Agricultura
Revuelta citrícola

El sector se enfrenta a la peor crisis de las últimas décadas con el foco puesto en la exportación de cítricos de Sudáfrica. 

Naranjos
Els camps valencians ofereixen una estampa on moltes taronges no han sigut collides o s'han tirat. Loic Verstrepen

publicado
2019-04-29 07:30

La naranja dulce, producto de nobles y reyes durante siglos, llegó a tierras valencianas alrededor del siglo XV. La cuna de la explotación citrícola valenciana se remonta al siglo XVIII, al pueblo de Carcaixent, en la Ribera Alta. Fue el sacerdote Vicente Monzó Vidal quien plantó el primer campo en la Ribera el año 1781, en la Bassa del Rei. Más de doscientos años después, y con casi millones de toneladas anuales, el País Valencià produce el 70% de esta fruta en España, siendo el mayor exportador de naranjas del mundo según datos de la Food Agriculture Organization (FAO). No obstante, los citricultores ven peligrar sus cultivos de tradición centenaria. 

A pesar de los malos resultados de otros años, la de esta temporada podría ser la mayor crisis de la historia reciente de la citricultura valenciana. La Unió de Llauradors —Labradores— y la Associació Valenciana d’Agricultors (AVA-ASAJA) ha estimado las pérdidas del sector entre los 163 y los 240 millones de euros. Los precios han caído un 25%. Entre un 30% y un 40% de la producción de naranjas y mandarinas no ha sido comercializada. Muchos de los frutos todavía descansan en el árbol o, incluso, han sido recogidos y abocados al abono. El País Valencià, con más de 160.000 hectáreas de campos abandonados, encabeza el ránking de abandono de tierras en España. 

"La entrada de cítricos de Sudáfrica ha sido el detonante de una mega-crisis que ya se venía arrastrando desde hace años", explica Alberto Roig, secretario general de la Unió de Llauradors de Gandia, en la Convención Citrícola celebrada a la Universitat Politècnica de València el pasado 1 de marzo. Según un estudio elaborado por la misma Unión de Llauradors, un 65% de las pérdidas económicas de esta temporada estarían motivadas por la importación de cítricos de terceros países, principalmente Sudáfrica y Egipto. Según Roig, desde el mes de septiembre el mercado está "invadido de cítricos forasteros". 

Las tarifas para la exportación de naranjas de Sudáfrica en la UE descenderán gradualmente hasta arribar a cero en 2016

En medio de la crisis citrícola, la Unió de Llauradors, la mayor parte de los partidos políticos y otras asociaciones de agricultores han decidido poner el foco de las reivindicaciones en el aumento de las importaciones de cítricos de Sudáfrica a Europa. El diputado de Compromís Joan Baldoví hizo una afirmación parecida en noviembre en el Congreso de los Diputados, mientras hacía el gesto simbólico de sostener una fruta de origen sudafricano en la mano. "Millones de naranjas sudafricanes invaden los supermercados de toda Europa", declaró en una intervención en la que también pidió al Gobierno central que solicitara la cláusula de salvaguarda "para no hundir todavía más a los agricultores valencianos".

Para buscar al culpable, levantan la mirada hacia Bruselas. El año 2016 entró en vigor el Acuerdo Comercial entre la Unión Europea y Sudáfrica, el segundo mayor exportador de cítricos de ámbito mundial. En un apartado de entre las 2.500 páginas de extensión del documento se recoge que, del 16 de octubre al 30 de noviembre, las tarifas para la exportación de naranjas a la UE, situadas en un 11,6% el año 2018, descenderán gradualmente hasta llegar a cero en 2026. Del mismo modo, con la desaparición de las tarifas se impondrá un precio mínimo de entrada que se aplicaría a un arancel en caso de encontrarse por debajo. Como ha indicado el Comité de Gestión de Cítricos (CGC), antes de que existiera el acuerdo comercial, Sudáfrica ya disfrutaba de exportaciones libres de aranceles para el periodo de entre el 1 de junio y el 15 de octubre, unos datos que no representaban un verdadero peligro para las cosechas de la naranja valenciana.

La Comisión Europea resolvió que las importaciones de los países africanos no podían ser la causa de la bajada de los precios

El Acuerdo Comercial fue muy criticado por el sector citrícola después de ser aprobado: en su momento, la Unió de Llauradors publicó los nombres de los eurodiputados "traidores" que lo votaron. De los eurodiputados españoles, ocho populares votaron a favor, mientras que nueve socialistas se abstuvieron. En el último momento, Beatriz Becerra, de ALDE (Alianza de Liberales y Demócratas por Europa) y Pilar Ayuso, del PP, rectificaron su voto y dejaron de apoyar el acuerdo. 

