Asaltar los platós y las conciencias

Se cumplen cuatro años de la entrada en RTVE de los Campamentos Dignidad de Extremadura en el marco de otras movilizaciones protagonizadas por este colectivo para la implantación de la Ley de Renta Básica de Inserción en la comunidad.

Campamento Dignidad en RTVE
Integrantes del Campamento Dignidad en TVE Extremadura
Militantes del Campamento Dignidad.

publicado
2018-02-11 06:00:00

“Asaltar los platós”. Así se despachaba el diario de mayor tirada en Extremadura sobre la entrada en el centro territorial de Televisión Española de 19 personas paradas de larga duración, desahuciadas, estudiantes precarios, personas afectadas por cortes de luz y agua.

El ciclo de movilizaciones que se iniciara el 15M de 2011 llegaba por entonces a su punto más álgido. El movimiento popular había ido tejiendo multitud de respuestas: marchas mineras, marchas jornaleras, entrada en grandes superficies comerciales, plataformas anti-desahucios, mareas blanca y verde en defensa de los servicios públicos… El primer semestre de 2014 en España se vive una auténtica rebelión popular que escapaba del control de los expendedores de carnets.

Mientras tanto en Extremadura se estaba fraguando otro capítulo más de rebeldía fraterna. Los Campamentos Dignidad, “la comuna de Extremadura”, que había acampado durante tres meses en la puerta del Servicio Extremeño Público de Empleo (SEXPE), era el fuelle que avivaba la llama del coraje. Se arrancó al poder la Ley de Renta Básica de Inserción, pero se resistía a aplicarla. Se aprobó en mayo de 2013, pero en enero de 2014 no llegaban a 200 personas las perceptoras a pesar de que para esas fechas ya había más de 15.000 solicitudes presentadas, 152.000 personas paradas y de ellas 70.000 sin cobertura.

El movimiento seguía cobrando fuerza tras la victoria expandiéndose con la ocupación de Los Álamos, inicio de reparto de alimentos, consecución de los comedores escolares o el encierro en la Concatedral de Mérida desde el 23 de diciembre de 2013 al 10 de enero de 2014. Ese día, la Junta se compromete a negociar la aplicación de la ley. Se fija el 24 de enero como fecha para iniciar el diálogo pero la propia Junta vuelve a incumplir su palabra. La miseria se agudizaba y la indignación también. Se convocan dos jornadas de movilización para los días 11 y 12 de febrero…

Un grupo de 19 compañeros y compañeras entrábamos en Televisión Española, leíamos un comunicado en directo durante el telediario denunciando la situación de pobreza y los incumplimientos de la Junta y abandonamos el plató 

En la asamblea matinal del 11 de febrero se decide que una vez que nos habían cerrado todas las puertas había llegado la hora de abrir las ventanas. El martillo seguiría cayendo sobre el yunque. Al mediodía del 11 de febrero un grupo de 19 compañeros y compañeras entrábamos en Televisión Española, leíamos un comunicado en directo durante el telediario denunciando la situación de pobreza y los incumplimientos de la Junta y abandonamos el plató. Tras eso 25 horas de calabozo. Veinticinco horas privadas de libertad y desbordadas de hermandad, orgullo y alegría.

Tras esas 25 horas las perceptoras de renta básica pasaron de 200 a más de 7.000 a final de año y entre 10 y 12.000 de media desde abril de 2015. Pero la represión contra los Campamentos Dignidad no cesaba: 75 personas procesadas o multadas, petición de multas por encima de los 180.000 euros, obligación de firmar en el juzgado dos veces al mes durante dos años…

Y la lucha tampoco se detenía. La fragua seguía a pleno rendimiento para ensanchar las posibilidades de la renta mínima implantada por la Junta sin renunciar nunca al objetivo de una renta básica universal, individual, incondicional y suficiente. Los Campamentos Dignidad fueron parte activa y fundamental en las Marchas de la Dignidad que el 22 de marzo llevaron a cabo en Madrid la mayor movilización realizada en décadas.

La pelea por la renta básica se amplió a todo el Estado y fue motor de movilización a través de una ILP (iniciativa legislativa popular) y de la constitución de la Marea Básica contra el paro y la precariedad. La renta básica fue, es y será motor de lucha, herramienta de alianza social. Sin ir más lejos diferentes colectivos agrupados en torno a la Marea Básica han organizado la Marcha Básica que tendrá lugar del 10 al 24 de marzo con llegada en Madrid porque sólo cuando ha habido movilización social se han conseguido derechos y libertades.

