¿La libertad de expresión tiene pene?

Hazte Oir homofobia
Autobús de Hazte Oir mostrando su rechazo a la infancia trans. David Fernández
Marta G. Franco
@teclista

publicado
2017-03-03 16:19:00

En este debate maravilloso que el autobús de Hazte Oír nos ha traído esta semana, seguro que estamos de acuerdo en dos cosas evidentes: una, que los derechos no son absolutos porque a veces colisionan con otros, entran en conflicto y por tanto hay que restringirlos o recortarlos; dos, que judicializar el debate político es peligroso, porque sabemos que la justicia no es un manantial de agua pura ni se escapa de sesgos ni del control de quienes tienen más privilegios.

¿Vale? Pues ahora vamos con las cosas en las que no estamos de acuerdo:

El bus no es una opinión política, es un arma que dispara a niñes

Lo que pretende Hazte Oír es llevar sus frases facilonas e hirientes a los colegios. Diseñaron un eslogan que se pudiera repetir en el patio del recreo, que sirviera para señalar a las personas sospechosas de no adscribirse a los roles binarios, para decirles que nunca van a ser felices. Personas menores de edad.

No, eso no lo es mismo que hacer un tuit o una canción o una obra de títeres sobre el rey o Carrero Blanco. Si estamos de acuerdo en que la justicia no es neutral, tampoco seamos equidistantes nosotres.

El 90% de les menores trans han sufrido acoso, el 81% han pensado en suicidarse y el 40% han llegado a intentarlo. Estos datos se difundieron ampliamente en diciembre de 2015, cuando Alan, 17 años, lo hizo. 

Nada es más urgente que proteger la integridad y la vida de las personas

Una vez inmovilizado el bus, se han hecho oír, por ejemplo, Ignacio Escolar

Juan Carlos Monedero

César Strawberry e Isaac Rosa para explicarnos que no debemos pedir que la Fiscalía actúe. ¿Qué tienen en común estas personas, además de ser líderes de opinión de izquierdas? Ahí va una pista:

Hemos oído que toda esta transfobia se debería parar con movilización ciudadana y con educación. Sería mejor que no hubiera transfobia que tener que prohibirla, claro. Pero mientras vamos convenciendo a Ignacio Arsuaga de que descomponga el lobby ultracatólico que lleva años construyendo, o a quien le llenó la cara de hematomas a un hombre gay el lunes pasado en Chueca, quizá, no sé yo, haya que tomar otro tipo de medidas.

Es legítimo que las personas trans usen todas las herramientas a su alcance

No olvidamos que quienes suelen judicializar los conflictos políticos sistemáticamente, quienes suelen manejar las riendas de una estructura represiva, son los privilegiados. Sabemos que no les suele temblar el pulso para luchar contra nuestros derechos.

Las herramientas del amo no desmontarán la casa del amo, pero si el amo está viniendo a por ti y se ha dejado un martillo a tu alcance es lógico que lo uses. ¿O no habíamos superado ya este debate de la pureza de los medios y los fines? En todo caso, ¿quiénes tienen que liderarlo?

La cuestión es si gente a la que no le afecta la transfobia deberíamos tener tanto poder de decisión o visibilidad con nuestras opiniones.
— Bancal de Rosas (@MarDelgadoMesa) 2 de marzo de 2017

Bendito bus que nos hace hablar de la transexualidad infantil

Empezaba nombrando este fango como un “debate maravilloso” porque realmente creo que lo es: Hazte Oír ha retado a la opinión pública y ha perdido estrepitosamente.

Sí, sigamos haciéndole la campaña a Hazte Oír, hablemos mucho de su bus y de lo que significa.

No, no desviemos el foco, no perdamos la oportunidad de que esta mayoría social conozca y respete la realidad de les niñes trans.
Mil gracias a los colectivos y comunidades trans que estáis derrochando estos días paciencia pedagógica. Hagamos por escucharos a vosotres.

Relacionadas

Libertades
“Sabía que era un tío aunque no conocía la palabra transexual”

Tiene 17 años y desde los ocho se identifica como chico. Asegura que su salida del armario fue fácil y espera que hacerse visible contribuya a que otras personas conozcan y normalicen la diversidad sexual. “La gente necesita saber que existimos”, explica Kano.

Transexualidad
¿Las personas trans cabezas de turco? No, gracias
4

La oscuridad medieval a donde nos quieren retrotraer no se combate apagando las luces, sino empuñando con más fuerza y valentía la antorcha que siempre ha iluminado el progreso del ser humano.

Feminismos
Mitología
3

Vuelve a los medios, como lo hace periódicamente, la supuesta batalla entre feminismo oficial y mujeres trans, se escriben textos escogiendo tal o cual desbarre en redes y se infla una situación que, aunque debe ser combatida, no tiene ya demasiado recorrido y a la que le queda poco tiempo de vida.

0 Comentarios

Destacadas

Fronteras
Marlaska continúa el trabajo de Zoido: macro CIE en Algeciras para 2022

El ministro de Interior socialista anunció el viernes un plan de 33 millones de euros para constituir “un nuevo modelo de CIE para garantizar la seguridad con humanidad”. El objetivo: reforma exprés para evitar su cierre.

Migración
“Los menores que migran solos son los intrusos en la fortaleza Europa”

El año pasado hubo un importante incremento en la llegada de menores que migraban solos. Su presencia evidencia los límites de un sistema de protección que no alcanza a garantizar sus derechos.

Aceite de palma
Orangutantes en la Castellana contra el biodiésel de palma

Protestas en Madrid, Berlín, Bruselas, Lisboa, París y Roma contra la deforestación de las selvas para obtener aceite de palma. Colectivos ecologistas denuncian un incremento del consumo de este combustible en Europa para producir el biodiésel

Laboral
La academia a la que James Rhodes publicita no ama a sus profesores de español

Incumplimiento de convenio, jornadas de hasta doce horas y despidos por informarse sobre cómo mejorar sus condiciones laborales son algunas de las prácticas irregulares que denuncian los profesores de español como lengua extranjera en la academia AIL Madrid. Lo peor es que no son exclusivas de esta empresa, publicitada por el pianista británico James Rhodes, sino comunes en el sector, aseguran.

Opinión
Bifurcaciones madrileñas: romper con la mala política
4

Aunque las lecciones sean dolorosas, una bifurcación en la cual seamos capaces de optimizar las opciones de las izquierdas tampoco es necesariamente una mala noticia: se pueden recoger más votos y a la vez, normalizar que existen diferentes proyectos para afrontar la situación.