Info citricola

En el caso de las mandarinas, previamente a la entrada en vigor del acuerdo, el país africano podía exportar a la Unión Europea durante todo el año sin ningún tipo de barrera arancelaria. "Cada vez el frío llega más tarde y las variedades más tempranas de naranjas no cogen color. Por tanto, se solapan con las últimas importaciones de Sudáfrica", explica Ángel del Pino, director de Producción y Desarrollo de la cooperativa Anecoop. Además, dada la gran diversidad de variedades de naranja en los cultivos valencianos y las diferencias entre las fechas de maduración, muchos supermercados y grandes superficies optan por comprar cítricos de terceros países hasta bien entrado el mes de noviembre. "Ofrecen más seguridad. Desde Sudáfrica, las naranjas llegan lustrosas y con un estado muy uniforme, ya que sólo plantan una variedad, pero las valencianas presentan formas y estados muy diversos", destaca del Pino.

EL DOBLE CORTE DEL LIBRE MERCADO

En diciembre, la consellera de Agricultura y Medio Ambiente, Elena Cebrián —designada por Compromís— motivada por las protestas de los labradores y las presiones de otros grupos políticos como el Partido Popular, Ciudadanos, Podemos o Esquerra Unida, pidieron al ministro de Agricultura, Luis Planas, activar la llamada cláusula de salvaguarda. Esta cláusula —recogida en el artículo 34 del Acuerdo de Asociación Económica de la Unión Europea con la Comunidad de Estados de África del Sur— está prevista para los casos en los que las importaciones de terceros países producen un impacto negativo en un determinado sector europeo. Si así fuera autorizado por parte de la Comisión Europea, se podrían llegar a paralizar las importaciones o volver a las tarifas previas al acuerdo. Del mismo modo, se trataría de una medida temporal y paliativa que no ofrecería una salida real a la crisis del sector y que no se podría aplicar en el caso de la mandarina, ya que no tiene la cláusula de salvaguarda debido a la inexistencia de barreras arancelarias.

Desde el PSPV-PSOE se saca peso a las exportaciones sudafricanas en el contexto de la crisis citrícola. El secretario autonómico de Agricultura y Medio Ambiente, Francisco Rodríguez Mulero, afirma en declaraciones a El Salto País Valencià que la competencia de terceros países es cada vez mayor y hay que tenerla en cuenta, pero que no es la única variable. "Hay problemas estructurales, de concentración de la oferta, de organización... No es cuestión de exagerar, hay que atender a todos los problemas", insiste.

En el Congreso de Diputados, la ministra de Economía, Nadia Calviño, no consideró necesario pedir a la Unión Europea la aplicación de la cláusula de salvaguarda para los cítricos. "La Comisión Europea sólo puede comenzar una investigación y considerar si la fruta sudafricana está siendo importada en cantidades mayores y bajo condiciones que amenacen de constituir un serio peligro para el sector", destacó. Además, los datos del Gobierno central no determinaron que el nivel de exportaciones fuera significativamente mayor que el de los últimos años para considerar la aplicación de la cláusula. 

La Ley de Estructuras Agrarias pretende favorecer la movilidad de la tierra y ofrecerá alternativas sostenibles para el suelo infrautilizado

"Una posición defensiva no es el mejor mecanismo. La cláusula de salvaguarda se deberá adoptar si hay una disfunción real en el mercado", declaró el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en el Congreso Citrícola del pasado 1 de marzo. El presidente puso en valor las oportunidades de competir en terceros países. Desde la entrada en vigor del tratado de libre comercio Acuerdo Económico y Comercial Global entre la Unión Europea y Canadá (CETA), se han duplicado las exportaciones de cítricos durante la temporada pasada. "En Canadá estamos creciendo al 90% en un año y hemos estado en Japón, donde hay una gran oportunidad. Por eso tiene que haber una alianza en un sector potente y bien organizado. Que no se pierdan ayudas europeas por falta de organización", declaró Puig. 

Por su parte, la Comisión Europea resolvió a finales de enero que las importaciones de los países africanos no podían ser la causa de la dramática bajada de los precios de los cítricos valencianos. Joao Onofre, responsable del sector hortofrutícola en el Departamento de Agricultura de la Comisión, destacó que las fuertes precipitaciones durante los meses de octubre y noviembre, las altas temperaturas del otoño y los elevados niveles de producción —casi un 11%más que la temporada anterior— motivaron la crisis. 

