Cifras y letras machistas: hacia la huelga feminista

Al Gobierno de La Rioja se le llena la boca hablando de igualdad, su presidente José Ignacio Ceniceros ya manifestó públicamente que La Rioja pretende abanderar la igualdad. Sin embargo, demostraremos que lejos de ser una realidad, el gobierno no adopta medidas eficaces para acabar con las desigualdades.

La Rioja Feminista en cifras
Rioja Violeta

publicado
2018-03-06 22:58:00

Superado el bochorno de la última campaña institucional con motivo del día internacional de la mujer, nuestra posición en la Rioja dista mucho de ser igual a la de los hombres, consecuencia de la falta de liderazgo y de compromiso de un gobierno rancio que lo impregna todo.

Día sí y día también aparecen presentaciones, comisiones, cursos, comités y premios en los que la presencia de las mujeres es prácticamente nula o inexistente, así que vamos a intentar demostrar con cifras y letras que la igualdad en esta comunidad importa un pimiento y que motivos nos sobran para la huelga feminista. ¡Viva el vino!

¿Dónde están las mujeres?

La verdad es que en número somos unas cuantas más que hombres, sin embargo el lugar que ocupamos en los diferentes ámbitos de la vida es radicalmente desigual, tal y como podemos observar en la siguiente tabla:

A partir del Informe de Evaluación de Impacto de Género del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de La Rioja para el ejercicio 2018


Las mujeres no ocupamos puestos de responsabilidad en las administraciones, ni en los patronatos, ni en las fundaciones, ni en las universidades, ni en la gerencia de empresas, no estamos representadas en los órganos de poder y de toma de decisiones. Ocupamos los trabajos peor remunerados y más precarios, ganamos menos cuando estamos en activo, de media un 29% menos que los varones, y por tanto la cuantía de nuestras pensiones es mucho menor.

¿Qué hace el gobierno para reducir las desigualdades?

La verdad es que parece que estén más ocupados en mantener las desigualdades que en su erradicación.

El gobierno no regula la equiparación de sueldos. Prefiere “no meterse en eso” a pesar de que los sueldos son uno de los conceptos más regulados del Estado.

El gobierno no destina recursos suficientes a la igualdad efectiva de mujeres y hombres. La Rioja dedica un paupérrimo 0.12% de su presupuesto, cantidad insuficiente para acabar con las desigualdades a pesar de ser una prioridad (dialéctica) para los responsables políticos. Es una de las pocas comunidades autónomas que no cuenta con un marco normativo de referencia, ni ley de igualdad ni ley integral contra las violencias machistas, ni siquiera de una unidad administrativa de igualdad independiente. Ahora entiendo mejor por qué el único programa de educación contra la violencia de género es un curso para hombres maltratadores.

El gobierno no favorece la corresponsabilidad. El 93% de las excedencias y el 88% de las reducciones son solicitadas y concedidas a mujeres. O lo que es lo mismo, ningún hombre en la empresa privada ha solicitado ni reducción ni excedencia por cuidado de menores y en la administración pública durante todo el año 2017 únicamente 9 hombres se acogieron a esa medida.

En el informe de impacto de género del gobierno de La Rioja se puede leer lo que opina al respecto:

“Es indiscutible el papel que la familia cumple en la vertebración de las sociedades actuales (educación de los niños, cuidados de mayores….), siendo el papel que la mujer está desempeñado en dichas tareas de mayor repercusión que la que en estos momentos pueda realizar el hombre en el mismo ámbito, siendo a su vez responsabilidad de todas las Administraciones Públicas el apoyar y proteger dicha realidad social”.

Las consecuencias de esta medida estrella del gobierno es que las mujeres desarrollamos a lo largo del día dobles y triples jornadas que dejan para nuestro ocio personal una hora y diez minutos

Para el gobierno, que las mujeres abandonemos el trabajo o reduzcamos nuestra jornada para dedicarnos a los cuidados es una realidad que hay que proteger y apoyar. Pero esta no es una elección libre, muchas mujeres se ven obligadas a reducir jornadas y a aceptar trabajos por horas porque tradicionalmente nuestro sueldo ha sido complementario y subsidiario al de los varones, cuando no considerado un capricho.

Las consecuencias de esta medida estrella del gobierno es que las mujeres desarrollamos a lo largo del día dobles y triples jornadas que dejan para nuestro ocio personal una hora y diez minutos. No hay ninguna medida que fomente, favorezca o facilite la incorporación de los hombres en igualdad a los cuidados y a la crianza.

Las mujeres hemos salido al mercado laboral pero los hombres no han entrado en los hogares. El trabajo doméstico y de cuidados sigue recayendo en nosotras. El dinero que el Estado se ahorra a costa del trabajo no remunerado de las mujeres se estima en 70.000 millones de euros anuales, una cantidad nada despreciable teniendo en cuenta que a sanidad se destinan 4.093 millones y a educación 2.525 millones de euros.

Así que, indudablemente, el trabajo doméstico no remunerado es un ahorro para el Gobierno y una esclavitud para las mujeres, ahora entiendo lo de la realidad que hay que proteger y apoyar.

