Empleadas del hogar: “Las estatuas están protegidas, ¿a nosotras quién nos protege?

La plataforma Grupo Turín entrega 100.000 firmas para pedir la ratificación de un convenio que garantice condiciones dignas para su trabajo.


publicado
2017-07-14 14:23:00
Llevan meses organizando diversas actividades que culminaron en una significativa acción. Empleadas de hogar de la plataforma Grupo Turín vistieron con delantal e implementos de limpieza diversas estatuas en el barrio de Malasaña, una acción previa a la entrega al Ministerio de Empleo y Seguridad Social de las casi 100 .000 firmas para la Ratificación del Convenio 189 de la OIT alcanzadas a través de una petición hecha desde hace mes y medio en una plataforma digital.

“Ellas, las estatuas, están protegidas por ley, pero y a nosotras ¿quién nos protege? afirma Rafaela Pimentel, trabajadora del hogar residiendo en España desde hace más de 25 años, y quien se animó a llamar de nuevo la atención sobre la desprotección laboral en la que, en pleno siglo XXI, se siguen encontrando las empleadas domésticas. “Queremos el reconocimiento de nuestro trabajo. Las trabajadoras del hogar estamos sosteniendo todo el trabajo de cuidados. Somos un sector importantísimo para la sociedad”.

Y es que, de acuerdo al estudio de la OIT Impacto de las reformas legislativas en el sector del empleo de hogar en España, en España, a finales de 2016, había 630.100 personas ocupadas como personal doméstico –lo que representa el 3,4% de las ocupadas– según la EPA del cuarto trimestre 2016, casi 9 de cada 10 personas trabajadoras en este sector somos mujeres, en su mayoría migrantes. Además la economía sumergida en este sector supera el 30%, diez puntos porcentuales por encima de otros sectores. 

“Casi la mitad de las empleadas de hogar y cuidados no cotizan en la seguridad social”, tercia Graciela Cardona, trabajadora doméstica organizada en la asociación Servicio Doméstico Activo (Sedoac) “… muchas de ellas se la pagan para poder solicitar la residencia o permiso de trabajo, renovar su tarjeta o reagrupar a la familia y tener una pensión mínima. Y se lo quitan de su propio salario de por sí, precario”.

Su reivindicación no es nueva. Rafaela Pimentel es parte del colectivo Territorio Doméstico -con 10 años de existencia- y parte del Grupo Turín, plataforma de asociaciones, cooperativas y entidades autónomas que vienen organizándose desde que entró en vigor el Convenio 189 de la OIT, primera norma internacional dirigida a reconocer y extender los derechos y protecciones fundamentales a millones de personas que en este sector trabajan en hogares privados alrededor del mundo.

El hecho de que estado español no lo ha ratificado todavía ha sido el motivo principal para reunirse y reivindicarlo. El Grupo Turín ha organizado infinidad de actos de debate y encuentro con empleadas de hogar –organizadas o no– en todo el estado. Su trabajo constante le llevo a organizar el Primer Congreso de Empleo de Hogar, en octubre de 2016 en Madrid, que rompió todas las expectativas de participación llegando hasta 450 personas, 60% de ellas trabajadoras domésticas y de los cuidados.

Hace tan solo tres semanas, renovaron los esfuerzos organizando un Foro Político con expertas, pero también haciendo una invitación a partidos políticos para instar nuevamente a hacer todos los esfuerzos para la ratificación. Graciela Cardona, cuya asociación Sedoac también cumple más de una década, afirma que llevan 6 años pidiéndolo y reconoce que si bien este hecho las pondría más cerca del régimen general de trabajadores es solo el principio de una lucha más larga. “Ahí vendrá el trabajo más duro de las empleadas de hogar: estar detrás del estado para que se cumpla. Por nuestra parte tenemos que empoderarnos, sindicalizarnos, conseguir convenios colectivos, formar cooperativas… el convenio solo nos traerá estándares mínimos pero que nos servirán para seguir adelante. Queremos llegar a más”. El Grupo Turín pretende existir hasta conseguir que España ratifique el C189OIT. En los años que llevan trabajando han conseguido la atención sobre ello a través de pequeñas grandes victorias como las mociones aprobadas en plenos de diversos municipios y comunidades autónomas así como en el mismo Congreso Nacional, con una iniciativa en la pasada legislatura y una Propuesta No de Ley en la actual. Por ello no ha sido extraño que consiguieran casi 80 000 firmas solo en la primera semana y media de lanzar su petición.