Además, según la Comisión, desde la entrada en vigor del acuerdo, Sudáfrica tan solo ha aumentado las exportaciones de cítricos en la Unión Europea en un 5%. Del mismo modo, algunos eurodiputados como la española Clara Aguilera —Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas— o el francés Jacques Colombier —Agrupación Nacional, Frente Nacional en Francia— culparon los tratados comerciales de la Unión Europea con terceros países de la crisis en el sector agrícola. El eurodiputado galo afirmó que la agricultura es la moneda de cambio de Europa a la hora de negociar con terceros países, una opinión compartida por el secretario general de AVA-ASAJA, Juan Salvador Torres. Con todo, la eurodiputada del grupo de los Socialistas y Demócratas Inmaculada Rodríguez-Piñero, declaró a El Salto País Valencià que si se quiere favorecer el desarrollo de países como Sudáfrica, sin industria o servicios, sólo se puede comerciar con lo que tienen: su sector primario. "Las relaciones de la UE con estos países potencian su economía y son una forma de paliar los movimientos migratorios", explicó la socialista. 

En su intervención, Joao Onofre también destacó el bajo nivel de organización del sector citrícola valenciano. Según datos de la Conselleria de Agricultura, existen 110.000 titulares de cítricos —aunque menos de 3.000 se dedican profesionalmente— y 2.180 cooperativas agrícolas en el País Valencià. "Vamos 200 agrupaciones a vender el producto a los mismos clientes y nosotros somos los que finalmente ponemos el precio", explica el secretario autonómico Francisco Rodríguez Mulero.

Además, los cítricos, producto emblemático del sector primario clave valenciano, durante una década han formado parte de una interprofesionalidad citrícola española inactiva, Intercitrus, que dejó de funcionar por desavenencias entre los mismos asociados y por falta de ingresos. "Unos apostaban por el modelo de agricultor libre, que puede vender sin barreras, y otra línea era partidaria de agruparse más", explica Ángel del Pino. Ante la crítica situación a la que se enfrentan los productores de cítricos esta temporada, Intercitrus se reactivó en diciembre, una medida muy loada por los profesionales agrarias y el Gobierno valenciano.

Como primeros pasos —y más allá de la problemática de las exportaciones de terceros países—, Intercitrus reclama un plan de reestructuración de las variedades de naranjas con problemas comerciales, pedir el respeto de medidas fitosanitarias en las importaciones para evitar la propagación de enfermedades y plagas, la retirada de un volumen suficiente de cítricos mediante la transformación en zumo o distribución gratuita y la mejora de los mecanismos de gestión de la crisis de la PAC, Política Agraria Común de la Unión Europea.

UN PUNTO DE INFLEXIÓN

La crisis y las movilizaciones organizadas por el sector citrícola desde el mes de noviembre son percibidas por los labradores y las instituciones como una gran oportunidad para la transformación del campo valenciano y su vertiente citrícola. "O reaccionamos, o morimos", sentenció el secretario autonómico de agricultura, Francisco Rodríguez Mulero, que ha insistido en el hecho de que el sector primario valenciano "está desestructurado" y que para competir con los grandes mercados mundiales se ha de iniciar una reforma de las estructuras agrarias. "Buscamos a los culpables en Bruselas, Egipto, Sudáfrica, en el Ministerio en la Conselleria. Pero la verdad es que todos tenemos la culpa", declaró. Para combatir algunos de los problemas más urgentes del campo valenciano como el envejecimiento de los agricultores, el minifundismo, la marcada presencia de una agricultura "a tiempo parcial" o la escasa movilidad del mercado de tierras, este febrero se aprobó la Ley de Estructuras Agrarias con el consenso de todos los partidos políticos de Las Cortes Valencianas y la aprobación del sector agrario.

La nueva ley pretende favorece la movilidad de la tierra y ofrecerá alternativas sostenibles para el suelo infrautilizado. Así, se impulsará la creación de una oficina gestora de tierras y de una red de tierras que aspira a poner en contacto la oferta y la demanda de parcelas. Para solventar el problema de las variedades obsoletas o de comercialización compleja, se elaborarán mapas agronómicos y de variedades con información y planificación. También incluye iniciativas novedosas para la agricultura valenciana como los parques agrarios, que tienen la intención de acercar los núcleos urbanos para dinamizar la actividad agraria y que se pusieran en disposición de los ayuntamientos. Por otro lado, se explorará la Iniciativa de Gestión Común como solución al minifundismo, de manera que se gestionen bajo el mismo plan de negocio y con las mismas prácticas cultivos de mayor extensión, formados por parcelas de menor tamaño. Desde Anecoop, Ángel del Pino remarca que un 37% de las explotaciones agrarias del País Valencià tienen una extensión inferior a 0,5 hectáreas.

Del mismo modo, la legislación española y europea de cadena alimentaria han sido fuertemente criticadas por el sector. Juan Manuel, secretario general de AVA-ASAJA, declaró durante la Convención Citrícola del PSPV que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia había prohibido la instauración de un precio mínimo en los productos agrícolas para evitar las ventas por debajo del precio de producción. En la convención, los representantes del sector citrícola alabaron la Ley de Alimentación francesa, recientemente aprobada, que prevé que los precios se calculen según los costos de producción del labrador para evitar las pérdidas. Una medida que parece inalcanzable para la agricultura valenciana. 

