Teatro
La proximidad de la novela y la distancia teatral

Al disfrutar de una novela el lector se la imagina desde muchos horizontes, pero el paso de un formato a otro dota de una vida diversa a lo que nació inicialmente para ser un libro.

Señora de rojo sobre fondo gris Delibes
Foto: Teatro Bellas Artes

publicado
2019-11-01 16:44

Al pisar un patio de butacas bullen miles de sentimientos. Algunos escapan al exterior en forma de emoción precoz. Otros simplemente están y solo la persona sabe que los está sintiendo en ese momento. Nerviosismo, algún desasosiego involuntario, curiosidad y otro tipo de emociones que en el sentir habitan. Forman parte del sublime e imperfecto ritual de ir al teatro.

La última obra de teatro que podría reseñar fue Señora de rojo sobre fondo gris, la adaptación de la novela de Miguel Delibes, todavía en cartelera en el Teatro Bellas Artes de Madrid. Me preguntaba, entonces, qué tiene que tener una novela para poder ser adaptada al teatro o qué relación amorosa debe nacer entre quien la versiona y esa primigenia novela. El dramaturgo Pablo Messiez lo esclarece. “Es muy estimulante tener que pensar cómo hacer la trasposición de un medio tan distinto como es la literatura y llevarlo al teatro”.

Él versionó la novela de Samanta Schweblin, Distancia de rescate (Penguin Random House, 2014). “Siempre hay que ver qué riqueza le puede aportar lo específicamente teatral a esa novela. El peligro es quedarse pegado a la palabra, por una idea mentirosa de la fidelidad que en teoría le debes a esa novela”.

Hay veces que uno se pregunta, ¿por qué han hecho esta película? ¿qué tiene de cinematográfico?

Messiez cree que esta fidelidad es imposible. “Si se hace eso, la obra de teatro será muy fiel pero no tendrá teatralidad”. También ocurre al pasar de novela a otros formatos. “A veces hay películas que son versiones de obras de teatro pero mal entendidas y uno se pregunta, ¿para qué han hecho esta película? ¿qué es lo cinematográfico que tiene?”

La importancia de dar con las palabras justas provoca a veces verdaderos quebraderos de cabeza. Algunas noches de desvelo nocturno inesperado yo misma me he encontrado con una cita de Eduardo Galeano que estaba perdida en mi cabeza: “no consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta”. Pensaba en las veces que se me había atravesado esa mujer, la coma, cuando escribía un artículo. Es algo que me ocurre casi el cien por cien de las veces que intento armar un texto.

Fabio J. Guzmán Ariza, académico de la Academia Dominicana de la Lengua, define “la humilde coma” como “el signo de puntuación más frecuente y más difícil de usar en nuestro idioma”. La tendencia genérica induce a utilizarlas cuando creemos que se debe respirar, aunque a veces sean excesivos estos recesos. El académico cita a Álex Grijelmo cuando en su Gramática descomplicada (Taurus, Madrid, 2006) escribe que “cuanto menos comas, mejor”. Nótese en sí misma la ironía del destino en el posible doble significado de esta oración tal cual leída. Así de rico en matices es el castellano.

Al oír a José Sacristán recitar a Delibes, bastantes años de experiencia viviendo fuera de España hicieron que involuntariamente el cerebro me identificase, sin preguntarle, un par de leísmos muy bien tirados. Berta González es filóloga y profesora ayudante doctora en la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Madrid y habla de este fenómeno. “Depende un poco del texto el hecho de que haya que corregir un leísmo o no. En el caso de Miguel Delibes, sus textos son también reflejo del carácter local o rural, por eso creo que está justificado ese uso”.

Ahora que la comunicación se ha deslocalizado es cuando se puede observar el leísmo como algo localizado y considerarlo, en ocasiones, un error (aunque no siempre)

En Madrid, donde el laísmo y el leísmo también forman parte del día a día, González habla de que la capital ha nutrido de textos a través de la televisión y la radio, sobre todo orales, al resto del país. “Esto ha sido una gran irradiación cultural. Pero ahora que la comunicación se ha deslocalizado es cuando se puede observar esto como algo localizado y considerarlo, en ocasiones, un error”. Miguel Alvar afirma en el texto de la biblioteca Cervantes de consulta virtual Lengua y habla en las novelas de Miguel Delibes que “está fuera de cualquier duda que Delibes posee el pulso de la lengua y, por eso, es dueño de una multitud de registros que hacen ser a sus criaturas seres vivos e identificados con la realidad en que habitan”.

Volvemos al escenario. “Hay partes no dialogadas en la novela en las que hay que mantener la acción en la escena, aunque también hay que tener en cuenta los géneros”, recuerda Berta. Piensa que esto es importante porque “en el caso del teatro la acción está definida a un tiempo muy concreto, lo que dura la función y dirige su atención al público”. En la novela, sin embargo, varias tramas pueden entremezclarse y está pensada para la lectura individual.

Con Distancia de rescate, Pablo Messiez encontró una dificultad al ver que “se perdía la ambigüedad de la voz narradora, que en esta novela es muy importante”. Al aparecer esa voz encarnada en un cuerpo disminuía la posibilidad de imaginar a ese narrador. “Cuando aparece físicamente en escena uno sabe quién es, qué sexo tiene y hasta puede saber cómo se llama”. Esta es una novela que juega mucho con los tiempos. “El teatro tiene otra riqueza, que es la de la encarnación. Ver unas palabras hechas cuerpo generando una emoción, generando vínculo”. Una de las cosas más subversivas de las que el dramaturgo habla cuando relata el proceso es algo de lo que la sociedad actual parece adolecer: el tiempo.

