Patrimonio cultural
Victoria vecinal en Oviedo: el Ayuntamiento recupera la Fábrica de Gas

El tripartito formado por PSOE, IU y Somos Oviedo ha acordado la compra por 4,5 millones de los terrenos de la Fábrica de Gas, que se destinarán a actividad pública cultural.

Fábrica de gas de Oviedo 1
Fábrica de gas de Oviedo. Pablo Lorenzana
13 mar 2019 06:49

Uno de los últimos vestigios del patrimonio industrial de Oviedo, la vieja Fábrica de Gas, y dos parcelas anexas al emblemático edificio, serán comprados por el consistorio —formado por PSOE, Somos Oviedo e Izquierda Unida— poniendo fin a una reivindicación fundamental del movimiento vecinal: que los terrenos no sean objeto de especulación. El acuerdo, firmado con EDP España, compañía que adquirió al anterior propietario, Hidroeléctrica del Cantábrico, costará a las arcas municipales 4,5 millones de euros y sumará 13.000 metros cuadrados al patrimonio urbano de Oviedo.

El equipo municipal, a través de su portavoz de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo, ha declarado en prensa que el acuerdo alcanzado —una revisión de un pacto anterior firmado por los gobiernos locales del PP— es muy ventajoso para la ciudad. El plan, a partir de las elecciones de mayo, es hacer de la Fábrica de Gas un espacio público para la cultura.

Según información de La Voz de Asturias, la eléctrica se hará cargo de las tareas de descontaminación del terreno donde estuvieron asentadas las instalaciones de Hidroeléctrica. Además, está garantizada la supervivencia del pabellón conocido como Popular Ovetense del Postigo y las naves de almacenes y laboratorio.

El equipo municipal formado por PSOE, IU y Somos Oviedo en 2015 se propuso modificar las condiciones del plan anterior respecto a la fábrica de gas, aprobado por el PP, que incluía la construcción de un centenar de pisos en el área y el derribo de algunos de los edificios singulares.

Fábrica de gas de Oviedo
Portada en arco de la fábrica de gas de Oviedo. Pablo Lorenzana

A finales de los años 90, el movimiento vecinal inició las acciones para reivindicar la recuperación de la fábrica, que había dejado de funcionar en la década de los 80. También fueron numerosos los apoyos de arquitectos contrarios a la ejecución del “plan Portela”, para dar uso a los 13.000 metros cuadrados. Dos de esos arquitectos han defendido cómo “la Fábrica de Armas, la de Gas y el ferrocarril fueron los tres grandes cambios de la ciudad" en el paso del Oviedo amurallado a la ciudad moderna.

La construcción de la fábrica de gas se remonta al año 1858, aunque no fue hasta el final del siglo XIX cuando se terminó un complejo industrial que fue propiedad de la Sociedad Popular Ovetense, encargada del suministro de electricidad al municipio. Después de la Guerra Civil, el conjunto eléctrico-gasístico, pasaría a ser propiedad de Hidroeléctrica del Cantábrico. A mediados de los años 20 se levantó la portada en arco de la calle Paraíso, otro de los elementos más reconocibles del complejo. El gasómetro, una estructura metálica de almacenamiento que ejerce de emblema del complejo, se levantó en 1960. 

Relacionadas

O prelo
Be Water: Ecoloxismo e literatura
A obra de Antía Yáñez propón un horizonte distópico para imaxinar as consecuencias da crise ecolóxica que vivimos.
Medio rural
Unha defensa dos camiños rurais

Os nosos sendeiros son o rastro dun acordo colectivo que nos axuda a organizar a forma en que atravesamos o mundo.

Patrimonio cultural
El coleccionista
Lo malo de las colecciones es que, si son de animales o plantas, están muertas; y si son de cualesquiera otros objetos, están fuera de su contexto natural.
3 Comentarios
#31563 10:51 13/3/2019

No conozco Oviedo por desgracia pero me da a mi no se porque que tanto espacio cultura va a estar un tanto sobredimensionado...

Como está el precio de la vivienda ahora mismo hace falta más vivienda pública de alquiler social, y no reducir la oferta de vivienda disponible esperando que eso reduzca la especulación.