Aquel 11 de febrero desembocó en un esperpento judicial en el que los papeles se intercambiaron. La parte acusadora, con todo el peso del estado detrás, agachaba la cabeza ante la demostración de coherencia y dignidad de la parte acusada que tan sólo pretendía que se cumpliera la Ley (de Renta Básica de Inserción), la Constitución Española y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Mención aparte merecen las declaraciones de algunos testigos de la acusación, como el por entonces director del centro territorial de RTVE, que en justa recompensa a la sumisión demostrada fue posteriormente premiado con la dirección de la empresa pública que gestiona la radiotelevisión extremeña CEXMA.

Conscientes de la importancia de difundir lo que ocurrió en aquel juicio varias de las personas acusadas así como abogados y abogadas de la defensa se embarcaron en un hermoso proyecto denominado Teatro de la Dignidad. Una fiel recreación teatral para ser llevada hasta el último rincón de nuestros pueblos y ciudades y en la que tendrán cabida las diferentes luchas que se están llevando a cabo por todo el país.

Esa obra de teatro, este artículo y todas las acciones que lleva a cabo el Campamento Dignidad son homenajes diarios a nuestro compañero José Giménez Lorente, uno de “los diecinueve” que a los pocos meses falleció por no poder pagar su medicación.

Por él y por todos los Josés y Josefas los Campamentos Dignidad seguirán siendo vientos del pueblo que aviven la llama de la rebelión popular para asaltar los platós y las conciencias.

5 Comentarios
Jennifer segador 18:54 25/3/2018

Admirable la marcha de todos los compañeros durante estos dias ventisca, nieve y lluvia y nada los ha parado por defender nuestros derechos!!alli estuvimos todos en Madrid esperando a que este gobierno nos escuche ...la lucha esta en la calle!!

Responder
0
0
#8289 9:32 12/2/2018

¿Álvaro Jaen donde está?

Responder
0
1
#8261 20:24 11/2/2018

Los campamentos dignidad han sido y son uno de los movimientos fundamentales para comprender la historia social extremeña, como alguien decía el 15M de los barrios. Todo el apoyo y solidaridad con este movimiento y especialmente con todas las personas de los campamentos encausadas y multadas

Responder
4
1
#8239 12:59 11/2/2018

Grandes compañeros! Estamos deseosos de ver la obra de teatro sobre esa farsa de juicio

Responder
8
1

Destacadas

Partidos políticos
Se mantiene el efecto Sánchez: el PSOE sube del 30% en intención de voto

El centro izquierda sale reforzado en el barómetro del CIS de septiembre. El partido de extrema derecha Vox aparece por primera vez en la estimación de voto.

Tortura
Un tribunal alemán deja en libertad a la mano derecha del “monstruo” de Colonia Dignidad

Un tribunal de Düsseldorf asegura que la sentencia que condena al médico de la secta Colonia Dignidad, Harmut Hopp, a cinco años de cárcel en Chile no puede aplicarse en suelo alemán.

Bebés robados
¿Por qué una ley estatal de bebés robados?

Hoy, jueves 25 de septiembre de 2018, se ha registrado en el Congreso de los Diputados la primera Proposición de Ley estatal sobre bebés robados. El primer gran paso para la aprobación de esta Ley en el Parlamento estatal.

Memoria histórica
El Estado discrimina a las víctimas del mayor atentado del GAL

Este martes se cumplen 33 años del asesinato de cuatro refugiados vascos en el Hotel Monbar. El gobierno de Rajoy impidió que sus familiares fuesen tratados de la misma forma que las víctimas de ETA.

Últimas

Vivienda
Una acampada para evitar el desahucio de Argumosa 11

Desde el Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid, Lavapiés ¿dónde vas? y PAH Madrid Centro reclaman una moratoria en los desahucios y en el fin de los contratos de alquiler hasta que se tramite la Ley de Vivienda de la PAH.

Industria armamentística
Los yayoflautas se rebelan contra el comercio de armas y la guerra
Yayoflautas protestan en Sol contra la venta de armas a Arabia Saudí y en solidaridad con el pueblo de Yemen.
Música clásica
Mahler in the jungle
Gustavo Dudamel dirigió a la Mahler Chamber Orchestra en Madrid, con obras de Schubert y Mahler.
Cine
‘Fast watching’, o cómo Netflix ha pervertido los hábitos de consumo
3

Netflix ha implantado un catálogo de idiosincrasias empresariales que han terminado afectando directamente los hábitos del consumidor.