Juventud
Generación perdida

Somos la generación del Natos y Waor, El club de la lucha y la Yihad.


12 abr 2018 17:40

Han sido número uno de ventas durante tres semanas sin sello, reventaron Vistalegre con más de 11.000 personas y, en una de las últimas canciones, cantan algo que viene a decir a esta generación que hemos sido condenados a la desgracia y la rabia: "Nos vendieron un futuro pero por aquí no lo hay, solo ruinas y disparos. Hicimos lo necesario cuando el mercado laboral nos cerró las puertas. Esta vida no es perfecta y tampoco ejemplar, pero es la nuestra".

Desde que tengo memoria estamos en crisis
Este tema de @NatosyWaor ha puesto palabras a las vidas que nos han ofrecido a la mayoría de jóvenes de este país. Desde que tengo memoria estamos en crisis. Mi adolescencia empezaba en 2008, el año que estalló todo, ese en que nos dejaron sin mañana. Nunca he vivido la época de las vacas gordas, aquella en la que se dice que los currelas iban en BMW a la fábrica y doblaban el sueldo con las horas extra. Cuando eso sucedía lo veía como algo lejano, eso que hacían muchos chavales mayores que yo, dejar de estudiar para hacerse peones de obra. Pero yo no viví esa realidad. Cuando tuve edad de trabajar, todo se había derrumbado. Aquel futuro que nos prometían había sido arrasado para toda una generación.

En casa me decían que estudiara, no para nada en concreto, sino para no tener los curros de mierda que han tenido toda su vida mis padres. ¿Pero estudiar para qué? ¿Para cobrar un poco más a final de mes que ellos? Da igual lo que hagas, todo depende de donde hayas nacido. Que se metan por el culo eso de que si te esfuerzas vas a ser alguien. Alguien como yo, ¿a qué puede aspirar más que a trabajar el resto de su vida en una fábrica? ¿En un bar? ¿A alternar paro y curros precarios? ¿A entregar mi alma a un cabrón, a eso debo dedicar mi única vida?

¿Para qué vivimos? ¿Qué es estar vivo?

Nos han robado el futuro, los sueños y nos ofrecen resignación. Somos una generación que ya se ha perdido. Que no va a ninguna parte, que tiene miedo a morir, porque le han arrancado la posibilidad de vivir. Y lo sabemos y duele mucho. Nadie oculta que los días pasan y la vida se consume, ya no hay horizonte. Nos pueden decir que la crisis ha terminado, que la economía mejora, que baja el paro pero, ¿y eso para qué?

Decidieron desde su verdad, luchar contra la mentira. Decidieron ser inhumanos para nuestro tiempo, es decir, tener solo una vida y no múltiples

Luego nos hacemos los sorprendidos cuando unos chavales de Ripoll cogen un coche y arrasan las Ramblas. Decían que eran normales, que estaban integrados, que trabajaban y estudiaban. Mienten. Saben que eran una peña condenada a una vida de miseria y que no estuvieron dispuestos a aceptarlo. Y nos lanzaron un desafío a todos. A mi me repugna lo que hicieron, pero veo una línea de fuerza en sus actos. Creer en algo y estar dispuesto a todo por ello. Y si lo pienso, solo veo vida en sus muertes. Decidieron desde su verdad, luchar contra la mentira. Decidieron ser inhumanos para nuestro tiempo, es decir, tener solo una vida y no múltiples. Aunque su decisión, hacer la Yihad, se enfrenta a mi vida y está dispuesta a matarme, a acabar conmingo. Odio lo que hicieron. De todas formas acepto que todos los que queremos vivir estamos enfermos de la misma enfermedad que acabó con sus vidas.

¿Dónde estamos todos estos jóvenes que no tenemos nada? ¿Esos a los que nos han arrebatado todo sentido por el que vivir? ¿Por qué no aceptamos que nunca vamos a ser nadie, que nunca vamos a triunfar en este mundo, y apostamos por otras cosas? Los ricos tienen sus empresas, algunos musulmanes escogen la Yihad, pero nosotros, ¿que tenemos? Decían Suprême NTM en una canción : «Demasiado perezoso para trabajar, demasiado orgulloso para pedir caridad ». Eso es.

Ante esto solo podemos decir una cosa digna: si nosotros nos hundimos, egoísmo proletario

¿Por qué no pasar de lo que nos han ofrecido? ¿Por qué no empezamos a tomar decisiones que no estén "bien"? Nos obligan a vivir en un mundo que se hunde y piden que nos esforcemos para levantar el país, para mejorar la economía. Ante esto solo podemos decir una cosa digna: si nosotros nos hundimos, egoísmo proletario. Que todo se hunda y que se jodan todos. Dejemos de respetar a esta sociedad que nos escupe en la cara cada día. Nunca vamos a ser felices si aceptamos como nuestras las normas impuestas por los que nos joden.