“Es un proceso largo, de ensayo y error. Pero siempre intento que sea teatro. Cuando uno adapta la novela creo que hay que tomar distancia de ella y comenzar el trabajo con la propia obra de teatro”. Ahí es donde hay que añadir o quitar acotaciones, corregir, anotar y engrandecer el texto que se ha creado. “A veces pasa que uno se enamora del material pero el teatro le expulsa ese material”, comenta Messiez.

Cuando alguien ve Señora de rojo sobre fondo gris, da igual que estemos en el año 2019 que en 2030, pues el sentimiento de pérdida que relata no tiene fecha de caducidad. Que se refleje la actualidad en la obra no es siempre imprescindible. A Messiez le interesa “cuando una obra le habla al tiempo, pero atacando el corazón del tema a tratar. Cada vez soy más amigo de quitar que de agregar. Cuanto más en los huesos quede el material, más podrá golpear”.

Una de las cosas más esenciales para Messiez es adaptar los personajes a la realidad cultural de cada actor o actriz. “En teatro es muy importante trabajar con el intérprete que lo va a hacer, y si tengo una actriz argentina, ¿por qué voy a hacer que haga de española? La riqueza de cada uno es ser quien es”. Esto no es siempre sencillo. “A veces hay que hacer un trabajo para que lo recuerden, porque hay una tendencia general a borrar el rasgo singular. En la televisión se les pide que hablen de forma neutra, aunque ahora por suerte hay excepciones”.

Como argentino, donde el teatro independiente es muy fecundo, también ha tenido que quitar a veces algunas expresiones que “no quedarían verosímiles en boca, por ejemplo, de un andaluz”. En ese juego de palabras es donde surgen las infinitas posibilidades que crean diversas realidades a través de una novela. Y entonces la novela se hace obra de teatro, se hace artículo periodístico, se hace carne.

Relacionadas

Filosofía
La escuela contemporánea, ¿antesala de la empresa?
Aunque la escuela moderna tenía un cometido doble, democratizar la enseñanza y adaptarla al orden capitalista, se ha impuesto el segundo imperativo.
Educación
El monopolio de los libros de texto
Las grandes editoriales copan el mercado y bloquean cualquier intento de abrir la competencia o de experimentar métodos pedagógicos que pongan en duda el reinado del libro de texto.
1 Comentario
#42542 19:04 5/11/2019

Mi enhorabuena más sincera por el artículo.

Responder
1
0

Destacadas

COP25
Los ecologistas cifran en 500.000 personas la asistencia a la Marcha por el Clima

La protesta, acto central del movimiento de contestación a la falta de ambición climática de los líderes globales, busca presionar para que la COP25 termine de cerrar un Acuerdo de París realista que contribuya a frenar la emergencia climática.

COP25
Greta Thunberg, en Madrid: “Necesitamos más activistas climáticos”

La  joven activista sueca, instigadora de las protestas Fridays for Future que hoy se reproducen por todo el planeta, ha pedido a las naciones que se pongan de acuerdo de una vez por todas y cierren un Acuerdo de París ambicioso.

Las Kellys
Las kellys impulsan una organización internacional contra las subcontratas

Con el nombre de We end outsourcing, un grupo de kellys españolas junto a sindicalistas de Reino Unido y Francia trabajan en la creación de un colectivo internacional contra las subcontratas abusivas.

Marruecos
El amor no es un crimen, la lucha por reformar el Código Penal marroquí

Nace una iniciativa popular para “forzar” al Parlamento a debatir sobre la legislación que castiga las relaciones sexuales fuera del matrimonio o entre personas del mismo sexo, el adulterio y el aborto.

Cárceles
De la celda al estigma social

La prisión no acaba cuando un recluso cumple su pena. Ya en la calle, las personas que han pasado por los centros penitenciarios se enfrentan a la falta de trabajo y al estigma social. Los voluntarios de asociaciones como Darse o Cupif explican las dificultades que encuentra una persona presa a la hora de reinsertarse y el trabajo que realizan para allanar el camino.

Últimas

Extrema derecha
El detenido con el mayor arsenal de explosivos caseros hacía apología franquista y propaganda de Vox en redes sociales

La persona detenida en Miranda de Ebro con 17 explosivos de fabricación casera dispuestos para ser utilizados hacía propaganda de la dictadura franquista en un perfil de Facebook que varios vecinos de la localidad burgalesa identifican como gestionado por él. La Guardia Civil considera que, para la investigación, “es irrelevante que el detenido hiciese apología en redes sociales de partidos políticos legales, ya sean de extrema izquierda o extrema derecha”.

América Latina
Arantxa Tirado: “Venezuela es el paradigma de lo que le espera a cualquier gobierno que desafíe al neoliberalismo”

Arantxa Tirado es politóloga y experta en América Latina. Es autora de Venezuela: más allá de mentiras y mitos, un libro con el que quiere romper con las falsas verdades y bulos creados en torno al chavismo y la situación en Venezuela.

Menores migrantes
Desatendidos por la administración y señalados por las derechas

La irresponsabilidad no solo pasa por quienes van a hacer campaña política a un barrio señalando a los menores migrantes como causantes de inseguridad y falta de convivencia, sino que también pasa por quienes durante años han estado estigmatizando a estos menores.