Independencia de Catalunya
Societat Civil Catalana recibió 700.000 euros de una fundación afín financiada con generosos donativos de entidades privadas

Varios grupos privados aportaron 800.000 euros en 2016 a la Fundación Joan Boscà, que los derivó en buena parte a la plataforma unionista que organizó las grandes manifestaciones de octubre de 2017 en contra del referéndum del 1 de octubre. Así figura en las cuentas anuales de la fundación, a los que la Directa ha tenido acceso y que se analizan en un reportaje de investigación publicado en el número 478 de la Directa.

Manifestación españolista contra la independencia de Catalunya después del referéndum.
Manifestación españolista contra la independencia de Catalunya después del referéndum. Brais G. Rouco / Directa

La Directa


publicado
2019-05-31 11:50:00

“BBV”, 250.000 euros; “SAN”, 200.000 euros; “CAIX”, 150.000 euros; “TEL”, 200.000 euros. Son cifras que aparecen en el listado de donativos durante el ejercicio 2016 a la Fundación Joan Boscà, una entidad sin ánimo de lucro con sede en Barcelona que tiene por objeto, según sus estatutos, “difundir y fomentar los principios constitucionales de igualdad entre los españoles, unidad y pluralismo político y social de los pueblos de España”. Así figura en las cuentas anuales de la entidad depositados en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Justicia español, una documentación a la que la Directa ha tenido acceso y que desgrana en un reportaje de investigación publicado en el número 478 de su publicación quincenal.

Estas cuentas anuales revelan igualmente el destino que la fundación otorgó a su importante hoja de ingresos mediante estos generosos donativos. Según el documento, el 90% de estos ingresos (que sumaban en total 800.000 euros) se destinaron al capítulo de concesiones de ayudas a otras fundaciones y asociaciones consideradas afines a la Fundación Joan Boscà, entre otras la Asociación de Periodistas Pi y Margall, Sociedad Civil de Navarra o la Fundación Cultura Libre, todas ellas entidades de carácter unionista. Pero el gran grueso del pastel de este reparto se lo llevó Societat Civil Catalana (SCC), la entidad fundada en abril de 2014 con el objetivo de servir de aglutinante de todos los sectores contrarios a la independencia en Catalunya. SCC recibió de la fundación 700.095 euros ese ejercicio, justo un año antes de que la entidad organizara grandes manifestaciones en Barcelona a favor de la unidad de España, coincidiendo con las fechas del referéndum independentista del 1 de octubre de 2017. Un documento interno de la misma Societat Civil Catalana reconoce que las dos manifestaciones que organizó en 2014 —el 11 de septiembre y el 12 de octubre (mucho más minoritarias que, por ejemplo, la del 8 de octubre de 2017)— les generaron un gasto de 600.000 euros. El vínculo entre la Joan Boscà y Societat Civil Catalana va más allá de la ayuda financiera, ya que Josep Ramon Bosch y Álex Ramos (presidente y vicepresidente respectivamente de la plataforma unionista) también figuran como patronos de la fundación.

Entre los destinatarios del dinero recogido mediante donaciones para la Fundación Joan Boscà también hay otros personajes con implicaciones políticas, como el diputado de Ciudadanos Nacho Martín Blanco o el abogado, eurodiputado electo de Vox y ex militante de La Falange Jorge Buxadé

Pero ¿quién hay detrás de los nombres en clave de tres o cuatro siglas que figuran como donantes indirectos de Sociedad Civil Catalana? El BBVA y el Banco Santander utilizan habitualmente las abreviaciones BBV y SAN, respectivamente, y CAIX son las cuatro letras que identifican el código bancario internacional de CaixaBank. La Directa se ha puesto en contacto con las fundaciones de estas entidades financieras, así como de la Fundación Telefónica y también con sus empresas matriz, y solo CaixaBank ha asegurado a este medio que no le consta “ningún pago en el año 2016”. Fuentes de Societat Civil Catalana tampoco han dado una respuesta concreta en el momento de cerrar la edición impresa de la Directa.