Sus propiedades no tienen más fundamento que el de las fuerzas que las protegen

Si queda un camino, una posibilidad para vivir mejor, esta se reduce a algo muy concreto: infundir miedo a los que nos joden. Sus propiedades no tienen más fundamento que el de las fuerzas que las protegen. No tengamos miedo, al final no son mejores que nosotros, todos vamos a terminar dos palmos bajo tierra. Tomemos todo lo que nos pertenece, venguemos las humillaciones que nos impone diariamente la policía, los seguratas del metro y de los supermercados. Si el futuro se termina, vivamos el presente. Ahora o nunca.

Un jubilado griego decía antes de quitarse la vida en 2012: "El gobierno de Tsolakoglou ha aniquilado toda esperanza para mi supervivencia, que estaba basada en una pensión muy digna que, yo solo, pagué durante 35 años sin ayuda del Estado. Y ya que mi avanzada edad no me permite un modo de responder activamente —aunque si un compañero griego fuera a coger un kalashnikov, yo estaría detrás de él—, no veo otra solución que darle este final digno a mi vida, ya que no me quiero ver buscando en los cubos de basura mis medios de subsistencia. Creo que esa juventud sin ningún futuro se levantará algún día en armas y colgarán a los traidores de este país en la plaza Syntagma, justo como hicieron los italianos con Mussolini en 1945".

No esperar, no retroceder, porque nunca se fracasa cuando se va hasta el final


Ya no tenemos nada. ¿Qué hacemos? ¿Qué opción nos queda? Ante toda esta oscuridad, hay una pequeña brecha. Eso significa tener la valentía para aceptar que hemos sido condenados y levantarse, llevar esta decisión hasta las máximas consecuencias. Hacer de esto un acto de fe, aceptar el miedo que despierta para poder combatirlo. Forzar el presente una y otra vez, no esperar, no retroceder, porque nunca se fracasa cuando se va hasta el final. Hasta que no tomemos esta decisión realmente no sabremos lo que podemos. Decía un poeta alemán: "Allí donde crece el peligro, crece también la salvación". Son unas palabras que estremecen, pero el tiempo para escoger, se termina. Y si una cosa esta clara, por mucho que se tuerzan las cosas, nunca vamos a estar solos con la verdad.

Sobre este blog
Twerkeando en la revuelta

info@elsobresalto.com

Ver todas las entradas

Relacionadas

Juventud
Larresin lan eta bizi

Berangoko etxebizitza kooperatibo batean dozena bat gazte autogestioan oinarritutako proiektu pertsonal zein amankomunak garatzen dabiltza

Ecofeminismo
Lecturas ecofeministas para adolescentes
En Saltamontes nos gusta leer, y además lo habíamos prometido. En este artículo, con mirada ecofeminista, compartimos lecturas para público adolescente.
Medio rural
Xuventude rural afastada dos servizos básicos

Os programas para o desenvolvemento do medio rural están en marcha desde hai anos, porén na práctica a xuventude aínda medra lonxe dos servizos públicos, aprendendo que a vida está fora da aldea, na cidade.

6 Comentarios
#13754 17:50 14/4/2018

Solo por entablar debate:
La muestra de complejo de Adán con la que empieza el árticulo se vuelve ridícula cuando te haces cargo de que cada generación que pasa, aún sufriendo la explotación capitalista, ha mejorado sus condiciones de vida con respecto a la anterior. Ese es el motivo por el cual nuestros abuelos curraban el campo, y vivían en casas que se caían literalmente, nuestros padres emigran a la ciudad y se emplean en lo que pueden y se compran sus pisos (presupongo que lo puto peor para la gente que opina en este blog) y la nuestra sobrevive con bastantes comodidades compara con lo anterior. No nos engañemos. Luego el triple salto mortal que justifica el asesinato de inocentes por peña con excusas religosas debido al hastío que provoca la vida en el capitalismo es de traca. Pues bien, se puede, como recomienda el árticulo. pasar de todo, y entregarse al nihilismo como si nada hubiera antes y viniera después o bien optar por el análisis y la organizació para comprender y transformar el mundo. Como han hecho Natos y Waor con el chiringuito musical por cierto. Una última cosa es la expresión "egoismo proletario". Muy estético si. Pero resulta que un proletario no tiene nada que compartir, menos con la burguesía. En fin, después de enumerar todos los tópicos del anarcohipster (rap, yihad, Grecia cómo no, y aventurismo barato) resulta que el árticulo no aporta nada. Bueno la llamada al hundimiento general. Suponiendo que se asume quién se va a hundir primero. En fin, muy mal...

Responder
7
1
SD 23:02 27/4/2018

Gracias por tu aportación Nega

Responder
0
0
#13955 23:06 16/4/2018

Callate tabarniense

Responder
1
0
#13721 13:20 14/4/2018

gran reflexion....un abrazo

Responder
0
0
Dexenalaska 16:51 13/4/2018

Superidentificado en muchas cosas.

