Foto Telepizza 4
Las oficinas de Telepizza en San Sebastián de los Reyes. Foto: Wikimedia Commons.
Diputada de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid

publicado
2019-06-28 13:48

Es difícil saber cuántos años lleva en nuestras cabezas ese famoso lema de “el secreto está en la masa” de Telepizza. Un mantra como tantos otros que nos hacen creer que el éxito nace siempre del producto que se comercializa. Nada más lejos de la realidad: las movilizaciones que están llevando a cabo sus trabajadores y trabajadoras nos confirman que el único secreto de los beneficios de esta empresa está en la explotación de su plantilla.

En concreto estamos hablando de que a la precariedad laboral, que ya implican per se los contratos basura en este sector, hay que sumar que Telepizza se niegue a pagar a su plantilla el Salario Mínimo Interprofesional vigente desde el mes de enero. Este hecho motivó que el pasado 31 de mayo se produjese la primera huelga de 24 horas en los más de 30 años de historia de la empresa, la cual fue un rotundo éxito.

Un mes después, Telepizza —ahora ya a través de una franquicia— sigue haciendo oídos sordos y mantiene su negativa a asumir los atrasos y el pago del SMI. Es decir, sin despeinarse están diciendo que no van a cumplir lo que establece el Real Decreto 1462/2018. Y el gobierno que lo ha aprobado mirando hacia otro lado...

Este sábado día 29 la plantilla de Telepizza vuelve a la huelga para exigir la total subida salarial de forma inmediata, el pago de las diferencias salariales generadas por la aplicación del SMI de enero hasta mayo de 2019 originados por la franquiciación, así como la garantía de que todo empleado/a que acabe sus servicios con QSR - QSR Kebab North Spain, el mayor franquiciado de Telepizza - vaya a recibir íntegramente las diferencias salariales en el momento de su cese y el pago correcto de las Horas Complementarias, que actualmente se abonan por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Hoy en día, los empleados de Telepizza cobran 5,24 euros/hora en lugar de los 7,04 euros estipulados por el nuevo SMI. Este conflicto es un ejemplo más que constata hasta qué punto la precariedad laboral campa a sus anchas en el Estado español. La lucha de la plantilla de Telepizza por un salario digno se suma a las reivindicaciones de los trabajadores y trabajadoras de Deliveroo, las Kellys y tantas otras que vienen denunciando cómo las grandes empresas a través de externalizaciones, franquicias, falsos autónomos y mil subterfugios más para burlar las leyes nos abocan a una vida de miseria - en ocasiones incluso a perderla, como por desgracia hemos visto ya -.

Y lo peor, que encima nos quieran hacer creer que tenemos que dar las gracias por trabajos de mierda. Quieren que des las gracias a aquellos que saben de sobra que estás atada al pago de una hipoteca o alquiler si no quieres acabar en la calle, que tienes que pagar los libros del colegio de tus hijos e hijas y que tienes el “vicio” de comer cada día. Esos que lo que quieren es que normalices la precariedad vital porque saben que su riqueza depende de tu miseria.

No es ningún secreto, ni son casos aislados, se llama capitalismo. Ese sistema que se alimenta de la explotación del hombre por el hombre, en el que una minoría se enriquece a costa del esfuerzo de la mayoría. Un engranaje depredador que se sustenta de la explotación de la clase trabajadora haciéndonos creer que nuestro mejor o peor destino depende únicamente de nuestro esfuerzo individual. Sin decir que siempre gana el mismo, el capital. Nos quieren compitiendo por sus migajas, pero nos tendrán organizadas para cambiar las reglas del juego.

Por eso este sábado estaremos apoyando desde Madrid la huelga y nos sumamos al llamamiento a la solidaridad de la plantilla de Telepizza Zaragoza. Porque defender el salario justo de su plantilla es defender la dignidad de la clase trabajadora.

Relacionadas

Precariedad laboral
Los planes de igualdad deberán aplicarse a las personas contratadas por ETT

El Tribunal Supremo da la razón al sindicato CGT y reconoce el derecho de las personas trabajadoras contratadas a través de empresas de trabajo temporal (ETT) a los planes de igualdad de cada compañía.

