Energía nuclear
La transición energética y ecosocial no pasará por la nuclear

En nuestra actual situación de emergencia climática, la energía nuclear no supone ninguna solución ante sus muchos inconvenientes: desde la minería de uranio hasta la gestión de los residuos, pasando por su producción centralizada y el riesgo de proliferación de armas nucleares.

Porque es hora de actuar - Emergencia climática. Ecologistas en Acción
Porque es hora de actuar - Emergencia climática. Ecologistas en Acción Ecologistas en Acción
Fridays For Future

publicado
2019-11-25 05:53

Estamos en estado de emergencia climática. Lo llevamos escuchando muchos años y desde los últimos meses de una manera mucho más intensiva gracias a movimientos como Fridays For Future. También sabemos que la comunidad científica indica en su informe del IPCC de 2018 que no debemos sobrepasar el grado y medio de temperatura frente a niveles preindustriales si no queremos desencadenar graves consecuencias para nuestros ecosistemas y, por tanto, poner mucho más difícil nuestra vida en este planeta.

Parece lógico que nuestro primer pensamiento para intentar poner el freno de mano a nuestro viaje al colapso pasa por un cambio absoluto en nuestro sistema energético, y concretamente en nuestra producción de electricidad. Así como en los últimos tiempos vemos que el tema de renovables sí o renovables no está superado, el debate de la energía nuclear no puede estar de más actualidad. Vemos cada vez más como científicos, académicos o divulgadores apuestan por la energía nuclear para evitar la producción de CO2. Y en eso tienen razón. Parece mentira, pero a estas alturas aún hay personas que piensan que de las torres de refrigeración sale CO2, cuando solo sale vapor de agua. Es cierto que se olvidan de todo el CO2 que se produce en la extracción de uranio, su procesamiento, su enriquecimiento, construcción de centrales y desmantelamiento de las mismas, pero un error lo tiene cualquiera, ¿verdad?

Parece lógico que nuestro primer pensamiento para intentar poner el freno de mano a nuestro viaje al colapso pasa por un cambio absoluto en nuestro sistema energético, y concretamente en nuestra producción de electricidad.

También se piensa que en una central nuclear de producción eléctrica se pueden desarrollar armas nucleares cuando el enriquecimiento de uranio de estas es solo del 5%, lo cual lo hace inviable. Por otro lado, parece que tienen razón estos académicos cuando hablan de que los límites del uranio se pueden alargar muchos años más gracias a los reactores de IV generación y los reprocesos del UO2. Podemos incluso asumir que los niveles de seguridad que garantizan las centrales ante accidente son verdad y que es muy improbable un nuevo Chernóbil, ojalá los eventos apocalípticos se los dejemos exclusivamente a la serie. Asumamos que el enterramiento geológico profundo de los residuos no tiene repercusiones contra el Medio Ambiente y contra las personas. Asumamos que la legislación de uso de agua de estas centrales y las temperaturas de retorno se respetan, y que no producen incrementos significativos en tramos de algunos ríos, con el riesgo para el ecosistema que supone. Asumamos como verdad todas y cada una de las cosas que afirman, y aun así la nuclear seguirá sin ser solución en la transición energética que necesitamos.

Limitar la temperatura global a un grado y medio supone irremediablemente una reducción en el uso de energía con respecto al nivel actual. Lejos de reducirse, pese a medidas de eficiencia energética los niveles de demanda no dejan de subir año tras año (paradoja de Jevons). La transición energética no pasará por grandes centrales de producción, sino por el autoconsumo y la reducción del metabolismo energético de nuestras sociedades. ¿Qué sentido tiene seguir manteniendo un modelo que nos lleva al colapso a costa de otra energía como el uranio cuando tenemos alternativas mucho más sostenibles y lógicas?

En estos momentos, ustedes pueden estar pensando: Bueno, tiene razón, ¿pero acaso no emite CO2 la producción de energías renovables? Y estarán en lo cierto. Evidentemente el silicio y otros materiales necesarios para la energía fotovoltaica, eólica, geotérmica, y un largo etcétera, no nos salen gratis. Sin embargo, su impacto es infinitamente menor y más si su producción y diseño se hace de manera local. Esto sin comparar su toxicidad con la radioactividad de los residuos nucleares, que es de sobra conocida. Me podrán incluso hablar del problema de la intermitencia en el suministro de las renovables y del complejo problema que supone el almacenamiento de energía eléctrica. Sobra decir que en un planteamiento de reducción del uso de energía y con un mix energético basado en el conjunto de energías renovables existentes este problema podría verse solucionado.

