Una pequeña guerra con Catalunya

Notas de redacción de El Salto sobre el conflicto entre Catalunya y España.

Notas de redacción

publicado
2017-10-27 14:38:00

En 1999, el escritor sueco Sven Lindqvist citaba en su Historia de los bombardeos a un coronel que diferenciaba entre las “pequeñas guerras” de tipo colonial y las guerras entre Estados reconocidos como iguales: “La principal diferencia entre la pequeña guerra y la guerra regular reside en que, en la primera, la derrota de los ejércitos enemigos —incluso cuando estos existen— no suele ser el objetivo principal, puesto que el efecto moral es a menudo mucho más importante que el material. Además, en ocasiones la guerra pequeña tiene como único fin sembrar el caos en el territorio enemigo, algo que no está sancionado por las leyes de guerra”.

Ha sido una táctica y un aviso. Una táctica con la que el PP se sacude el peso de la corrupción en plena recta final del caso Gürtel

Ese clima de guerra pequeña favorecido por el Gobierno y los principales partidos y medios de comunicación españoles no ha sido un efecto colateral de la ruptura planteada por Catalunya. Ha sido una táctica y un aviso. Una táctica con la que el PP se sacude el peso de la corrupción en plena recta final del caso Gürtel. Un aviso de lo que viene en toda Europa: la democracia autoritaria. En la que no se reconoce la existencia de otra legitimidad distinta a la impuesta por un estado de las cosas y se persigue al “otro”, al enemigo interior, a quien no comulga con una legalidad que, en lugar de ayudar en el día a día de la gente, pesa como una losa sobre cualquier posibilidad de cambio real.

El “mandato democrático” salido del referéndum del 1 de octubre ha sido un mantra para ERC y las CUP, pero la situación de emergencia en Catalunya no ha permitido hacer una lectura unívoca de ese mandato. Con toda la legitimidad que ha aportado el 1-O, lo cierto es que su significado tiene que ser desarrollado con más tiempo por el pueblo catalán. Ese tiempo, tal vez, se hubiera abierto sin la presión de un Gobierno, de todo un régimen, dispuesto a utilizar las demandas de Catalunya como palanca para una modificación de las bases de la convivencia que solo comenzaremos a comprender en los próximos años.

Las últimas semanas han supuesto, antes que nada, un desastre para Catalunya y España, ya que transformarán las relaciones entre sus pueblos

El anuncio de aplicación del 155 por parte de Rajoy, el pressing económico por parte de las empresas y otros actores, unidos al ‘efecto Piolín’ de miles de policías y guardias civiles apostados en el puerto de Barcelona a la espera de no se sabe qué acontecimiento, han sido síntomas de que el Gobierno estaba dispuesto a provocar esa “guerra pequeña” en Catalunya.

Las últimas semanas han supuesto, antes que nada, un desastre para Catalunya y España, ya que transformarán las relaciones entre sus pueblos y ya han introducido un factor de odio difícil de revertir.

El efecto moral del castigo, como también señaló Lindqvist, no tarda en regresar al Estado que impone su ley sobre el territorio enemigo. Confiemos, para tratar de disimular esta sensación de desesperanza, en que nunca haya estado peor traída la metáfora bélica para tratar el conflicto político que marcará la próxima década.

12 Comentarios
Josep 11:31 31/10/2017

Quiero pensar que en España hay gente inteligente que no ha caído en la trampa del odio hacia los catalanes, gente que sabe o intuye que detrás de esta campaña está el partido más corrupto de Europa. El problema grave es el apoyo de los medios de comunicación (diría de persuasión) a las órdenes del Ibex y dirigidos por auténticos hooligans del odio, racismo y, en algunos casos, del fascismo más sucio. Mientras el adoctrinamiento venga de medios que "se tragan" millones de personas que no tienen ningún criterio propio ni una actitud crítica el problema se hará cada vez más grande. Como catalán, de todo lo que estamos viviendo, lo que me preocupa más es este odio que tardará mucho en desaparecer porque los que lo generan continuarán en sus puestos. Sinceramente, no creo que nos lo merezcamos.

