Independencia de Catalunya
800 imputados y 10 encarcelados: cuenta y resultado de una persecución política

Carme Forcadell y los otros cinco miembros de la Mesa del Parlament declaran hoy ante el juez del Tribunal Supremo y pueden entrar en prisión por cargos de sedición, rebelión y malversación. 

Manifestación 21O Barcelona Jordis
Manifestación el 21O en Barcelona Álvaro Minguito
@glamarlo

publicado
2017-11-09 06:12

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los cinco miembros de la Mesa declaran este jueves en el Tribunal Supremo para responder por supuestos delitos de rebelión, sedición y malversación por haber dado trámite a la iniciativa de Junts pel Sí que permitió votar la declaración unilateral de independencia.

Si el juez escucha las peticiones de la Fiscalía, los seis podrían entrar en prisión preventiva incondicional, como ya ha ocurrido anteriormente con los presidentes de Òmnium y la Assemblea Nacional Catalana, y posteriormente con ocho consellers del Govern. A lo largo de esta semana, el juez del Tribunal Supremo ya ha ordenado que se ponga vigilancia policial a todos los imputados.

Con estos son ya decenas los imputados, con diversos cargos, y diez los encarcelados, por haber tratado de convocar un referéndum por el derecho a decidir en Catalunya, una larga lista que tal vez no haya dejado de crecer en unos procesos judiciales que han hecho que cientos de juristas denuncien politización de la justicia, juicios políticos y falta de independencia.

Sedición: Jordi Cuixart y Jordi Sánchez

Los primeros presos políticos de este proceso fueron Jordi Cuixart, presidente de Òmnium, y Jordi Sánchez, de la Assemblea Nacional Catalana, enviados el 16 de octubre a prisión sin fianza por la juez de la audiencia nacional Carmen Lamela y acusados de sedición por ser los representantes de las organizaciones que convocaron a una movilización popular en Barcelona el 20 y 21 de septiembre. En las movilizaciones, convocadas como rechazo a la detención por la Guardia Civil de 14 personas relacionadas con la convocatoria del 1-O, participaron decenas de miles de personas, y en ellas no hubo ni altercados ni heridos ni detenidos. “Las concentraciones fueron tranquilas y pacíficas, no hubo ni desórdenes públicos ni violencia, y si se produjo algún acto de daños a coches o alguna persona hubiera increpado, se tendría que perseguir a personas concretas, y en ese caso, si fuera delito, sería un delito de daños, en ningún caso de sedición”, explica Franquesa, que añade que durante las concentraciones las fuerzas policiales ni siquiera llegaron a hacer atestado. “Entendemos que el delito de desórdenes públicos es grave, de seis meses a tres años, y se exige que más allá del desorden público, la finalidad sea atentar contra la paz pública. Si eso es así en un delito de desórdenes, en el de sedición, que tiene una pena muchísimo mayor, en el que además se habla de alzamiento tumulturario, tiene que ser un plus de gravedad mucho más fuerte, que no se ha dado en ninguna manifestación por el derecho a decidir”, dice esta abogada.

En el mismo auto, además, se citaba como imputados al jefe de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, y a la intendente de los Mossos Teresa Laplana, también acusados de sedición por su supuesta “inacción” en el marco de dichas movilizaciones. Aunque ninguno ha entrado en prisión provisional, se les ha retirado el pasaporte y deben presentarse cada 15 días en comisaría.

Operación Anubis

La operación policial Anubis, ordenada por el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona contra cargos y técnicos relacionados con la organización del referéndum –y que provocó como respuesta las movilizaciones populares del 20 y 21 de septiembre–, se saldó con 14 detenidos y una veintena de investigados. Actualmente, el número de investigados es de 16. Aunque la Guardia Civil acusaba de sedición a varios de ellos, incluidos los altos cargos de la Conselleria de Economía Josep Maria Jové y Lluís Salvadó, el juzgado los está investigando por desobediencia, prevaricación y malversación. Salvadó y Jové deberán comparecer semanalmente. Los abogados de los investigados denunciaban a finales de octubre que no habían podido acceder a gran parte del sumario, que "toda la investigación judicial es nula de pleno derecho" y que la causa contra sus representados forma parte de una “causa general” contra el independentismo.