Explotación laboral
La japonesa Uniqlo desembarca en España entre acusaciones de explotación laboral

La multinacional de ropa Uniqlo domina la industria textil mundial junto a Inditex y H&M. En su gran día inaugural, la Campaña Ropa Limpia le recuerda que 2.000 trabajadoras en Indonesia siguen sin cobrar los 5,5 millones que les deben después de cerrar la fábrica.

Laboral
Reparto del trabajo, renta básica y otras recetas contra la depresión posvacacional
Según informan cada septiembre diversos estudios, a mucha gente no le gusta volver de vacaciones. Advierten de que la mayoría de las personas trabajadoras sufrirán estrés, ansiedad, y problemas de adaptación que pueden devenir en una depresión u otras patologías.
1 Comentario
#36522 22:34 1/7/2019

Muy bien escrito y explicado el grave problema de la impunidad empresarial ante el incumplimiento de la ley....cosa que no ocurriría si por ejemplo cualquier trabajador/a de Tele-mafia (cualquiera de ellas) se atreviera a dar una pedrada al ventanal de dirección. Aquí ya si comprobaríamos la eficacia de las fuerzas del orden y la justicia.

Responder
1
0

Destacadas

COP25
Los ecologistas cifran en 500.000 personas la asistencia a la Marcha por el Clima

La protesta, acto central del movimiento de contestación a la falta de ambición climática de los líderes globales, busca presionar para que la COP25 termine de cerrar un Acuerdo de París realista que contribuya a frenar la emergencia climática.

COP25
Greta Thunberg, en Madrid: “Necesitamos más activistas climáticos”

La  joven activista sueca, instigadora de las protestas Fridays for Future que hoy se reproducen por todo el planeta, ha pedido a las naciones que se pongan de acuerdo de una vez por todas y cierren un Acuerdo de París ambicioso.

Feminismos
Ana Bernal Triviño: “Los bulos y la desinformación ponen en riesgo el apoyo social a las víctimas”

A principios de otoño Ana Bernal Triviño, reconocida periodista feminista, presentaba el libro No manipuléis al feminismo: una defensa contra los bulos machistas. En ese marco conversamos con ella sobre el rol de los medios en el auge y blanqueamiento de discursos misóginos. Pero también abordamos un debate nada fácil, el que enfrenta a los feminismos en torno a la prostitución.

Las Kellys
Las kellys impulsan una organización internacional contra las subcontratas

Con el nombre de We end outsourcing, un grupo de kellys españolas junto a sindicalistas de Reino Unido y Francia trabajan en la creación de un colectivo internacional contra las subcontratas abusivas.

Marruecos
El amor no es un crimen, la lucha por reformar el Código Penal marroquí

Nace una iniciativa popular para “forzar” al Parlamento a debatir sobre la legislación que castiga las relaciones sexuales fuera del matrimonio o entre personas del mismo sexo, el adulterio y el aborto.

Cárceles
De la celda al estigma social

La prisión no acaba cuando un recluso cumple su pena. Ya en la calle, las personas que han pasado por los centros penitenciarios se enfrentan a la falta de trabajo y al estigma social. Los voluntarios de asociaciones como Darse o Cupif explican las dificultades que encuentra una persona presa a la hora de reinsertarse y el trabajo que realizan para allanar el camino.

Últimas

Racismo
Hortaleza distorsionada

Alguien dibujó una diana gigante en la paredes del centro de primera acogida de Hortaleza, y otros han ejecutado.

Extrema derecha
El detenido con el mayor arsenal de explosivos caseros hacía apología franquista y propaganda de Vox en redes sociales

La persona detenida en Miranda de Ebro con 17 explosivos de fabricación casera dispuestos para ser utilizados hacía propaganda de la dictadura franquista en un perfil de Facebook que varios vecinos de la localidad burgalesa identifican como gestionado por él. La Guardia Civil considera que, para la investigación, “es irrelevante que el detenido hiciese apología en redes sociales de partidos políticos legales, ya sean de extrema izquierda o extrema derecha”.

América Latina
Arantxa Tirado: “Venezuela es el paradigma de lo que le espera a cualquier gobierno que desafíe al neoliberalismo”

Arantxa Tirado es politóloga y experta en América Latina. Es autora de Venezuela: más allá de mentiras y mitos, un libro con el que quiere romper con las falsas verdades y bulos creados en torno al chavismo y la situación en Venezuela.