Responder
0
0
pikachu 14:13 13/4/2018

vaya, no me lo eXperaba

Responder
0
0
Sobre este blog
Twerkeando en la revuelta

info@elsobresalto.com

Ver todas las entradas

Destacadas

Coronavirus
El plan del Gobierno no convence al movimiento por la vivienda: “No cobramos, no pagamos y tampoco nos endeudamos”

El Gobierno suspende los desahucios y congela el precio de los alquileres durante seis meses. La apuesta por endeudar a las familias más vulnerables que no puedan pagar la renta y dejar intactos los ingresos de los propietarios en un contexto de precios inflados lleva a los sindicatos de inquilinos a mantener la huelga de alquileres a partir del 1 de abril.

Sanidad privada
El negocio de la sanidad privada frente a la crisis del coronavirus

Los grupos empresariales de la sanidad privada reclaman ayudas al Gobierno para afrontar la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Todos ellos han tenido millones de euros de beneficios en el último año fiscal y algunos han optado por despidos y vacaciones para recortar costes mientras el número de contagiados supera ya al de toda China.

Casas de apuestas
El Gobierno prohíbe la publicidad del juego online salvo en la madrugada

El nuevo real decreto ley presenta una batería de medidas debido a que las condiciones de confinamiento en el domicilio favorecen la aparición y desarrollo de nuevos casos de adicción al juego.

Extrema derecha
El coronavirus como arma para supremacistas blancos y neonazis aceleracionistas

Para algunos grupos de la ultraderecha militante, el covid19 se percibe como una oportunidad para desarrollar las teorías neonazis aceleracionistas y “salvar a la raza blanca”. Un ejemplo claro es el atentado fracasado de Wilson contra un hospital del sur de Kansas City.

Comunidad de Madrid
Caos, desorientación, falta de equipamientos y de fármacos en Ifema
Trabajadores sanitarios anónimos destacan como buena noticia el clima de compañerismo en los improvisados pabellones hospitalizados de Ifema. Pero destacan carencias muy graves en cuanto a equipamientos y organización del trabajo.
Coronavirus
Las limpiadoras de portales quedan desprotegidas por decreto

Las trabajadoras de limpieza de fincas urbanas denuncian el desamparo en el que las dejan el Gobierno y los empresarios: el primero las olvida en el decreto de los “permisos retribuibles recuperables” y los otros no les facilitan equipos de protección individual.

Coronavirus
Los colegios de psicólogos se movilizan para atender a la población

Psicólogos de las tres áreas con más contagio, Madrid, Catalunya y Álava, han activado teléfonos de atención, tanto para profesionales como para la ciudadanía en general. La psicología de emergencias sigue siendo la gran olvidada de los presupuestos sanitarios, que no contemplan partidas económicas para estas intervenciones.

Últimas

Opinión
Infancia sin salida

Uno de cada cuatro niños y niñas sufre abusos sexuales en el seno familiar y solo un 2,9% denuncia. La declaración de estado de alarma deja a nuestra infancia obligada a convivir durante 24 horas, sin salida posible, con sus maltratadores y abusadores.

Coronavirus
Primeras revelaciones de Covid19, el gran alertador

Covid19 ha irrumpido en la cotidianidad de una forma dramáticamente reveladora de la extrema vulnerabilidad del mundo que habitamos.

Coronavirus
Vulneración de derechos laborales en las empresas de ELE
Un documento elaborado por APELE saca a relucir testimonios señalando irregularidades y vulneración de derechos laborales por parte de algunas empresas de ELE.
Migración
El barco de rescate Alan Kurdi zarpa hacia el mediterráneo central

En un contexto de emergencia por el covid19, donde ningún barco está realizando rescates en el Mediterráneo desde hace semanas, el Alan Kurdi será el primero en retomar la misión de salvamento humanitario en el Mediterráneo.


Coronavirus
Los sindicatos denuncian la muerte de una teleoperadora por coronavirus y urgen a habilitar el teletrabajo

Una teleoperadora con covid19 ha fallecido en Madrid. Sindicatos como CGT o CC OO denuncian que se siga forzando a las plantillas a acudir a sus puestos de trabajo “obligándoles a jugarse la vida” e insisten en que las empresas faciliten el teletrabajo a los empleados para evitar nuevos contagios.

Coronavirus
Adrián Vives: “Exigimos la liberación urgente de los migrantes del CIE de Valencia ante la alarma sanitaria”

Adrián Vives, portavoz de la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros y el fin de las deportaciones CIEs NO, explica en profundidad en qué consisten estos espacios y qué está pasando con los internos desde la declaración del estado de alarma.

Coronavirus
Diez píldoras para después de la pandemia

Si creemos que después de la pandemia se volverá al supuesto estado del bienestar, en forma de Green New Deal o similares, somos el colmo de la ingenuidad.