Feminismos
Académicas y activistas feministas piden frenar la violencia contra los debates sobre trabajo sexual

El manifiesto pide luchar por un feminismo que combata todas las violencias y señala la agresividad virtual o directa contra las personas que organizan debates sobre prostitución tras la censura a unas jornadas en Coruña.

Traballo sexual 2
Paraguas rojos en la UDC para denunciar el veto a un debate sobre prostitución. Elena Martín
3 dic 2019 15:00

Pidiendo luchar “por el feminismo que nos une: el que combate todas las violencias”. Así empieza el manifiesto promovido por feministas del ámbito académico y activistas que llevan meses organizando los Debates Universitarios sobre Trabajo Sexual en una veintena de universidades bajo el hashtag #Universidadsincensura, y que pide también no dejar de lado a las mujeres que ejercen la prostitución, quienes son especialmente “estigmatizadas y discriminadas”.

El manifiesto se presenta como una iniciativa “para desactivar la violencia, tanto virtual como directa”, que, según las impulsoras de este texto, se está ejerciendo contra quienes organizan o participan en los debates, unos debates que surgen después del veto a unas jornadas sobre trabajo sexual en la Universidade da Coruña y que, tras esta censura, se celebraron el 20 de septiembre en el centro social A Comuna, en la misma ciudad.

Entre las actitudes agresivas están las presiones, escraches, pintadas, boicoteos, provocaciones, insultos calumniosos, en los que la peor parte se la llevan “quienes hablan en primera persona, es decir, las prostitutas”.

Las personas firmantes, procedentes del ámbito académico pero también del activismo feminista y con una importante presencia de trabajadoras sexuales, defienden la necesidad del debate feminista, y vindican un feminismo sensible a la pluralidad de experiencias, identidades, y realidades de las mujeres para seguir siendo una propuesta que no deje a nadie atrás.

El manifiesto, que ha sumado más de 700 firmas desde su lanzamiento, apela a feministas de todos los ámbitos, abolicionistas o no, a mantener abierto el debate, el respeto y el compromiso con todas las mujeres. “Tenemos luchas comunes que nos hacen fuertes”, dice el texto.

Relacionadas

Trata
Eskubideak prostituzioan

Eredu suediarrak eskubideak eta babes soziala eskaintzen dizkio prostituzioan dabilenari, baina haren zerbitzuak erostea kriminalizatu egiten du. Ondorioz, herrialde erregulazionisten kontrara, prostituzioak eta pertsonen salerosketak behera egitea lortu dute bertan. Sindikalagenda, otsailaren 10etik 24ra

Trabajo sexual
Pregúntale a una puta

El pasado 17 de diciembre, Día Internacional para eliminar la violencia contra las personas que ejercen trabajo sexual, decidimos organizar en Madrid el encuentro feminista Pregúntale a una puta.

Feminismos
2019, el año en que el discurso incel entró en el Congreso

El movimiento feminista lo gritó en 2018 y lo ha seguido explicando en 2019: el violador eres tú. Las demandas feministas no han sido ajenas a ningún partido en las dos convocatorias de elecciones generales este año en el que la contrarreacción machista ganó espacio primero en los medios y después en el Congreso. 2019 es el año en el que Hetaira dijo adiós y varios debates nos hicieron tomar postura sobre los feminismos que queremos.

4 Comentarios
#44117 13:52 4/12/2019

La prostitución NO se puede abolir, se puede ILEGALIZAR o prohibir aunque seguiría habiéndola solo que clandestinamente. Y prohibida, las prostitutas serían encarceladas o multadas ( o sus clientes, forma indirecta de multarlas). Para acabar con la prostitución hay que acabar con el consumismo capitalista y abolir el dinero. No hay otra forma de acabar con la prostitución. Rita Segato dice: Las feministas abolicionistas son muy autoritarias. Que razón tiene.

Responder
2
2
#44108 10:44 4/12/2019

D bastante interés. Déjanos d totalitarismos. Gracias

Responder
1
1
#44085 21:18 3/12/2019

A ver si de una vez se crea un colectivo que tenga voz propia y particular en el Congreso.
Estupendo artículo

Responder
3
5
#44075 19:26 3/12/2019

mmm pero si son feministas las que impiden esos debates, aclárense

Responder
5
3

Destacadas

Coronavirus
Las grandes superficies especulan con bienes de primera necesidad y disparan los precios

Un día antes de que se declarara el estado de alarma, las grandes superficies hicieron acopio de toneladas de verduras para almacenarlas en cámara, disparando los precios en las subastas de las plazas de abasto. Es el pequeño comerciante, sin capacidad de almacenamiento, quien tiene que comprar y vender más caro.

Coronavirus
“Los profesores hemos modificado en 24 horas el sistema educativo del país”

Docentes de institutos madrileños aseguran que se enteraron del cierre de los centros por los medios de comunicación y tuvieron apenas un día para convertir un sistema de enseñanza presencial en uno a distancia. La administración pide evaluar al alumnado y aplaza la EBAU sin contemplar la situación personal de los estudiantes o su acceso a los medios para que su derecho a la enseñanza sea efectivo.

Coronavirus
Comercio de proximidad frente al “oportunismo” de Mercadona o Amazon

Por exposición mediática podría pensarse que el de Juan Roig es el único canal de distribución alimentaria del país, pero fuera de ese polo bregan cientos de negocios pequeños. 

Últimas

Rojava
“Una sociedad que no es capaz de defender su salud y cuidar de ella nunca podrá ser libre”

En tiempos de una crisis mundial debido a la pandemia del coronavirus, el proyecto de la clínica de Jinwar no solo aborda la necesidad de centros médicos para salvaguardar la salud de las personas, sino que saca a relucir necesidades mucho más profundas.

Insólita Península
Una fuente pública bajo una seta de madera

La plaza de la Encarnación seguirá mutando quién sabe con qué destino y, en ese futuro hipotético, los surtidores de la fuente seguirán mandando.

Pensamiento
Abecedario de Walter Benjamin

De la a de Asocial a la z de Zaratrusta. Una introducción al pensamiento de Benjamin Walter a través de sus artículos, entrevistas en prensa y textos fundamentales.

Coronavirus
El personal de limpieza de hospitales: infectado, aislado o saturado

Casi la mitad de empleadas de la limpieza en los principales hospitales madrileños están infectadas o aisladas. La falta de protección de este colectivo y su acceso a los test también es insuficiente, pero a ello se añade la insuficiente cobertura de las bajas en las plantillas, lo que deriva en profesionales sobrecargadas.