Responder
0
0
#1721 15:22 27/10/2017

Gran parte del pueblo español ya odiaba a los catalanes, llamandoles: "catalufos", catalinos, etc. Si vives en un lugar donde mucha gente te odia parece natural querer irse. Incluso las personas no-nacionalistas y que antes no eran indepes. ¿Por que obviar en El Salto algo tan grande como la desobediencia civil masiva, la resistencia no violenta, los Comités de Defensa de Barrio, etc. ? Creo que es relevante como para incluirlo incluso en unas breves notas de redacción.

Responder
18
4
#1769 15:49 28/10/2017

Más bien querrás decir que una gran parte de los catalanes ya odiaba a resto de españoles, ir a Barcelona y ver la mayoría de anuncios en inglés, catalán y francés dice más de lo que piensas, hablan de democracia cuando una mayoría de los catalanes no quiere la independencia y quieren imponersela eso es hablar de democracias ? Ni el blanco es tan blanco ni el negro tan negro, hablamos de hacer las cosas pacíficamente cuando violan las leyes, ejemplo una persona mata a otra (viola las.leyes ) y después de eso nomqiiere que lo metan a la cárcel pide diálogo y que respeten sus derechos humanos.

Responder
0
11
#1725 16:31 27/10/2017

Lo que hay que leer, los que dicen a los que ellos no consideran catalanes, como se le dice creo que charnegos y los que dicen que España les roba cuando ha sido un partido que ha gobernado 40 años Cataluña con el apoyo mutuo del PP los que le han robado , los que dicen que una persona no es catalan porque no ha nacido en Cataluña o los que dicen que cuando declarasen la república se acabaría con el capitalismo y el patriarcado.
Ya está bien de mentir no te parece.

Responder
2
16
#1738 22:45 27/10/2017

repasa tus fuentes no se ajustan a la realidad, precisamente Catalunya es una sociedad muy plural, en cuanto a lo del capitalismo, tal vez es preferible quedarse en un gobierno corrompido, a favor del IBEX antes que los ciudadanos, con una politica de empresa equivocada, aumentando en un 53 % la deuda, puliendose el fondo de pensiones, con las puertas giratorias, con una sociedad política con grandes favoritismos, aumentando la desigualdad, creando un empleo precario, temporal, favoreciendo que los bancos no devuelvan el rescate- unico país donde no lo devuelven-, podría seguir ......todos son datos contrastados y no informaciones no contrastadas sin ninguna base ni rigor.

Responder
9
0
Jose 12:17 28/10/2017

Lo primero ya se que Cataluña es plural pero no sé si te has enterado que un diputado de la supuesta izquierda ERC dijo que una persona no es catalana porque no ha nacido en Cataluña, que diríamos si lo hubiera dicho uno del PP pues de todo ¿no? pero como lo ha dicho Rufián pues está bien, otra cosa este veleta le dijo judas a Puigdemont y ahora es el libertador, así estamos.
¿Como vais a acabar con el capitalismo? estoy en ascuas, gobierno corrompido te refieres a la antigua CiU ahora PdeCat supongo, ¿CiU nunca ha apoyado las políticas que han favorecido a la casta del IBEX?, en esa supuesta república ya sabemos que no va a ver puertas giratorias, corrupción, ect.. en conclusión será el paraíso bolchevique y luego dices que das datos y no información no contrastadas pero bueno que le vamos a hacer, en Cataluña pues no se ha aumentado la desigualdad con el gobierno del PdeCat y ERC apoyado por la CUP con los presupuestos, con recortes masivos, no se ha favorecido a una parte de Cataluña en contra de otra gente, como se nota que das datos y no opinión,
quién apoyo la reformas laborales del PSOE y PP pues como no el PdeCat, los que entraron en helicóptero al parlamento y ahora son los salvadores de la patria.
¿como vais a crear esa supuesta república ideal?¿es que van a desaparecer las personas que votan al PdeCat, C's, PSC,PP? o los que votan a Rufián que a mi parecer son racistas, con esa gente vais a crear esa república.