Entre los destinatarios del dinero recogido mediante donaciones para la Fundación Joan Boscà también hay otros personajes con implicaciones políticas, como el diputado de Ciudadanos Nacho Martín Blanco (remunerado con 4.360 euros en el capítulo de “servicios de profesionales independientes” y Jorge Buxadé Villalba (eurodiputado electo de Vox y ex militante de Falange), cuyo bufete de abogacía, Albácar, Clusa & Buxadé Abogados, fue retribuido con 4.670 euros. Buxadé fue uno de los cinco patrones firmantes del acta fundacional de la Joan Boscà, constituida pocos meses después del nacimiento de Societat Civil Catalana, en julio de 2014.

la directa
Artículo original publicado en la Directa y traducido por El Salto.

Relacionadas

Independencia de Catalunya
Absueltas las siete personas a juicio por denunciar que Hogar Social Madrid

Los siete activistas, de los que varios se ocupaban de la seguridad en la manifestación, denunciaron durante la convocatoria que miembros del colectivo de extrema derecha estaban molestando a los manifestantes.

Juicio del 1 de Octubre
Catalunya: entre el 28A y el 26M
Dos campañas seguidas el Catalunya —la de las generales que terminó ayer y la de las locales y europeas de mayo— transcurren sin demasiado brillo a la espera de una posible convocatoria de comicios autonómicos este mismo año.
Elecciones generales del 28 de abril
Catalunya como objeto arrojadizo de la derecha española

Los ecos del otoño de 2017 están marcando la campaña electoral de los partidos neoconservadores y neoliberales. PP, Vox y Ciudadanos apuestan por la eliminación del autogobierno de Catalunya mientras gobiernen los partidos independentistas y por la recentralización de competencias autonómicas.

0 Comentarios

Destacadas

Educación
‘Fent escola, fent país’: medio siglo de escuela antifascista en el País Valencià

Cuando el proyecto de La Masia comenzó, aún estaba vivo Franco. Una docena de personas relacionadas con la pedagogía, el nacionalismo catalán y el antifascismo alquilaron un chalet en Vedat de Torrent en septiembre de 1968 y allí montaron una escuela construida sobre valores democráticos, humanísticos y laicos. Hoy, cincuenta años después, 350 alumnos aprenden y crecen en sus aulas.

Huelga feminista
Eulen despide a una limpiadora por secundar la huelga del 8M
En la carta de despido, la empresa alega que la trabajadora no acudió a su puesto de trabajo sin justificar la ausencia.
Francia
Chalecos negros: los migrantes apuestan por la acción directa para recuperar su dignidad en Francia

Tras haber ocupado el Panteón en París, este colectivo de extranjeros pide reunirse
con el jefe del gobierno francés para exigir la regularización de los sin papeles.

Literatura
“Hoy a las mujeres gordas se les permite contar sus propias historias”

La escritora Sarai Walker aborda en Bienvenidos a dietland dos cuestiones importantes: una sobre el cuerpo y otra sobre la ira de las mujeres

Literatura
“Europa no ha perdido su memoria sino su sensibilidad”

En Una vez caminé sobre la suave hierba la escritora austriaca Carolina Schutti propone, con un estilo intimista y sutil, una historia de identidad y desarraigo, un pulso por recuperar la memoria negada. La protagonista se llama Maja, pero podría llamarse de cualquier modo y estar en cualquier sitio.  

Venezuela
El ocaso de la insurrección de Guaidó

La reciente visita de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y el avance de las negociaciones en Noruega han dividido a la oposición venezolana. Mientras tanto, una vez disipada la amenaza de una intervención militar, Maduro debe enfrentar los graves problemas internos y las corrientes chavistas críticas con su gobierno. 

Últimas

Laboral
Las kellys llaman a la primera huelga de camareras de piso en Baleares

Camareras de piso de Ibiza y Formentera han decidido en una asamblea celebrada este lunes convocar una huelga de dos días en agosto. Piden regular la carga de trabajo de manera urgente para evitar riesgos innecesarios para las 6.000 trabajadoras empleadas en este sector en estas islas.

Violencia machista
“Violencia intrafamiliar” y memoria del olvido

Mi padre era un monstruo, pero era un monstruo del franquismo. Era la reproducción “intrafamiliar” de la dictadura: el poder único e incontrolado de un macho, inculcado, aplaudido y avalado por el sistema político-social.