Argentina
La cuarentena desplaza los pañuelos a los balcones y las redes de Argentina

Las calles de Buenos Aires hoy estarán silentes, pero el vacío de cuerpos no implicará que la memoria haya entrado en cuarentena o que, contagiada por el virus de la impunidad, esté en una UCI internada.

Parque de la Memoria, Argentina
Nombres de las personas desaparecidas en el Parque de la Memoria, en Buenos Aires, Argentina.
24 mar 2020 14:06

Difícilmente pueda haber mayor distopía en la conmemoración del 44 aniversario del golpe militar argentino, que ver a las Abuelas y Madres de la Plaza de Mayo y los organismos de Derechos Humanos recluidos en confinamiento anticoronavírico y las fuerzas policiales y militares desplegadas en las calles del país tratando de imponer la cuarentena obligada que ha dictado el presidente Alberto Fernández.

Cosas de esta pandemia que nos ha puesto el mundo al revés y, sin embargo, de aquel lado del charco no contagia ni mata la memoria, sino que la lleva a recorrer nuevos caminos, a llenar los balcones con los pañuelos blancos “de las viejas locas de la Plaza”, como alguien se atrevió alguna vez a llamar a estas mujeres, luchadoras incansables en la búsqueda de sus hijas e hijos, nietas y nietos desaparecidos.

Las calles de Buenos Aires hoy estarán silentes, pero el vacío de cuerpos no implicará que la memoria haya entrado en cuarentena o que, contagiada por el virus de la impunidad, esté en una UCI internada. Muy por el contrario, alzará su vuelo desde las alturas, entre las terrazas ajardinadas de la Avenida de Mayo que florecieron tras el terror de la dictadura, y recorrerá las redes sociales, y brotará en los muros de Facebook o en las cuentas de instagram.

Son días complejos, con un discurso duro ante la necesidad de quedarse en casa en la lucha mundial contra la pandemia del covid19

Son días complejos, con un discurso duro ante la necesidad de quedarse en casa en la lucha mundial contra la pandemia del covid19, y unas prácticas policiales que atraviesan los límites democráticos pero rara vez los límites de clase y ahí van, ensañándose en los barrios populares.

Las mayores violaciones a la cuarentena las han protagonizado jóvenes adinerados o, al menos, de familias bien, que recién llegados de sus viajes por Europa o Estados Unidos, han abandonado el confinamiento obligatorio para salir a bailar, subir a un barco con cuatrocientas personas a bordo o compartir una fiesta de cumpleaños de 15 o una boda. Los “chetos”, como se llama a los “pijos” o “modernos” en Argentina, no viven con el señalamiento social ni el arma que les apunta.

Sin embargo, decenas de vídeos muestran a policías actuando con creciente (y lamentablemente no inusual) impunidad en las barriadas más desfavorecidas, persiguiendo con sus motos, disparando al aire, en patota, insultando, abofeteando a quienes andan por la calle o están sentados en la vereda de sus casas. Extraños métodos de persuasión que muestran la necesidad de poner límites, porque Argentina está en una emergencia sanitaria y no bélica.

Sería un grave error creer que la mal llamada “guerra contra el coronavirus” se va a ganar más por fuerza y mano dura que por la inversión sanitaria, la persuasión individual y la responsabilidad social y colectiva. Y una auténtica tontería pensar que una persona en la calle pueda causar más daño que la destrucción del sistema público de salud o que el país se haya permitido estar cuatro años sin un Ministerio de Sanidad.

El 24 de marzo llega para recordar que “Memoria, Verdad y Justicia” no es cosa del pasado, sino de este presente convulso en el que algunos tienden a confundir orden con represión, y autoridad con autoritarismo

En ese contexto, desde las ventanas y balcones asoman con peligrosa asiduidad dedos acusadores pidiendo que “el palito de abollar ideologías” (Mafalda dixit) se aplique cada vez con mayor rigor. Sectores de las clases medias, por fortuna minoritarios, reclaman la imposición del Estado de Sitio, un extremo que se usó por última vez en los aciagos días del corralito en diciembre de 2001 y a lo que el presidente se opone. En aquella oportunidad dejó como saldo el asesinato de más de una treintena de personas que habían salido a las calles a pedir algo de justicia social.

El 24 de marzo llega para recordar desde el faro moral que representan figuras como Tati Almeida o Nora Cortiñas, que “Memoria, Verdad y Justicia” no es cosa del pasado, sino de este presente convulso en el que algunos tienden a confundir orden con represión, y autoridad con autoritarismo.

En ese marco, desde este lunes 23 de marzo, en un proyecto colaborativo de Abuelas con el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y el espacio Memoria Abierta, se ha creado la web desclasificados.org.ar que pone a disposición de investigadores, prensa y sociedad en general, 1000 documentos de los 4903 desclasificados en 2019 por el Gobierno de Estados Unidos referidos a la dictadura que asoló Argentina entre 1976 y 1983.

Argentina vio nacer de sus entrañas una de las dictaduras más sangrientas de América Latina, pero también uno de los ejercicios de memoria colectiva más contundentes y eficaces del mundo. La verdadera guerra la ha ganado la memoria, qué duda cabe, y el pañuelazo blanco se impondrá en las redes con el hashtag #PañuelosConMemoria más allá del coronavirus, más allá de los nostálgicos de las prácticas del pasado.