Rebelión: Govern y Mesa del Parlament

El 31 de octubre, el Tribunal Supremo citaba como imputados por rebelión, sedición y malversación a seis miembros de la Mesa del Parlament por tramitar la ley de desconexión y la declaración unilateral de independencia: Carme Forcadell, presidenta del Parlament; el presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí Lluís Maria Corominas, los diputados del mismo partido Anna Simó, Lluis Guinó y Ramona Barrufet y el secretario tercero de la Mesa, Joan Josep Nuet, de Catalunya Sí que es Pot. Forcadell y Simó recurrieron el día 7 de noviembre que el Supremo sea la instancia competente para investigarlas. El Código Penal prevé hasta 30 años de prisión por el delito de rebelión si va acompañado por “violencia”, y hasta 15 años por el delito de sedición.

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, y los otros 13 miembros del Ejecutivo catalán depuesto por el artículo 155, se enfrentan también a cargos de rebelión, sedición y malversación y a posibles penas de hasta 30 años de prisión si triunfa la teoría de la Fiscalía, apoyada por la juez, de que la “rebelión” fue “violenta” a pesar de que las únicas gotas de sangre derramadas estos días fueron las de 900 personas que trataban de votar y fueron agredidas por la Policía Nacional y la Guardia Civil. Es más, según el fiscal general, José Manuel Maza, la violencia sufrida por los votantes fue responsabilidad de los querellados: “Los momentos de violencia vividos en gran parte de los centros destinados a llevar a cabo la ilícita votación fueron el resultado de la pertinaz actitud de los querellados de celebrar a toda costa el inconstitucional referéndum imponiéndolo por la fuerza de los hechos consumados y de la multitud movilizada”.

Estos, a diferencia de los miembros de la Mesa, se hallan imputados por la Audiencia Nacional. El vicepresident Oriol Junqueras y otros siete consellers cesados por el 155 entraban en prisión preventiva sin fianza el 2 de noviembre, y otro de ellos en prisión con fianza, mientras que Puigdemont y otros cinco consellers se refugiaban en Bruselas, donde ahora se enfrentan a un posible proceso de extradición.

“No caben ni sedición ni rebelión”, dice la abogada Anais Franquesa, que considera que nos encontramos ante un caso de aberración jurídica. “Tampoco cabe una medida tan restrictiva como la prisión provisional, porque tampoco hay riesgo de reiteración delictiva. El auto que acuerda prisión para los consellers es delirante porque dice que hay riesgo de reiteración delictiva cuando están cesados, así es que no pueden reiterar el delito”, continúa Franquesa, que considera que “lo que se considera delictivo es querer declarar la independencia en sí mismo, lo que se está persiguiendo, por lo tanto, es una cuestión política”.

Anais Franquesa considera que se vulneran varios derechos en estos casos: en primer lugar, el del juez ordinario predeterminado por la ley, uno de los elementos del derecho a un juicio justo y el derecho de defensa. Para los casos de sedición y rebelión citados anteriormente, “ni la Audiencia Nacional ni el Tribunal Supremo son los tribunales competentes para investigar y enjuiciar estos casos”, dice.

“Además es contrario al criterio de la Audiencia Nacional, que en pleno en 2008 determinó expresamente que el delito de rebelión nunca ha sido competencia de este tribunal”. Además, también se ha vulnerado, en el caso de los consellers, la capacidad del derecho de defensa de las personas que se ven inmersas en un procedimiento judicial, ya que sus letrados no tuvieron acceso a toda la causa hasta el día anterior a la declaración. “Es indicativo que se esté llevando a cabo un proceso así, y hace desconfiar de la independencia de la justicia a la hora de enjuiciar estos hechos”, finaliza Franquesa. 

700 ALCALDES

El 13 de septiembre, el fiscal general del Estado ordenaba tomar declaración como imputados por prevaricación, malversación y desobediencia a 712 alcaldes partidarios de la independencia “en relación con los presuntos actos de cooperación en la organización del referéndum ilegal”. Además, ordenaba detener a aquellos que no se presentaran a declarar. Aun así, los alcaldes no reconocieron la competencia de la Fiscalía, y poco después el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya declaró que este caso era de su competencia. De momento, desde este tribunal no se han producido imputaciones.