Responder
1
6
Emilio 9:00 28/10/2017

Acertadísimo análisis, en mi opinión, como se dice en el artículo es sobre todo un aviso de la democracia autoritaria que se cierne sobre Europa, no olvidemos que además de lo de la Gurtel que citáis, ayer el Senado aprobó el CETA, que supone cambios en la Constitución, esa que tanto defienden los partidos del Régimen, por la puerta de atrás

Responder
5
0
Iñigo Arispe 9:02 28/10/2017

En mi opinión no debería ser la confianza la base de nuestra ilusión. La metáfora se ha vuelto una realidad dolorosa de imposible cambio en España. Sólo confío en los catalanes, en buena parte de ellos.

Responder
5
0
#1733 19:46 27/10/2017

el soberanismo es mucho mas que CIU, porque cuesta tanto de entender??

Responder
9
1
#1732 19:10 27/10/2017

Anónimo 2, repasa tus escritos antes de enviarlos porque con ese nivel de escritura no te van a entender ni los que comparten tus ideas.

Responder
0
4
Jose 22:03 27/10/2017

supongo que lo dices por mí, gracias hombre o mujer te tendré que llamar para que me des lecciones sobre como escribir, y ya sí me me puede decir que ley es justa o que ley es injusta, que ley se cumple o que ley no se cumple, supongo que será, la ley que nos guste pues se cumple y la ley que no nos gusta pues no se cumple, yo en cambio prefiero cambiar las leyes convenciendo a la gente y no imponer mi posición a una mayoría de personas que están en contra. y de nuevo si me puedes contactar para que puedas dar lecciones te lo agradecería.

Por último, me puedes explicar como vais a acabar con el patriarcado y el capitalismo con la independencia, supongo que mañana ya seréis un país socialista, a los paletos del resto de España para ver como acabamos con el capitalismo.

Responder
1
6

Destacadas

Militarismo
Trump y Putin escenifican la posibilidad de “un segundo Helsinki”

La capital finlandesa es un escenario simbólico de la distensión entre Washington y Moscú. El encuentro ayer de Donald Trump y Vládimir Putin avanzó en ese simbolismo pero no bastó para relajar una situación internacional agitada por el intempestivo presidente estadounidense. Foto: Shopcatalog.com

Energía nuclear
Kolin Kobayashi: “No hablamos de los peligros tras Fukushima porque entraríamos en pánico”
El periodista japonés Kolin Kobayashi hace seguimiento de las consecuencias del accidente nuclear de Fukushima y es uno de los impulsores del Foro Mundial Antinuclear, fundado en 2016.
Industria
Amazon, a la conquista de los barrios obreros de la margen izquierda

La multinacional estadounidense prepara su desembarco en la vieja Babcock & Wilcox de Trapagaran con un modelo que bajo el pretexto de la creación de puestos de trabajo altera el consumo local además de las numerosas críticas sobre sus condiciones laborales

Amazon
Estos medios hacen publicidad del Prime Day de Amazon (y lo llaman información) mientras su plantilla está en huelga

Lo llaman información y no lo es: multitud de medios hacen publicidad encubierta de Amazon mientras sus empleados están en huelga por sus derechos. Las mejores ofertas, una guía práctica y hasta un “directo” del Prime Day se cuelan en los principales medios mientras la plantilla, en huelga, pide boicotear la campaña.

Últimas

Transporte aéreo
El negocio de las aerolíneas gracias a las subvenciones de los vuelos

Varios colectivos critican que el incremento en la subvención a los vuelos a Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla es un “chollo” para las aerolíneas a costa de consumidores y contribuyentes.

Fronteras
Miles de activistas se manifiestan en Ventimiglia por la libertad de movimiento

Miles de personas se dieron cita en Ventimiglia, en una manifestación organizada por el movimiento Progetto20K bajo el lema “Ventimiglia Cittá Aperta”.

Casa Real
Reyes, capitalismo y un tren a La Meca
Cenas de lujo en palacios, viajes de reyes acompañados de empresarios, sobrecostes y comisiones millonarias son solo algunas de las etapas sombrías de la construcción del AVE a la Meca.