Juventud
Generación perdida

Somos la generación del Natos y Waor, El club de la lucha y la Yihad.



publicado
2018-04-12 17:40:00

Han sido número uno de ventas durante tres semanas sin sello, reventaron Vistalegre con más de 11.000 personas y, en una de las últimas canciones, cantan algo que viene a decir a esta generación que hemos sido condenados a la desgracia y la rabia: "Nos vendieron un futuro pero por aquí no lo hay, solo ruinas y disparos. Hicimos lo necesario cuando el mercado laboral nos cerró las puertas. Esta vida no es perfecta y tampoco ejemplar, pero es la nuestra".

Desde que tengo memoria estamos en crisis
Este tema de @NatosyWaor ha puesto palabras a las vidas que nos han ofrecido a la mayoría de jóvenes de este país. Desde que tengo memoria estamos en crisis. Mi adolescencia empezaba en 2008, el año que estalló todo, ese en que nos dejaron sin mañana. Nunca he vivido la época de las vacas gordas, aquella en la que se dice que los currelas iban en BMW a la fábrica y doblaban el sueldo con las horas extra. Cuando eso sucedía lo veía como algo lejano, eso que hacían muchos chavales mayores que yo, dejar de estudiar para hacerse peones de obra. Pero yo no viví esa realidad. Cuando tuve edad de trabajar, todo se había derrumbado. Aquel futuro que nos prometían había sido arrasado para toda una generación.

En casa me decían que estudiara, no para nada en concreto, sino para no tener los curros de mierda que han tenido toda su vida mis padres. ¿Pero estudiar para qué? ¿Para cobrar un poco más a final de mes que ellos? Da igual lo que hagas, todo depende de donde hayas nacido. Que se metan por el culo eso de que si te esfuerzas vas a ser alguien. Alguien como yo, ¿a qué puede aspirar más que a trabajar el resto de su vida en una fábrica? ¿En un bar? ¿A alternar paro y curros precarios? ¿A entregar mi alma a un cabrón, a eso debo dedicar mi única vida?

¿Para qué vivimos? ¿Qué es estar vivo?

Nos han robado el futuro, los sueños y nos ofrecen resignación. Somos una generación que ya se ha perdido. Que no va a ninguna parte, que tiene miedo a morir, porque le han arrancado la posibilidad de vivir. Y lo sabemos y duele mucho. Nadie oculta que los días pasan y la vida se consume, ya no hay horizonte. Nos pueden decir que la crisis ha terminado, que la economía mejora, que baja el paro pero, ¿y eso para qué?

Decidieron desde su verdad, luchar contra la mentira. Decidieron ser inhumanos para nuestro tiempo, es decir, tener solo una vida y no múltiples

Luego nos hacemos los sorprendidos cuando unos chavales de Ripoll cogen un coche y arrasan las Ramblas. Decían que eran normales, que estaban integrados, que trabajaban y estudiaban. Mienten. Saben que eran una peña condenada a una vida de miseria y que no estuvieron dispuestos a aceptarlo. Y nos lanzaron un desafío a todos. A mi me repugna lo que hicieron, pero veo una línea de fuerza en sus actos. Creer en algo y estar dispuesto a todo por ello. Y si lo pienso, solo veo vida en sus muertes. Decidieron desde su verdad, luchar contra la mentira. Decidieron ser inhumanos para nuestro tiempo, es decir, tener solo una vida y no múltiples. Aunque su decisión, hacer la Yihad, se enfrenta a mi vida y está dispuesta a matarme, a acabar conmingo. Odio lo que hicieron. De todas formas acepto que todos los que queremos vivir estamos enfermos de la misma enfermedad que acabó con sus vidas.

¿Dónde estamos todos estos jóvenes que no tenemos nada? ¿Esos a los que nos han arrebatado todo sentido por el que vivir? ¿Por qué no aceptamos que nunca vamos a ser nadie, que nunca vamos a triunfar en este mundo, y apostamos por otras cosas? Los ricos tienen sus empresas, algunos musulmanes escogen la Yihad, pero nosotros, ¿que tenemos? Decían Suprême NTM en una canción : «Demasiado perezoso para trabajar, demasiado orgulloso para pedir caridad ». Eso es.

