Ayuntamiento de Madrid
Seguimiento del 100% en la huelga del Samur Social para mejorar las condiciones del servicio

Los empleados de Grupo 5, empresa concesionaria del Samur Social, solicitan el cumplimiento del Convenio Estatal de Acción Social, el seguimiento del contrato por parte del ayuntamiento y la mejora de las condiciones de trabajo para poder prestar el servicio con garantías.

Concentracion Samur Social
Concentración frente a la puerta del Samur Social durante la huelga de 24 horas. Álvaro Minguito
25 nov 2019 15:48

Según una de las portavoces, toda la plantilla de Grupo 5, empresa encargada de la gestión del Samur Social, ha secundado durante esta mañana la huelga de 24 horas convocada para hoy. Trabajadoras y trabajadores se han concentrado esta mañana, coincidiendo con el inicio de la campaña del frío, a las puertas de la sede del Samur Social, en la Carrera de San Francisco número 10, para denunciar la saturación del servicio, incapaz de hacer frente a la alta demanda de intervención social en Madrid.

El paro ha sido respaldado, entre otras, por todas las plataformas sindicales de Grupo 5, de EMT, por el sector de Jardinería de CGT en Madrid y por gran parte de las personas que acuden en solicitud de asilo. Esta tarde a las 17h hay convocada una concentración vecinal en la misma sede.

Uno de los objetivos de esta jornada de huelga pasa por solicitar una revisión del servicio por parte del ayuntamiento, “porque ha quedado obsoleto y no podemos atender de forma garantista ni de calidad a quienes vienen a solicitar ayuda. Solo hay que ver el número de personas que suele haber en la puerta, la lista de espera desespera”, explica Azucena, una de las portavoces de la plantilla. En Madrid existe una única lista de espera, la de la Red Municipal de Albergues, y se mueve por un sistema de baremación que “debido al colapso desciende muy poco a poco”.

A través de un comunicado el Sindicato de Comisiones de Base (Co.Bas) ha denunciado los reiterados incumplimientos en Madrid del Convenio Estatal de Acción Social, así como las carencias en la ejecución del pliego de condiciones “en relación a la cobertura del absentismo, que está produciendo que cada día no se cuente con el personal, insuficiente de base, para poder dar el servicio que la ciudadanía necesita”. Según este mismo sindicato, la situación viene en gran parte provocada por la ausencia de seguimiento del contrato por parte del ayuntamiento. Esta realidad, como explica a El Salto la portavoz de la plantilla, viene de mucho tiempo atrás, “pero se agravó en 2017 cuando un fondo de inversión, Corpfin, compró Grupo 5”.

El personal de Samur Social exige que la empresa concesionaria cumpla con la normativa, siga lo acordado en los pliegos de contratación y garantice el cumplimiento de la normativa de riesgos laborales “porque hay muchas veces en que se incumple debido al daño psicosocial que se inflige a la plantilla por sobrecarga y porque no se cumple con lo estipulado. Es necesario que Grupo 5 actúe y que el Ayuntamiento de Madrid sea capaz de hacer un seguimiento sobre ese cuplimiento”, explica la portavoz.

La plantilla ya ha trasladado a los responsables políticos sus reivindicaciones, “pero solo escuchan, como pertenecemos a una empresa privada tenemos prohibida la comunicación con el ayuntamiento”, aclara Azucena. Las condiciones tampoco son desconocidas para Grupo 5, ya que “se han realizado numerosos intentos de alcanzar acuerdos, siendo las negociaciones infructuosas”, expresan desde Co.Bas, “teniendo incluso que denunciar la situación en varias ocasiones a las autoridades laborales”.

El Samur Social es un Servicio de Atención Municipal a las Emergencias Sociales. Según el Ayuntamiento de Madrid, se entiende por emergencia social “aquella situación favorecedora de estados de vulnerabilidad y de desprotección en las personas que la sufren”. Entre sus competencias se encuentra la atención a las personas sin hogar y la de las urgencias que no pueden ser atendidas por los Servicios Sociales de Atención Primaria. Este servicio se presta en Madrid en las mismas condiciones desde hace al menos diez años y no está ajustado a la actual demanda de intervención social en la ciudad, donde el número de personas en situación de calle y la falta de recursos de alojamiento se viene denunciando por parte de la plantilla desde la anterior legislatura.

Para Co.Bas “se está provocando el deterioro del único servicio que atiende a las emergencias sociales de la ciudad de Madrid y afectando al estado de salud psicosocial de la plantilla, por la falta de herramientas de trabajo y las indicaciones que van en contra del código deontológico profesional” y consideran que, a la vez, se expande un “afán de notoriedad y por mera visibilización, alejándonos del objetivo primario: la asistencia en calle a las personas sin hogar”.

0 Comentarios

Destacadas

Racismo
Un estallido antirracista en medio de la pandemia
La ola antirracista que ha desbordado ciudades en todo el mundo bebe de mareas preexistentes: una memoria múltiple de violencias policiales que quedaron impunes, años de resistencia contra el racismo institucional que dicta la exclusión de una parte de la población, y la conciencia de las clases trabajadoras racializadas de su condición desechable en las lógicas capitalistas. 
Sanfermines
San Fermín: una mundanidad imposible

Por primera vez las fiestas de Iruñea se han suspendido por motivos sanitarios, ya que el coronavirus es incompatible con el roce del festejo.

Cuando volvamos a encontrarnos
Vivir en las ciudades más afectadas por el coronavirus

Esperanza Balaguer y Javier Abella residen en dos de las ciudades más golpeadas por la pandemia. Desde Nueva York y San Pablo, comparten su experiencia como emigrantes en medio de la crisis del covid-19.

Últimas

Ley Trans
Confluencia Trans exige una ley estatal que garantice la autodeterminación de género
Una treintena de colectivos integrados en Confluencia Trans se movilizan en Madrid por los derechos de las personas trans y para que se apruebe la normativa que garantice la autodeterminación de género.
Costas
Contra el hotel de La Tejita y su mundo: rastros de una lucha ganada

Las que aquí hablan son solo unas pocas voces de las miles que gritaron en La Tejita. El texto bien podría ser anónimo. Esperamos recoger parte del sentir común.