de 900€ al mes y, por lo tanto, no podrás acceder.

Evasión fiscal
Francia rectifica su veto a las empresas con sedes en paraísos fiscales

Los contribuyentes, llamados una vez más a participar, tendrán que financiar las ayudas públicas a las empresas afectadas por la crisis de covid-19. Pero, ¿beneficiarán estas ayudas concedidas en forma de préstamos garantizados, aplazamiento de las cotizaciones o ERTE a las grandes empresas con filiales en paraísos fiscales y que no tributan en Francia? ¿A las que, a pesar de todo, siguen pagando dividendos a sus accionistas?

América Latina
Argentina: el milagro de la vida en las periferias urbanas

La autoorgonización y la ayuda mutua en las villas miserias argentinas florece sobre un importante tejido social de décadas de experiencia. Una nueva entrega de “Movimientos en la pandemia” por parte del periodista y analista Raúl Zibechi.

Últimas

Opinión
Voluntad de no mirar: justicia para Verónica

Verónica se suicidó hace un año por culpa del acoso que sufrió al circular por la empresa en la que curraba un vídeo sexual grabado hacía años. Lo difundió su expareja y lo compartieron sus “compañeros”.

Tribuna
Las multinacionales no sienten cariño, Mercedes tampoco

Desde EQUO Berdeak llevamos varios años reclamando la transición ecológica de la industria vasca del automóvil. Nos va mucho en ello: miles de empleos, el 60% de nuestras exportaciones, el 28% del PIB… Por eso resulta incomprensible que el Gobierno vasco siga mirando hacia otro lado.