El gobierno no promociona el tejido empresarial de mujeres. Ya que existe una escasa presencia de mujeres al frente de las empresas ¿qué hace la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER) para revertir o ayudar a revertir esta situación?

Esta agencia del gobierno riojano administra ayudas públicas para la innovación, excelencia y consolidación empresarial de La Rioja. Sin embargo sus dirigentes se liberan de cualquier responsabilidad al respecto alegando que sus inversiones públicas tienen “una incidencia menor” en los objetivos de las políticas de género. “En ningún caso las ayudas públicas que se dirigen a las empresas ”, señalan en su informe, “tienen ninguna perspectiva de género” y delegan cualquier compromiso al respecto a las propias empresas.

Bochornoso. No es que lo diga yo. Organismos internacionales nada feministas como el Foro Económico Mundial (WEF) inciden en que el mundo en su conjunto podría aumentar el producto interior bruto (PIB) en 5,3 billones para 2025 si la brecha de género en lo que respecta a la participación económica de las mujeres mejorase un 25% durante ese mismo periodo.

Mientras tanto el número de puestos de trabajo para mujeres promovidos por la agencia de desarrollo durante el año 2017 fue de 68, un 39% del total fueron para mujeres, de los cuales un 40% fueron trabajos temporales precarios.

¿Qué hacemos las mujeres?

Visto que nadie se va a ocupar de nuestras necesidades, visto que no estamos representadas allí donde se toman las decisiones que marcarán nuestros destinos, visto el machismo y la misoginia institucional, las riojanas damos un paso al frente y salimos a las calles a exigir lo que es nuestro.
El 8 de marzo las mujeres nos convocamos a la huelga feminista en un llamamiento internacional sin precedentes. Ese día dejaremos de trabajar, de cuidar, de consumir, vaciaremos las aulas y saldremos a recuperar lo que nos pertenece, en todos los pueblos y en todas las ciudades.

Nuestra identidad es múltiple, somos diversas. Vivimos en el entorno rural y en el entorno urbano, trabajamos en el ámbito laboral y en el de los cuidados. Somos payas, gitanas, migradas y racializadas. Nuestras edades son todas y nos sabemos lesbianas, trans, bisexuales, intersexuales, queer, heterosexuales… Somos las que no están, las asesinadas, las presas. Somos todas y juntas pararemos el mundo. ¡A la huelga feminista!

Más Información sobre la Huelga feminista en La Rioja
Toda la documentación referente a la huelga en los diferentes territorios se puede consultar en el blog: hacialahuelgafeminista.org
También puedes ponerte en contacto con la comisión organizadora en La Rioja en el correo  huelgafeministalarioja@gmail.com

 



0 Comentarios

Destacadas

Palestina
Seis muertos y 25 heridos en la última ofensiva del ejército israelí contra Gaza

Los bombardeos israelíes contra Gaza y el lanzamiento de proyectiles palestinos contra Israel son el resultado de un pico crítico que se alcanzó cuando la unidad especial israelí Mista’arvim penetró tres kilómetros dentro del sur de la franja el domingo 11 de noviembre.

Cine
El cine ya mostró la América de Trump

El sorpasso de Trump en la elecciones presidenciales de 2016 provocó un cisma en la nación del dólar. Pese a la debacle emocional, el cine de esas tierras había anticipado el dibujo de un electorado afín a su ideología y proclive a las políticas del mandatario estadounidense.

Cambio climático
Los ecologistas aprueban el veto en 2040 a los coches impulsados por hidrocarburos pero ven insuficiente el borrador de ley

El primer borrador de trabajo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética hecho público recoge la prohibición de la venta de coches diésel, gasolina e híbridos en 2040 y una cota total de renovables del 35% en 2030. 

Fronteras
El Gobierno italiano desmonta el campamento autogestionado de migrantes Baobab

Después de 20 desalojos, el Gobierno italiano ha cerrado definitivamente el campamento Baobab, un centro gestionado por voluntarios que ha atendido a más de 70.000 personas migrantes y refugiadas.

Huelga feminista
Una campaña denuncia la criminalización de la huelga feminista y llama a desobedecer ante las sanciones
El Espai Feminista de Sants pide el respaldo de las organizaciones que apoyaron la huelga feminista para hacer visibles las sanciones a las activistas.
Historia
Un atentado en busca de autor: engaños sobre la bomba en la calle del Correo

La semana pasada, ETA asumió en su último boletín interno la autoría del atentado de la calle Correo. Una bomba que atentó contra civiles y —eso se supo más tarde— contra varios miembros de la Brigada Social del Franquismo. El régimen intentó involucrar al PCE en esa explosión.

Últimas

Cine
Festival L’Alternativa: 25 años de hermanamiento entre vanguardia formal y sensibilidad política

Los responsables del certamen de cine L’Alternativa, en Barcelona, llevan más de dos décadas abriendo ventanas a un cine aventurero y agitador de conciencias. A lo largo del camino han resistido a unos duros recortes presupuestarios que la presunta recuperación económica no ha revertido.