Después de los mandiles, plumeros y guantes, las estatuas de Malasaña quedaron allí, protegidas contra actos de vandalismo o cualquier otra intervención. Las empleadas domésticas se quedarán todo, menos quietas y mudas, aseguran.

Relacionadas

Periferias
Periferias III: Cadenas globales de cuidados
El tercer episodio de Periferias se propone explicar cómo funciona una cadena en la que los trabajos de cuidados forman parte la parte invisible de la cadena de producción.
Trabajo doméstico
Las trabajadoras de hogar en los Presupuestos de 2019
20

El PSOE no ha hecho pública su decisión respecto a la equiparación de derechos de trabajadoras del hogar, aunque se refiere a materias que tienen reflejo en los Presupuestos.

Presupuestos Generales del Estado
El acuerdo entre PSOE y Podemos, regular tirando a malo para las trabajadoras de hogar

El acuerdo presupuestario entre el Gobierno y Unidos Podemos contempla el compromiso de ratificar el Convenio 189 de la OIT a lo largo de 2019. El texto también incluye la creación de dos nuevos tramos de cotización como paso previo a una plena equiparación en derechos con el resto de trabajadores para 2021, algo que los colectivos de trabajo de hogar esperaban para enero de 2019.

Trabajo doméstico
Empleo abre una puerta a que las trabajadoras domésticas reduzcan su brecha de cotizaciones en 2019
El ministerio estudiará las propuestas de las trabajadoras domésticas para aumentar sus tramos de cotización un mes después de que una enmienda en los Presupuestos retrasara la equiparación plena a la Seguridad Social hasta 2024.
0 Comentarios

Destacadas

Empresas autonómicas de capital riesgo
CRM destinó 1,5 millones de euros a una empresa cuando un primo de Esperanza Aguirre entró en su accionariado

La empresa de capital riesgo madrileña Capital Riesgo Madrid perdió 1,3 de los 1,5 millones de euros que invirtió en la empresa textil Suprasport coincidiendo con la entrada de Esperanza Aguirre en el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Chalecos amarillos
“La protesta de los chalecos amarillos tiene que ver con la vida, la gente dice: ‘No conseguimos vivir así’”

Conversamos con la filósofa francesa Judith Revel sobre los chalecos amarillos franceses, los movimientos sociales que les precedieron durante esta década y cómo Foucault puede ayudarnos a entender estos tiempos.

Brexit
La propuesta de Theresa May fracasa, su gobierno sobrevive, y el Brexit sigue siendo un enigma

En la práctica, hay un motivo muy sencillo para que May haya sobrevivido la moción: Jeremy Corbyn es el líder de la oposición. La moción fallida de censura alimenta las posibilidades de un segundo referéndum sobre el Brexit.

Opinión
Cómo deshacerse de Vox rápidamente
2

A pesar de todas las diferencias entre el panorama político de España y Alemania, parece que ahora se ha encontrado un nuevo rasgo común: el surgimiento de un partido de extrema derecha.

Balcanes
Ha empezado: la protesta de Uno entre Cinco Millones en Serbia
1

Cuando el presidente ultranacionalista serbio Aleksandar Vucic dijo que no cedería ante las demandas de los manifestantes “incluso si hubiera cinco millones de personas en la calle” [Serbia tiene una población de siete millones], prendió la mecha.

Últimas

México
El perdón del Gobierno de Mexico a la periodista Lydia Cacho llega con 14 años de retraso

El Gobierno de México pide perdón a la periodista Lydia Cacho por la persecución, detención y tortura que sufrió en 2005 tras la publicación de su libro Los demonios del Edén, una investigación sobre las mafias de la trata y la explotación infantil en el sur del país.

Pueblos recuperados
La Audiencia Provincial confirma la sentencia a los pobladores de Fraguas

Los seis jóvenes condenados afirman que no pagarán la demolición del pueblo, por lo que la pena de cárcel podría ampliarse a los dos años y tres meses.

Refugiados
¿A qué huele un refugiado?
1

Los pabellones que todavía se mantienen en pie en el campo de concentración franquista de Montijo son un monumento (no reconocido) a la memoria de las víctimas de la represión fascista. Estos días, el bloqueo en el puerto de Barcelona del barco de Open Arms devuelve al presente la indignidad del trato degradante a los refugiados.  

Catalunya
Dos alcaldes y ocho activistas detenidos en una operación de la Policía Nacional en Girona

Los arrestos no han sido ordenados por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Girona, que lleva la causa, sino directamente por las fuerzas de seguridad españolas. Las acusaciones de desórdenes públicos están relacionadas con la ocupación de las vías del AVE durante el aniversario del 1 de octubre.