Pero volvamos a la nuclear. En este mismo instante, mientras que se escribe este artículo, la energía nuclear supone en España un 7% de la potencia instalada y un 21% de la energía producida con respecto al total. Lamentablemente, una vez más, llegamos tarde a lo que dicta el sentido común. Las energías renovables, pese a aumentar su potencia instalada cada año, la solar fotovoltaica sin ir más lejos este año ha tenido un gran aumento, sigue sin ser suficiente. Si uno investiga un poco cuál es la situación del mix energético de España verá rápidamente como estamos frente a un riesgo en el que hay que estar atentos y vigilantes. Este riesgo se plantea  y es que la supuesta eliminación de las centrales nucleares en un breve espacio de tiempo puede suponer un incremento similar de la construcción de centrales de carbón (lignito, concretamente). El claro ejemplo es Alemania. No es una solución viable cerrar centrales nucleares para abrir centrales de carbón, pero esto no es argumento suficiente para mantener su actividad más allá de los próximos diez años. Es nuestro deber como ciudadanía exigir políticas que afronten una transición a energía renovables sin pasar por el carbón ni la nuclear, y no nos olvidemos del gas.

Es nuestro deber como ciudadanía exigir políticas que afronten una transición a energía renovables sin pasar por el carbón ni la nuclear, y no nos olvidemos del gas.

Algunas personas siguen poniendo todo su empeño, ilusión y tecnooptimismo en la energía de fusión nuclear (la energía actual es de fisión). La fusión no entraña riesgos para la salud ni los ecosistemas, además de proporcionar grandes cantidades de energía con muy poco combustible. Con la batería de su teléfono móvil tendría energía para 20-30 años, según estimaciones del CIEMAT. Lamento decepcionar al lector, pero esta energía aún ni está ni se la espera en muchos años.

Podemos concluir que, si nuestra aspiración está en un futuro en el que reduzcamos el ritmo frenético e ilógico de gasto energético, transformemos nuestras ciudades a ritmos más pausados, y cambiemos la manera que tenemos de producir y consumir, que nuestra energía pase en gran parte por el autoconsumo y la generación distribuida, no por grandes centrales de generación. Y por supuesto, si disponemos de tecnologías que no entrañen riesgos devastadores, por muy improbables que estos sean, usémoslas.

Relacionadas

Ciencia
Peak everything: una advertencia al Green New Deal

El actual modelo económico basa su esencia en la extracción y empleo continuo de energía y recursos minerales. Existen propuestas políticas que buscan revertir el uso de combustibles fósiles como fuente de energía, hacia otras formas como el sol y el viento, pero no cambian la esencia: extracción y empleo continuo de energía y recursos. Ambos modelos atentan contra los límites físicos del planeta.

Energía
Galiza potencia enerxética? Vai ser que non

O falso carácter excedentario en materia enerxética do país é un dos mitos máis arraigados, especialmente dentro do nacionalismo.

4 Comentarios
#43757 15:00 27/11/2019

No se quien es Don Javier Pamplona Gómez, Google no arroja respuestas, pero una cosa está clara. No tiene ni la mas remota idea de energía y no tiene ni la mas ligera idea de energía nuclear.

Soy Ingeniero Industrial, especialista en generación de energía y profundamente de izquierdas y lo que dice este señor aqui, es rotundamente falso de la primera palabra a la última. En el cómputo del CO2 generado por nuclear, si, se incluye extracción, transporte, enriquecimiento, pruebas de diesel de emergencia y todo lo que se pueda imaginar. Si, las temperaturas de retorno del agua son respetadas y los indices de seguridad son calculados de forma minuciosa y científica.

Lo que este señor ha publicado aquí es el equivalente de un texto anti-vacunas o pro-homeopatía. Una sarta de supersticiones sin ninguna prueba, veracidad, investigación o referencia que la acompañe. Le reto a intentar probar una sola de las afirmaciones que aquí dispone, y es fácil, dado que cualquier incidencia en una central es motivo de notificación al CSN y publicado. Y probarlo con estudios y referencias, no con cherry-picking de datos.

Me parece lamentable que elsalto se sume también a la corriente de otros como ctxt de dar voz a supersticiones y discursos anticientíficos. Aún espero que un diario de izquierdas trate este tema con seriedad y publique algo con sentido acerca de esto, y no columnas amarillas y sensacionalistas.