José Téllez: desobediencia por mediar en una pegada de carteles
José Téllez, concejal de Guanyem Badalona y tercer teniente de alcalde en el municipio, es el último investigado por hechos relacionados con el 1-O en Catalunya. El lunes 6, la Fiscalía lo citaba a declarar este jueves ante la policía judicial, acusado de delitos de desobediencia y obstrucción a la justicia, aunque el concejal ya ha apuntado que se acogerá a su derecho a no declarar.

Los hechos sucedieron el 25 de septiembre, cuando Téllez, que regresaba de una reunión, medió entre varios agentes de la Guardia Urbana y activistas de Òmnium a los que ésta les había requisado unos carteles relacionados con el referéndum. Los agentes “me explicaron que estaban actuando como policía judicial, que tenían una orden de la Fiscalía de requisar todo el material relacionado con el 1-O, pero la alcaldesa en días anteriores había hecho una solicitud a la Fiscalía para que retirara esa orden porque la Fiscalía no tiene competencias para tomar a las fuerzas policiales locales como policía judicial”. Además, el concejal explicó que la orden de la Fiscalía era “interpretable porque considerar unos materiales de propaganda política de una entidad no gubernamental como material del 1-O es excesivo”.

Ante una situación de tensión creciente, “hablo con la guardia urbana, les digo que para que se acabe el problema, abro el coche, recupero los carteles, se los doy a la gente y así la gente se puede ir, y ellos pueden hacer el atestado haciéndome yo el único responsable”. Así se hizo, y todo quedó ahí hasta que los hechos volvieron a aparecer en el auto por el que se imputaba a Jordi Cuixart, presidente de Òmnium, por un delito de sedición haber convocado las movilizaciones de los días 20 y 21 de septiembre en Barcelona. “La juez lo pone como hecho destacable para demostrar la actitud sediciosa de Jordi Cuixart porque en el atestado dicen que Cuixart abrió el coche conmigo, y no es verdad. Cuixart estuvo también como mediador, yo más hablando con la policía y él hablando con los activistas”, dice Téllez.

No es la primera vez que imputan a Téllez por desobediencia. Los pasados días 25 y 26 de octubre declararon él y otros 11 concejales de Badalona por haber abierto las puertas del Ayuntamiento el día 12 de octubre de 2016, rechazando una resolución judicial frente a la que no les dejaron presentar alegaciones. “El punto común es que el PP siempre está utilizando la justicia, sobre la que pesan sospechas más que fundadas de poca imparcialidad y de instrumentalizción política, para reprimir a aquellos ayuntamientos cuyo color político no les gusta. Lo estamos viendo en el caso de Badalona, de la Generalitat y de ayuntamientos de todo el Estado, como el Ayuntamiento de Madrid”, afirma Téllez.

La última investigación contra Téllez, si finalmente es aceptada por un juez y desemboca en condena, podría significar la inhabilitación y hasta un año de cárcel. “Sí, creo que se está utilizando una reivindicación democrática, como es la celebración de un referéndum, para reprimir derechos civiles, democráticos y fundamentales básicos”, afirma Téllez. 

Relacionadas

Rojava
Cuando nos faltan las palabras
Al ver hoy la foto de Erdogan y Sánchez se ha despertado entre nosotras un sentimiento de complicidad que no era entre individuos, sino donde nos reconocíamos como pueblos
Catalunya
El “tema catalán” desde Cataluña: más allá del 10N

Las elecciones del domingo se vivieron con indiferencia en Catalunya, a pesar de que el independentismo salió reforzado del 10-N.

Redadas racistas
Seguridad y democracia, ¿para quién?
En el marco de las protestas por la sentencia del procès, dos personas fueron detenidas por perfil racial y encerradas en el CIE de Zona Franca
3 Comentarios
#2829 18:43 9/11/2017

Mi opinión es que eres un ignorante...( te lo digo siempre dentro de un marco constitucional, claro )
De aquellos polvos estos lodos. La única manera de recuperar el poder es esperar a que se mueran (desgraciadamente) las generaciones ignorantes e ineducadas que generó la posguerra y el bipartidismo. Hasta que los individuos que forman esta sociedad no sean conscientes y estén formados seguiremos en esta deriva fascista, resultado del analfabetismo legal, democrático, informativo etc

Responder
10
5
#2822 16:29 9/11/2017

Pocos encarcelados me parecen para la gravedad de los hechos. O la izquierda recupera la decencia o se va por el sumidero en las próximas elecciones.

Responder
2
16
#2830 18:44 9/11/2017

?Alguna otra rancio-perla? ?Has encontrado por fin la contaminación?

