Movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS) a Israel
“Comprando produtos israelís es cómplice da ocupación, o apartheid e os asasinatos”

Ribal Alkurdi, refuxiado palestino do campo de Aida, participa nunha organización que busca crear conciencia sobre as consecuencias da ocupación na vida dos palestinos.

BDS Galiza
Mural no campo de refuxiados de Aida, en Belén. Pablo Santiago

publicado
2019-02-14 09:00

Ribal Alkurdi é un refuxiado palestino que vive no campo de Aida, en Belén. Alí participa nunha organización local que ten como finalidade crear conciencia entre a sociedade palestina sobre o que supón a ocupación israelí e tamén sobre a importancia do movemento de Boicot, Desinvestimento e Sancións ao Estado de Israel.

Cales son as principais actividades que levades a cabo na vosa organización?
A nosa principal misión é a de crear consciencia sobre as consecuencias da ocupación na vida das persoas palestinas. Cremos que é fundamental que todo o mundo coñeza a súa historia para tentar, deste xeito, poder actuar e resistir a ocupación. Para isto creamos campañas artísticas, obras de teatro… En definitiva, actividades que contan a nosa historia accesibles a público de todas as idades.

aida camp belén
A chave á entrada de Aida simboliza o retorno das persoas palestinas. Pablo Santiago
É doado boicotear produtos israelís dende Palestina?
Non. É moi difícil: a maioría dos bens que necesitamos están controlados por Israel. De feito, case todas as familias palestinas consumen produtos israelís no seu día a día; non nos queda outra opción.

Entón, en que se centra o movemento de BDS en Palestina?
O máis importante para nós é crear unha cultura de BDS entre a poboación. Isto significa que os nenos e nenas da rúa teñen que entender, por exemplo, que nós podemos consumir esta auga, pero tamén teñen que saber que esta auga está controlada por Israel. Queremos explicarlles que, aínda que agora non nos quede máis remedio, se no futuro podemos comprar produtos que veñan de calquera outro sitio, temos que facelo antes de apoiar a economía israelí.

O máis importante para nós é crear unha cultura de BDS entre a poboación.

Apoia a Autoridade Palestina o BDS?
Non. Os líderes da Autoridade Palestina din que si que apoian o BDS pero a realidade é que non. Temos que ser conscientes de que cando falamos da Autoridade Palestina estamos falando tamén dos Acordos de Oslo, nos que se asinou que Cisxordania estaría dividida en tres áreas: A (control total palestino), B (control civil palestino e militar israelí) e C (control total israelí). Aínda que isto é o que se estableceu, a realidade é que a área A non existe. O goberno da ocupación israelí entra en calquera parte do territorio palestino cando lle vén en gana. A Autoridade Palestina protexe o goberno israelí.

bds galiza alcampo vigo
Concentración polo boicot aos produtos de Israel no Alcampo de Coia en 2014 Zelia García
E, a nivel internacional, que pode facer o BDS?
Dende Palestina non podemos facer moita cousa, pero no estranxeiro tendes a oportunidade de escoller comprar produtos que non sexan israelís: hai centos de opcións dispoñibles. A xente de arredor do mundo debería visitar Palestina e ver cos seus propios ollos o que supón a ocupación para así, despois, trasladar a nosa situación aos seus países de orixe e crear conciencia sobre a importancia do boicot a Israel. Por outra banda, necesitamos traballar para que os gobernos tamén se sumen á campaña de BDS.

A xente debería visitar Palestina e ver cos seus propios ollos o que supón a ocupación para así, despois, trasladar a nosa situación aos seus países de orixe e crear conciencia sobre a importancia do boicot a Israel.

O máis importante é crear conciencia de que a través da compra de produtos israelís se está sendo cómplice da ocupación, do apartheid, dos asasinatos de nenos e nenas na rúa, dos límites de movemento, etc.

Movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS) a Israel
Israel: a ocupación desde Galiza
O movemento de Boicot, Desinvestimento e Sancións ao Estado de Israel contraponse a organizacións que apoian o sionismo en Galiza.

