Virginia Rodrigo: “Me siento intrusa en todos lados porque siempre estoy caminando entre fronteras”

La compositora Virginia Rodrigo nos cuenta unos cuantos porqués sobre su nuevo trabajo, La Intrusa.


publicado
2018-08-03 06:00:00

Gata, de ningún barrio en especial. Está en plena autoproducción de su segundo EP para que pueda estar listo en octubre. Se titula La Intrusa, y con desparpajo, entre risas y a orillas de Madrid Río, la compositora Virginia Rodrigo nos cuenta unos cuantos porqués.

Ese título, ¿por…?
Porque es un disco que reflexiona mucho acerca del proceso creativo. Ha sido toda una aventura. A mí me pasa mucho en general que me cuesta explicar o delimitarme en un lugar. Y me cuesta mucho decir qué es lo que hago, porque lo que hago en el escenario es una mezcla de cosas. No soy baterista, no soy cantante, no soy escritora, no es un monólogo, no es teatro pero tampoco solo un concierto… Soy un compendio de cosas. Cuando me preguntas “qué estilo haces”, pues yo qué sé. Hay muchos textos pero no es hip hop; hago guiños al reguetón y al trap, pero siempre en un tono irónico, los utilizo para darles la vuelta. Por eso ‘la intrusa’, porque nunca estoy en un solo lugar. Ya he renunciado a definirme, entonces, como dice la canción del disco, me siento intrusa en todos lados. Siempre estoy caminando entre las fronteras.

Eres multinstrumentista ¿dónde te sientes mejor?
Mi trabajo desde hace 15 años ha sido como baterista y percusionista y me sentía así hasta hace siete años. Pero, de repente, componer, cantar, escribir se han convertido en algo muy importante. Hay una parte muy importante en la palabra. Para mí lo ideal es tener un espacio en todos estos lugares. Para mí sí que se puede combinar todos estos ámbitos. Luego está que también soy docente y que esa es otra, que también me siento una intrusa ahí.

“Si hay que elegir una moda, que sea el feminismo”
¿Cómo llevas la autoproducción de La Intrusa?
La parte creativa ha sido bastante compleja porque me he encontrado con algunas dificultades. Ha sido para mí todo un reto porque he hecho todo sola. He tenido que enfrentar muchos medios, muchos fantasmas, muchos “no puedo”, muchos “necesito”, y ha sido muy enriquecedor el proceso. He descubierto muchos ámbitos que no conocía.

Has tenido que integrar la parte logística también, ¿no?
Sí, sí. Esta es la vida que nos ha tocado. La gente que empezamos en los últimos siete años somos productores, compositores, oficina de management, somos prensa, community managers… esto es lo que hago. Me gustaría tener otra opción porque me gustaría estar solo en la música, porque lo otro es muy desgastante. Es muy desgastante estar tratando de crear tu arte y a la vez tratar de venderlo.Para mí son áreas del cerebro distintas, entonces me cuesta mucho conectar. Lo hago porque es que es lo que hay. Soy mi jefa, mi manager, soy mi jefa de prensa… me gustaría que cambiara en un futuro.

¿Vivir de la música en España sigue siendo una quimera?
Es complicado. Yo tengo mucha suerte porque no he hecho otra cosa en mi vida más que música, pero es todo un reto. Tengo una escuela de percusión y lo compagino con mis clases. Para mí esto es como una extensión, me equilibra mucho. Dar clase me genera mucha satisfacción y a veces hay tanta pelea para estar en un escenario, para mantener una gira, que digo, ¿qué necesidad hay? Si soy feliz dando clase.

¿Algo ha cambiado en la escena musical que haga más justicia al trabajo de las mujeres músicas?
Sí, pero es muy reciente. Lo que creo es que el movimiento feminista va avanzando y ha empezado a calar en las capas más jóvenes y tengo la sensación de que sí hay más espacio. Pero esto es gracias al feminismo. ¡Feminismo forever! Además, la popularización del feminismo, hasta está de moda, pero es que me da igual. Si hay que elegir una moda que sea el feminismo.

Tu canción “Hipersexualidad” tuvo mucho éxito.
Sí, pero “Hipersexualidad” fue de antes del boom. La grabé en 2014, pero la escribí dos años antes, y recuerdo que no había este clima. A veces pienso qué hubiera pasado si esta canción hubiera salido ahora. Tengo la sensación de que hubiera tenido algo más de repercusión. Que estoy contenta con ella y me ha dado alegrías, todas las del mundo. Se pasa una tanto tiempo en el underground que por estar un poco de moda no estaría mal.

0 Comentarios

Destacadas

Alimentación
Del sándwich de atún a la porrusalda: cómo cambiar la alimentación de escuelas y hospitales

Las compras públicas de alimentos y la contratación de empresas para comedores determinan la economía de ciudades y comunidades autónomas. Una iniciativa madrileña recoge firmas para que esas compras introduzcan criterios sociales y ecológicos, como ya se están haciendo en experiencias pioneras en Valencia y las Islas Canarias.

Unión Europea
Sabine Lösing: “Hay que transformar la producción armamentística en producción de bienes que beneficien a las sociedades”

Hablamos con Sabine Lösing, la europarlamentaria alemana que ha borrado a España de la lista de países con buenas prácticas en cuanto a la venta de armas a terceros países, después de la decisión del Ejecutivo de Pedro Sánchez de continuar los negocios con la dictadura Saudí a pesar de la catástrofe humanitaria que está provocando en Yemen con armas españolas.

Brexit
La UE y la “soberanía”
1

Si algo queremos es debilitar la soberanía. Contra Trump y sus apologetas, contra Juncker, no puede haber poder que no sea desafiado, ninguna decisión que no pueda ser sometida a revisión democrática.

Justicia
Una pena de agresión sexual es rebajada porque la víctima hizo teatro en el colegio
La Associació d'Actors i Actrius Professionals Valencians ha empezado una campaña contra esta sentencia por considerarla humillante tanto para la víctima como para las profesionales de la interpretación.
Cine
“Quiero que me enterréis enderezada”

A las mujeres que se les ha enseñado a relacionarse consigo mismas a través de las miradas de los demás, la retirada de esta mirada equivale a una muerte, a entrar en un limbo, y es en ese limbo donde se aparca a las mujeres de mayor edad.

Últimas

Extremadura
Las ayudas sociales y el mercado de trabajo (según la patronal extremeña)
5

Recientemente, representantes muy destacados de organizaciones empresariales han realizado declaraciones públicas relativas a valoraciones sobre las ayudas sociales y sobre la influencia de estas en el interés de los trabajadores y trabajadoras por ocupar puestos de trabajo. Sus propuestas expresan una vez más la insolidaridad de estos sectores sociales acomodados con las capas de la población más empobrecidas.