Responder
2
2
#43620 8:44 25/11/2019

Me resulta curioso como escuchamos y creemos a los científicos cuando nos alertan del cambio climático (y en ningún momento ponemos en duda sus argumentos).
Pero cuando dicen que, hoy por hoy, la solución pasa por seguir con las nucleares , entonces ya no son tan creibles.

Si les damos la razón con los ojos cerrados en un tema porque no se la damos en el otro ?

O muy listos cuando hablan de cambio climático y un poquito tontos cuando aconsejan seguir con la nuclear ?

Responder
8
2
#45761 10:40 11/1/2020

Tu comentario juega con la ambigüedad de las palabras. ¿*Qué* científicos dicen que hoy por hoy la solución pasa por seguir con las nucleares? ¿*Dónde* están publicadas sus palabras? ¿Qué significa «seguir»? ¿Construir centrales nuevas, prolongar la vida de las existentes, mantener solo las que no han alcanzado el fin previsto de su vida útil?...
La solución pasa por las renovables. Entre otras cosas porque el uranio se terminaría muy pronto, si lo utilizáramos con la ineficiencia actual para cubrir toda la demanda energética (transporte, procesos industriales, calefacción...).

Responder
1
1
#43653 18:48 25/11/2019

El lobby nuclear es tan viejo como las bombas nucleares y está sustentado por muchos estados que basan su poder en aumentar sus arsenales nucleares.

Responder
2
2

Destacadas

Crímenes del franquismo
La justicia española da la espalda a 59 de las 61 querellas presentadas por crímenes del franquismo

Ceaqua lamenta que los juzgados españoles han ido archivando prácticamente todas las querellas presentadas, tanto por particulares como por instituciones, por crímenes del franquismo. La causa por el bombardeo de la aviación italiana en Barcelona es una de las pocas que sigue en fase de investigación.

Infancia
Vicente Tovar: “El caso Infancia Libre no existiría sin los medios”

El abogado Vicente Tovar asumió en octubre de 2019 la representación de María Sevilla y Rocío de la Osa, presidenta y vicepresidenta de la asociación Infancia Libre.

Infancia
Un juez ordena la entrega inmediata a su madre de la hija de la exvicepresidenta de Infancia Libre

Una sentencia de la Audiencia Provincial de Granada devolvió en noviembre la custodia de su hija a Rocío de la Osa, que le había sido retirada de forma provisional en junio. La familia ha obstaculizado desde entonces la entrega de la menor.

Especulación
La subida de alquileres expulsa al partido de Merkel de su sede en Berlín

La formación conservadora se opone a la congelación de los alquileres que se aprobó en la capital alemana el pasado verano, pero se ha convertido en otra víctima del desmedido aumento de precios.

Música
Arca, caos y revolución

Cada progresión impulsada por Arca remite a un peligro constante. Sonidos que nunca suenan como la primera vez, ni la segunda, ni la tercera.

Últimas

Promociones
Aún estás a tiempo, ¡suscríbete!
Estás de suerte, nos quedan unas pocas revistas de Pikara. Así que, hasta agotar existencias, si te suscribes a El Salto puedes conseguir tu ejemplar.
Especulación urbanística
Exigen que la Junta acate ya la sentencia del TSJex sobre Valdecañas
Explican que hay que evitar que se siente un precedente, ya que existen planes para otros proyectos urbanísticos especulativos en espacios protegidos.
Residuos
Cuando despertó, los residuos todavía estaban allí

Es necesario poner en marcha sin mayor retraso una política de residuo cero. Casos como el acontencido en la Comunidad de Madrid en las últimas semanas evidencian la falta de previsión y la inacción de las administraciones públicas (in)competentes sobre el tema de residuos.

Oriente Próximo
EE UU-Irán: cuatro décadas de tensión contenida... y entonces llegó Trump

El asesinato selectivo del general Solemani se suma a los miles que ha llevado a cabo Estados Unidos en el extranjero tanto bajo gobiernos republicanos como demócratas, pero es la 'ejecución extrajudicial' que más graves consecuencias puede tener a nivel mundial.

Capitalismo
Capitalismo y patriarcado

Si queremos analizar el nivel de patriarcalización de un país, deberemos medir no solo la mercantilización de las mujeres sino su familiarización.