Trabajo doméstico
Empleadas del hogar: “Las estatuas están protegidas, ¿a nosotras quién nos protege?

La plataforma Grupo Turín entrega 100.000 firmas para pedir la ratificación de un convenio que garantice condiciones dignas para su trabajo.


publicado
2017-07-14 14:23
Llevan meses organizando diversas actividades que culminaron en una significativa acción. Empleadas de hogar de la plataforma Grupo Turín vistieron con delantal e implementos de limpieza diversas estatuas en el barrio de Malasaña, una acción previa a la entrega al Ministerio de Empleo y Seguridad Social de las casi 100 .000 firmas para la Ratificación del Convenio 189 de la OIT alcanzadas a través de una petición hecha desde hace mes y medio en una plataforma digital.

“Ellas, las estatuas, están protegidas por ley, pero y a nosotras ¿quién nos protege? afirma Rafaela Pimentel, trabajadora del hogar residiendo en España desde hace más de 25 años, y quien se animó a llamar de nuevo la atención sobre la desprotección laboral en la que, en pleno siglo XXI, se siguen encontrando las empleadas domésticas. “Queremos el reconocimiento de nuestro trabajo. Las trabajadoras del hogar estamos sosteniendo todo el trabajo de cuidados. Somos un sector importantísimo para la sociedad”.

Y es que, de acuerdo al estudio de la OIT Impacto de las reformas legislativas en el sector del empleo de hogar en España, en España, a finales de 2016, había 630.100 personas ocupadas como personal doméstico –lo que representa el 3,4% de las ocupadas– según la EPA del cuarto trimestre 2016, casi 9 de cada 10 personas trabajadoras en este sector somos mujeres, en su mayoría migrantes. Además la economía sumergida en este sector supera el 30%, diez puntos porcentuales por encima de otros sectores. 

“Casi la mitad de las empleadas de hogar y cuidados no cotizan en la seguridad social”, tercia Graciela Cardona, trabajadora doméstica organizada en la asociación Servicio Doméstico Activo (Sedoac) “… muchas de ellas se la pagan para poder solicitar la residencia o permiso de trabajo, renovar su tarjeta o reagrupar a la familia y tener una pensión mínima. Y se lo quitan de su propio salario de por sí, precario”.

Su reivindicación no es nueva. Rafaela Pimentel es parte del colectivo Territorio Doméstico -con 10 años de existencia- y parte del Grupo Turín, plataforma de asociaciones, cooperativas y entidades autónomas que vienen organizándose desde que entró en vigor el Convenio 189 de la OIT, primera norma internacional dirigida a reconocer y extender los derechos y protecciones fundamentales a millones de personas que en este sector trabajan en hogares privados alrededor del mundo.

El hecho de que estado español no lo ha ratificado todavía ha sido el motivo principal para reunirse y reivindicarlo. El Grupo Turín ha organizado infinidad de actos de debate y encuentro con empleadas de hogar –organizadas o no– en todo el estado. Su trabajo constante le llevo a organizar el Primer Congreso de Empleo de Hogar, en octubre de 2016 en Madrid, que rompió todas las expectativas de participación llegando hasta 450 personas, 60% de ellas trabajadoras domésticas y de los cuidados.

Hace tan solo tres semanas, renovaron los esfuerzos organizando un Foro Político con expertas, pero también haciendo una invitación a partidos políticos para instar nuevamente a hacer todos los esfuerzos para la ratificación. Graciela Cardona, cuya asociación Sedoac también cumple más de una década, afirma que llevan 6 años pidiéndolo y reconoce que si bien este hecho las pondría más cerca del régimen general de trabajadores es solo el principio de una lucha más larga. “Ahí vendrá el trabajo más duro de las empleadas de hogar: estar detrás del estado para que se cumpla. Por nuestra parte tenemos que empoderarnos, sindicalizarnos, conseguir convenios colectivos, formar cooperativas… el convenio solo nos traerá estándares mínimos pero que nos servirán para seguir adelante. Queremos llegar a más”.El Grupo Turín pretende existir hasta conseguir que España ratifique el C189OIT. En los años que llevan trabajando han conseguido la atención sobre ello a través de pequeñas grandes victorias como las mociones aprobadas en plenos de diversos municipios y comunidades autónomas así como en el mismo Congreso Nacional, con una iniciativa en la pasada legislatura y una Propuesta No de Ley en la actual. Por ello no ha sido extraño que consiguieran casi 80 000 firmas solo en la primera semana y media de lanzar su petición.

Después de los mandiles, plumeros y guantes, las estatuas de Malasaña quedaron allí, protegidas contra actos de vandalismo o cualquier otra intervención. Las empleadas domésticas se quedarán todo, menos quietas y mudas, aseguran.

0 Comentarios

Destacadas

Educación
Madrid, epicentro de la educación excluyente

Profesorado especializado saturado, sobrerratio de alumnado atendido: la administración madrileña mantiene la atención a la diversidad bajo mínimos. Familias y profesionales se organizan para garantizar el derecho a la educación de niñas y niños con necesidades especiales.

Memoria histórica
La memoria alicantina que escapa de los campos nazis

Al menos 188 alicantinos fueron deportados y más de un centenar murieron en los campos de concentración del nazismo entre 1941 y 1945. Ante la falta de iniciativa de las instituciones, algunos familiares, investigadores y colectivos trabajan para recordar lo que sucedió y para honrar la memoria de quienes fueron represaliados por sus ideales.

Laboral
El salario mínimo subirá a 950 euros en 2020

Satisfacción del Ministerio de Trabajo y los sindicatos CC OO y UGT tras llegar a un acuerdo con la patronal para la subida de un 5,5% del salario mínimo interprofesional.

Plurilingüismo
Una lengua para gobernarlos a todos

El mínimo de un 25% de estudios en valenciano previsto en la Ley de Plurilingüismo ha despertado las alarmas entre quienes lo ven como una amenaza al castellano, una tesis a la cual se han sumado los partidos de la derecha.

Tenemos que hablar
Calladita estás más guapa

No opines sobre feminismo, sobre política, no digas ni mú. Calla que bastante tienes con poder votar, chitón a las risas desmesuradas con tus amigas en una cena irreverente. Histéricas.

Últimas

Promociones
Aún estás a tiempo, ¡suscríbete!
Estás de suerte, nos quedan unas pocas revistas de Pikara. Así que, hasta agotar existencias, si te suscribes a El Salto puedes conseguir tu ejemplar.
Memoria histórica
Contra el pin parental, la vocación democrática de las maestras de la República

Las maestras y los maestros republicanos fueron los funcionarios más represaliados por el franquismo. Parece que debemos seguir insistiendo en que nuestros conciudadanos se pregunten por qué. Sobre todo en Murcia

Derecho a la ciudad
La política de las migajas: San Buda en Cáceres
El Ayuntamiento de Cáceres se suma a la política competitiva entre grandes municipios por atraer una inversión privada cuyos resultados no están claros.
Antiespecismo
Los animales a los que rescatamos, y aquellos a los que no
La crisis de incendios forestales en Australia arroja luz, una vez más, sobre las incoherencias que hay tras el trato que les damos a los animales.