Responder
5
2

Destacadas

COP25
Los ecologistas cifran en 500.000 personas la asistencia a la Marcha por el Clima

La protesta, acto central del movimiento de contestación a la falta de ambición climática de los líderes globales, busca presionar para que la COP25 termine de cerrar un Acuerdo de París realista que contribuya a frenar la emergencia climática.

COP25
Greta Thunberg, en Madrid: “Necesitamos más activistas climáticos”

La  joven activista sueca, instigadora de las protestas Fridays for Future que hoy se reproducen por todo el planeta, ha pedido a las naciones que se pongan de acuerdo de una vez por todas y cierren un Acuerdo de París ambicioso.

COP25
La sociedad civil se rebela contra la falta de ambición climática en la COP25

Colectivos y asociaciones se organizan para desplazarse a la Marcha por el Clima de Madrid que tendrá lugar este viernes, una protesta que se espera multitudinaria. La Cumbre Social por el Clima reunirá del 7 al 13 de diciembre a los movimientos que cuestionan la agenda oficial de los gobiernos y exigirá una mayor ambición climática a la COP.

Multinacionales
Tour tóxico contra el lavado verde en la Cumbre del Clima

La COP25 ha sido patrocinada por compañías como Endesa o los bancos Santander y BBVA. Son multinacionales que destinan miles de millones de euros cada año a proyectos que están destruyendo la tierra.

Soberanía alimentaria
La alimentación como vínculo con la tierra

La crisis del Mar Menor muestra los extremos que deben alcanzarse para que una sucesión de agresiones llegue a la opinión pública y se tomen medidas.

Cine
‘El cuarto reino’ y los apocalipsis de ahora mismo: de los plásticos y el reciclaje de cosas o personas
‘El cuarto reino’, un inusual documental sobre un centro de recuperación de envases ubicado en Nueva York y las personas que lo frecuentan, recuperadores de residuos que rondan la exclusión social, adquiere un cierto aire de distopía real en los márgenes del delirio productivista.

Últimas

Extrema derecha
El detenido con el mayor arsenal de explosivos caseros hacía apología franquista y propaganda de Vox en redes sociales

La persona detenida en Miranda de Ebro con 17 explosivos de fabricación casera dispuestos para ser utilizados hacía propaganda de la dictadura franquista en un perfil de Facebook que varios vecinos de la localidad burgalesa identifican como gestionado por él. La Guardia Civil considera que, para la investigación, “es irrelevante que el detenido hiciese apología en redes sociales de partidos políticos legales, ya sean de extrema izquierda o extrema derecha”.

América Latina
Arantxa Tirado: “Venezuela es el paradigma de lo que le espera a cualquier gobierno que desafíe al neoliberalismo”

Arantxa Tirado es politóloga y experta en América Latina. Es autora de Venezuela: más allá de mentiras y mitos, un libro con el que quiere romper con las falsas verdades y bulos creados en torno al chavismo y la situación en Venezuela.

Menores migrantes
Desatendidos por la administración y señalados por las derechas

La irresponsabilidad no solo pasa por quienes van a hacer campaña política a un barrio señalando a los menores migrantes como causantes de inseguridad y falta de convivencia, sino que también pasa por quienes durante años han estado estigmatizando a estos menores.

Literatura
Realidades atópicas

Tras ganar una beca de creación literaria, un equipo de once personas ha escrito el primer libro de rol en euskera en el que intentan superar la realidad con disparatada ficción

Medio ambiente
De la "Transición ecológica" ecocida a una ética para este milenio
Las montañas son un refugio sin duda, escenarios que proteger, islas de diversidad. También se han de proteger porque las amenazan proyectos y planes con beneficios lejanos.
COP25
La Marcha por el Clima tomará Madrid y Santiago de Chile este viernes

La protesta, que se prevé masiva, dará inicio a una Cumbre Social por el Clima paralela a la COP25 en la que la sociedad civil se organizará con el fin de presionar a los mandatarios del mundo para que pongan en marcha una mayor ambición climática.

Crisis climática
Saber si estamos dispuestas a intentarlo


No sé si podemos cambiar las cosas. Le dijo.
No podemos. Contestó. No podemos cambiar todo lo que se debería cambiar.
¿Entonces qué?
Se trata solo de saber si estamos dispuestas a intentarlo.