Relacionadas

Filosofía
Público NO es común
Más allá de una mera gestión colectiva de los bienes, lo común es un modo de auto-organización social completamente alternativo al derecho occidental.
Palestina
El acuerdo del siglo que no pillará por sorpresa a Palestina
Ni las elecciones israelíes ni el plan de paz de EEUU parecen suponer el fin de las violaciones de DDHH de Israel contra la población palestina.
0 Comentarios

Destacadas

Agricultura
Las cinco crisis del olivar

El olivar está en peligro. A la caída del precio en origen del aceite de un 44% en año y medio se le suma la imposición de un 25% de aranceles en EE UU, la llegada al mercado de los fondos de inversión, la introducción del cultivo en intensivo y superintensivo, y el uso del aceite como producto reclamo de las grandes superficies. El sector ha dicho basta.

Chalecos amarillos
El legado imborrable de los chalecos amarillos

Un año después de la irrupción explosiva del malestar, el número de manifestantes ha decaído de forma significativa en Francia. Pero la solidaridad y la construcción de lo común persisten como herencia de las protestas.

Senegal
Encontrar ‘El Dorado’ sin salir de Senegal

La asociación Hahatay, sonrisas de Gandiol, es una entidad 100% senegalesa creada por Mamadou Dia, un senegalés que hizo el camino hasta España en cayuco y decidió retornar a su tierra para informar a sus compatriotas de lo que hay tras la dura travesía. El objetivo es fomentar migraciones conscientes y seguras, así como alternativas de futuro en su entorno.

Cine
Amal Ramsis: “Toda la Ley de Memoria Histórica se ha quedado en abrir fosas y no en hablar de lo que pasó”
En el documental ‘Venís de lejos’, la directora Amal Ramsis invita a seguir a la familia de Nayati Sidqi, comunista palestino, por la España republicana, Palestina, Líbano, París, Grecia y finalmente Moscú.
Movimientos sociales
¿Cuándo se jodió el movimiento antiglobalización?

Las movilizaciones descentralizadas de Seattle dieron el pistoletazo de salida a un movimiento antiglobalización que no vivirá otra fase álgida sin una estrategia internacionalista.

Movimiento antiglobalización
G7 en Biarritz: una victoria macroniana totalitaria

Desde la aparición del movimiento antiglobalización, nunca ha habido una movilización tan débil contra una cumbre del G7 como en Biarritz. Aunque se apunte a las plataformas organizadoras de la contracumbre, parece que tanto la militarización del mantenimiento del orden como la “neutralización estratégica” por parte de las autoridades francesas están detrás de este fracaso.

Últimas

Sanidad
Multirresistencia en la compra y en el medio ambiente
Más vale prevenir que curar, por lo que evitar las infecciones supondría una contención de la proliferación de cepas resistentes a los antibióticos.
Sanidad
Antibióticos, armas de doble filo
Los antibióticos insuflan enormes dosis de esperanza diaria. Si bien, la paradoja se adueña de un nuevo paradigma. Su eficacia queda entre las cuerdas por la proliferación de bacterias invulnerables a sus efectos.
Elecciones 10N
Bel Pozueta: “Altsasu es un ejemplo claro de la utilización política de un código postal”

En las elecciones de noviembre, casi diez mil personas más han votado a EH Bildu, otorgando a su cabeza de lista, Bel Pozueta, un acta de diputada en el Congreso.

Fascismo
Hacia un nuevo espacio neofascista global

El neofascismo actual se diferencia del fascismo clásico en que puede convivir, al menos por el momento, con las instituciones representativas del modelo liberal y con las instituciones jurídicas del Estado de Derecho. Eso sí, vaciadas de contenido y reenviadas a la esfera estrictamente formal.

Refugiados
Solicitantes de asilo denuncian la ineficaz acogida del Ministerio y el Ayuntamiento

Más de 30 solicitantes de protección internacional, acompañadas por integrantes de la Red Solidaria de Acogida y la Parroquia San Carlos Borromeo, han presentado ante el registro del Ayuntamiento reclamaciones ante la mala gestión del Samur Social y la ineficiencia de un sistema de acogida que les deja en situación de calle. 

Bolivia
La OEA con Evo, como Pinochet con Allende

La sucesión de aquellos episodios de la tragedia chilena parecen reflejarse hoy, con extraña similitud, en el golpe que sufre Bolivia. Y es que, como Pinochet hiciera con Allende, el presidente Evo Morales, exiliado en México, ha señalado la traición de la OEA para marcar los tiempos del golpe.