Ante esto solo podemos decir una cosa digna: si nosotros nos hundimos, egoísmo proletario

¿Por qué no pasar de lo que nos han ofrecido? ¿Por qué no empezamos a tomar decisiones que no estén "bien"? Nos obligan a vivir en un mundo que se hunde y piden que nos esforcemos para levantar el país, para mejorar la economía. Ante esto solo podemos decir una cosa digna: si nosotros nos hundimos, egoísmo proletario. Que todo se hunda y que se jodan todos. Dejemos de respetar a esta sociedad que nos escupe en la cara cada día. Nunca vamos a ser felices si aceptamos como nuestras las normas impuestas por los que nos joden.

Sus propiedades no tienen más fundamento que el de las fuerzas que las protegen

Si queda un camino, una posibilidad para vivir mejor, esta se reduce a algo muy concreto: infundir miedo a los que nos joden. Sus propiedades no tienen más fundamento que el de las fuerzas que las protegen. No tengamos miedo, al final no son mejores que nosotros, todos vamos a terminar dos palmos bajo tierra. Tomemos todo lo que nos pertenece, venguemos las humillaciones que nos impone diariamente la policía, los seguratas del metro y de los supermercados. Si el futuro se termina, vivamos el presente. Ahora o nunca.

Un jubilado griego decía antes de quitarse la vida en 2012: "El gobierno de Tsolakoglou ha aniquilado toda esperanza para mi supervivencia, que estaba basada en una pensión muy digna que, yo solo, pagué durante 35 años sin ayuda del Estado. Y ya que mi avanzada edad no me permite un modo de responder activamente —aunque si un compañero griego fuera a coger un kalashnikov, yo estaría detrás de él—, no veo otra solución que darle este final digno a mi vida, ya que no me quiero ver buscando en los cubos de basura mis medios de subsistencia. Creo que esa juventud sin ningún futuro se levantará algún día en armas y colgarán a los traidores de este país en la plaza Syntagma, justo como hicieron los italianos con Mussolini en 1945".

No esperar, no retroceder, porque nunca se fracasa cuando se va hasta el final


Ya no tenemos nada. ¿Qué hacemos? ¿Qué opción nos queda? Ante toda esta oscuridad, hay una pequeña brecha. Eso significa tener la valentía para aceptar que hemos sido condenados y levantarse, llevar esta decisión hasta las máximas consecuencias. Hacer de esto un acto de fe, aceptar el miedo que despierta para poder combatirlo. Forzar el presente una y otra vez, no esperar, no retroceder, porque nunca se fracasa cuando se va hasta el final. Hasta que no tomemos esta decisión realmente no sabremos lo que podemos. Decía un poeta alemán: "Allí donde crece el peligro, crece también la salvación". Son unas palabras que estremecen, pero el tiempo para escoger, se termina. Y si una cosa esta clara, por mucho que se tuerzan las cosas, nunca vamos a estar solos con la verdad.

Sobre este blog
Twerkeando en la revuelta

info@elsobresalto.com

Ver todas las entradas

Relacionadas

Juventud
Audiovisual para rachar estigmas
Fronte a exclusión social que afecta a milleiros de menores, IGAXES e Agareso levan a cabo unha intervención integral de acompañamento, concienciación e eliminación de estigmas.
Elecciones generales del 28 de abril
Antirracismo y elecciones generales del 28A

La participación política en las elecciones no debería ser vista como una forma de traicionar nuestros intereses como movimiento antirracista, sino como una táctica en nuestra estrategia principal que es proteger las vidas de nuestras comunidades

Ecología
FFF Sevilla: “Quedarnos calladas no es una opción”

Y no es una opción porque se trata del futuro... El movimiento de emergencia climática está revolucionando las redes y se extiende por las urbes del Norte Global.

6 Comentarios
#13754 17:50 14/4/2018

Solo por entablar debate:
La muestra de complejo de Adán con la que empieza el árticulo se vuelve ridícula cuando te haces cargo de que cada generación que pasa, aún sufriendo la explotación capitalista, ha mejorado sus condiciones de vida con respecto a la anterior. Ese es el motivo por el cual nuestros abuelos curraban el campo, y vivían en casas que se caían literalmente, nuestros padres emigran a la ciudad y se emplean en lo que pueden y se compran sus pisos (presupongo que lo puto peor para la gente que opina en este blog) y la nuestra sobrevive con bastantes comodidades compara con lo anterior. No nos engañemos. Luego el triple salto mortal que justifica el asesinato de inocentes por peña con excusas religosas debido al hastío que provoca la vida en el capitalismo es de traca. Pues bien, se puede, como recomienda el árticulo. pasar de todo, y entregarse al nihilismo como si nada hubiera antes y viniera después o bien optar por el análisis y la organizació para comprender y transformar el mundo. Como han hecho Natos y Waor con el chiringuito musical por cierto. Una última cosa es la expresión "egoismo proletario". Muy estético si. Pero resulta que un proletario no tiene nada que compartir, menos con la burguesía. En fin, después de enumerar todos los tópicos del anarcohipster (rap, yihad, Grecia cómo no, y aventurismo barato) resulta que el árticulo no aporta nada. Bueno la llamada al hundimiento general. Suponiendo que se asume quién se va a hundir primero. En fin, muy mal...