Incumplimiento de las medidas fitosanitarias
Una de las mayores reivindicaciones del sector citrícola valenciano es el incumplimiento de las medidas fitosanitarias establecidas por la UE por parte de los terceros países que importan cítricos a Europa. El 50% de la importación de cítricos desde Sudáfrica desde la última temporada entraron por el puerto de Rotterdam, sitio por el que se introdujo en Europa la Xylella fastidiosa, que arrasó buena parte de los cultivos de olivos del sur de Italia. Desde 2014, los barcos sudafricanos evitan la entrada de su producto por puertos españoles y el sector critica la laxitud de las medidas de control de los holandeses. Los Países Bajos, junto al Reino Unido, debido a su pasado colonial, son los principales importadores de cítricos sudafricanos en Europa. El propio gobierno holandés está propiciando el desarrollo de la agricultura de invernadero en Sudáfrica, propiciando ayuda técnica y estableciendo centros de horticultura como el de Ciudad del Cabo. Las importaciones con Sudáfrica se detuvieron temporalmente los años 2014, 2015 y 2017 por la detección de casos de black spot, un hongo que no tiene curación absoluta y puede llegar a dejar inservible un cultivo entero. Del mismo modo, la eurodiputada Inmaculada Rodríguez-Piñero anunció a principios de marzo que la UE homogeneizará los controles y las inspecciones en los puertos europeos para garantizar que los productos importados se adecuen a los estándares de la UE. La medida, que para muchos agricultores llega tarde, se pondrá en funcionamiento en el mes de diciembre. 

Relacionadas

Consumo
Ecologismo de ciudad
¿Estamos dispuestos a pagar más por nuestra comida? Las opciones de consumo que elegimos ¿son comprensibles más allá de los límites de la ciudad?
Amazonía
Vázquez Pumariño: “Somos nosotros quienes estamos impulsando la quema de la Amazonía”

La soja de la Amazonía alimenta el ganado de las macrogranjas en España, cada vez más numerosas y con más exportaciones a Asia. El consultor ambiental Vázquez Pumariño tiene clara la responsabilidad de Europa y Estados Unidos en los incendios de la Amazonía.

Junta de Extremadura
Fruta podrida
Atanasio Naranjo es el presidente de Afruex (la patronal de la fruta). La cabeza visible de un emporio económico, Tany Nature, levantado sobre la explotación de los trabajadores, la ruina de miles de pequeños campesinos y el trato de favor constante de la Junta.
1 Comentario
#33602 15:42 29/4/2019

detars d todo estan ls lobys ultra d holanda
ls holandeses son q uienes controlan esas naranja d Safrica

Responder
0
0

Destacadas

Crisis climática
España ya está oficialmente en “estado de emergencia climática”

El Congreso aprueba la declaración de estado de emergencia climática. El movimiento por el clima, que venía reclamando la medida, se muestra escéptico y reclama que la iniciativa no se quede en una mera declaración institucional, sino que suponga un giro drástico en las política energética, industrial y de transporte para una disminución real y radical de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Elecciones generales del 28 de abril
Iglesias rechaza darle la investidura gratis a Pedro Sánchez

El rey considera buena opción esperar hasta proponer un candidato a la investidura y Albert Rivera rechaza el compromiso por escrito de Pedro Sánchez para abstenerse.

Opinión
Las victorias de Ascensión Mendieta
El presidente de la Comuna de Presos del franquismo recuerda cómo conoció a Ascensión Mendieta: en un avión a Argentina, donde iban a reclamar justicia.
Venezuela
Estados Unidos saca del juego a Europa en Venezuela

¿Obedeció el levantamiento de Guaidó a un plan estratégico a largo plazo para tomar las reservas de petróleo o fue una imprudencia nacida del deseo ideológico de los halcones?

Urbanismo
Libertad con minúscula

Cuando tienes un hijo, la ciudad te da la espalda, te mira con recochineo antes de enseñarte el culo y reírse de ti.

Últimas

Opinión
UDC. Destrozo. ¿Abolicionismo?

Desde una defensa firme de la libertad de cátedra y de la autonomía universitaria, el autor señala algunos intereses que se pueden ocultar detrás de la campaña por la supresión de las Jornadas sobre trabajo sexual que se iban a celebrar en la Universidade da Coruña (UDC).

Presos vascos
Entre uno y tres años y medio de cárcel por apoyar a presos vascos

Fiscalía, AVT y las defensas de las 47 personas acusadas en el sumario 11/13, por dar apoyo a presos de ETA, acuerdan penas de prisión de entre uno y tres años y medio de cárcel.