Responder
0
0
#31572 17:22 13/3/2019

Es que no se pensaba hacer VIVIENDAS sociales sino pisos de lujo y la cultura es también una necesidad

Responder
0
0
#31604 12:02 14/3/2019

No hablo de lo que se pensaba hacer, sino de lo que se podría hacer de forma alternativa. La cultura es una necesidad, pero creo que esta claro que necesidad es más básica. Ademas no dije que no destinaran NADA a cultural, sino que 13.000 metros cuadrados me suena sobredimensionado, y ya sabemos que pasa luego con los pufos públicos sobredimensionados... terminan siendo deudas a pagar por el contribuyente

Responder
0
0

Destacadas

Vivienda
Las ayudas al alquiler se quedan cortas y no terminan de llegar

Los grandes bancos siguen sin firmar el convenio para distribuir los microcréditos del ICO para la familias más afectadas por la crisis social y sanitaria. Mientras, en la Comunidad de Madrid las ayudas directas al alquiler se agotan en la primera semana.

Crisis económica
Hong Kong, algo más que una ficha en la disputa de China por la hegemonía global

Los medios occidentales amplifican las protestas en Hong Kong, un “problema interno” de China que confluye con los temores del establishment a que las sociedades europeas simpaticen más con el país dirigido por Xi Jinping.

8 de marzo
Testigos del informe de la Guardia Civil: “Mi declaración se ha tergiversado”
Dos de los cinco integrantes de CGT que aparecen en el informe de la Guardia Civil que culpa al Gobierno de no haber tomado medidas pese a conocer la situación de emergencia por el coronavirus aseguran que se han manipulado sus declaraciones. El sindicato estudia emprender acciones legales por lo que considera un “montaje” para desacreditar al movimiento feminista.
Migración
Helena Maleno, una vida en muchas vidas

La periodista e investigadora ha presentado Mujer de frontera. Defender el derecho a la vida no es un delito, editado por Península, un libro que nace de las luchas y resistencias compartidas con las comunidades migrantes.

Música
Belén Gopegui pone letra a las nuevas canciones de Milagros, el grupo coral que salió de un colegio público

De empezar a cantar en clase con su profesora a participar en uno de los mayores éxitos de Rosalía, la peculiar trayectoria del grupo coral Milagros añade ahora otro capítulo destacado: las letras de sus nuevas canciones llevan la firma de la escritora Belén Gopegui.

Migración
Empadronamiento sin domicilio fijo, el negocio de un derecho que los ayuntamientos se niegan a reconocer

Las trabas burocráticas que aplican la mayoría de ayuntamientos al proceso especial de empadronamiento incumplen la normativa vigente sobre el acceso al padrón, que debe ser facilitado con independencia de la situación administrativa o habitacional de las personas que residen en cada municipio. Los impedimentos constantes han dado origen a un negocio paralelo donde se debe pagar a terceras personas por los documentos que la administración exige.

Residencias de mayores
No tenemos perdón (ni vergüenza)
Se preparan protocolos para abrir comercios o terrazas pero, ¿para cuándo un protocolo para visitar a nuestros familiares en las residencias?
Crisis económica
España recibiría 77.000 millones a fondo perdido del plan de recuperación que ultima la Unión Europea

El Gobierno de Pedro Sánchez tendrá acceso a 77.000 millones para paliar el descuadre en las cuentas públicas provocado por las medidas del covid-19, según ha adelantado Bloomberg. Es aproximadamente un 6% del PIB.

Últimas

Coronavirus
La autogestión de los cuidados en un Chile en resistencia

Numerosas iniciativas en Valparaíso permiten crear estructuras de salud paralelas a las oficiales, ante el olvido de los más vulnerables por parte del Estado

Memoria histórica
Carabanchel pide a Marlaska recuperar la memoria de la cárcel convertida en CIE
Una plataforma ciudadana de Carabanchel solicita a Interior la apertura de un centro de memoria para recuperar la historia de la cárcel del barrio madrileño construida por presos franquistas, que estaba siendo usada como CIE.
Humor
Las terrazas en ‘Madrid’, por Mauro Entrialgo

Nueva entrega del cuaderno de bitácora de una pandemia que Mauro Entrialgo está realizando para El Salto.

Migración
Migrar o invertir la propia vida como peaje

A los detractores de la inmigración todo indica que les mueve un egoísmo desbordante fruto de un privilegio inmerecido. La mera casualidad de haber nacido en un lugar concreto les otorga un derecho de movilidad ilimitado que, a su vez, les habilita a desembarcar en los países de aquellos que quieren ver sólo como atracción exótica.