Relacionadas

Coronavirus
Rafael Correa: “Pagar ahora las deudas externas significa perder vidas”

Líderes políticos de Latinoamérica como Dilma Rousseff, Jorge Taiana, Gustavo Petro, Camila Vallejo, Maximiliano Reyes, Álvaro García Linera y Rafael Correa exigen la condonación y reestructuración de las deudas externas para luchar contra el Covid-19

O Salto Galiza
Avoa, o feo e o malo. Arxentina 1978. O outro mundial
As Avoas da Praza de Maio son un movemento que loita por atopar aos centenares de fillos e netos que foron secuestrados durante a ditadura militar arxentina de finais dos anos 70 e comezos dos 80
Memoria histórica
Antes, ahora y siempre, la memoria colectiva para encarar el futuro
Tras este marzo de pandemia y confinamiento, arropamos la memoria, dolida y resistente, recordando a uno de los imprescindibles brechtianos del cono sur, Rodolfo Walsh, mientras venimos penando la pérdida consecutiva, en nuestro sur europeo, de otros dos indispensables que lucharon toda la vida: Manolis Glezos y Chato Galante.
0 Comentarios

Destacadas

Coronavirus
Sánchez adelanta al Congreso que pedirá una nueva prórroga del estado de alarma

El Congreso ha debatido la prórroga del estado de alarma, que durará hasta el 26 de abril. Sánchez, no obstante, ha avanzado que, si no cambian las condiciones, no será la última prórroga que solicita a la Cámara baja.

Chile
El Salto estrena el documental ‘Rescatistas de la dignidad’, rodado por Javier Corcuera en las protestas en Chile

El Salto estrena Rescatistas de la dignidad, un documental dirigido por Javier Corcuera y rodado en las calles de Santiago de Chile acompañando las protestas de los últimos meses, con especial atención a las llamadas brigadas de primeros auxilios, que asisten a los manifestantes heridos y representan una suerte de fuerza de los cuidados del conjunto de la sociedad chilena.

Coronavirus
La UE observa impotente el giro autoritario en los países del Este

El primer ministro húngaro, Víktor Orban, se ha otorgado poderes casi absolutos para combatir la emergencia sanitaria continuando con su tendencia autoritaria, sin que Bruselas ni el Partido Popular Europeo, del que forma parte, tomen medidas. El apoyo del PP español ha resultado clave para que el coronagolpe de Orban no tenga consecuencias.

Comunidad El Salto
Carta a nuestras lectoras
Cada día nos leéis más gente y eso es muy importante para nosotras pero, ahora más que nunca, necesitamos que des el salto.
Coronavirus
Una red de cuidados antirracista vuelve a ser multada por repartir alimentos a migrantes en Barcelona

La Guardia Urbana del Ayuntamiento de Barcelona multa de nuevo a la Red de Cuidados Antirracistas. El grupo estaba concluyendo una de las rutas por las que distribuyen alimentos a un centenar de personas migrantes.

Coronavirus
Póliz (CGT): “Tememos que los nuevos Pactos de la Moncloa sirvan para eliminar derechos laborales y sociales”

El secretario general de la Confederación General del Trabajo denuncia que las medidas tomadas hasta ahora repercuten en el bolsillo de la clase trabajadora y reclama una renta básica como solución inmediata a la crisis abierta por el coronavirus.

Coronavirus
Colectivos sociales denuncian la falta de intérpretes en el sistema sanitario

Organizaciones sociales denuncian que la inexistencia de un servicio eficaz de intérpretes en el ámbito sanitario pone en riesgo la vida de personas migrantes ante la imposibilidad de comunicarse con la asistencia telefónica dispuesta para consultas sobre el coronavirus.

Coronavirus
Muchos clientes, poca empatía

Las empleadas de los supermercados denuncian la falta de compromiso en los consumidores ante los protocolos contra el covid-19.

Coronavirus
Rafael Correa: “Pagar ahora las deudas externas significa perder vidas”

Líderes políticos de Latinoamérica como Dilma Rousseff, Jorge Taiana, Gustavo Petro, Camila Vallejo, Maximiliano Reyes, Álvaro García Linera y Rafael Correa exigen la condonación y reestructuración de las deudas externas para luchar contra el Covid-19

Últimas

Coronavirus
Crónica de un confinamiento valenciano

Solo al principio se nos permitió reflexionar, hasta cierto punto, sobre la gravedad del asunto. La segunda fase fueron los reproches, las maldiciones y las culpas individuales e individualizadas. Después las calles se vaciaron y la enfermedad se extendió, y con ello el sentimiento generalizado de que, aunque podríamos estar peor, estamos mal.

Feminismos
Crack Up! Feminismo, pandemia y después
Pensamos, desde una perspectiva feminista, las posibles salidas a la crisis actual en relación a la deuda, la vivienda y los modos de producción
Literatura
Un paseo con Las Sin Sombrero por Madrid

Domingo, un grupo de mujeres recorre las calles de Madrid siguiendo el rastro de aquellas que cambiaron la historia.

Coronavirus
Balcones y rosas

Estamos dotando de un nuevo significado a ciertos trabajos, o mejor dicho, rescatando un antiguo significado para ellos que nunca debimos dejar que desaparecieran.

Coronavirus
“Nos han robado la oportunidad de vivir juntos el nacimiento de nuestro hijo”
Las matronas y madres ganan su particular batalla y logran tumbar una directriz de la Generalitat Valenciana que prohibía el acompañamiento durante el parto. Aunque llega tarde, el nuevo protocolo sirve de aviso para hospitales y otras comunidades autónomas: quienes vulneren los derechos de las embarazadas tendrán a las matronas enfrente.