Responder
7
1
SD 23:02 27/4/2018

Gracias por tu aportación Nega

Responder
0
0
#13955 23:06 16/4/2018

Callate tabarniense

Responder
1
0
#13721 13:20 14/4/2018

gran reflexion....un abrazo

Responder
0
0
Dexenalaska 16:51 13/4/2018

Superidentificado en muchas cosas.

Responder
0
0
pikachu 14:13 13/4/2018

vaya, no me lo eXperaba

Responder
0
0
Sobre este blog
Twerkeando en la revuelta

info@elsobresalto.com

Ver todas las entradas

Destacadas

Educación
Medio siglo de escuela antifascista en el País Valencià

Cuando el proyecto de La Masia comenzó, aún estaba vivo Franco. Una docena de personas relacionadas con la pedagogía, el nacionalismo catalán y el antifascismo alquilaron un chalet en Vedat de Torrent en septiembre de 1968 y allí montaron una escuela construida sobre valores democráticos, humanísticos y laicos. Hoy, cincuenta años después, 350 alumnos aprenden y crecen en sus aulas.

Fiscalidad
La tasa Google torpedea el camino hacia el FMI a Nadia Calviño

La reunión de los ministros de finanzas del G7 se salda con un principio de acuerdo para gravar a los cuatro gigantes tecnológicos: Google, Amazon, Facebook y Apple.

Actualidad LGTBIQ+
Indignación por la homofobia del gobernador de Puerto Rico y otros titulares de la actualidad LGTBIQ

La ola de indignación por un chat sexista y homófobo en el que participaba el gobernador Ricardo Rosselló ha prendido la mecha de una protestas en Puerto Rico a las que se ha sumado Ricky Martin o Bad Bunny. La Cámara de los Comunes ha instado al Gobierno de Irlanda de Norte a aprobar el matrimonio igualitario lo que podría ser una vía para que este derecho fuese una realidad en todo el Reino Unido. La actualidad LGBT de las últimas dos semanas pasa también por Botsuana, EE UU, Ecuador y Polonia.

Bebés robados
Ni un paso atrás

Son sorprendentes algunas declaraciones de la prensa que dicen que este hallazgo puede dar un vuelco al relato sobre bebés robados. No debería ser así, ya que si algo se ha demostrado con este reencuentro es que el tráfico de bebés existía.

Últimas

Humor
Acuerdos

Octava entrega de las colaboraciones especiales de Mauro Entrialgo para El Salto.

La Rioja
Segunda investidura fallida en La Rioja

La falta de acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos imposibilita la investidura de la socialista Concha Andreu tras dos reuniones de urgencia en las últimas 24 horas. Por delante dos meses de negociaciones hasta el próximo intento.

Fascismo
La resurrección y el infierno

Las recientes disputas con el Vaticano a propósito de la exhumación de Franco, nos llevan a recordar los estrechos vínculos de la Iglesia con el fascismo y a ponernos de nuevo en guardia ante quienes buscan deshumanizar y exterminar al otro.

Obituario
Un sentido adiós a Paco López Jiménez
Este 16 de julio, de manera tan dolorosa como inesperada, nos abandonó Francisco López Jiménez, "Paquillo", militante ecologista de referencia
Fronteras
Grecia y la cuestión meridional de la Unión Europea

La perspectiva griega nos permite ver con mayor claridad la realidad del “Estado de seguridad”, que está surgiendo dentro de la UE, en la medida en que ese organismo está otorgando a las políticas neoliberales un estatus constitucional mediante un mecanismo liberado de cualquier forma de control democrático.

Venezuela
El ocaso de la insurrección de Guaidó

La reciente visita de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y el avance de las negociaciones en Noruega han dividido a la oposición venezolana. Mientras tanto, una vez disipada la amenaza de una intervención militar, Maduro debe enfrentar los graves problemas internos y las corrientes chavistas críticas con su gobierno.