Piden 26.000 euros a siete mujeres por cortar las vías en la huelga feminista

La empresa Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya se ha personado en la denuncia a siete activistas por cortar las vías durante la huelga feminista del 8 de marzo. La campaña #8MilMotius pone en contexto la acción en la que participaron unas 30 mujeres y pide que se archive.

Huelga Sant Cugat Corte Vías
Un grupo de mujeres corta las vías del tren en Sant Cugat durante la huelga feminista de 2017 (imagen cedida por el Comité de Huelga).

publicado
2018-11-09 06:00:00

Una multa de 26.000 euros. Es lo que pide Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) a siete activistas feministas por cortar las vías en la mañana del 8 de marzo de 2018 durante la convocatoria de huelga feminista.

La acción, en la que participaron unas 30 mujeres, era una de las muchas que el comité de huelga de Sant Cugat del Vallés (Barcelona) había programado para la jornada de huelga feminista. “Se organizaron varias acciones, y una de ellas era el corte de las vías de Ferrocarriles, para simbolizar el parón que supone huelga general”, explica Anna Sala, una de las siete mujeres que están siendo investigadas. “La acción la decidió el comité de huelga del 8M a través de una asamblea abierta donde participaban todas las mujeres del pueblo que quisieran, por lo que entendemos que está legitimada”, puntualiza.

Durante el corte en el que participaron unas 30 personas “se nos identifica a siete de nosotras”. Unos días después, sigue Sala, son citadas a declarar ante la Policía, momento en el que se acogen a su derecho a no declarar. Más tarde llega la notificación de la denuncia por la que los Mossos denuncian de oficio a las activistas, denuncia a la que se persona FGC.

Ahora, las siete mujeres están a la espera de conocer si prospera esta denuncia, aunque mantienen la esperanza de que pueda ser archivada. “Lo que se pide es desmesurado cuando era un día de huelga en el que miles de mujeres salieron a la calle”, explica.

Huelga Sant Cugat Manifestacion
Mujeres en la huelga feminista en Sant Cugat el pasao 8 de marzo en una imagen cedida por el Comité de Huelga.

Mientras, la Asamblea Feminista de Sant Cugat del Vallés ha puesto en marcha una campaña para activar las redes de afinidad que se generaron durante la organización de la huelga, crear una caja de resistencia y seguir reivindicando los motivos de la huelga. “Queremos poner sobre la mesa que teníamos muchos motivos tanto para esta acción como para las demás y los seguimos teniendo ahora”, explica Sala.

La campaña #8MiMotius se dirige además específicamente a FGC. “La acción no se hizo sin motivo en FGC, sino que queríamos señalar que el transporte público es uno de los lugares donde se producen agresiones a diario”, cuenta.

De hecho, la Encuesta de Violencia Machista en Catalunya 2016 señala que un 56% de las agresiones a mujeres por parte de hombres que no son pareja o expareja se produjeron mayoritariamente en lugares de ocio, al espacio público, o en transportes públicos.

Desde #8MilMotius recuerdan que el castigo a la huelga feminista no se ha producido solo en Sant Cugat. Diferentes asambleas feministas han venido denunciando desde el 8 de marzo cómo se ha utilizado la Ley Mordaza para reprimir la protesta, como muestran las doce multas que el movimiento feminista tiene contabilizadas por acciones durante la huelga del 8 de marzo en Valencia o las registradas en Burgos contra varias activistas que participaron en un piquete en un centro comercial.

Las activistas explicarán sus razones el 30 de noviembre en la Festa Major Reivindicativa de Sant Andreu y el 1 de diciembre en las Jornadas de Vallcarca sobre represión en los movimientos feministas.

Huelga feminista
Nos quieren sumisas, nos tienen combativas: hacia el 8M2019
Y después del 8 y del resacón emocional que nos dejó, ¿¿qué?? Van aquí algunas ideas lanzadas sin haberlas pensado mucho y sin ninguna certeza; todas ellas dudas que solo buscan sumarse a la reflexión común que tenemos abierta. Cuando se habla de construir realmente se debe leerse seguir construyendo; esa construcción ya está en marcha desde hace tiempo (¿desde siempre?) y con especial fuerza en el último año.

0 Comentarios

Destacadas

Racismo
El antirracismo político y las alianzas contra el fascismo

Los colectivos racializados interpelan a la sociedad y el Estado, a la izquierda y al feminismo, sobre racismo y colonialidad. 

Historia
Juan Gutiérrez, el mediador por la paz que se hizo amigo de un espía del Cesid

Roberto Flórez, un agente del Centro Superior de Información de la Defensa, entró en contacto con el mediador por la paz Juan Gutiérrez para conocer las entretelas del conflicto vasco. Forjaron una amistad. Mudar la piel, el documental de Cristóbal Fernández y Ana Schulz, indaga en esa relación.

Atenas
45 años después, la llama de la Politécnica sigue viva

Como cada 17 de noviembre, Grecia ha vivido este sábado una jornada de movilizaciones en recuerdo y reivindicación de la revuelta de la Universidad Politécnica de Atenas en 1973, hecho que aceleró la caída de la dictadura militar un año después.

Fronteras
Con el Baobab de Roma se abre una nueva temporada de desalojos

Policía étnica. Furgones blindados y excavadoras en el campamento donde dormían 130 migrantes, ahora abandonados a su suerte en las calles de Roma. Salvini: “Hay que acabar con las zonas francas”.

Música
Música de librería: melodías anónimas en busca de sustento y esparcimiento

La música de librería, una biblioteca sonora al servicio de la industria audiovisual mayoritariamente, en la que se pueden rastrear el genio, la aventura o el simple goce de unos autores y ejecutantes sepultados por el tiempo.